Eduardo II de Inglaterra

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Eduardo II
Rey de Inglaterra y Señor de Irlanda
Edward II - detail of tomb.jpg
Efigie de Eduardo II sobre su tumba en la Catedral de Gloucester.
Información personal
Otros títulos Señor de Irlanda
Reinado 8 de julio de 130721 de septiembre de 1327
Coronación 25 de febrero de 1308
Nacimiento 25 de abril de 1284
Castillo de Caernarfon, Gales
Fallecimiento 21 de septiembre de 1327 (43 años)
Castillo de Berkeley, Gloucestershire
Entierro Catedral de Gloucester, Gloucestershire
Predecesor Eduardo I
Sucesor Eduardo III
Familia
Casa real Plantagenet
Padre Eduardo I de Inglaterra
Madre Leonor de Castilla
Descendencia Eduardo III
John de Eltham, conde de Cornualles
Leonor de Woodstock, condesa de Guelders
Juana, reina de Escocia

Coat of Arms of England (-1340).svg
Escudo de Eduardo II

[editar datos en Wikidata]

Eduardo II de Inglaterra, rey de Inglaterra y señor de Irlanda (1307-1327).

Eduardo II de Carnarvon nació en el Castillo de Caernarfon, país de Gales, el 25 de abril de 1284. Murió encarcelado en el castillo de Berkeley, Gloucestershire, el 21 de septiembre de 1327 fue asesinado por órdenes de su esposa Isabel de Francia y el amante de ésta, Roger Mortimer.

Primeros años de vida[editar]

El Castillo de Caernarfon, lugar de nacimiento de Eduardo.

Fue el sexto rey de la Casa de Plantagenet, línea que empezó con el reinado de Enrique II. Entre los reinados fuertes de su padre Eduardo I y su hijo Eduardo III, el reinado de Eduardo II fue considerado por algunos como desastroso para Inglaterra, marcado por presunta incompetencia, pleitos políticos y derrotas militares.

Era el único hijo varón superviviente de Eduardo I de Inglaterra y de Leonor de Castilla.

El 7 de febrero de 1301 fue proclamado como el primer príncipe de Gales, al someter Eduardo I dicho territorio.

Príncipe de Gales[editar]

Es decimoprimer hijo, el cuarto varón, de Eduardo I y su primera mujer Leonor de Castilla. Eduardo II nació en el Castillo de Caernafon. Es el primer príncipe inglés en tener el título de Príncipe de Gales, que fue formalizado por el Parlamento de Lincoln el 7 de febrero de 1301.

La historia de que su padre presentó al recién nacido Eduardo a los galeses como su futuro príncipe no aparece hasta el siglo XVI. Los galeses supuestamente pidieron al rey un príncipe que hablara galés y, según la anécdota, les contestó que les daría un príncipe que no hablara inglés en absoluto. Pequeña concesión, puesto que la casa Plantagenet no hablaba inglés sino normando.

Eduardo se convierte en el heredero a los pocos meses de edad tras morir su hermano mayor Alfonso, conde de Chester. Su padre, como líder militar, entrena a su heredero en habilidades militares y políticas desde la infancia, pero el joven Eduardo prefiere la náutica y artesanía, actividades consideradas impropias de la realeza.

El príncipe participa en varias campañas en Escocia, pero a pesar de estos combates “todos los esfuerzos de su padre no pudieron evitar que adquiriera los hábitos de extravagancia y frivolidad que mantendría durante toda su vida”.[1] El rey atribuye las preferencias de su hijo a su fuerte apego a Piers Gaveston, un caballero gascón que eligió en 1298 como compañía apropiada para su hijo debido a su inteligencia, cortesía y habilidad. Cuando el Príncipe Eduardo intentó conferir a su amigo un título reservado a la realeza, Eduardo I exilió a Gaveston de la corte.

Eduardo I nombró caballero a su hijo en una gran ceremonia el 22 de mayo de 1306, el Banquete de los cisnes, donde todos los presentes juraron continuar la guerra con Escocia.

A la muerte de su padre, el 8 de julio de 1307 le sucede en el trono.

Matrimonio e hijos[editar]

Se casó en la ciudad francesa de Boulogne-sur-Mer, el 25 de enero de 1308, con Isabel de Francia, hija del rey Felipe IV el Hermoso, y conocida con el sobrenombre de "La Loba de Francia" (Louve de France).

De este matrimonio nacieron 4 hijos:

  • Juan (n. palacio de Eltham, 15.8.1316 - m. Perth, Escocia, 14.9.1336), creado conde de Cornualles en 1328.
  • Leonor (n. palacio de Woodstock, 8.6.1318 - m. abadía de Deventer, 22.4.1355), casada con Reinaldo II, duque de Gueldres y conde de Züthpen.
  • Juana (n. Torre de Londres, 5.7.1321 - m. castillo de Hertford, 7.9.1362), casada con David II, rey de Escocia.

Reinado[editar]

Eduardo II recibiendo la corona de Inglaterra según una ilustración coetánea.

Su gobierno estuvo marcado por su debilidad de carácter, por las rebeliones de los nobles, por el refuerzo del poder del Parlamento, por las intrigas y sublevaciones originadas por su propia esposa la reina Isabel, y por las consecuencias derivadas de su propia homosexualidad, en virtud de los favores dispensados a sus amantes Hugo Le Despenser el Joven y Piers Gaveston.

No pudo impedir que Escocia lograra la independencia en la batalla de Bannockburn el 24 de junio de 1314, bajo el liderazgo de Roberto I de Escocia. Inglaterra no reconoció dicha independencia hasta 1328.

En 1322 se dio un gran paso en el desarrollo del constitucionalismo inglés, puesto que a partir de entonces ninguna ley aprobada por los barones del Parlamento sería válida a menos que también fuera aprobada por la Cámara de los Comunes (compuesta entonces por el bajo clero y las clases menos acomodadas).

Finalmente en 1326 la nobleza, dirigida por la reina Isabel y su amante Roger Mortimer, ayudados por el Papa Juan XXII y el hermano de Isabel Carlos IV el Hermoso, organizarán desde Francia, adonde habían huido, la rebelión total e invasión de Inglaterra.

Derrotado, el Parlamento le obligó a abdicar en favor de su hijo Eduardo III en enero de 1327.

Fotografía del paso de ronda del castillo de Berkeley
Paso de ronda a cubierto, que lleva a una celda dentro del castillo de Berkeley, por tradición asociado con el encarcelamiento de Eduardo

Los opuestos al nuevo gobierno empezaron a hacer planes para liberar a Eduardo y Roger Mortimer decidió trasladar a Eduardo a una ubicación más segura el castillo de Berkeley, Gloucestershire, donde el rey depuesto llegó alrededor del 5 de abril de 1327.[2] Una vez en el castillo Eduardo fue mantenido en custodia del cuñado de Mortimer, Tomás Berkeley y Juan Maltravers, a quienes se les dio 5 libras por día para el mantenimiento de Eduardo.[3] No está claro cómo lo cuidaron; hay documentos que hablan de productos de lujo que se compraban para él, pero algunos cronistas sugieren que a menudo era maltratado.[3]

Se temía que hubiera conspiraciones para liberarlo, y por ello movieron a Eduardo a otros lugares, en secreto, durante un tiempo, antes de regresar a custodia permanente en el castillo a finales del verano de 1327.[4]

El 23 de septiembre, a Eduardo III le informaron de que su padre había muerto en el castillo de Berkeley por la noche del 21 de septiembre.[5] La mayor parte de los historiadores están conformes en que Eduardo II murió en Berkeley en esa fecha, pero hay una postura minoritaria, según la cual falleció mucho tiempo después. Las interpretaciones históricas predominantes de la muerte de Eduardo incluyen la de Seymour Phillips, que considera que es "probable que fuera asesinado, probablemente asfixiado"; Roy Haines quien sugiere que el rey fue probablemente asesinado y que "hay pocos motivos para dudar que el cadáver de Eduardo de Carnavon ha permanecido allí (en la catedral de Gloucester) sin ser molestado desde diciembre de 1327 más o menos"; Mira Rubin, quien concluye que Eduardo pudo haber sido asesinado; Michael Prestwich, quien "no tiene dudas" de que Mortimer tramó asesinar a Eduardo II, y que él "casi seguro que murió en Berkeley"; Joe Burden, quien cree que Mortimer emitió órdenes para que Eduardo fuera asesinado, y que el rey fue enterrado en Gloucester; Mark Ormrod, quien argumenta que Eduardo fue probablemente asesinado, y está enterrado en Gloucester; Jeffrey Hamilton, que considera "fantástica" la historia de que Eduardo sobreviviera; y Chris Given-Wilson, quien cree que es "casi con seguridad ... cierto" que Eduardo murió en la noche del 21 de septiembre y que fue asesinado. La muerte de Eduardo fue, como señala Mark Ormrod, "sospechosamente oportuna", pues simplificó considerablemente los problemas políticos de Mortimer, y la mayor parte de los historiadores creen que Eduardo probablemente fue asesinado por órdenes del nuevo régimen, aunque es imposible estar seguros.[6] Varios de los individuos sospechosos de estar implicados en su muerte incluidos Sir Thomas Gurney, Maltravers y William Ockley, más tarde huyeron.[7] {{refn|A Tomás Berkeley lo perdonó el rey Eduardo III, después de que un jurado concluyera en 1331 que no había estado implicado en el asesinato del difunto rey. El mismo jurado encontró que William Ockley y Edward Gurney habían sido responsables de la muerte. No se volvió a oír hablar de Ockley, pero Gurney huyó y fue perseguido por Europa, siendo capturado en Nápoles; murió cuando volvía a Inglaterra. John Maltravers no fue formalmente acusado de matar a Eduardo II pero marchó al continente y desde allí contactó con Eduardo III, posiblemente para llegar a un acuerdo sobre lo que sabía respecto a los acontecimientos de 1327; después de un período en el exilio, al final fue perdonado y le permitieron regresar a Inglaterra en 1364.[8] Si Eduardo no murió de causas naturales su muerte pudo verse precipitada por la depresión que siguió a su encarcelamiento.[9]

Fue sepultado en la abadía de los benedictinos de Gloucester, actualmente catedral de Gloucester.

Eduardo II es el primer rey en establecer colleges en Oxford y Cambridge: el Oriel College en Oxford y el King's Hall, predecesor del Trinity College, en Cambridge.

Filmografía[editar]

Año Película Director Personaje Actor
1991 Eduardo II Derek Jarman Edward II Steven Waddington
1995 Braveheart Mel Gibson Prince Edward Peter Hanly

Teatro[editar]

Christopher Marlowe publicó, en 1594, El problemático reinado y la lamentable muerte de Eduardo II, rey de Inglaterra, y la trágica caída del orgulloso Mortimer. Bertolt Brecht adaptó la obra en La vida de Eduardo II de Inglaterra, estrenándose en Múnich en 1924.

Literatura[editar]

La historia del ascenso al poder de Roger Mortimer es relatada por Maurice Druon en el libro V, "La Loba de Francia", de la serie "Los Reyes Malditos".

Además la historia del complot contra Eduardo II aparece en Un mundo sin fin, de Ken Follett. La tragedia titulada Eduardo II, de Cristopher Marlowe


Predecesor:
Eduardo I
Rey de Inglaterra, señor de Irlanda y duque de Aquitania
1307-1327
Royal Arms of England (1198-1340).svg
Sucesor:
Eduardo III
Predecesor:
Título de Nueva Creación
Príncipe de Gales
1301-1307
Sucesor:
Eduardo, el Príncipe Negro
Predecesor:
Eduardo I de Inglaterra
Royal coat of arms of Scotland.svg
Ocupación inglesa de Escocia

1301-1306
Sucesor:
Roberto I de Escocia


Referencias[editar]

Notas
  1. ^ Jump up to: a b "King Edward II". NNDB. Retrieved 23 June 2008.
  2. Phillips, 2011, pp. 542–543
  3. a b Phillips, 2011, p. 541
  4. Phillips, 2011, pp. 546–547
  5. Phillips, 2011, p. 548
  6. Ormrod, 2004, p. 177
  7. Phillips, 2011, pp. 572–576; Haines, 2003, pp. 235–236
  8. Phillips, 2011, pp. 575–576; Haines, 2003, pp. 236–237
  9. Phillips, 2011, p. 563
Bibliografía
  • Ormrod, W. Mark (2004). «Monarchy, Martyrdom and Masculinity: England in the Later Middle Ages». En P. H.Cullum; Katherine J. Lewis. Holiness and Masculinity in the Middle Ages. Cardiff, Reino Unido: University of Wales Press. pp. 174–191. ISBN 978-0-7083-1894-2. 
  • Phillips, Seymour (2011). Edward II. New Haven, EE. UU. y Londres, Reino Unido: Yale University Press. ISBN 978-0-300-17802-9.