Don Pedro de Barberana y Aparregui

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Don Pedro de Barberana y Aparregui
Pedro de Barberana.jpg
Autor Diego Velázquez, c.1631
Técnica Óleo sobre lienzo
Estilo Barroco
Tamaño 198,1 cm × 111,4 cm
Localización Museo de Arte Kimbell, Fort Worth, Flag of the United States.svg Estados Unidos
[editar datos en Wikidata]

Don Pedro de Barberana y Aparregui es un retrato atribuido a Velázquez quien lo habría pintado hacia 1631-1633 y se conserva en el Kimbell Art Museum de Fort Worth, Texas, (Estados Unidos) desde 1981.

Historia del cuadro[editar]

No se tienen noticias documentales antiguas de este cuadro, publicado por primera vez como obra de Velázquez y con el título de Caballero de Calatrava por José López-Rey en 1972, cuando se encontraba en colección privada de Nueva York, sin otra referencia que la de haber sido adquirido en Europa hacia 1950.[1]​ Inmediatamente fue acogido de forma favorable por la crítica y un año después José Gudiol identificó al personaje retratado como Pedro de Barberana (1579-1649), nacido y muerto en Briones (La Rioja), de cuyo castillo fue alcaide perpetuo. Contador mayor y miembro del Consejo Privado del rey,[2]​ ingresó en la Orden de Calatrava, cuya cruz luce ostentosamente en el pecho y en la capa, en octubre de 1630, cuando Velázquez aún se encontraba en Italia, lo que determina la fecha a partir de la cual pudo ser pintado.[3]

Descripción del cuadro[editar]

El personaje, retratado de cuerpo entero, vestido de riguroso negro solo roto por el color rojo de la cruz y el cuello blanco, con el sombrero en la mano diestra y la izquierda apoyada en el puño de la espada, aparece recortado sobre un fondo neutro. En el contorneado de la figura y en los brillos del vestido, logrados a base de veladuras sobre la primera capa de negro, Velázquez utiliza una técnica semejante a la empleada en los retratos de fecha próxima de Don Diego del Corral y Arellano y su esposa Doña Antonia de Ipeñarrieta y Galdós y su hijo don Luis, pero en este caso, como apunta Jonathan Brown, acentúa la neutralización del espacio, dejándolo vacío, a fin de resaltar con más fuerza la figura del retratado.[4]

Referencias[editar]

  1. López-Rey, J. «An unpublished Velázquez: A Knight of Calatrava», Gazette des Beaux-Arts, 80 (1972), pp. 61-70.
  2. Catálogo de la exposición Velázquez, 1990, p. 198.
  3. López-Rey, 1996, p. 142.
  4. Brown, p. 141.

Bibliografía[editar]