Eduardo Barrios

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Eduardo Barrios Hudtwalcker
Eduardo Barrios.jpg
Eduardo Barrios circa 1920.

Ministro de Educación Pública de Chile
17 de noviembre de 1927-17 de octubre de 1928
Presidente Carlos Ibáñez del Campo
Predecesor Creación del cargo
Sucesor Pablo Ramírez Rodríguez

Ministro de Educación Pública de Chile
14 de octubre de 1953-5 de junio de 1954
Presidente Carlos Ibáñez del Campo
Predecesor Oscar Fenner Marín
Sucesor Oscar Herrera Palacios

Información personal
Nacimiento 25 de octubre de 1884
Bandera de Chile Valparaíso, Chile
Fallecimiento 13 de septiembre de 1963 (78 años)
Bandera de Chile Santiago, Chile
Nacionalidad Chilena Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Padres Eduardo Barrios e Isabel Hudtwalcker
Información profesional
Ocupación Escritor
Distinciones
[editar datos en Wikidata]

Eduardo Barrios Hudtwalcker (Valparaíso, 25 de octubre de 1884Santiago, 13 de septiembre de 1963) fue un cuentista, dramaturgo y novelista chileno. Ganó el Premio Nacional de Literatura en 1946.

Biografía[editar]

Hijo de Eduardo Barrios Achurra, oficial del ejército chileno que hizo la campaña a Lima durante la Guerra del Pacífico y en la cual contrajo matrimonio en 1882 con la peruana Isabel Hudtwalcker Journy, de ascendencia alemana y francesa. Al fallecimiento de su padre en 1889, se trasladó junto a su madre al hogar de sus abuelos maternos en la capital peruana donde cursó sus primeros estudios. Su vida estudiantil no estuvo exenta de problemas, debido a su condición de hijo de un oficial chileno en los sensibles años que siguieron a la guerra, y esto lo hizo vagar por varios establecimientos: Colegio San Pedro, Instituto Alemán-Inglés y en el Sagrados Corazones Recoleta de Lima. No obstante ello, en sus años de colegial, hizo amistad con los hermanos Francisco y Ventura García Calderón Rey, hijos del ex presidente peruano deportado a Chile durante la guerra, Francisco García Calderón, y quienes años después llegarían a ser también reconocidos escritores.[1]

En 1900 regresó a Chile. Tras haber pasado su infancia y adolescencia en el Perú, y por presión de sus abuelos paternos, entró a la Escuela Militar, para la cual recibió una beca por ser hijo de un oficial veterano de guerra, mas no pudiéndose adaptar, obtuvo su baja antes de egresar.

«Se trataba de seguir una carrera, y esto debía realizarse en mi país. Mis abuelos paternos me impusieron la milicia . Hube de aceptarla, por presión . Fui un cadete distinguido, gocé de todos los privilegios que mis conocimientos, superiores a los exigidos en la Escuela Militar, y mi fortaleza física me conquistaron. Pero mi espíritu no se amoldó al ambiente soldadesco. Y obtuve mi baja.»
Eduardo Barrios, en sus memorias Y la vida sigue (1925).

Finalizada de esta manera su incipiente carrera militar, se dedicó a recorrer en busca de nuevas experiencias y desempeñando variadas actividades: en 1903 regresó a Lima con su madre y tomó parte de una expedición gomera (como se conocía en aquel entonces al caucho) a la selva del Perú, de la cual fue uno de los dos únicos sobrevivientes, fue también traficante, artista de circo, buscador de oro, entre otras. Al volver a Santiago, en 1909, empezó a trabajar como funcionario de la Universidad de Chile y taquígrafo en la Cámara de Diputados.

Fue redactor de las revistas Pluma y Lápiz, Pacífico Magazine y Zig-Zag en 1915. Por entonces, también integró el grupo literario de Los Diez.

En 1925, ingresó a la Biblioteca Nacional de Chile llegando pronto a ser nombrado Conservador de Propiedad Intelectual. Luego asumió el cargo de Ministro de Educación. A la caída del gobierno de Carlos Ibáñez del Campo, renunció a sus cargos públicos para comenzar otra etapa, la de agricultor terrateniente, pero no descuidó la actividad literaria y continuó escribiendo en los diarios El Mercurio (el planeta) y La Nación, como lo había hecho hasta entonces. En 1953 fue incorporado a la Academia Chilena de la Lengua y fue designado Director de la Biblioteca Nacional, puesto que ocupó hasta su jubilación en 1960.

«Recorrí media América. Hice de todo. Fui comerciante, expedicionario a las gomeras en la montaña del Perú; busqué minas en Collahuasi; llevé libros en las salitreras; entregué máquinas, por cuenta de un ingeniero, en una fábrica de hielo de Guayaquil; en Buenos Aires y Montevideo, vendí estufas económicas; viajé entre cómicos y saltimbanquis; y como el atletismo me apasionó un tiempo, hasta me presenté al público, como discípulo de un atleta del circo, levantando pesas.»
Eduardo Barrios, en sus memorias Y la vida sigue (1925).

En su última década Eduardo Barrios se retiró de su vida de escritor, muere en Santiago el 13 de septiembre de 1963.

«si la prosa, la buena y bella prosa, fuera la máxima virtud del novelista, Barrios sería sin discusión el primer novelista chileno.»
Según Alone.

Obra[editar]

Eduardo Barrios (1914).

De los libros publicados por Eduardo Barrios, se destacan cuatro:

Sus principales obras son:

  • Del natural, cuentos (1907)
  • Mercaderes en el templo, teatro (1910)
  • Lo que niega la vida (1913)
  • El niño que enloqueció de amor, novela (1915)
  • Vivir (1916)
  • Un perdido, novela (1918)
  • Hermano Asno, novela (1922)
  • Páginas de un pobre diablo (1923)
  • Tamarugal, narraciones (1944)
  • Gran señor y rajadiablos, novela (1948)
  • Los hombres del hombre, novela (1950)

= Premios[editar]

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]

  • Gispert, Carlos (2000). Enciclopedia de Chile, Diccionario, Tomo 1. Santiago: Editorial Océano. ISBN 84-494-2336-8


  1. Ned Davison, "Eduardo Barrios", Utha-Estados Unidos, 1970, pág. 17 y siguientes