Apóstol

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Doce Apóstoles»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
La Última Cena pintada por Leonardo da Vinci representa a Jesucristo junto a los apóstoles.

En la religión cristiana, los apóstoles (en griego: Απόστολος ‘enviado’) son los hombres escogidos por Jesús de Nazaret[1]​ para que fueran «pescadores de hombres»,[2]​ es decir, para multiplicar su presencia y propagar su mensaje.[3]​ Por extensión, el término apóstol ha devenido una expresión utilizada para identificar al propagador de una doctrina o creencia religiosa, e incluso a los individuos que diseminan ideas sociales y políticas.[n. 1]

Definición de apóstol cristiano[editar]

“Id y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que les he mandado; y yo estaré con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo” (Mateo 28:19-20[4]​).

Si bien está ampliamente aceptado que los doce discípulos que escogió Jesús —a los que se añaden luego Matías y, finalmente, Pablo de Tarso— fueron los apóstoles originales, no existe consenso entre las diferentes religiones cristianas respecto a qué otras personas, hasta la actualidad, puedan usar este título con la misma autoridad original. Varias iglesias, como La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y la Iglesia Nueva Apostólica, creen por fe estar conducidas por apóstoles de la actualidad, los cuales son escogidos por Dios.

De acuerdo con lo que aparece en la Biblia,[cita requerida] son cinco las características necesarias para ser llamado «apóstol»:

  • Haber visto a Jesús. (1 Corintios 9:1).
  • Señales, milagros y prodigios. (Romanos 15:18-19; 2 Corintios 12:12)
  • Ser fundador de iglesias (no pastor de iglesia), como el apóstol Pablo fundó iglesias (por ejemplo, la iglesia de Éfeso).
  • Tener los nueve dones del Espíritu Santo mencionados en 1 Corintios 12.

En el caso de Pablo de Tarso no está claro si vio a Jesucristo, dado que solo se menciona que escuchó la voz de Jesucristo y quedó ciego, pero se sobreentiende que fue elegido personalmente por Cristo. Posteriormente, firmó sus escritos como «Pablo, Apóstol de los gentiles» y fue protagonista de la mayor parte del libro de los Hechos de los Apóstoles.

Por otro lado, una interpretación que tiende a equiparar el término de «discípulo de Jesús» con el de «apóstol» indica que, aunque inicialmente fueron doce, luego fueron extendidos a setenta (Lucas 10,1[5][6]​) y luego a más de quinientos discípulos enviados por Jesucristo para llevar la buena nueva al mundo y extender el Reino de Dios en la Tierra, a quienes puede aplicárseles el título de apóstol.[cita requerida]

En todo caso, un apóstol debe ser testimonio del poder de Dios a través de la realización de señales, prodigios y milagros (sanación de los enfermos, exorcismos, resurrecciones), y de la predicación del evangelio.

Los doce apóstoles[editar]

Según el Nuevo Testamento, los doce apóstoles definitivos fueron aquellos que no abandonaron a Jesús cuando este les indicó en la Santa Cena que debían comer su cuerpo y beber su sangre para alcanzar la vida eterna (Juan):

Desde entonces muchos de sus discípulos volvieron atrás y ya no andaban con él.
Dijo entonces Jesús a los doce: ¿Queréis acaso iros también vosotros?
Le respondió Simón Pedro: Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna. Y nosotros hemos creído y conocido que tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.
Jesús les respondió: ¿No os he escogido yo a vosotros los doce, y uno de vosotros es un diablo?

Ellos fueron, en orden de elección:

  1. Simón, hijo de Jonás o Juan (Simón bar Jonah o Šim`ôn bar-Yônâ) (Mt 16:18), renombrado por Jesús como Pedro (Mr 3:16). También conocido como Simón bar Jochanan (arameo) o Simón Pedro.
  2. Santiago el Mayor, hijo de Zebedeo. También conocido por el nombre Jacobo.[7][8]
  3. Andrés, hermano de Pedro y exdiscípulo de Juan el Bautista.
  4. Juan, el menor de los doce, también hijo de Zebedeo (por tanto, hermano de Santiago el Mayor). Jesús llamó a ambos Bo-aner'ges, lo que significa 'hijos del trueno'. (Mr 3:17)
  5. Felipe de Betsaida.
  6. Bartolomé, hijo de Talemai, llamado también Natanael de Caná.
  7. Tomás, también llamado Dídimo o Mellizo.
  8. Mateo, el publicano o recaudador de impuestos, llamado también Leví.
  9. Santiago el Menor, también conocido como Santiago, hijo de Alfeo.
  10. Simón el Cananeo, el Celador o Zelote (guerrillero).
  11. Judas Tadeo, también se le llama simplemente «Tadeo», o «Judas de Santiago». (Jn14:22)
  12. Judas Iscariote, también es referido como «Judas, hijo de Simón» (Jn 6:71; Jn13:26). Judas, a causa de su traición a Jesús, se ahorcó (de acuerdo a Mateo 27:5), o se cayó en el campo produciéndose una herida mortal en la cabeza (según Hechos 1:18) y a raíz de esto se escogió a Matías en su lugar.
    • Matías, el sucesor de Judas, elegido a la suerte en el Monte de la sangre. (Hechos 1, 12-26).

Según su identificación en el Nuevo Testamento:

Evangelio de Mateo Evangelio de Marcos Evangelio de Lucas Evangelio de Juan Hechos de los Apóstoles
Simón ("Llamado Pedro") Simón Simón Simón Pedro (“Cefas, llamado Pedro”) Pedro
Andrés ("hermano de Pedro") Andrés Andrés Andrés Andrés
Santiago ("hijo de Zebedeo") Santiago Santiago Uno de los ¨hijos de Zebedeo¨ Santiago
Juan ("hermano de Santiago") Juan Juan Uno de los ¨hijos de Zebedeo" / El ¨discípulo amado de Jesús¨ Juan
Felipe Felipe
Bartolomé Bartolomé Bartolomé Natanael Bartolomé
Tomás Tomás Tomás Tomás ("Didymus") Tomás
Mateo ("el publicano") Mateo Mateo/Levi no mencionado Mateo
Santiago ("Hijo de Alfeo") Santiago Santiago no mencionado Santiago
Tadeo Tadeo Judas de Santiago Judas (“no el Iscariote”) Judas de Santiago
Simón ("el cananeo") Simón ("el cananeo") Simon ("Zelotes") no mencionado Simón el Zelote
Judas Iscariote Judas Iscariote Judas Iscariote Judas ("hijo de Simón Iscariote") (Judas es reemplazado por Matías)

Todos ellos eran galileos con excepción de Judas Iscariote, que se presume era de Judea (para algunos Iscariote significaría textualmente isqueriot, «de Queriot» al sur del distrito de Judá; mientras que algunos lo interpretan como de Isacar).[cita requerida] Después de la resurrección y ascensión de Jesucristo y tras haberse suicidado Judas Iscariote, los once Apóstoles restantes se reunieron y eligieron a Matías para completar nuevamente el número de doce Apóstoles enviados a las doce tribus de Israel.

Otros apóstoles de la Iglesia[editar]

En el Nuevo Testamento y en los Hechos de los Apóstoles, son llamados apóstoles otros personajes, específicamente: Pablo de Tarso y Bernabé. Otros son asimilados al colegio apostólico, aunque posiblemente no literalmente apóstoles en el mismo sentido como Silas, Timoteo, Tito, Andrónico, Joias.

Personas llamadas ¨Apóstol¨ Cita Bíblica Notas
Bernabé Hechos14:14
Andrónico y Junia Rom 16:7 Pablo los llamo "estimados entre los apóstoles". Esto se ha interpretado de dos maneras:[9]
  • Andrónico y Junia eran "estimados entre los apóstoles", o sea, apóstoles estimados.
  • Andrónico y Junia eran "estimados entre los apóstoles", es decir, que eran conocidos por los apóstoles.

El nombre griego (Iounian) podría ser la forma acusativa de Junia (femenino) o Junias (masculino). Manuscritos más antiguos simplemente escriben Junias; sin embargo, "Junia" era un nombre más común en la época, y "Junias" no. Diferentes grupos prefieren una u otra traducción. La tradición Ortodoxa acepta a Junia como mujer; mientras que la Vulgata y las traducciones de la Reforma, como la Reina Valera, aceptan a Junias como hombre.

La segunda interpertación cree que Pablo solo los está mencionando como conocidos de los apóstoles.

Históricamente es imposible demostrar alguna de esas interpretaciones.

Silas 1 Tess. 1:1, 2:6 Conocido como uno junto con Timoteo y Pablo, también realiza el funcionamiento de un apóstol como compañero de Pablo en el segundo viaje misionero de Pablo en Hechos 15:40.
Timoteo 1 Tess. 1:1, 2:6 A Timoteo se le conoce como apóstol junto con Silas y Pablo. Sin embargo, en 2 Cor. 1: 1 sólo se le llama "hermano" cuando Pablo se refiere a sí mismo como "un apóstol de Cristo". Timoteo desempeña muchas de las funciones de un apóstol en la comisión de Pablo en 1.º y 2.º Timoteo, aunque en esas epístolas Pablo se refiere a él como su "hijo" en la fe.
Apolo 1 Cor. 4:9 Incluido entre "nosotros apóstoles" junto con Pablo y Cefas (Pedro). (ver también: 4: 6, 3:22 y 3: 4–6).

La Iglesia utiliza el título de apóstol antes del nombre de quienes reciben el servicio de apostolado y están a cargo de la Iglesia y de la expansión del Reino de Dios. Como el término apóstol se refiere a enviado, en ocasiones se agrega la mención de a dónde o a quienes se le envía: Así, el Apóstol Pablo es el Apóstol de los Gentiles.

La Iglesia católica ha utilizado posteriormente el sobrenombre de apóstol —en sentido más general— para otros propagadores de su fe (por ejemplo, San Francisco Javier es el Apóstol de las Indias), pero no se antepone el título al nombre (no se dice el apóstol Francisco Javier). Otros ejemplos son San José de Anchieta (Apóstol de Brasil), San Junípero Serra (Apóstol de California) y San Pedro de Betancur (Apóstol de Guatemala), entre otros.

Apóstoles en la actualidad[editar]

Iglesia católica[editar]

La Iglesia católica, tanto en su rama latina como en su rama oriental, afirma guardar la sucesión apostólica histórica[10]​ por medio de sus obispos. Así el obispo de Roma es sucesor de Pedro, el Obispo de Bizancio es sucesor del apóstol san Andrés. Ninguna ordenación episcopal es válida si el candidato no ha sido ordenado por otro obispo que tenga sucesión apostólica. Y así sucesivamente hasta remontarse hasta los apóstoles.


Iglesia La Luz del Mundo[editar]

La Luz del Mundo afirma que un apóstol guía a su iglesia y que fue elegido directamente por Jesucristo, en su plan eterno,[11]​ por medio de un diálogo directo. Creen que su iglesia es única, ya que sus fundamentos descansan en la elección de los apóstoles puestos por el mismo Jesús, según la cita bíblica en Efesios 2:20. Los apóstoles de La Luz del Mundo tienen un cargo vitalicio, es decir, que sólo tras su muerte dejarán de ser apóstoles. Deben estar casados y tienen la autoridad directa para elegir nuevos colaboradores para trabajar en el ministerio. No pueden renunciar, pues es un cargo entregado directamente por Dios. Tienen la facultad de comunicarse con Dios para celebrar la Santa Cena cada año y perdonar los pecados.


La Iglesia nueva apostólica[editar]

La Iglesia nueva apostólica cree ser conducida por apóstoles hasta el final de los tiempos. Su fe en dicha afirmación radica en que consideran indispensable el actuar de los Apóstoles de Cristo para que este regrese a la tierra a buscar a su pueblo, para una eternidad en la gloria de los cielos.

Su creencia es que, si bien los Apóstoles del círculo primitivo fallecieron años después de la ascensión de Jesús, en el siglo XVIII volvió a derramarse el Espíritu Santo por el cual fueron llamados nuevos hombres para continuar con el trabajo en la viña. Para los nuevos apostólicos el ministerio del apóstol ocupa un lugar central en su teología particular, ya que, por relato bíblico, creen que los apóstoles son indispensables para conducir al pueblo en el tiempo final, hasta que se cumpla la promesa del Hijo de Dios.[12]

Actualmente, la cabeza institucional de la Iglesia nueva apóstolica es Jean-Luc Schneider (1959), considerado como apóstol mayor por dicha Iglesia.

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días[editar]

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días cree que la autoridad de los doce Apóstoles originales es una característica distintiva de la Iglesia verdadera establecida por Jesús en la Antigüedad y en los tiempos modernos. Los miembros creen que esta autoridad se perdió después de la muerte de los Apóstoles originales de Cristo, y que fue restaurada mediante el profeta Joseph Smith durante la primavera y verano de 1830. Desde ese tiempo, la Iglesia afirma y da testimonio de que esta autoridad u oficio apostólico es transmitida en sucesión hasta hoy, por orden de antigüedad, desde su llamamiento y elección. En la Iglesia el oficio de Apóstol tiene la función particular, pero no limitativa, de ser un "testigo especial" de Cristo ante el mundo.

Ante la muerte de alguno de los apóstoles, la organización se actualiza con el llamado de otro para mantener el Cuórum de Doce, como Jesucristo lo ha establecido. Actualmente, los doce apóstoles en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, son:

  1. M. Russell Ballard (n. 1928), llamado en 1985
  2. Jeffrey R. Holland (n. 1940), llamado en 1994
  3. Dieter F. Uchtdorf (n. 1940), llamado en 2004
  4. David A. Bednar (n. 1952), llamado en 2004
  5. Quentin L. Cook (n. 1940), llamado en 2007
  6. D. Todd Christofferson (n. 1945), llamado en 2008
  7. Neil L. Andersen (n. 1952), llamado en 2009
  8. Ronald A. Rasband (n. 1951) llamado en 2015.
  9. Gary E. Stevenson (n. 1955) llamado en 2015.
  10. Dale G. Renlund (n. 1952) llamado en 2015.
  11. Gerrit W. Gong (n. 1953) llamado en 2018.
  12. Ulisses Soares (n. 1958) llamado en 2018.

Como presidente en funciones del Cuórum de los Doce Apóstoles está M. Russell Ballard.[13]

En términos del gobierno de la iglesia, están en segundo lugar solamente en la autoridad de la Primera Presidencia, cuyos integrantes son normalmente antiguos miembros del Cuórum de los Doce Apóstoles.

En la actualidad, los miembros de los cuórumes de los Setenta son Autoridades Generales de la Iglesia que reciben la autoridad apostólica [14]​ pero que no reciben la ordenación al oficio de Apóstol. Ellos dedican todo su tiempo al ministerio.[15]

Denominaciones protestantes[editar]

Para los cristianos protestantes, apóstol designa a aquella persona que funda una denominación o una organización eclesiástica autónoma, con el fin de "expandir el reino de Dios". Es, junto a profeta, evangelista, pastor y maestro, uno de los cinco ministerios instaurados por Jesús.

Otros usos del término «apóstol»[editar]

«Apóstol» también es usado para designar al propagador de cualquier género de doctrina o creencia religiosa. También se aplica a individuos que defienden y diseminan significativas ideas sociales o políticas. Así, conocemos a José Martí como el «apóstol de la independencia de Cuba» o a Gandhi como el «apóstol de la no violencia».

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. En este último sentido se habla, por ejemplo, de José Martí como el apóstol de la independencia de Cuba, y de Gandhi como el apóstol de la no violencia. En cuanto a su grafía, el Diccionario de la lengua española indica que solo cuando se refiere a san Pablo como antonomasia irá con mayúscula, que no marca para «Cada uno de los doce principales discípulos de Jesucristo, a quienes envió a predicar el Evangelio por todo el mundo», ni para sus demás acepciones, incluida la indicada en esta nota o cuando se refiere a un predicador o evangelizador (ver DRAE «apóstol»).

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]