Distrito de Pilcomayo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Distrito de Pilcomayo
Distrito
EscudoHYO.jpg
Escudo

Coordenadas 12°03′18″S 75°15′58″O / -12.0549335, -75.2661324Coordenadas: 12°03′18″S 75°15′58″O / -12.0549335, -75.2661324
Capital Pilcomayo
Idioma oficial español
 • Co-oficiales quechua
Entidad Distrito
 • País Bandera del Perú Perú
 • Departamento Región Junín Junín
 • Provincia Huancayo Huancayo
Alcalde Richard Bendezú
(2015-2018)
Eventos históricos  
 • Fundación Creación
Ley del 15 de septiembre de 1844
Superficie  
 • Total 20.5 km²
Altitud  
 • Media 3247 m s. n. m.
Población (2017)  
 • Total 20 055 hab.
 • Densidad 978,29 hab/km²
Huso horario UTC-5
Ubigeo 120124

El distrito de Pilcomayo es uno de los veintiocho que conforman la Provincia de Huancayo, ubicada en el Departamento de Junín, bajo la administración del Gobierno Regional de Junín, en el Perú. Limita por el norte con el Distrito de Sicaya; por el este con el Distrito de El Tambo; por el oeste con el Distrito de Chupaca; y, por el sur con el Distrito de Huamancaca Chico.

Desde el punto de vista jerárquico de la Iglesia católica forma parte de la Arquidiócesis de Huancayo.[1]

Historia[editar]

El distrito fue creado mediante Ley 9963 del 15 de septiembre de 1944, durante el gobierno de Manuel Prado Ugarteche.

Geografía[editar]

EL territorio del distrito abarca una superficie de 20,5 km² y está atravesado por el Río Cunas, en pleno Valle del Mantaro, tiene una altitud de 3 225 metros sobre el nivel del mar.

Capital[editar]

En el distrito se encuentra el pueblo de Pilcomayo, capital del distrito.

Población[editar]

Con una población de 11 000 habitantes mayoritariamente joven (55%), de acuerdo al Censo Nacional IX de Población y IV de Vivienda. El distrito parte del cual es residencial también es eminentemente agrícola, comercial y turístico.

Clima y agricultura[editar]

Su clima es templado, seco con días de intenso calor envuelto con un cielo azul, y contrariamente con noches frías entre los meses de abril a septiembre.

Con vientos en el mes de agosto, y la época de lluvias es de octubre a marzo, lo cual se aprovecha para la agricultura con sembríos de maíz, papas, frijoles, arvejas habas, y linaza, así como una variedad de hortalizas, entre otros productos.

Turismo y comercio[editar]

Pilcomayo, un pueblo de la sierra central, situada en la parte del sur Valle del Mantaro, es un ciudad próspera desarrollando sus actividades mayoritariamente enfocadas al agro y a la artesanía en general, siendo acogedor para los turistas.

Autoridades[editar]

Municipales[editar]

  • 2015-2018[2]
    • Alcalde: Richard Yovane Bendezú Mendoza, Movimiento Junín Sostenible con su Gente (JSG).
    • Regidores: Walter Yance Huachopuma (JSG), Luis Arnaldo Gonzales Zúñiga (JSG), Rosa Bertha Ángulo Piñas (JSG), Milagros Vibiana Cerrón Ninamango (JSG), Hugo León Arcos (Fuerza Popular).
  • 2011-2014[3]
    • Alcalde: Jorge Luis Muñoz Laurente, del Movimiento político regional Perú Libre (PL).
    • Regidores: Isaac Claudio Carbajal Santana (PL), Silvia Alejandrina Crisostomo Cuadros (PL), Leoncio Guillermo Guerra Ramos (PL), Raul William Camayo Alva (PL), William Flemen Paucar Romero (Perú Posible).
  • 2007-2010
    • Alcalde: Jorge Baldeón Gutarra.

Policiales[editar]

  • Comisaría
    • Comisario: Sgto. PNP

Religiosas[editar]

Festividades[editar]

  • La música y el baile son característicos del folclore del valle del Mantaro y por ende del distrito de Pilcomayo. Entre las danzas más representativas destacan:

EL SANTIAGO ("Tayta Shanti") Padre Santiago (Apostol) Esta danza se origina en la selección y señal de los animales. Es una expresión folklórica que se ha generalizado en todos los pueblos del valle del Mantaro, se celebra a partir del 24 de julio en honor al apóstol Santiago, Patrón de los animales. La música es interpretada con una tinya y una huacra (corneta de cuerno de toro). En esta fecha los pastores a cargo del ganado bajan de las punas hacia el valle trayendo consigo flores especiales recogidas en las alturas (nevados),, que se ofrecen al apóstol Santiago para propiciar la fertilidad del ganado. Entre éstas flores figuran: Limalina, Suncho, Uwish, Surasura, Cuchichupa, Calahualash, entre otros. Por su parte los pastores contribuyen a la celebración con hojas de coca, licor, víveres y música. Al día siguiente se bebe la sangre de un animal acompañando la ceremonia con música tradicional, luego se procede a la marca del ganado. Lugar y fechas: La zona sur del 24 al 27 de julio en Huancan, Auray, Auquimarca, Cajas Chico. La Octava 8 días después en la parte norte del valle Pilcomayo, Sicaya, Aza, Incho, Cullpa, Cochas, Paccha, Hualahoyo, Vilcacoto, y así también en los distritos de la Provincia de Chupaca etc. y a los 16 días la Octavilla y finalmente el halapakuy (despedida). Se celebra en diferentes lugares del Valle.

El Santiago? Es una fiesta de familias y de comunidades campesinas. El trote de las parejas va al compás del toque de una tinya y una corneta hecha de cuernos de toro esto de daba a sus comienzo de este danza, en la actualidad se baila con orquesta o banda.

La característica del baile es el Shacatán (zapateo fuerte), durante esta fiesta se señala a los animales (toros, vacas, carneros, llamas, burros, etc.) poniéndoles cintas de colores en las orejas, cintachicuy a las hembras, walla a los machos.

EL HUAYLASH.

Es un ritmo y danza de fiesta y alegría vinculada con los periodos de cosecha en la sierra central. Su energía y vivacidad se manifiesta en los saltos y demostraciones de agilidad de los danzantes varones, frente al fino zapateo de sus parejas. En su ejecución coreográfica el grupo de danzantes va desarrollando, por parejas, muestras de habilidad en una alegre competencia. En su instrumentación intervienen orquestas o bandas típicas compuestas por arpas, violines, saxofones, clarinetes, trompetas y bombos. Es una danza ejecutada por jóvenes, se tiene el Huaylash antiguo y moderno las cuales se bailan especialmente en la época de carnavales y adquiere mayor expresividad en los meses de febrero y marzo. A la llegada de los españoles, trajeron sus más diversas costumbres y junto a ello los concursos, que tenían ya un renombrado éxito en muchos lugares de Europa, caso de Italia, Grecia y otros. Las primeras evidencias escritas encontradas con relación a los concursos de Huaylas, es el que nos cita, en el trabajo titulado “Waylarsh Wanka” Según los estudios realizados “...Dice que el concurso de Huaylars se estableció en la fiesta de carnaval de más o menos en el año de 1958 a 1960, en los distrito de la zona sur de Hyo, en sus plaza principal y era gratis (sin pago de entrada) bajo los auspicios del Consejo Distrital escogiéndose como fecha adecuada el día jueves en la tarde después del día miércoles de ceniza” Años después se generalizo los concursos en todos los pueblos del sur de Huancayo teniendo incluso un pequeño calendario en el cual asignaban un día determinado de la semana. En la actualidad los pueblos notaron que tienen un costo para público por derecho de ingreso a estos concursos y que además antes se realizaban sólo un día, motivándoles a adoptar los llamados “semifinales y finales” para lo cual adicionaron todos un día más al ya antes mencionado, por lo general los días posteriores. A estos pueblos hay que agregar otros que actualmente organizan sus concursos, resultando el siguiente calendario actualizado, donde también tomamos en cuenta algunos barrios o anexos.

LA CHONGUINADA

Danza que tiene sus orígenes en época de la colonia, proviene del minué francés muy de moda en Europa durante el siglo XVII. Danza típica que tuvo su origen en el valle del Mantaro, Es una danza que se baila mayormente en el mes de mayo con ocasión de las fiestas de las cruces. Es una danza que se caracteriza por el colorido y ostentación de la vestimenta, además de las máscaras que son de rasgos finos, imitan al tipo español, se baila en parejas, la música se parece a los antiguos bailes de salón. Es una danza satírica.

LA TUNANTADA

Es una danza con cierta semejanza a la Chonguinada, es también una danza satírica, referida a los bailes de salón. Su mayor colorido se aprecia en la fiesta de San Fabián y San Sebastián, el 20 de Enero, el distrito metropolitano de Yauyos (Jauja), con influencia en los distritos de ésta provincia. Está inspirada en un baile traído por los conquistadores, es la que imita al Minuet (Baile español) la cual termina rematando en huayno. Defiere de la Chonguinada por que el personaje que caracteriza a la mujer es interpretado por varones. Los danzantes de la tunantada visten disfraces de damas y caballeros con lujosos y llamativos adornos de plata que corresponden a la moda colonial.

LOS SHAPISH (Danza nativa selvática)

Es ejecutado solo por varones, las máscaras son hechas de maguey (ala) y una cushma adornada (túnica). Esta danza tiene tres partes muy definidas: 1. La escaramuza: La danza de la guerra. 2. La Cashua: El zapateo 3. La Chimaycha: Zapateo Frenético. Donde se danza en la provincia de Chupaca del 3 al 8 de mayo. Y en el distrito de Pilcomayo del 10 al 12 de mayo.

DANZA LA NEGRERÍA:

Los orígenes de esta danza datan del siglo XVII, cuando las haciendas ganaderas y los ingenios para la fundición de metales recurrían a afrodescendientes como mano de obra esclava. Al ser estos esclavos encargados del cuidado de las casonas de los españoles durante el periodo de Navidad, pudieron llevar a la región su propia representación danzada de la adoración al Niño Dios o Niñó Jesús. En el caso del distrito de Pilcomayo lo danza en el mes de mayo por las fiestas de cruces.

Esta tradición impactó en la población local, fundamentalmente ganadera y adscrita al régimen de haciendas, que terminó haciendo una representación propia de esta manifestación. También llamada Mujiganga.

Los pobladores de la comunidad, a través de esta danza, expresan abiertamente su propia visión del mundo, de su historia y de los afrodescendientes como sectores con una historia común de discriminación, reviviendo y reforzando con ello su identidad.

Actualmente la Negrería es una tradición que se ha democratizado, permitiendo la entrada de miembros de la generación joven y de las mujeres, lo que garantiza su continuidad y adaptación a nuevas situaciones.

Asimismo los pobladores, a través de esta danza, expresan abiertamente su propia visión del mundo, de su historia y de los afrodescendientes como sectores con una historia común de discriminación, reviviendo y resignificando el pasado, y reforzando con ello su identidad como pueblo.

Es además una muestra más de la apertura del poblador andino a incorporar elementos de otras procedencias culturales. La asunción del papel del negro en esta danza es a la vez un acto de respeto al cristianismo dominante pero además a las deidades precristianas del Taitajirca y Mamapacha, sin que la población sienta contradicción entre ambas tradiciones.

Referencias[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]