Dorángel Vargas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Dorángel Vargas
Información personal
Nombre de nacimiento José Doráncel Vargas Gómez Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento 14 de mayo de 1957 Ver y modificar los datos en Wikidata (65 años)
Santa Elena de Arenales,
Estado Mérida,
Venezuela Bandera de Venezuela
Residencia Táriba Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Venezolana
Información profesional
Ocupación Asesino en serie y caníbal Ver y modificar los datos en Wikidata
Años activo 1995-1999
Seudónimo El Comegente y Doráncel Ver y modificar los datos en Wikidata
Información criminal
Cargos criminales Homicidio
canibalismo
Condena Inimputable por enfermedad mental y recluido en un lugar especifico
Situación penal En prisión

José Doráncel Vargas (Santa Elena de Arenales, 14 de mayo de 1957),[1]​ más conocido como Dorángel —por error de los medios de comunicación o «El comegente», es un asesino en serie y caníbal venezolano. Es el primer y peor asesino en serie registrado en la historia de Venezuela.

Vargas era un vagabundo con antecedentes esquizofrenicos que solía cazar a sus víctimas en el parque 12 de Febrero, en los alrededores del río Torbes de la ciudad de Táriba, en el estado Táchira, a 750 kilómetros de Caracas. Fue descubierto el 12 de febrero de 1999. Vargas fue uno de los primeros asesinos en serie conocido en Venezuela, asesinando decenas de personas.

Biografía[editar]

Dorángel Vargas Gómez nació en 1957 en el seno de una familia de escasos recursos que se dedicaba a la agricultura, por lo que llegó solo hasta sexto grado de primaria. Entre sus antecedentes figuran tres arrestos, antes del último, dos de ellos por delitos menores (robo de gallinas y de ganado) y el tercero, en 1995, cuando fue internado en el Instituto de Rehabilitación Psiquiátrica de Peribeca por la muerte y posterior ingesta del cuerpo de Cruz Baltazar Moreno. El asesino fue dado de alta de ese centro. luego de dos años de tratamiento.[2]

Se cree que cometió los crímenes entre noviembre de 1998 y enero de 1999, momento en el que las familias notificaron a la policía la desaparición de los fallecidos. Dorángel cazaba a sus víctimas con un tubo en forma de lanza, los descuartizaba, guardaba las partes que se comía para cocinarlas y enterraba los pies, las manos y las cabezas. Sus objetivos primordiales eran desprevenidos deportistas y obreros que trabajaban en la orilla del río, sin embargo no comía mujeres ni niños.[3]

Arresto[editar]

El 12 de febrero de 1999 unos miembros de Defensa Civil encontraron los restos de dos jóvenes y alertaron a las fuerzas de seguridad sobre su hallazgo. Ahondando sobre la zona, encontraron los restos de seis cuerpos más. Una vez descartada la hipótesis de que pudiera tratarse de un área de liberación de cadáveres de alguna banda de narcotraficantes o de alguna secta satánica, se recurrió a las denuncias de personas desaparecidas. Se sospechó enseguida de Vargas, que vivía en la zona próxima en una choza improvisada y que al ser inspeccionada por la policía, fueron encontrados varios recipientes que contenían carne humana y vísceras preparadas para el consumo, así como tres cabezas humanas y varios pies y manos. Una vez capturado, confesó haber matado y comido al menos a 10 varones en un periodo de dos años desde su arresto en 1999.[4]

Dorángel Vargas fue diagnosticado con esquizofrenia paranoide, por lo cual ante la ley venezolana lo hace inimputable, y al no existir en el país ningún centro con las condiciones adecuadas para su reclusión, lo mantienen en la actualidad aislado en un centro penitenciario del estado Táchira.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «El caníbal de los Andes confiesa: “Comer gente es como comer camis”», artículo del 19 de noviembre de 2004 en el sitio web Absurd Diari.
  2. «La sazón perversa de Dorancel Vargas» Archivado el 16 de octubre de 2015 en Wayback Machine., artículo publicado en el diario El Tiempo (Caracas). Menciona su nombre de pila como «Dorancel» (sin tilde y con c).
  3. «El "Hannibal Lecter de los Andes", 11 años en el limbo legal», artículo del 20 de enero de 2010 en el diario El Mundo (Madrid).
  4. «Politáchira tiene un déficit de 11.700 funcionarios», artículo publicado en el diario El Universal (Caracas).