El beso (Rodin)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «El Beso (Auguste Rodin)»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Dibujo de la escultura El Beso.
Tercera copia, en el museo Ny Carlsberg Glyptotek.
La eterna primavera, 1888, es una de las escenas de El beso ideadas por Rodin.

El beso es una escultura del artista francés Auguste Rodin (1840-1917).

Características[editar]

El beso de Auguste Rodin representa a Paolo y Francesca da Rimini, personajes históricos que vivieron durante el Medioevo. La tragedia que les tocó vivir está narrada por Dante Alighieri en la Divina Comedia. Cuñados en vida, los dos fueron asesinados por Gianciotto Malatesta (esposo de Francesca y hermano de Paolo), quien los descubrió en un beso adultero. Rodin decidió representarlos en el momento en que, leyendo las aventuras de Lanzarote del Lago, se enamoraron y se besaron. A nivel plástico, la fuerza de la escultura reside en su lenguaje universal. Los dos amantes, representados sin los atributos habituales, aparecen desnudos en el instante que precede aquel beso que los llevó a ser condenados en el círculo de los lujuriosos.

Historia[editar]

La pareja abrazada de El Beso apareció originalmente en la parte inferior de la Tercera maqueta de La puerta del Infierno, (o, en francés, La Porte de l'Enfer) del escultor francés Auguste Rodin. Aunque la pareja fue más tarde quitada del portal, la obra se convirtió en un icono y fue reproducida en varios tamaños y materiales.

El primer documento que atestigua los primeros estudios es un dibujo en grafito y gouache sobre papel hoy en el acervo del museo Rodin de París.[1] En éste destaca la posición erigida de Paolo mientras que Francesca se inclina hacia él.

El tamaño original de la escultura es de 86 cm y fue modelado por Rodin hacia 1881. Éste fue exhibido por primera vez en 1887 en Bruselas con el título Francesca da Rimini. Cuando los críticos de arte vieron la escultura sugirieron el título menos específico de El Beso (Le Baiser). Tal elección probablemente se debió al lenguaje universal de la obra. A diferencia de los homenajes pictóricos y escultóricos que abundaron durante el romanticismo, Rodin decidió representarlos desnudos y privados de los elementos más representativos.

Gracias a la buena recepción de la obra, Rodin mandó a realizar varios ejemplares en bronce. Las esculturas realizadas en serie se conocen bajo el nombre de original múltiple. En 1888 el Estado francés encargó una versión agrandada (183 cm) en mármol, Rodin tardó diez años en considerarla acabada. En 1898 presentó la versión monumental en mármol en ocasión del Salón de la Sociedad Nacional de Bellas Artes(SNBA, Société nationale des beaux-arts).

48 El-beso-1

Debido al gran éxito de que gozó la obra, la casa fundidora Barbedienne compró a Rodin los derechos de reproducir la obra en varios tamaños. Estos hoy se encuentran en los más destacados museos del mundo.

En 1900, Rodin hizo una copia por encargo de Edward Perry Warren, un excéntrico coleccionista americano que vivía en Sussex, Inglaterra, con su amante John Marshall y con su colección de antigüedades griegas. Tras ver El Beso en el salón de París, el pintor William Rothenstein la recomendó a Warren como una posible compra, pero El Beso había sido encargada por el Estado francés y no estaba disponible. En su lugar, Rodin ofreció hacer una copia y Warren ofreció la mitad del precio por ella (10.000 francos, en lugar de 20.000), pero Rodin no redujo el precio. El contrato para el encargo incluye que "los genitales del hombre deben ser completos". Una carta anterior explicaba que "siendo un pagano y amante de las antigüedades", Warren esperaba que los genitales del hombre fuesen esculpidos distintivamente como en las esculturas de la Grecia clásica, en lugar de modestamente ocultos.

Cuando la escultura llegó a Sussex en 1904, Warren la colocó en los establos donde permaneció durante una década. No se sabe si esta decisión fue tomada por el gran tamaño de la escultura o porque no llegó a cumplir las expectativas de Warren. En 1914, fue prestada al ayuntamiento de Lewes, Sussex, pero el tema erótico de la escultura fue considerado ofensivo y cuando llegaron tropas a alojarse en el ayuntamiento antes de la guerra, se consideró que pudiese afectarles en algún modo, por lo que fue cubierta con una lona alquitranada. Tres años más tarde, en 1917, El Beso regresó a los establos donde había estado y, tras la muerte de Warren en 1928, fue subastada sin alcanzar el precio que se pedía por ella. Finalmente fue ofrecida a cualquier galería que pagara los gastos de transporte y, durante algunos años, permaneció en la galería de arte de Cheltenham, hasta que en 1953, la galería Tate lanzó una campaña pública para la compra de la escultura para la nación inglesa.

En total, Rodin produjo tres esculturas de mármol de gran tamaño de El Beso. La primera, encargada por el gobierno francés se encuentra ahora en el Museo Rodin de París. La segunda, encargada por Edward Perry Warren se encuentra en la colección de la galería Tate en Londres. Una tercera copia fue comisionada por el coleccionista danés Carl Jacobsen, y se encuentra en Ny Carlsberg Glyptotek de Copenhague. Una cuarta, menor versión fue realizada tras la muerte de Rodin por el escultor Henri Greber para el Museo Rodin de Filadelfia.

Detalle de escultura "El beso".

Elaborada entre 1886 y 1890, la escultura corresponde al momento en que Rodin trabaja junto con Camille Claudel.


Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

  • El Beso, Musée Rodin, Paris (english, français)

Referencias[editar]

  1. Génesis de El beso,en La puerta del Infierno, p. 359