Efecto auditivo por microondas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El efecto auditivo por microondas, también conocido como efecto de audición de microondas o efecto Frey, consta de clics inducidos por frecuencias de microondas pulsadas/moduladas. Los clics se generan directamente dentro de la cabeza humana sin necesidad de ningún dispositivo electrónico receptor. El efecto fue reportado primero por las personas que trabajan en las proximidades de transpondedores de radar durante la II Guerra Mundial. Estos sonidos inducidos no son audibles para otras personas cercanas. Más tarde se descubrió el efecto auditivo de microondas a ser inducibles con porciones de menor longitud de onda del espectro electromagnético. Durante la guerra fría, el neurocientífico americano Allan H. Frey estudió este fenómeno y fue el primero en publicar[1] información sobre la naturaleza de los efectos auditivos por microondas.

Dr. Don R. Justesen había publicado "Microondas y comportamiento" en The American Psychologist (volumen 30, marzo de 1975, número 3).

La investigación de la NASA al respecto, en la década de 1970[cita requerida] mostró que este efecto se produce como resultado de la expansión térmica de las partes del oído humano alrededor de la cóclea, incluso en la densidad de energía baja. Más tarde, se encontró que la señal modulada podía producir sonidos o palabras que parecían de origen intracranial. Esto fue estudiado para su posible uso en comunicaciones. Los Estados Unidos y la URSS estudiaron su uso en armas no letales.[cita requerida]

Los pulsos de microondas pueden ser escuchados por algunos trabajadores; el personal irradiado percibe sensaciones auditivas de clic o de zumbido. La causa se cree que es la expansión térmica de porciones del aparato auditivo.[2] La respuesta del sistema auditivo se produce al menos desde 200 MHz a por lo menos 3 GHz. En las pruebas, la frecuencia de repetición fue de 50 Hz, con anchura de pulso entre 10–70 microsegundos. El volumen percibido se encontró relacionado con la densidad de potencia de pico en lugar de la densidad de potencia media. En 1.245 GHz, la densidad de potencia de pico de percepción estuvo por debajo de 80 mW/cm2. El mecanismo generalmente aceptado es el calentamiento rápido (pero minúsculo, en el rango de 10−5°C) del cerebro por cada pulso y la onda de presión resultante viaja a través del cráneo a la cóclea.[3]

La existencia de armas no letales que aprovechan el efecto auditivo por microondas parece haber sido clasificada secreta NOFORN en los Estados Unidos desde (a más tardar) 1998, hasta la desclasificación del 6 de diciembre de 2006 de "Repetidores del seleccionado de no letales armas" en respuesta a una solicitud de FOIA. La aplicación de la tecnología de audiención de microondas podría facilitar la transmisión de una mensaje privado. Citando la fuente anterior, "La audiencia de microondas puede ser útil al proporcionar una condición perjudicial para la persona no consciente de la tecnología. No sólo podría ser perjudicial para el sentido del oído, podría ser psicológicamente devastador si uno de repente escucha "voces dentro de la cabeza".

La tecnología ganó aún más la atención del público cuando una compañía anunció a principios de 2008 que estuvieron cerca de fildear un dispositivo llamado MEDUSA (Mob Excess Deterrent Using Silent Audio) basado en tal principio.[4]

La electrorrecepción también se ha estudiado en el mundo animal. Ritz et al., en Biophysical Journal,[5] la hipótesis de que la transducción geomagnética del campo terrestre, es responsable de los sistemas de magnetorecepción de las aves. Específicamente, proponen que esta transducción pueda tomar lugar en una clase de fotorreceptores criptocromos.

Investigación primaria de la guerra fría en los Estados Unidos.[editar]

El primer estadounidense en publicar sobre el efecto de la audiencia de microondas fue Allan H. Frey, en 1961. En sus experimentos, se descubrió que los sujetos podían escuchar la radiación de microondas adecuadamente pulsada, a una distancia de 100 metros desde el transmisor. Esto fue acompañado por efectos secundarios como mareos, dolores de cabeza, y una sensación de hormigueo.

Sharp y Grove desarrollaron tecnologías de transmisión no receptiva inalámbrica de voz, de la Advanced Research Projects Agency en el Instituto de investigación Walter Reed del ejército americano, en 1973. En el mencionado diario del psicólogo, Dr. Don Justesen informa que Sharp y Grove eran capaces de oír fácilmente, identificar y distinguir los números monosílabos de los dígitos entre 1 y 10. Justesen escribe, "los sonidos oídos no fueron diferentes a los emitidos por personas con laringes artificiales. La comunicación de palabras y de frases más complejas no fue intentada porque las densidades promediadas de energía necesaria para transmitir los mensajes más largos se dirigiría al límite actual [todavía] de 10 mW/cm² de exposición segura." (D.R. Justesen. "Microwaves and Behavior", Am Psychologist, 392(Mar): 391–401, 1975.)

Aplicaciones pacíficas[editar]

Una patente de 1998 describe cierto dispositivo que puede ahuyentar a las aves de las turbinas de viento, aviones y otras instalaciones sensibles, a través de pulsos de energía de microondas. Usando frecuencias de 1 GHz a aproximadamente 40 GHz. El sistema de alerta genera pulsos de duración de milisegundos, que se presume puedan ser detectados por los sistemas auditivos de las aves. Se cree que esto puede causar que ellas esquiven el objeto protegido.[6]

Véase también[editar]

  • Biofotón
  • Interfaz cerebro computadora
  • Fenómenos visuales de rayos cósmicos
  • Electrorrecepción
  • Meteorito #Sound - ondas de radio se propuso como causa
  • El zumbido

Notas[editar]

  1. Allan H. Frey (1962). «Human auditory system response to modulated electromagnetic energy». Journal of Applied Physiology 17: 689–692. PMID 13895081. Consultado el 21 August 2011. 
  2. Levy, Barry S.; Wagner, Gregory R.; Rest, Kathleen M. (2005). Preventing occupational disease and injury. American Public Health Association. p. 428. ISBN 978-0-87553-043-7. 
  3. Kitchen, Ronald (2 de octubre de 2001). Radio frequency and microwave radiation safety handbook. Newnes. p. 60. ISBN 978-0-7506-4355-9. 
  4. Hambling, David (3 de julio de 2008). «Microwave ray gun controls crowds with noise». New Scientist. 
  5. Ritz, Thorsten; Salih Adem and Klaus Schulten (2000). «A model for photoreceptor-based magnetoreception in birds». Biophysical Journal 78 (2): 707–718. doi:10.1016/S0006-3495(00)76629-X. ISSN 0006-3495. PMC 1300674. PMID 10653784. 
  6. Kreithen ML. Patente USPTO nº 5774088: «Patent #5774088» “Method and system for warning birds of hazards” USPTO granted 30 June 1998.

Referencias[editar]

Plantilla:More footnotes

  • R.C. Jones, S.S. Stevens y M.H. Lurie. J. acústica. Y 12:281, 1940.
  • H. Burr y Mauro A.. MED y Yale J Biol. 21:455, 1949.
  • H. von Gierke. Control del ruido 2:37, 1956.
  • J. Zwislocki. Control de ruido de J. 4:42, 1958.
  • R. Morrow y J. Seipel. J. Washington Acad. SCI. 50:1, 1960.
  • A.H. Frey. Aero espacial Med. 32:1140, 1961.
  • P.C. Neider y W.D. Neff. 133 De ciencia: 1010,1961.
  • R. Niest, L. Pinneo, Baus R., J. Fleming y r. McAfee. Informe anual. Estados Unidos Roma aire desarrollo comando, TR-61-65, 1961.
  • A.H. Frey. "respuesta del sistema auditivo humano a la energía electromagnética modulada." J aplica Physiol 17 (4): 689–92, 1962.
  • A.H. Frey. "Comportamiento biofísica", Bull K.r. 63(5): 322–37, 1965.
  • F.A. Giori y A.R. Winterberger. "Remote fisiológica de monitoreo utilizando un interferómetro de microondas", Biomed Sci Instr 3: 291–307, 1967.
  • A.H. Frey y R. Messenger. "La percepción humana de iluminación con pulsos ultra alta frecuencia energía electromagnética", ciencia 181: 356–8, 1973.
  • R. Rodwell. "Ejército pruebas nueva riot arma", New Scientist, 20 de septiembre, p 684, 1973.
  • A.W. Guy, C.K. Chou, J.C. Lin y D. Christensen. "Microondas inducido efectos acústicos en mamíferos sistemas auditivos y materiales físicos", Anales de la New York Academy of Sciences, 247:194–218, 1975.
  • D.R. Umcl15. "Microondas y comportamiento", soy psicólogo, 392(Mar): 391–401, 1975.
  • S.M. Michaelson. "Sensación y percepción de la energía de microondas", en: S.M. Michaelson, M.W. Miller, R. Magin y E.L. Carstensen (eds.), aspectos fundamentales y aplicados de la radiación Nonionizing. Plenum Press, Nueva York, p 213-24, 1975.
  • E.S. Eichert y A.H. Frey. "Respuesta del sistema auditivo humano para bajar el pulso de densidad de energía modulada energía electromagnética: una búsqueda de mecanismos", la potencia del microondas J 11:141, 1976.
  • W. Bise. «Baja energía de radiofrecuencia y microondas efectos sobre comportamiento y electroencefalograma humano», apartado 5 10 Physiol Chem Phys: 387–98, 1978.
  • J.C. Lin microondas efectos auditivos y aplicaciones, Thomas, mal de Springfield, p 176, 1978.
  • Stocklin P.L. y B.F. Stocklin. "Posibles mecanismos de microondas del sistema nervioso mamíferos", T-I-T J vida Sci 9: 29–51, 1979.
  • H. suyo. "Los efectos biológicos de microondas y cuestiones conexas", Adv electrónica electrónica física 53: 85–152, 1980.
  • H. Lai. "Efectos neurológicos de la radiación electromagnética de radiofrecuencia" en: J.C. Lin (ed.), avances en campos electromagnéticos en sistemas de vida vol 1, pleno, NY y Londres, p 27-80, 1994.
  • R.C. Beason y P. Semm. "Respuestas de las neuronas a un estímulo de amplitud modulada de microondas", Neurosci Lett 333: 175–78, 2002.
  • J.A. viejo y C.K. Chou. "Respuestas auditivas a energía de radiofrecuencia pulsada," Bioelectromagnética Suppl 8: S162-73, 2003.

Enlaces externos[editar]

  • Guy, A.W., C.K. Chou, J.C. Lin y D. Christensen, 1975, microondas inducido efectos acústicos en mamíferos sistemas auditivos y materiales físicos, Anales de New York Academy of Sciences, 247:194–218
  • Microondas efectos auditivos y aplicaciones, James C. Lin; Editorial: Thomas; ISBN 0-398-03704-3
  • Malech, Robert G., "' Patente USPTO nº 3951134: «US3951134»: aparato y método para supervisar de forma remota y alterar las ondas cerebrales". 20 De abril de 1976.
  • Thijs VMJ. Aplicación #WO1992NL0000216 "auditivo basado en microondas" mundo intelectual propiedad organización presentó 1992-11-26, publicado 1993-06-10.
  • P Suppes, Lu Z y have B. "reconocimiento de ondas cerebrales de las palabras" Proc Natl Acad Sci 94:14965-69, 1997.
  • Suppes P, have B y Lu Z. "onda cerebral reconocimiento de sentencias" Proc Natl Acad Sci 95:15861-66, 1998.