Economía circular

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La economía circular (en inglés Circular economy, CE) es una estrategia que tiene por objetivo reducir tanto la entrada de los materiales como la producción de desechos vírgenes, cerrando los «bucles» o flujos económicos y ecológicos de los recursos.[1]​ El análisis de los flujos físicos de recursos proviene de la escuela de pensamiento de la ecología industrial[2]​ en la cual los flujos materiales son de dos tipos, nutrientes biológicos, diseñados para reintroducirse en la biosfera sin incidentes, y nutrientes técnicos, los cuales están diseñados para circular con alta calidad en el sistema de producción pero no vuelven a la biosfera.

Alcance[editar]

El término abarca más que la producción y consumo de bienes y servicios, incluyendo un cambio de combustibles de fósiles al uso de energía renovable, y la función de diversidad como característico de resiliencia y sistemas productivos. Incluye la discusión de la función de dinero y las finanzas como parte del debate, y algunos de sus pioneros han pedido renovar las herramientas de medida de rendimiento económicas.[3]

Orígenes[editar]

El término "economía circular" se utilizó por primera vez en la literatura occidental en 1980 (Pearce y Turner 1990) para describir un sistema cerrado de las interacciones entre economía y medio ambiente.[4]​ La economía circular es parte del estudio de retroalimentación de sistemas no lineales, sistemas vivos.[5]​ Un resultado importante de este es la idea de optimizar sistemas más que componentes, o la idea de ‘diseño a medida'. Como idea genérica enmarca un número de aproximaciones más concretas que incluyen cuna a cuna, biomimicry, ecología industrial, y la ‘economía azul' .[6]​ Más frecuentemente descrito como marco para pensar, sus seguidores reclaman que es un modelo más coherente que tiene valor como respuesta al final de la era de materiales y combustibles baratos.

Hacia la economía circular[editar]

En Alemania y Japón la interpretación de la economía circular se basa en la gestión de los residuos a través de las 3R. La idea subyacente es que el actual flujo lineal de los materiales (recursos-producto-residuos) necesita ser transformado en un flujo circular (recurso-producto-recursos reciclado). La economía circular fue aprobado por el Gobierno chino en el 11º plan de cinco años como modelo de desarrollo para China.[4]

En enero 2012, la Fundación Ellen MacArthur y desarrollado por McKinsey & Company publicó un informe titulado Hacia la Economía Circular: Racionalidad económica y de negocios para una transición acelerada. El informe, resaltó la oportunidad económica y empresarial de un modelo circular restaurativo. Utilizando estudios de caso del producto y análisis económico, el informe detalla el potencial de los beneficios significativos para la Unión Europea. Argumenta que un subconjunto del sector de fabricación de la UE podría generar ahorros de coste de materiales netos por un valor hasta de $630 mil millones p.Un. en 2025 — estimulando la actividad económica en las áreas de desarrollo de producto, remanufacturado y reparación. Hacia la Economía Circular también identificó los bloques de toma de decisiones claves para hacer la transición a una economía circular, concretamente en habilidades de producción y diseño circulares, modelos empresariales nuevos, habilidades en construir cascadas y ciclos inversos, y ciclos cruzados y de colaboración entre sectores.[7]

Modelos de Negocio Circulares[editar]

Según Linder y Williander, un modelo de negocio circular es "un modelo de negocio en el que la lógica conceptual para la creación de valor se basa en la utilización del valor económico retenido en los productos después del uso en la producción de nuevas ofertas".[8]

Mateusz Lewandowski ofrece una propuesta para abordar esta necesidad de diseñar modelos de negocio circulares y presenta una conceptualización de un marco teórico llamado: CBMC. El CBMC consta de once bloques de construcción, adaptados del Canvas de Osterwalder y Pigneur, que abarcan no sólo tradicionales Componentes con modificaciones menores, pero también bucles de material y factores de adaptación. Estos bloques de construcción permiten el diseño de un modelo de negocio de acuerdo con los principios de la economía circular, y consiste en:[9]

(1) Propuestas de valor-ofrecidas por productos circulares que permiten la extensión de la vida del producto, el sistema de servicio del producto, los servicios virtualizados y / o el consumo colaborativo. Además, este componente comprende los incentivos y beneficios ofrecidos a los clientes para traer de vuelta productos usados

(2) Segmentos de clientes-vinculados directamente con el componente de proposición de valor. El diseño de la propuesta de valor representa el ajuste entre la proposición de valor y los segmentos de clientes

(3) Canales-posiblemente virtualizados mediante la venta de la propuesta de valor virtualizada y la entrega virtual, vendiendo propuestas de valor no virtualizadas a través de canales virtuales y comunicándose con los clientes virtualmente

(4) Las relaciones con los clientes-la producción subyacente en el orden y / o lo que los clientes deciden, y las estrategias de marketing social y las relaciones con los socios de la comunidad cuando se implementa el reciclaje 2.0

(5) Flujos de ingresos-dependiendo de las proposiciones de valor y que comprenden los pagos de un producto o servicio circular, o los pagos por la disponibilidad, el uso o el rendimiento suministrados relacionados con el servicio basado en el producto ofrecido. Los ingresos también pueden referirse al valor de los recursos obtenidos de los bucles de material

(6) Principales recursos-elegir proveedores que ofrezcan materiales de mejor desempeño, virtualización de materiales, recursos que permitan regenerar y restaurar capital natural y / o recursos obtenidos de clientes o terceros destinados a circular en bucles de material (preferentemente cerrados)

(7) Actividades clave-centradas en aumentar el rendimiento a través de una buena gestión interna, un mejor control del proceso, modificación de los equipos y cambios tecnológicos, compartición y virtualización, y mejorar el diseño del producto, prepararlo para los lazos materiales y volverse más respetuoso con el medio ambiente . Las actividades clave también podrían incluir actividades de cabildeo

(8) Las asociaciones clave- basadas en la elección y la cooperación con los socios, a lo largo de la cadena de valor y la cadena de suministro, que apoyan la economía circular

(9) Estructura de costos-reflejando los cambios financieros realizados en otros componentes de la CBM, incluyendo el valor de los incentivos para los clientes. Se deben aplicar criterios de evaluación y principios contables especiales a este componente

(10) Sistema Take-Back: el diseño del sistema de gestión de devolución incluyendo los canales y las relaciones con los clientes relacionados con este sistema

(11) Factores de adopción: la transición hacia un modelo comercial circular debe ser apoyada por diversas capacidades organizacionales y factores externos

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Haas, Willi; Krausmann, Fridolin; Wiedenhofer, Dominik; Heinz, Markus (1 de octubre de 2015). «How Circular is the Global Economy?: An Assessment of Material Flows, Waste Production, and Recycling in the European Union and the World in 2005». Journal of Industrial Ecology (en inglés) 19 (5): 765-777. ISSN 1530-9290. doi:10.1111/jiec.12244. Consultado el 19 de enero de 2016. 
  2. Geng, Y., & Doberstein, B. (2008). Developing the circular economy in China: Challenges and opportunities for achieving'leapfrog development'. The International Journal of Sustainable Development & World Ecology, 15(3), 231-239.
  3. Walter Stahel, "How to Measure it", The Performance Economy second edition - Palgrave MacMillan, page 84
  4. a b «Eco-Innovation Policies in the People’s Republic of China.». OECD: Environment Directorate. 2009. 
  5. Towards the Circular Economy: an economic and business rationale for an accelerated transition. Ellen MacArthur Foundation. 2012. p. 24. 
  6. «La economía “redonda”». El Correo del Sol. Consultado el 30 de marzo de 2017. 
  7. Towards the Circular Economy: an economic and business rationale for an accelerated transition. Ellen MacArthur Foundation. 2012. p. 60. 
  8. Linder, Marcus; Williander, Mats (1 de enero de 2015). «Circular Business Model Innovation: Inherent Uncertainties». Business Strategy and the Environment (en inglés): n/a-n/a. ISSN 1099-0836. doi:10.1002/bse.1906. Consultado el 8 de noviembre de 2016. 
  9. Lewandowski, Mateusz (18 de enero de 2016). «Designing the Business Models for Circular Economy—Towards the Conceptual Framework». Sustainability (en inglés) 8 (1): 43. doi:10.3390/su8010043. Consultado el 8 de noviembre de 2016.