Educación abierta

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Educación Abierta

La educación abierta pretende modificar sustancialmente la forma en que los profesores y estudiantes interactúan con el conocimiento en un ambiente no presencial. Está constituida por recursos educativos abiertos tales como materiales de cursos con licencias abiertas, libros de textos, juegos, software y otros materiales que apoyan la enseñanza y el aprendizaje y además se basa en tecnologías abiertas que facilitan un aprendizaje de manera flexible y ayudan a compartir prácticas de enseñanza que facultan a los educadores a beneficiarse de las mejores ideas de otros compañeros.

Podemos tomar como modelo representativo la Universidad Abierta del Reino Unido, considerada como la primera universidad, creada en 1969, que de manera particular ofrece estudios universitarios abiertos. Lo hace a partir de sus necesidades propias en la oferta de estudios universitarios con flexibilidad de tiempo y lugar. Este modelo ha sido tomado por otros países que la han implantado y adecuado a necesidades particulares pero congruentes con las del Reino Unido.

Definición[editar]

Es un modelo educativo compuesto por diversidad de prácticas educativas centradas en la flexibilidad y la atención a las necesidades individuales de cada estudiante; el estudiante es el que determina qué, cuándo y cómo estudiar, pudiendo así acceder a aprendizajes independientemente de su nivel de cualificación inicial y de sus restricciones económicas, espaciales y temporales.[1]​ Los recursos educativos abiertos (REA) y las tecnologías digitales son bases de estas prácticas abiertas.

Es confundida con la educación a distancia o en línea y no necesariamente son iguales. Si bien la educación abierta es a distancia por la cualidad de que se realiza sin la presencialidad de profesor y alumno en el mismo espacio y tiempo, no se tiene la restricción de la calendarización para cumplir con la normatividad de las materias. Como usa el internet para sus cursos se confunde con educación en línea y en parte lo es pero también algunas instituciones de educación abierta utiliza el correo postal o mensajería privada para el envío de materiales a sus alumnos. El punto medular que distingue a la educación abierta es que no tiene un calendario institucional rígido, el alumno aprende y cursa las materias a su propio ritmo.

En 2018, Orr, Weller y Farrow desarrollaron un instrumento para valorar la apertura de programas educativos abiertos (OOFAT model) que las instituciones pueden aplicar a sus programas para identificar áreas de oportunidad en aspectos como el contenido, la forma de llevarlo a los estudiantes y el tipo de reconocimiento que se otorga. El instrumento permite valorar la flexibilidad y la apertura de la oferta educativa.[2]​ Este modelo se ha usado, por ejemplo, para caracterizar el sistema de educación abierta de la UNAM.[3]

Ventajas e inconvenientes[editar]

Ventajas[editar]

  • Acceso gratuito y de alta calidad a los REA.
  • Fácil acceso, para cualquier persona y en cualquier lugar de los REA.[4]
  • Autonomía en el control del aprendizaje.
  • Uso, modificación y cooperación libre de la información.

Inconvenientes[editar]

  • Problemas técnicos: desconexiones.
  • Desigualdad en el acceso. No todas las personas disponen de medios para acceder a este tipo de educación.
  • Alto coste de equipos de trabajo.
  • Requiere un mayor esfuerzo y disciplina por parte del estudiante.
  • Falta de formación en el profesorado.
  • Pérdida de la socialización.[4]

Historia[editar]

La educación abierta, se inició a consecuencia del proceso de industrialización en el Siglo XIX, la demanda de mano de obra calificada aumentaba considerablemente, dando como resultado un método de educación a distancia llamado educación por correspondencia. En 1939, la Universidad de Iowa, organizó un sistema de enseñanza por teléfono para estudiantes con discapacidades o enfermedades. Desde que se estableció la Open University de Reino Unido en 1969, muchas otras instituciones educativas han optado por la educación abierta. Un ejemplo, es la Universidad de Phoenix, en 1976 creó su primer centro de enseñanza virtual. En 1991, se estableció un comité interinstitucional e interdisciplinario para la educación a distancia. [5]

EJE CRONOLÓGICO - EDUCACIÓN ABIERTA

En 2002, surgen los REA (Recursos Educativos Abiertos) promovidos por la UNESCO para la investigación y la docencia, de uso gratuito y abierto a investigadores, profesores y estudiantes. Para ello dispone de una comisión (ICODE)[6]​ especializada en educación a distancia, abierta y en línea. En 2011, se lanzó el primer MOOC (Massive Open Online Course) sobre inteligencia artificial y la Universidad de Stanford inscribió a más de 160.000 personas. La institución Khan Academy trabaja con expertos en educación para generar cursos públicos que son compartidos en su página web. Algunas plataformas de aulas virtuales (como Moodle) son gratuitas, mientras que otras requieren una suscripción (como Blackboard). [5]

Elementos[editar]

Recursos educativos abiertos, certificaciones y calidad[editar]

La educación abierta se encuentra vinculada a la existencia de recursos educativos abiertos (REA). Estos son materiales de enseñanza, aprendizaje e investigación en cualquier medio (digital o de otro tipo), que están en el dominio público o han sido publicados bajo una licencia abierta Creative Commons, que permite el acceso, uso, adaptación y redistribución sin coste por parte de otros sin restricciones.[7]​ Disponen de los permisos 5R:[8]​ retener (poseer y controlar el contenido), reutilizar (del contenido original), revisar (adaptar, ajustar, modificar o alterar el contenido en sí), remezclar (el contenido original con otro material para crear uno nuevo) y redistribuir (copias del contenido original, las revisiones realizadas o las mezclas con otros).

El uso de estos recursos se enfrenta a retos tales como: la falta de un conjunto unificado de materiales de alta calidad para todas las áreas y niveles; la falta de incentivos; la falta de estándares; y la falta de efectividad probada que se percibe como ausencia de calidad. [9][10]

El cuestionamiento de la calidad de estos recursos es uno de los principales retos para su adopción. Para que el uso de los REA se generalice es necesario definir mecanismos claros de control de calidad y de reconocimiento de las competencias adquiridas. [11][12]​ Los sistemas para determinar la calidad de los repositorios de REAs, se clasifican en tres tipos: 1) Estándares genéricos de calidad (ISO 9000 y EFQM); 2) Criterios específicos relacionados con la adquisición de competencias; 3) Calificación por expertos. [13]​ Este último método, basado en una evaluación institucional o bien una evaluación por pares académicos es frecuentemente usado en los repositorios; [14]​ en concreto, destaca el método LORI (Learning Object Review Instrument). [15]

Objetos de aprendizaje[editar]

Los objetos de aprendizaje son una parte esencial en la educación abierta. Se trata de piezas individuales que se pueden reutilizar, son autocontenibles y que sirven a fines instruccionales. Un objeto de aprendizaje tiene 4 componentes potenciales: objetivo instruccional, contenido, actividad de estrategia de aprendizaje y evaluación. Un Objeto de Aprendizaje es, por tanto, una unidad de aprendizaje autónoma e independiente predispuesta a la reutilización en múltiples contextos de instrucción. El tamaño de un LO es crucial para lograr el éxito en su reutilización. Si un LO consta de más de una idea, una de ellas debería ser la idea principal y las demás derivarse de ella o depender de ella. El éxito de la estrategia de LO depende de un proceso de desarrollo cuidadosamente pensado y metódicamente ejecutado. La planificación y producción se basan en dos procesos: conceptualización y desarrollo colaborativo.[16]

Características[editar]

Un aspecto importante que distingue a la educación abierta es no disponer de un calendario institucional rígido, el alumno aprende y cursa las materias a su propio ritmo.

Los recursos abiertos son susceptibles a la mejora continua, estando en diferentes niveles de calidad y sometidos a procesos de evaluación inadecuados. [17]

La educación abierta genera un cambio en la dinámica académica e institucional al tener una concepción diferente de la autoría, la enseñanza, la difusión y apropiación del conocimiento, la gestión educativa y los productos obtenidos de la investigación científica.

La educación abierta abre paso al Lifelong Learning (aprendizaje a lo largo de la vida) permitiendo al usuario su continua formación a la par o posteriormente de los grados académicos. Los Recursos educativos abiertos permiten un aprendizaje continuo para aumentar los conocimientos o para mejorar las competencias.[18]

Las características y habilidades que los estudiantes desarrollan en este tipo de educación son: desarrollo de la lectura integral, capacidad de descubrir y resolver problemas; capacidad de adquirir, procesar, organizar, generar, analizar e integrar información, y comunicarse con los demás y las relaciones interpersonales. Los estudiantes en educación abierta juegan un papel muy activo y deben ser una tarea prioritaria para los docentes, porque este tipo de educación brinda a los estudiantes la posibilidad de autodirigir su propio proceso de aprendizaje, brindando así oportunidades para desarrollar todo su potencial educativo sin restricciones.[19]

Referencias[editar]

  1. Dos Santos, AI (2013). «Educación abierta: Historia, prácticas y el contexto de los recursos educacionales abiertos». Recursos Educacionales Abiertos (REA): 71-88. 
  2. «OOFAT Models – Open, online, flexible and technology-enhanced education» (en inglés). Consultado el 31 de enero de 2020. 
  3. «View of Characterizing UNAM’s Open Education System Using the OOFAT Model | The International Review of Research in Open and Distributed Learning». www.irrodl.org. Consultado el 31 de enero de 2020. 
  4. a b García Aretio (1990). Objetivos y funciones de la educación a distancia. Madrid: UNED. 
  5. a b García Aretio, L (2014). Bases, mediaciones y futuro de la educación a distancia en la sociedad. Madrid: Síntesis. ISBN 978-84-9958-814-8. 
  6. «International Commission on Distance Education». https://www.intcode.org/site/. Consultado el 19 de marzo de 2021. 
  7. [Recuperado de https://issuu.com/theelearner/docs/book-e-lrn14-esp-10feb-flipboard E-Learn Magazine Especial Openess] (14). 2017. 
  8. «Open Education Global». oeglobal.org. Consultado el 29 de marzo de 2021. 
  9. Valverde Berrocoso, J (2010). «El movimiento de "educación abierta" y la "universidad expandida"». Tendencias pedagógicas (16): 157-180. 
  10. The William and Flora Hewlett Foundation (2013). «White Paper: Open Educational Resources.». The William and Flora Hewlett Foundation. 
  11. Gordillo Méndez, A; Barra Arias, E; Quemada Vives, J (2018). «Estimación de calidad de objetos de aprendizaje en repositorios de recursos educativos abiertos basada en las interacciones de los estudiantes». Educación XX1 21 (1): 285-302. 
  12. Vila-Viñas, D; Araya, D; Bouchard, P (2015). «Recursos educativos abiertos». Buen Conocer / FLOK Society: Modelos sostenibles y políticas públicas para una economía social del conocimiento común y abierto en Ecuador. Primera: 61-142. 
  13. Clements, K; Pawlowski, J; Manouselis, N (2015). «Open educational resources repositories literature review—Towards a comprehensive quality approaches framework». Computers in Human Behavior 51: 1098-1106. 
  14. Tenorio Sepúlveda, GC; Martínez Reyes, M; Soberanes Martín, A (2019). «Repositorio de Recursos Educativos Abiertos: Un caso práctico». Revista CPU-e 28: 234-260. 
  15. Vargo, J; Nesbit, JC; Belfer, K; Archambault, A (2003). «Learning Object Evaluation: Computer-Mediated Collaboration and Inter-Rater Reliability». International Journal of Computers and Applications 25 (3): 198-205. 
  16. Martínez Sánchez, Francisco; Prendes Espinosa, M. Paz (2008). La enseñanza con objetos de aprendizaje. Madrid: Dykinson. ISBN 9788499828961. 
  17. «Control y mejora continua de los procesos.». http://www.ephpo.es. Consultado el 26 de marzo de 2021. 
  18. Bajo Santos, Nicolás (2009). El principio revolucionario de la educación permanente (pdf). Consultado el 26 de marzo de 2021. 
  19. «El estudio independiente en los sistemas de educación abierta y a distancia en el nivel superior.». http://www.derecho.duad.unam.mx/. Consultado el 23 de marzo de 2021.