Disparando a perros

From Wikipedia
Jump to navigation Jump to search

Disparando a perros es una película de 2005, dirigida por Michael Caton-Jones.

Fue lanzado en los Estados Unidos como Beyond the Gates, protagonizada por John Hurt, Hugh Dancy y Clare-Hope Ashitey. Se basa en las experiencias del productor de noticias de la BBC David Belton, quien trabajó en Ruanda durante el genocidio de Ruanda. Belton es el coguionista de la película y uno de sus productores.

El escenario de la película es la École Technique Officielle (ETO) en Kigali, Ruanda, en 1994, durante el genocidio de Ruanda. Hurt interpreta a un sacerdote católico (basado libremente en Vjeko Curic) y Dancy, un profesor de inglés, ambos europeos, que están atrapados en los eventos del genocidio.

A diferencia del Hotel Rwanda, que se filmó en Sudáfrica con actores sudafricanos, la película se filmó en la ubicación original de las escenas que retrata. Además, muchos sobrevivientes de la masacre fueron empleados como parte del equipo de producción y papeles menores de actuación.

El título de la película se refiere a las acciones de los soldados de la ONU al disparar a los perros callejeros que limpiaron los cuerpos de los muertos. Dado que a los soldados de la ONU no se les permitió disparar contra los extremistas hutus que habían causado la muerte en primer lugar, el disparo de perros es un símbolo de la locura de la situación que la película intenta capturar.


Argumento[edit]

Joe Connor (Hugh Dancy) es un joven profesor británico que viaja a Ruanda para dar clases en el centro que regenta el misionero Padre Christopher (John Hurt) Cuando estalla la Guerra en Ruanda, se le plantea un dilema: quedarse para ayudar a sus alumnos o escaparse del país.

Comentarios[edit]

Basado en la obra de Richard Alwyn y David Belton, la película se basa en hechos reales protagonizados por el padre Vjeko Curic, sacerdote católico que salvó la vida a un número indeterminado de tutsis de las matanzas de los hutus, pereciendo él mismo asesinado. Entre otros protegió y salvó a David Belton. Él era un reportero de la BBC que viajó a Ruanda a cubrir la guerra. El sacerdote le acompañó y le protegió en numerosas ocasiones, y gracias a sus reportajes muchos supieron de los horrores de aquel genocidio. Cuando tiempo después Belton supo del asesinato del padre Curic, decidió escribir el argumento junto a Richard Alwyn y producir la película.

Recepción Crítica[edit]

La cinta recibió una opinión generalmente positiva de la crítica. El sitio Rotten Tomatoes informa una calificación de aprobación del 84% basada en 63 revisiones, con una calificación promedio de 7.2 / 10. El consenso crítico del sitio web dice: "Los personajes humanos complejos y el rodaje en el mismo lugar de los hechos le dan a Beyond the Gates una tensión palpable y urgencia". El crítico de The Guardian, Rob Mackey escribió: "Si no supieras la historia, podrías esperar la película se convertirá en una pequeña comedia de choque cultural ... Shooting Dogs cuenta con una ubicación real: la escuela en Kigali, donde se desarrolló la pesadilla ". En The New Statesman, Victoria Segal escribió: "Shooting Dogs se rodó disparo en Kigali y la geografía desempeña un papel importante en la generación de un miedo absoluto: las calles extrañamente desiertas, los cuerpos en la maleza, la humedad y el polvo. Está lleno de momentos punzantes de mal…"


Enlaces externos[edit]