ENCE Energía y Celulosa, S.A.

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «ENCE»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Ence Energía y Celulosa S.A.
Ence, Pontevedra. Evaporadores.jpg
Evaporadores de Ence en el Centro de Operaciones de Pontevedra.
Acrónimo ENCE
Tipo Sociedad Anónima
ISIN ES0130625512
Industria Industria química
Forma legal sociedad anónima
Fundación 1957
Fundador(es) Gobierno de España
Nombres anteriores Celulosas de Asturias C.E.A.S.A. Empresa Nacional de Celulosa de Pontevedra, Empresa Nacional de Celulosa de Huelva, Empresa Nacional de Celulosa de Motril
Sede Madrid, Flag of Spain.svg España
Área de operación España, América Latina, Europa (exportaciones)
Presidente Juan Luis Arregui
Vicepresidente y Consejero Delegado Ignacio de Colmenares y Brunet
Marcas Ence
Productos Celulosa de eucalipto, gestión forestal, generación de energía con biomasa forestal
Ingresos 313M €(1S 2015)
Beneficio neto 22.1M € (1S 2015)
Empleados 838 (2014)
Lema Cultivamos un mundo mejor
Coordenadas 40°28′24″N 3°40′32″O / 40.473265, -3.67557
Sitio web www.ence.es
[editar datos en Wikidata]

Ence Energía y Celulosa (BMEENCE) es una empresa española dedicada a la transformación de madera procedente de cultivos forestales realizados para uso industrial. La producción de pasta de papel –pasta de celulosa- de sus fábricas de Pontevedra (Galicia) y Navia (Asturias) la convierte en líder europeo en fabricación de celulosa de eucalipto. Además, es la primera empresa española en producción de energía renovable con biomasa. Genera esta energía desde sus plantas de Huelva, Mérida, Navia y Pontevedra. Ence también es el principal gestor forestal privado de España.[1]

Entre los años 1950 y su salida a Bolsa en 1990, fue una compañía de carácter público y vinculada al antiguo Instituto Nacional de Industria (INI). Se denominaba Empresa Nacional de Celulosa. Cambia su nombre a Grupo Ence tras su salida a bolsa en 1990. Se privatizó primero el 49%, y en 2001 el 51% restante.

La sede central de la compañía se encuentra en Madrid. En conjunto, su producción anual de celulosa es del orden del millón de toneladas anuales de pasta de celulosa, de las que en 2014 el 85% se exportaron a países del norte de Europa.

La empresa genera, además, 1.500.000 millones de kWh/año (en 2014). Esta energía eléctrica procede de la combustión de la biomasa, no de combustibles fósiles.

Desde el año 2006, Juan Luis Arregui es presidente de la compañía, e Ignacio de Colmenares y Brunet ocupa el cargo de vicepresidente y consejero delegado desde el año 2010.

La instalaciones industriales de la empresa generaron graves impactos ambientales por vertidos ilegales realizados a la ría de Pontevedra hasta el año 1994, de los que la práctica totalidad de su Junta Directiva resultó condenada por Delito ecológico[2]​. A raíz de esta Sentencia la empresa se vio obligada a partir de 2010 a iniciar el desarrollo de programas de mejora ambiental. Entre 2010 y 2014, Ence Energía y Celulosa destinó más de 40 millones de euros tan sólo a mejoras ambientales en sus fábricas de celulosa de Pontevedra y Navia, aunque a día de hoy sus plantas se encuentran entre las industrias más contaminantes de Galicia causando grandes emisiones de Óxido de nitrógeno y Óxido sulfúrico a la atmósfera y de fósforo, cobre, mercurio y zinc en la ría[3]​ y aún en 2017 la planta de Navia resultó de nuevo sancionada por no advertir a las autoridades de sus vertidos[4]​.

Entre los proyectos más destacados en este programa de inversiones ambientales están el denominado “Olor Cero”, que persigue la erradicación de cualquier impacto oloroso en las dos factorías. También se inauguró en 2013, en la fábrica de Navia, una nueva planta depuradora que modificó radicalmente la composición del efluente líquido de la factoría. En septiembre de 2015, Ence anunció el proyecto denominado “Nuevo Ciclo del Agua” para su fábrica de Pontevedra. El objetivo de la compañía, de acuerdo a lo expuesto por la empresa, es poder depurar su reutilización el agua que consume reduciendo en un 90% tanto su demanda de agua como el volumen de su efluente líquido.

Ence Energía y Celulosa tuvo una tercera fábrica de celulosa en San Juan del Puerto (Huelva) hasta octubre de 2014. La empresa anunció en septiembre de 2014 que se veía obligada a cesar la producción de celulosa en Huelva, entre otros motivos por el impacto de la reforma de las energías renovables que había impulsado en ese año el Gobierno. También se señalaron entre las causas la escasez del volumen de madera para la trasformación existente en el entorno de la factoría, una circunstancia que afectaba a su competitividad. El cese de la producción de celulosa supuso la supresión de cerca de 2.500 empleos, entre directos e indirectos.

Ence proyectó en los primeros años del siglo XXI, cuando Caixa Galicia era su accionista de referencia, la instalación de una nueva planta de producción de celulosa en la margen oriental del río Uruguay, en las cercanías de las ciudades de Fray Bentos en Uruguay y Gualeguaychú en Argentina, junto con una similar de la finlandesa Botnia. Defendidas por Uruguay, las plantas fueron causas de un conflicto diplomático que se desarrolló entre los gobiernos de Argentina y Uruguay. Sin embargo, la empresa después de anunciar la relocalización de la planta de celulosa en la localidad de Conchillas, cercana a las ciudades de Nueva Palmira y Colonia del Sacramento, con la aprobación del gobierno argentino, terminó vendiendo el proyecto en 2009. Fue una decisión estratégica que le permitió fortalecer sus planes de inversión y crecimiento en España. La Empresa ha adoptado a Sudamérica los malos usos medioambientales que venía desarrollando en la Península, resultando sancionada por las talas ilegales de bosques autóctonos[5]​.

Tanto el proyecto de Ence como el de Botnia proponían la utilización del sistema de blanqueo libre de cloro elemental (ECF) y esta fue una de las causas del malestar popular, que reclamaba la utilización del blanqueo totalmente libre de cloro (TCF),[6]​ que a diferencia del anterior no produce dioxinas, furanos ni subproductos contaminantes.[7]

Accionariado[editar]

A septiembre de 2014 la estructura accionarial de Ence es la siguiente:[8]

Accionista Porcentaje
Retos Operativos XXI, S.L. 26,5%
Alcor Holding, S.A. 5,9%
Fuente Salada, S.L. 5,0%
Asúa Inversiones 5,2%
Amber Capital 4,0%
Norges Bank 3,0%
Treasury Stock 0,8%
Free Float 49,7%

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]