Economía de mercado socialista

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La economía de mercado socialista (en la República Popular China) o economía de mercado orientada al socialismo (en la República Socialista de Vietnam) son modelos económicos similares basados oficialmente en una interpretación del marxismo que enfatiza en el desarrollo de las fuerzas productivas a través de una combinación de mecanismos de mercado y de planificación centralizada para la construcción del socialismo —atravesando primero una fase capitalista de Estado— y, a muy largo plazo, alcanzar una sociedad comunista.[1][2][3][4]​ Muchas veces se incluyen a estas economías como tipos de socialismo de mercado.[5]​ Por otra parte, se han comparado como una renovación de la Nueva Política Económica de Lenin.[6]

La característica principal de estos modelos económicos es que las industrias básicas y sectores regulados como las telecomunicaciones o el sector bancario, son mayoritariamente propiedad del Estado pero compiten entre ellas en un sistema de precios establecidos por el mercado.[7]​ En contraste otras concepciones de socialismo de mercado, el Estado no interfiere rutinariamente a fin de establecer precios ni favorece a empresas estatales por sobre las privadas.[cita requerida] Estos sistemas son un tipo de economías mixtas.

China[editar]

Deng Xiaoping, líder de las reformas económicas chinas.

En China es denominada «economía de mercado socialista» y está sustentada en el socialismo con características chinas. Esta reformas fueron iniciados bajo el liderazgo de Deng Xiaoping desde el tercer Pleno del XI Comité Central del Partido Comunista de China de 1978 donde se declaró «emprender la nueva gran marcha del socialismo».[5]​ El término «socialismo con características chinas» deriva de adherir al marxismo y adaptarlo a las realidades chinas, basándose en el principio maoísta de «buscar la verdad desde los hechos».[1][8]

De este modo señala que observaron que se había heredado de la vieja China una economía arruinada con prácticamente ninguna industria, siendo todavía una sociedad semicolonial y semifeudal; además, se dieron cuenta que en los inicios de la República Popular China no se le prestó demasiada atención a algo muy importante dentro del marxismo que es el desarrollo de las fuerzas productivas.[1]

En este sentido China se encuentra oficialmente en la llamada «etapa primaria del socialismo»,[3][8]​ la cual se centra en el desarrollo de las fuerzas productivas encaminada primero hacia el principio de la distribución según su aporte y finalmente, a muy largo plazo, gracias a una abundancia de riqueza material alcanzar el principio comunista «de cada cual según sus capacidades, a cada cual según sus necesidades».[1]​ Se considera que la etapa primaria del socialismo durará un largo período de tiempo.[8]

Por otra parte, para Deng ni el socialismo ni el capitalismo se caracterizan por la planificación o las fuerzas del mercado y señala que simplemente ambas son formas de controlar la actividad económica.[2]

El Partido Comunista de China oficialmente toma como guías el marxismo-leninismo, el pensamiento de Mao Zedong, la teoría de Deng Xiaoping, la triple representatividad, la concepción científica del desarrollo y el pensamiento de Xi Jinping.[4][9][10][11]

China tiene, según el Foro Económico Mundial, una economía "factor-driven" motivada por la incorporación continuada de grandes cantidades de mano de obra barata, inversiones en bienes de capital básicos, mejora de infraestructuras y aprovechamiento de los recursos naturales.[12]​ Entre los mayores motores de crecimiento de la economía China, están la apertura comercial y un duradero enfoque hacia las exportaciones a través de subsidios impositivos, permisibilidad hacia la inversión exterior y el ingreso de grandes flujos de capital extranjero, fuertes inversiones públicas en infraestructuras de transporte y la aceptación de la economía de mercado mixta y sus mecanismos de formación de precios, mercados de capitales y propiedad privada como vías para mejorar la eficiencia de los viejos monopolios públicos y crear un tejido industrial secundario privado, normalmente a través de joint ventures/empresas mixtas entre gobiernos locales y empresas extranjeras.[13]

La enorme tasa de ahorro china, tanto privada como pública, está, se alega, fuertemente motivada por la inexistencia de una red estatal de protección social frente a la enfermedad o la vejez, lo que llevaría a los trabajadores chinos a ahorrar más del 50% de sus ingresos en prevención de problemas de salud o para cubrir su vejez[14]​ -Hay que notar, sin embargo, que de hecho esos y otros beneficios se obtienen en China a través de los sindicatos[15]​ (ver Federación Nacional de Sindicatos (China)).- Actualmente, hay un amplio consenso entre muchos economistas, tanto neokeynesianos, como liberales-conservadores, especialmente esos que trabajan para el FMI, sobre los efectos de este "exceso de ahorro": una demanda interna deprimida con exceso de capital para invertir en activos fijos, lo que a su vez forma parte fundamental de los actuales desequilibrios comerciales entre Asia y los países occidentales, que a su vez tienen una baja tasa de ahorro (ver: Sistema Monetario Internacional). Sin embargo, todas estas sugerencias pueden ser vistas como respondiendo a un interés geopolitico de estos últimos países, especialmente los EE. UU.[16]

El control por parte del Estado de los sindicatos permite, según sindicatos occidentales, a esas empresas producir con costes bajos.[17]​ (ver: Deslocalización)

Vietnam[editar]

En Vietnam se conoce como «economía de mercado orientada al socialismo», aplicado a partir de la reforma del Doi moi.[18]​ Se caracteriza por ser una economía de mercado multisectorial donde el Estado juega un rol decisivo en dirigir el desarrollo económico, y con el eventual objetivo a largo plazo de desarrollar el socialismo.[19]

Referencias[editar]

  1. a b c d Deng Xiaoping (30 de junio de 1984). «BUILDING A SOCIALISM WITH A SPECIFICALLY CHINESE CHARACTER». Diario del Pueblo. Consultado el 26 de diciembre de 2017. 
  2. a b «‘Market fundamentalism’ is unpractical - People's Daily Online». en.people.cn. 3 de febrero de 2012. Consultado el 27 de diciembre de 2017. 
  3. a b «Principios básicos del Partido Comunista de China (PCCh)». www.chinatoday.com.cn. 29 de junio de 2011. Consultado el 27 de diciembre de 2017. 
  4. a b «Partido Comunista de China». espanol.cri.cn. Consultado el 13 de septiembre de 2018. «El ideal supremo y el objetivo final del PCCh son materializar el comunismo.» 
  5. a b González Arencibia, Mario. «Socialismo de mercado de China y Viet Nam en el ámbito de la globalización». www.eumed.net. Consultado el 19 de septiembre de 2018. 
  6. Dieterich, Heinz (19 de octubre de 2017). «China va al Ciber-Comunismo, Occidente al neofascismo y América Latina al Carajo». Aporrea. Consultado el 21 de agosto de 2018. 
  7. ¿Capitalismo socialista?, por Manuel F. Ayau (del Cato Institute)
  8. a b c Li Hongfeng (21 de octubre de 2014). «Cómo inició Deng Xiaoping el nuevo período histórico». Teoría China. Consultado el 29 de agosto de 2018. 
  9. Gil, Tamara (24 de octubre de 2017). «Los 14 principios políticos de Xi Jinping para convertir a China en superpotencia y que lo ponen a la altura de Mao Zedong». BBC Mundo. Consultado el 26 de diciembre de 2017. 
  10. Peraza Forte, Iramsy (18 de octubre de 2017). «La nueva era del socialismo con características chinas». Granma. Consultado el 26 de diciembre de 2017. 
  11. «El Congreso del Partido Comunista de China eleva a Xi Jinping al nivel de Mao». Sputnik Mundo. 24 de octubre de 2017. Consultado el 26 de diciembre de 2017. 
  12. The Global Competitiveness Report 2008-2009
  13. Capitalismo en China, por James Dorn (Cato Institute)
  14. Mario Teijeiro Empujando a China al Keynesianismo.- Notese que Tejeiro no se pronuncia acerca de la si la imputacion es correcta. Solo que se hace.
  15. Federación China de Sindicatos A Survey of the Chinese Social Security System and the Participation by the Trade Unions
  16. Empujando a China al Keynesianismo
  17. Sindicatos de 25 países advierten de que el ‘dumping social’ chino es una amenaza mundial
  18. Embassy of Vietnam in United States: Socialist-oriented market economy: concept and development soluti
  19. Michael Karadjis. «Socialism and the market: China and Vietnam compared». Links International Journal for Socialist Renewal. Consultado el 22 de julio de 2018. 

Véase también[editar]