Educación de adultos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Guerrilleros iletrados en la escuela, Guinea Portuguesa, 1974.

La educación de adultos es el tipo de educación orientada a desarrollar estrategias que faciliten el proceso de aprendizaje en los adultos, quienes completaron o abandonaron la educación formal. Aunque la educación de adultos se encuentra en espacios informales y no formales, Se fundamenta en un criterio aplicable a otros terrenos educativos: el de la formación permanente y continuada, a través de la cual cualquier persona se inserta en un proceso de aprendizaje y reciclaje de los conocimientos a lo largo de su vida. [1]

Se define como

“El conjunto de procesos de aprendizaje formal o no, gracias al cual las personas cuyo entorno social considera adultos desarrollan sus capacidades, enriquecen sus conocimientos y mejoran sus competencias técnicas o profesionales o las reorientan a fin de  atender sus propias necesidades y las de la sociedad. La educación de adultos comprende la educación formal y la educación continua, la educación no formal y toda la gama de oportunidades de educación informal y ocasional existentes en  una  sociedad  educativa  multicultural  en  la  que  se  reconocen los enfoques teóricos y los basados en la práctica. La educación de adultos se  concibe, en  términos generales y  dinámicos, en  el marco de  un aprendizaje a lo largo de la vida”.
Unesco. CONFITEA


A nivel internacional el fomento de la educación de adultos se promovió tras el fin de Segunda Guerra Mundial con el impulso dado por la Unesco y desde finales de la década de los años 1970 se incorporó a las premisas del Estado de Bienestar. Uno de sus objetivos, en general era ser un tipo de educación compensatoria, reingresar a los adultos al sistema educativo. Para la década de los setenta, da un giro, sobre todo en América Latina, al considerar la tendencia de la Educación popular, de la cual se esperaba ser una arma de lucha para los más desfavorecidos.

En el caso concreto de las Escuelas de Adultos institucionales, el objetivo principal es superar las desigualdades sociales y favorecer la inclusión integral de las personas sin títulos académicos o sin formación en campos recientes (como la ofimática), por tal que estas carencias no impidan su desarrollo laboral y de relaciones sociales.

Ante la necesidad de la conformación de las sociedades del conocimiento, la educación de adultos aspira a ofrecer otro tipo de herramientas al adulto para toda su vida; lo cual conlleva a no limitar la educación de adultos a un tipo de educación en especial. Ante esta exigencia se requiere de un cambio de aprendizaje tanto en la enseñanza como en el aprendizaje del adulto. Los ambientes de aprendizaje, por ejemplo, deben ser más atractivos.

"Así, el aprendizaje y la educación de adultos se sitúan en el centro de un cambio necesario de paradigma hacia el aprendizaje a lo largo de toda la vida para todos como marco coherente y significativo para la provisión y práctica de la educación y la formación." [2]

El sistema educativo y la educación a lo largo de la vida[editar]

Atención a las personas mayores en un servicio de Intress

Al hablar de educación es común referirse o pensar automáticamente en la educación formal, aquella que transcurre desde los primeros años de vida y va como un proceso constructivo y a la vez secuencial, en el que se tiene control gracias a una gestión educativa basada en un sistema con décadas de experiencia; en contraparte, a pesar de saber la importancia de la educación en los adultos y a lo largo de la vida, es poco el tiempo de experiencia que se tiene con la educación en esta población, raramente se sigue con tanta vehemencia el cumplimiento de estos objetivos que seguramente mejorarían tanto la vida individual como colectiva de las personas.

Debido a todo ello, el sistema educativo se encuentra obligado y más aún preocupado por encontrar las mejores prácticas que permitan una educación permanente eficaz. Para lograrlo, la educación deberá poner en uso las herramientas más significativas y de utilidad que la sociedad en red ofrece para poder cubrir todas las exigencias que la sociedad requiere de la educación.

El aprendizaje en el adulto[editar]

El aprendizaje es un proceso continuo que requiere de técnicas y herramientas para facilitar el acercamiento a nuevos conocimientos. La Educación de Adultos tiene en la Andragogía una herramienta para facilitar su proceso de aprendizaje. Este término inicialmente fue acuñado por el docente alemán Alexander Kapp y luego por Malcom Knowels (1913-1997), quien introdujo la teoría de la Andragogía como arte de ayudar a los adultos a aprender. Refiere 5 preceptos básicos en la Andragogía: autoconcepto, experiencia del aprendiz adulto, disposición para aprender, orientación al aprendizaje y motivación para aprender, a partir de los cuales construye una metodología para el abordaje del aprendizaje de los adultos.

Esta educación permanente concibe al adulto como un individuo capaz de aprender, pero es necesario tomar en cuenta algunos aspectos característicos de la educación a lo largo de la vida, como son: pensar al adulto como capaz de gestionar su propio aprendizaje, desarrollar un aprendizaje vivencial, activo, participativo y práctico.

Asimismo, como parte de la educación a lo largo de la vida, se busca que pueda favorecer el acceso a la educación de calidad por parte de toda la población, acercando principalmente a aquellas que se encuentran en situaciones vulnerables fungiendo un papel de nivelación cultural y educativa que promueva el derecho a la educación. [3]

Los retos de la educación de los adultos[editar]

La educación de adultos constituye uno de los grandes retos de los países del orbe para propiciar la inclusión, la equidad y la justicia mediante la posibilidad de acceso a la educación de las personas que por diversas razones no han podido obtener herramientas para incorporarse al mercado de trabajo o adquirir nuevos conocimientos para facilitar su interacción en un mundo que avanza a pasos agigantados en el uso de la tecnología en los diversos campos y aspectos que conforman la dinámica de la vida en sociedad. La UNESCO, en el año 2009 presentó el Primer Informe Mundial sobre Aprendizaje y la Educación de Adultos basado en 154 informes nacionales consignados por los países miembros. Se demuestra la poca inversión que se realiza en materia de educación de adultos, lo cual interfiere con políticas inclusivas de aprendizaje para todos. Desde 2009 hasta 2019 se han realizado cuatro Informes donde se encuentran los lineamientos que deben seguir los países para construir una ruta posible de inclusión en la educación de adultos. [4]

El acceso a la educación a lo largo de la vida todavía es selecto y complejo, empero se está procurando un gran esfuerzo para que sea un modelo inclusivo que sea participe del cumplimiento de las necesidades del ser humano. Entonces, uno de los objetivos de esta educación permanente es apoyar, guiar y acompañar al hombre efectivamente durante todas las etapas de su vida.

Como reto fundamental, el sistema educativo deberá asegurar con claridad y transparencia el acceso de los adultos, principalmente considerando lo así por ser un derecho en sí mismo, así como medio de participación en distintas esferas sociales como la política, la cultura, entre otras. Las oportunidades de continuar aprendiendo no deben limitarse a un espacio-tiempo, sino al contrario permitir al individuo su desarrollo para alcanzar su potencial personal.

Otro reto de igual importancia considera desarrollar el proceso educativo del adulto aprendiz mediante actividades que conlleven la adquisición de conocimientos, mientras que por la otra se realice el diseño de objetivos y metas adecuadas a los intereses personales de individuo, de allí la importancia de conocer adecuadamente a los usuarios o estudiantes, para poder plantear exitosamente situaciones y ambientes de aprendizaje que enriquezcan la experiencia humana.

Educación de adultos en Argentina[editar]

La Ley de Educación Nacional N° 26206, fue sancionada el 14 de diciembre del 2006 y tiene por objeto regular el ejercicio del derecho de enseñar y aprender consagrado por el artículo 14 de la Constitución Nacional y los tratados internacionales incorporados a ella, conforme con las atribuciones conferidas al Honorable Congreso de la Nación en el artículo 75, incisos 17, 18 y 19, y de acuerdo con los principios que allí se establecen y los que en esta ley se determinan. [5]

Esta ley explica principios, derechos y garantías, fines y objetivos de la política educativa nacional, el sistema educativo nacional, en su capítulo IX educación para jóvenes y adultos, a partir del artículo n° 46 al 48:

ARTÍCULO 46.- La Educación Permanente de Jóvenes y Adultos es la modalidad educativa destinada a garantizar la alfabetización y el cumplimiento de la obligatoriedad escolar prevista por la presente ley, a quienes no la hayan completado en la edad establecida reglamentariamente, y a brindar posibilidades de educación a lo largo de toda la vida.

ARTÍCULO 47.- Los programas y acciones de educación para jóvenes y adultos del Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología y de las distintas jurisdicciones se articularán con acciones de otros Ministerios, particularmente los de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, de Desarrollo Social, de Justicia y Derechos Humanos y de Salud, y se vincularán con el mundo de la producción y el trabajo. A tal fin, en el marco del Consejo Federal de Educación se acordarán los mecanismos de participación de los sectores involucrados, a nivel nacional, regional y local. Asimismo, el Estado garantiza el acceso a la información y a la orientación sobre las ofertas de educación permanente y las posibilidades de acceso a las mismas.

ARTÍCULO 48.- La organización curricular e institucional de la Educación Permanente de Jóvenes y Adultos responderá a los siguientes objetivos y criterios: a) Brindar una formación básica que permita adquirir conocimientos y desarrollar las capacidades de expresión, comunicación, relación interpersonal y de construcción del conocimiento, atendiendo las particularidades socioculturales, laborales, contextuales y personales de la población destinataria. b) Desarrollar la capacidad de participación en la vida social, cultural, política y económica y hacer efectivo su derecho a la ciudadanía democrática. c) Mejorar su formación profesional y/o adquirir una preparación que facilite su inserción laboral. d) Incorporar en sus enfoques y contenidos básicos la equidad de género y la diversidad cultural. e) Promover la inclusión de los/as adultos/as mayores y de las personas con discapacidades, temporales o permanentes. f) Diseñar una estructura curricular modular basada en criterios de flexibilidad y apertura. g) Otorgar certificaciones parciales y acreditar los saberes adquiridos a través de la experiencia laboral. h) Implementar sistemas de créditos y equivalencias que permitan y acompañen la movilidad de los/as participantes. i) Desarrollar acciones educativas presenciales y/o a distancia, particularmente en zonas rurales o aisladas, asegurando la calidad y la igualdad de sus resultados. j) Promover la participación de los/as docentes y estudiantes en el desarrollo del proyecto educativo, así como la vinculación con la comunidad local y con los sectores laborales o sociales de pertenencia de los/as estudiantes. k) Promover el acceso al conocimiento y manejo de nuevas tecnologías.

Resolución del Consejo Federal de Educación N°118/10[editar]

Esta resolución explica como son los lineamientos curriculares para la educación permanente de jóvenes y adultos, en el se encuadran las líneas de acción para la Educación Permanente de Jóvenes y Adultos (EPJA) que se desarrollan en nuestro país en el marco de los acuerdos emanados del Consejo Federal de Educación, se han señalado los aspectos y características más relevantes que hacen a la especificidad de la modalidad. [6]

El docente y destacado referente del gremio Unter en Río Negro, Héctor Roncallo ha hecho varias aclaraciones y resúmenes de esta resolución. [7]

Educación de adultos en Río Negro[editar]

La Ley orgánica de educación de la provincia de Río Negro N° 4819, sancionada en el 2012, en su título 4, capítulo V explica como es la modalidad de educación para jóvenes y adultos: [8]

Artículo 65.- La Educación Permanente de Jóvenes y Adultos es la modalidad educativa destinada a todos aquellos jóvenes y adultos que han visto interrumpida o impedida su escolaridad en la edad teórica establecida por esta ley para la Educación Primaria y Secundaria común, y que por lo tanto han sido vulnerados en su derecho social a la educación.

Artículo 66.- La Modalidad de Educación Permanente de Jóvenes y Adultos garantiza el tramo del derecho a la educación denominado recurrencia o reingreso con el objeto de completar la educación obligatoria y promover la continuidad de los estudios como así también implementa propuestas de Educación No Formal que acompañan las oportunidades de aprender de las personas a lo largo de toda la vida y desarrolla programas de alfabetización articulados con la Educación Primaria.

Artículo 67.- La educación de jóvenes y adultos debe concebirse como un proceso de educación “entre adultos”. Las variables bio-psicosociales que intervienen en los procesos de aprendizaje de los jóvenes y adultos difieren sustantivamente y merecen ser atendidas con procedimientos y propuestas acordes a ellas. Ley N° 4819- hlr 17

Artículo 68.- Se definen como sujetos de la educación de la modalidad de jóvenes y adultos a: a) Jóvenes: todos aquellos jóvenes desde dieciséis (16) años y hasta los veintiún (21) años que no hayan tenido la posibilidad de acceder a la alfabetización o de ingresar al sistema educativo o que hayan tenido que abandonar su escolaridad primaria o secundaria. b) Adultos: todas aquellas personas adultas de más de veintiún (21) años que no hayan tenido posibilidad de acceder a la alfabetización o de ingresar al sistema educativo o que hayan tenido que abandonar su escolaridad primaria o secundaria.

Artículo 69.- La presente define a los sujetos destinarios de la modalidad agrupados por edades, ya que se trata de diferentes etapas vitales lo que conlleva enormes distancias entre sí respecto de sus diferentes trayectos educativos previos, de los tiempos del aprendizaje, de las experiencias en el mundo del trabajo, de las construcciones generacionales del pensamiento sobre la realidad social y el mundo, que exigen considerar la especificidad de Jóvenes y la especificidad de adultos.

Artículo 70.- La modalidad recupera y revaloriza como punto de partida para el acceso al conocimiento definido como común, a los conocimientos que los jóvenes y adultos han aprendido en múltiples espacios sociales y a lo largo de su vida.

Artículo 71.- Los fines socioeducativos de la modalidad de Educación de Jóvenes y Adultos son: a) Brindar una organización institucional y curricular acorde a las necesidades educativas tanto de los jóvenes como de los adultos destinatarios de la modalidad, con perspectiva de género, tomando en consideración la trayectoria de exclusión socioeducativa que predomina en la mayoría de los estudiantes de esta modalidad. b) Desarrollar propuestas de alfabetización articuladas con la Educación Primaria y planes de estudios de Educación Secundaria. c) Promover la inclusión de jóvenes y de adultos con discapacidades tanto sean temporales o permanentes. d) Ejercer una pedagogía acorde a los destinatarios de la Educación Permanente de Jóvenes y Adultos que requiere de estrategias distintas a las que predominan en la educación secundaria común dirigida a adolescentes. e) Otorgar certificaciones parciales y acreditar los conocimientos adquiridos a través de la experiencia laboral y/o educativa anterior, a través de las regulaciones que el Consejo Provincial de Educación establezca. f) Desarrollar acciones educativas que privilegien la presencialidad pero que abarquen la semipresencialidad y la educación a distancia en todas aquellas zonas alejadas, rurales o aisladas, asegurando la calidad y la igualdad de sus resultados. g) Promover la participación de los estudiantes en el desarrollo del proyecto educativo, así como la vinculación con la comunidad local. h) Promover el acceso al conocimiento y manejo de nuevas tecnologías de la información y la comunicación. i) Implementar una estructura curricular modular basada en criterios de flexibilidad que facilite la continuidad de las trayectorias y favorezca la terminalidad de los estudios. j) Desarrollar programas de formación específica para los docentes de la modalidad en acuerdo con los 1nstitutos Superiores de Formación Docente Continua. Artículo 72.- La estructura de los procesos formales de Educación Permanente de Jóvenes y Adultos comprende: a) Educación Primaria: desde los dieciséis (16) años sin límite de edad, organizada en ciclos formativos o etapas, acordes con la normativa nacional. b) Educación Secundaria: Será prioritario definir formatos escolares que contemplen la especificidad de la Educación de Jóvenes y de la Educación de Adultos de acuerdo a los siguientes criterios de organización institucional: Ley N° 4819- hlr 18 b.1) Escuelas de jóvenes: Son aquellas destinadas a estudiantes cuyo ingreso este comprendido entre los dieciséis (16) y los veintiún (21) años y, de acuerdo a la disponibilidad de la infraestructura educativa, deberán funcionar en horarios diurnos. b.2) Escuelas de Adultos: Son aquellas destinadas para estudiantes adultos mayores de veintiún (21) años que funcionarán en turno vespertino o nocturno. En la medida que se cuente con espacios, se podrán implementar propuestas en horarios diurnos.

Educación de jóvenes y adultos de parajes rurales en Río Negro[editar]

Mediante el Anexo I- Resolución 3165-15, se explica como se implementa el proyecto Secundario para Jóvenes y Adultos, a partir del ciclo lectivo 2011, las sedes educativas en aquellos lugares donde la comunidad de los parajes rurales lo requiera y la matricula escolar lo amerite. Avala esta decisión la firme convicción de que la educación es una herramienta estratégica importante, para avanzar en la cohesión y en la inclusión social. La implementación de la modalidad ha tenido en cuenta las dificultades que trae consigo reemprender los estudios en la edad adulta, por lo tanto las mismas serán consideradas en esta propuesta que toma como punto de partida las necesidades y expectativas recogidas por este Ministerio en los parajes rurales de nuestra provincia. [9]

La implementación de esta modalidad va adquiriendo en la provincia cada vez más cedes. Recientemente en la localidad de Río Colorado, Colonia Juliá y Echarren se creó la cede número 45 como solución a la situación que se comenzaba a vivir en cuanto a la educación para adultos en dicho paraje.

Los alumnos trabajarán a través de módulos con una asistencia a clase para consultas a sus respectivos tutores (antes profesores). Cada alumno organizará y distribuirá sus tiempos, sus avances en cada módulo y no tiene que ser igual al de un compañero. Pueden comenzar durante cualquier época del año lectivo. En ese sentido ha sido una ventaja para aquellas personas que hacen la temporada de fruta o verdura en este lugar.

Los docentes se reúnen una vez en la semana para coordinar tareas y firmar acuerdos que beneficien la educación de los adultos mayores tanto en lo humano, como social y laboral. De esta manera se buscan los medios y herramientas para garantizar la educación a nuestros jóvenes y adultos.

Referencias[editar]

  1. Unesco. V Conferencia Internacional de Educación de Adultos (CONFITEA V), 1977. Declaración de Hamburgo
  2. UIL, ed. (2010). «Introducción». Informe mundial sobre el aprendizaje y la educación de adultos. UNESCO. p. 14. ISBN 978-92-820-3074-5. Consultado el 5 de septiembre de 2016. 
  3. «UNESCO». 
  4. «Informe Mundial sobre el aprendizaje y la educación de adultos (GRALE)». 
  5. «LEY N° 26.206». 
  6. «Anexo II – Resolución CFE N° 118/10». 
  7. «Héctor Roncallo-Resolución 118/10». 
  8. «LEY 4819». 
  9. «ANEXO I - RESOLUCIÓN Nº 3165». 

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]