El Tribuno de Tucumán

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Redacción de El Tribuno de Tucumán en San Miguel de Tucumán.
Planta impresora de El Tribuno de Tucumán en Tafí Viejo

El Tribuno de Tucumán es una empresa que nació como un diario matutino que se editado en la ciudad de San Miguel de Tucumán, Argentina. Su primer número apareció el día martes 18 de octubre de 2005 y formaba parte de un grupo de diarios denominado Multimedios Norte Asociados constituido por el Nuevo Diario de Santiago del Estero, El Tribuno de Salta (la empresa que dio origen al grupo), El Tribuno de Jujuy. y Nueva Rioja de La Rioja. En 1988 estalló un escándalo al conocerse de una denuncia sobre favoritismo, con dinero público, a la empresa Horizontes S.A., editora de El Tribuno. El Tribuno respondió lanzando una campaña de desprestigio contra el denunciante.[1] En 2000, al estallar un escándalo por sobornos durante el gobierno del radical Fernando de la Rúa en el Senado de la Nación, el diario tituló el tema como "supuestas coimas", pues uno de los implicados era un ex funcionario de la administración Roberto Romero, dueño del diario (1983-1987).[2]

Su redacción y oficinas comerciales se encuentran ubicadas en el centro de la capital tucumana y su planta impresora sobre la ruta nacional N° 9 en el departamento Tafí Viejo.

En el año 2006 fue vendido al Grupo Ámbito, propietario de Ámbito Financiero y otras empresas periodísticas, que se caracterizan por no respetar sus obligaciones laborales.

En la actualidad solo existe la edición digital realizada por un pequeño grupo de trabajadores extremadamente precarizados y en condiciones de contratación irregular. Su director Daniel Machado es un empresario Rosarino que creció exponencialmente durante la ultima década, gracias al dinero que obtenía de supuestas campañas de comunicación a funcionarios y gobierno de turno. Daniel Machado es el director y la cara visible de un clan que se dedica a estafar al estado, a trabajadores y a prácticamente todas las personas que pactaron algo con ellos. Mintiendo sobre la cantidad de ejemplares impresos, y evitando compromisos de pago de alquileres de sus instalaciones, y deudas de cualquier tipo. Por alguna razón continúa aprovechándose de la necesidad de los empleados que aún confían que algún día se componga esta situación. Justamente es la causa por la que reciben constantemente dinero de parte de instituciones y funcionarios, para ayudar a solventar los pagos a sus trabajadores que en la realidad solo reciben algunas pocas migajas, que apenas llegan a un pequeño porcentaje de un sueldo de convenio, en muchos casos en negro.

Con numerosas denuncias, que jamas llegan a nada, ya que aprovechan sus influencias políticas y datos falsos, aun continúan con sus maniobras, como por ejemplo la impresión de una cantidad de ejemplares suficiente como para mostrar a los patrocinadores el producto de su inversión. Pero la realidad es que la tirada solo llega a muy pocas unidades. Estafadores e inescrupulosos disfrazados de empresarios periodísticos que increíblemente continúan con su ardid delictivo, repitiendo descaradamente el modus operandi en varias de sus empresas, de manera impune.

Características[editar]

El diario se imprime en formato tabloide y cuenta con las siguientes secciones fijas de publicación diaria:

  • Primera sección: Nacionales, Política, Tucumán, A fondo, Policiales y Opinión.
  • Sección Espectáculos y Clasificados
  • Sección Deportes

Además se editan los siguientes suplementos

  • Campo (Sábados)
  • Nexo (Revista Dominical)

Referencias[editar]