Parvati

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Durgás»)
Saltar a: navegación, búsqueda

Parvati es una diosa de la religión hinduista. Su nombre significa ‘hija del monte Pārvata’ (siendo párvata ‘montaña’) o también ‘arroyo de montaña’.

Parvati arrodillada ante Shiva (cuadro en el Instituto Smithsoniano).
El Señor Shiva y la diosa Parvati, bronce Chola del 1100 d. C.
Parvati acunando al niño Ganesha (ca. 1820).
Un bajo relieve en Ellora (caverna 29, llamada Dhumar Lena) muestra al dios Shiva y a la diosa Parvati rodeados por sus ganas, mientras el demonio Rávana (debajo) trata de sacudir el monte Kailāsh.

Es hija de Jimavat[1] (‘que tiene nieve’, los montes Himalaya)[2] y esposa del dios Shiva. Es madre de Ganesh (dios con cabeza de elefante) y de Kartikeia (Skanda, el dios de la guerra).

Parvati (también llamada Uma), tiene dos aspectos: las diosas Durgā y Kālī.

Nombre sánscrito[editar]

Uma[editar]

Parvati también es llamada Umā (pronunciado úma), que en sánscrito significa literalmente ‘lino’. Sin embargo en el Shiva-purana se explica que este término significa ‘oh, no’. La madre de Uma le dijo a esta: u mā, que en el contexto de su historia, significa ‘oh [hija], no [practiques austeridades]’.

Como esposo de Uma, al dios Shiva se lo conoce como:

  • Uma Nath (señor de Uma),
  • Umapati (esposo de Uma),
  • Uma Sajaia (compañero de Uma),
  • Umesh (señor de Uma).
    • También hay una deidad en la India denominada Umeśa: es una combinación de esta pareja, Uma e Īśa (Shiva, ‘el Señor’) en una sola estatua.

Durgā[editar]

En sánscrito: ‘difícil de acercarse, inalcanzable (dur: ‘duro, difícil’; : ‘ir’, en inglés go). Simboliza el amor maternal.

En la iconografía, es personificada con cabello largo y perfectamente acomodado en una larga trenza adornada con muchas y diversas joyas, simbolizando así la fortuna material. Está vestida con un vestido sari de color rojo. En ocasiones se la representa con varios brazos. Para simbolizar su poder, está montada sobre un león, que le sirve de vehículo.

En la India es una de las deidades que tiene más templos erigidos en su honor. En Bengala se realiza su festival (el durgā-pūjā o ‘adoración a Durgā’) en el mes de Aświn (entre septiembre y octubre). A veces se la adora como nueve deidades: las Návadurga (‘nueve Durgas’).

Matadora del demonio Majishá[editar]

Cuando el demonio Majisha usurpó Suargaloka (los planetas celestiales) a los devas (dioses y diosas), estos le pidieron la ayuda a los tres dioses Brahmá, Visnú y Shiva, quienes unificaron sus energías materiales y crearon a Durgá, para matar al demonio. Los dioses le dieron las ropas y le dieron como vehículo un león. Ella sola peleó contra Majishasura y su enorme ejército. Durante la batalla, de su frente surgió su aspecto más fiero, terrorífico y enloquecido: Kālī. Derrotó al ejército, mató a Majisha y restauró la paz y el orden en el mundo.

Se la considera la protectora del mundo, que reposa en su regazo.

Esta Durgá es un aspecto de Deví, también conocida como Devi Majamaia. En el texto Devi-majatmiam ella es conocida también como Majamaia.

Según los vaisnavas (visnuistas, que consideran que el dios Visnú y su consorte Lakshmí son los dioses superiores a todos), Durgá-Parvati-Maia serían meros aspectos materiales de la diosa espiritual Laksmí.

Debido a su relación con la diosa Durgā, Maia es un nombre femenino muy utilizado en India y entre los hinduistas de todo el mundo.[4]

Maia[editar]

La diosa Durgā es la personificación de maia, la energía ilusoria materialista, que hace que las almas vivan lejos de Dios, dentro del universo material. Es también la sustancia de que está hecho el universo.

Esencialmente, Majamaia (‘gran Maia’) tiene el poder de cegar a los seres con engaño (moja) y también de liberarlos del velo de maia. A veces se considera que Maia es lo mismo que Laksmi, Durga, etc.

Kali[editar]

Es el aspecto horroroso de la misma divinidad. Representa la justicia violenta. Su simbolismo es un poco más complejo de comprender. Tiene el cabello enmarañado y suelto, de color negro. En su cuello hay un collar de cráneos, no está vestida, su piel es de un color grisáceo a azul o negro, en sus manos hay diferentes objetos, que pueden variar. Los más frecuentes son una cimitarra y una copa medio llena de sangre. Es común verla sosteniendo la cabeza degollada del asura (demonio) Majishasura, de piel más negra que la de ella.

Por lo general no es representada sobre algún vehículo, aunque en ocasiones se la puede ver cabalgando sobre un fantasma.

En sánscrito kālī significa color negro, tinta negra, una sucesión de nubes negras, otra manera de llamar a la noche, los gusanos generados espontáneamente de la fermentación de la leche, uno de los siete tipos de lenguas del fuego, y también abuso, censura y difamación.

En los cuentos del italiano Emilio Salgari (1862-1911), los adoradores bengalíes de la diosa Kālī eran antropófagos.

Kaliyuga[editar]

No se debe confundir a la diosa Kālī con Kali, el malvado genio rector de la actual era kali-iuga (‘era de riña’).

Notas[editar]

  1. Siendo hima: ‘nieve’; y vat: ‘que tiene’.
  2. Jīmālaia significa ‘la morada de la nieve’ (siendo hīma: ‘nieve’; y ālaya: ‘casa’).
  3. a b c d Véase la entrada pā́rvatī, que se encuentra en la mitad de la primera columna de la [pág. ] en el Sanskrit-English Dictionary del sanscritólogo británico Monier Monier-Williams (1819-1899).
  4. Hinduism.About.com (los nombres hinduistas más populares en Estados Unidos).

Enlaces externos[editar]