Disneyland

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Disneyland Park Logo.svg
Sleeping Beauty Castle Disneyworld Anaheim 2013.jpg
Castillo de la Bella Durmiente, icono de Disneyland.
Ubicación Disneyland Resort, 1313
Anaheim, California
Flag of the United States.svg Estados Unidos
Coordenadas 33°48′32″N 117°55′08″O / 33.809, -117.919Coordenadas: 33°48′32″N 117°55′08″O / 33.809, -117.919
Propietario The Walt Disney Company
Operador Walt Disney Parks and Resorts
Apertura 17 de julio de 1955[1]
Nombres anteriores Disneyland
Temporada que opera Todo el año
Resort Disneyland Resort
Sitio web Sitio oficial
[editar datos en Wikidata]

Disneyland, oficialmente Disneyland Park desde los años 1990, es el primer parque temático construido por The Walt Disney Company en Anaheim, California. Es el único que fue diseñado y construido bajo supervisión directa del productor y cineasta estadounidense Walt Disney; se inauguró el 17 de julio de 1955.[1]

Tras la Segunda Guerra Mundial, Disney pensó en diversificar el modelo de negocios de The Walt Disney Company debido a la precaria situación financiera en que esta se encontraba.[2] [3] Sugirió ampliarlo con la construcción de un parque de diversiones que habría estado ubicado junto a sus estudios de animación, en Burbank, California,[4] [5] denominado «Mickey Mouse Park» —«parque de Mickey Mouse»—.[6] Para inspirarse visitó otros parques de EE.UU. y de otros países[6] y financió el proyecto con su propio dinero y con fondos proporcionados por la editorial Western Publishing y por la cadena televisiva American Broadcasting Company —ABC—.[5] Con esta última firmó un acuerdo para producir el programa de televisión Disneyland,[2] mismo que le permitió promocionar el parque aún sin inaugurar y de esta manera despertar el interés de la audiencia, lo cual fue un factor importante para su éxito.[7]

Disneyland abrió sus puertas poco más de un año después de que diese comienzo su construcción,[8] [9] en una ceremonia reservada a la prensa e invitados especiales; al día siguiente fue abierto al público en general.[10] A pesar de que algunos ejecutivos de otros parques manifestaron que Disneyland sería un fracaso,[11] [12] en su primera semana registró una asistencia de más de 160 000 personas. Dos años después, en 1957, Disneyland era ya una de las atracciones turísticas más importantes en EE.UU. superando en popularidad a lugares como el Gran Cañón o el parque nacional de Yellowstone.[13] Se calcula que hasta 2015 el parque fue visitado por más de 700 millones de personas,[1] siendo uno de los parques con mayor afluencia al año en todo el mundo.[14] Se le atribuye haber «redefinido el concepto de las vacaciones familiares»,[15] y se lo ha catalogado como una «meca turística».[16] Asimismo, su peculiar diseño en áreas temáticas —o «tierras», del inglés «lands»—, resultó ser un concepto novedoso para la época.[17]

Tras el éxito logrado, se construyeron otros parques Disney. El primero de ellos, Magic Kingdom, en Florida durante la década de 1970.[18] Posteriormente abrieron sus puertas otros en EE.UU, Japón, Francia y China. Desde 2001, Disneyland forma parte de un complejo vacacional denominado Disneyland Resort, que incluye otro parque de diversiones —Disney California Adventure— y la región comercial Downtown Disney.[19]

Historia[editar]

Antecedentes[editar]

Mapa de Walt Disney Studios, en Burbank, California. Obsérvese en la parte central inferior el área ocupada por los estudios de animación, al cruzar la avenida West Riverside. En esta ubicación, Disney tenía pensado construir originalmente el Mickey Mouse Park.[20]

Luego del éxito del largometraje Snow White and the Seven Dwarfs (1937), el productor y animador estadounidense Walt Disney adquirió una superficie de 206 389 en Burbank, California con la intención de construir las nuevas instalaciones de sus estudios de animación,[20] más amplias que las anteriores ubicadas en Los Ángeles.[4] La construcción de las nuevas oficinas finalizó en 1939.[21] Durante los siguientes meses Disney continuó produciendo largometrajes como Pinocho y Fantasía (1940) hasta que Estados Unidos se involucró en la Segunda Guerra Mundial y el gobierno le pidió a los estudios que produjeran cintas bélicas, con el propósito de enseñarle a soldados y marinos el manejo adecuado del armamento e instruir a la población sobre los efectos de la guerra.[21] Algunos de estos cortos producidos por Disney fueron Der Fuehrer's Face y Victory Through Air Power.[2] Cuando la guerra acabó en 1945, los estudios estaban en una situación financiera precaria[2] pues sus más recientes películas no habían generado un buen ingreso en taquilla. Disney sugirió diversificar el modelo de negocio de la compañía[2] [3] para ampliar sus proyectos que hasta entonces estaban centrados exclusivamente en el cine. Una de las ideas consistía en la construcción de un parque de diversiones al lado de sus estudios: de esta forma, además de aprovechar una sección del terreno que no tenía ningún uso[5] [4] podría darles a los turistas la oportunidad de visitar las nuevas instalaciones, una petición que le habían estado haciendo desde que los edificios aparecieron en la película El dragón chiflado (1941).[4] No obstante, en un inicio tenía pensado que fuera visitado solo por los familiares de sus empleados.[22]

A mediados de 1948 Disney y el animador Ward Kimball acudieron a un evento llamado Chicago Railroad Fair,[4] realizado para conmemorar el centésimo aniversario del ferrocarril en Chicago y en donde se exhibían más de treinta locomotoras y vehículos, además de contar con algunas atracciones para el público.[23] El interés de Disney por los trenes había surgido aproximadamente un año antes, y su afición llegaba a tal grado que contaba con un modelo eléctrico a escala ubicado junto a una de sus oficinas en Burbank.[6] Un aspecto que le llamó la atención de la feria fue su diseño, ya que podían apreciarse distintas áreas temáticas que aludían a conceptos como el Viejo Oeste o lugares como Nueva Orleans. Posteriormente Disney y Kimball visitaron el museo al aire libre Greenfield Village, en Dearborn, Míchigan, cuyo diseño era similar al de una villa alrededor de la cual circulaba un tren y en donde eran exhibidos automóviles y edificios históricos.[24] De regreso en Los Ángeles, Disney contrató al ingeniero mecánico Roger E. Broggie para que diseñara un modelo a escala de la locomotora de vapor Central Pacific 173 que le había agradado. Una vez construida, Disney la nombró «Carolwood Pacific Railroad» y quedó ubicada en el patio trasero de su casa en Beverly Hills.[6]

Primeros diseños y selección de la ubicación[editar]

Disney tenía pensado ubicar el parque de diversiones al otro lado de la avenida Riverside Drive, en una superficie que algunos ejecutivos de la empresa solían llamar «Riverside Lot»[20] y que abarcaba 64 749,6 m².[25] El parque habría llevado el nombre de «Mickey Mouse Park»[6] e incluido sets cinematográficos en miniatura[26] y una pequeña villa al estilo del Viejo Oeste[22] con un espacio de juegos para niños, tiendas, un teatro de ópera, una sala de cine, una granja y un lago.[20] [27] Los visitantes habrían podido recorrer tanto el parque como las inmediaciones de los estudios de animación a bordo de un tren.[20] [26] Los animadores Ken Anderson y Herb Ryman realizaron los bocetos iniciales del parque a petición de Disney,[26] [28] quien concebía el Mickey Mouse Park como una opción extra para que la visita a los estudios resultara más atractiva.[6]

A la izquierda Mickey Mouse, uno de los personajes animados de Disney. Enseguida, una fotografía de una estación de tren ubicada en el parque Griffith.

Disney continuó desarrollando su concepto a partir de algunas ideas que se le fueron ocurriendo durante sus visitas al parque Griffith, en Los Ángeles, donde acudía con frecuencia acompañado de sus hijas. Dado que, en su opinión, la mayoría de los parques solo tenían atracciones exclusivas para niños y estaban sucios y descuidados, destacó la importancia de ofrecer en el suyo un espacio higiénico y confortable para los visitantes, además de una variedad de atracciones que pudieran disfrutar también los adultos.[5] En su momento comentó lo siguiente: «No existe nada en el mundo [como el Mickey Mouse Park]. Lo sé porque lo he visualizado. Puede llegar a ser grandioso, ya que será el único de su tipo. Un nuevo concepto de entretenimiento que estoy seguro que será exitoso».[22] El animador Harper Goff elaboró un nuevo boceto en 1951.[4] Para ampliar su criterio, Disney visitó otros parques de atracciones de EE.UU y de otros países tales como el parque Beverly, uno en Coney Island[6] y los Jardines de Tivoli, en Dinamarca.[5] A principios de 1952 contactó al arquitecto Charles Luckman para describirle su concepto del parque y analizar juntos la posible distribución de las atracciones.[6] Debido a que el concepto evolucionó de forma importante en esos años, se hizo evidente que el Riverside Lot no tendría espacio suficiente para incluir todas las atracciones.[5] [6] Además, en septiembre de 1952 el Ayuntamiento de Burbank había rechazado su solicitud para permitir la construcción del parque en la ciudad, al considerarlo como «inseguro y ruidoso» para la población.[29]

Para determinar una nueva ubicación que cumpliera con sus expectativas, Disney contactó al consultor Harrison Buzz Price, del Stanford Research Institute. En su análisis, Buzz Price evaluó datos demográficos de diversos lugares[6] y en agosto de 1953 le expuso diez propuestas entre las cuales el cineasta eligió un naranjal de 647 496 m2,[20] [9] perteneciente a Ron Domínguez[9] [30] [Nota 1] ubicado en Anaheim, al sur de Los Ángeles.[5] Su cercanía a la Autopista Santa Ana, en construcción en la fecha, supondría una ventaja al facilitar el acceso a los visitantes.[22]

Financiamiento, construcción y acuerdo con ABC[editar]

Al principio la postura de Disney Productions —que desde 1940 pertenecía al sector público— respecto al Mickey Mouse Park fue de recelo debido a su situación financiera[5] [26] —a finales de los años 1940 tenía deudas ascendentes a cuatro mil millones de dólares estadounidenses—[31] e incluso el director financiero se opuso frontalmente a la idea de Disney.[32] Las instituciones bancarias también ponían obstáculos ante sus peticiones de subvención, posiblemente porque «el negocio del entretenimiento al aire libre era un anacronismo cultural que había decaído de forma considerable» en esa época, sumado a la falta de experiencia del productor en construcciones comerciales.[32] Debido a lo anterior, y para continuar financiando el proyecto, Disney se vio en la necesidad de vender una de sus casas vacacionales en Palm Springs y de usar algunas pólizas de su seguro de vida.[31] [26] Su hermano Roy O. Disney, a cargo de la administración financiera de Disney Productions, contribuyó con 10 000 USD.[26] Para conseguir más fondos, en diciembre de 1952 Disney fundó la empresa privada Walt Disney Inc., después renombrada como WED Enterprises,[5] [4] con la que gestionó los derechos por el uso comercial de su marca,[33] incluyendo un porcentaje de los ingresos que obtenía Disney Productions por concepto de regalías.[34] [Nota 2] Los primeros empleados de esta nueva empresa eran diseñadores y animadores de Disney Productions que estaban interesados en el Mickey Mouse Park.[32] Se sumaron luego a la inversión el sello editorial Western Publishing, responsable de la publicación de varios libros e historietas basadas en las cintas animadas de Disney,[4] y la recién creada American Broadcasting Corporation (ABC).[5] En 1953, Disney Productions comenzó a proporcionar más fondos al proyecto.[26]

Disneyland siempre estará en construcción, creciendo e incorporando nuevas cosas... Nuevas maneras de poder divertirse, de aprender cosas y de compartir las diversas aventuras que pudiesen experimentarse en este lugar, con la familia y los amigos [...] Este parque significa mucho para mí, y nunca estará terminado por completo, ya que es algo que puedo continuar desarrollando, y al que puedo seguirle agregando cosas [con el tiempo].
——Walt Disney poco antes de la inauguración del parque, en los años 1950.[35] [9]

Previo al acuerdo entre ABC y Disney no existían antecedentes de negocios entre el cine y la televisión. A comienzos de los años 1950 sólo un 10 % de las familias estadounidenses tenían un televisor en sus hogares. Esta cifra aumentó significativamente a comienzos de los años 1960 a un 87 % de la población. Según explican los escritores Kevin y Laurie Collier Hillstrom, en su obra The Industrial Revolution in America, tal cambio pudo deberse al «continuo desarrollo y diversificación de la programación centrada en la audiencia estadounidense», así como a las innovaciones tecnológicas.[36] Sin embargo el hecho era que ninguno de los grandes estudios de Hollywood parecía estar interesado en invertir en programas para televisión,[37] pues había una noción generalizada de que la televisión era una competencia directa para el cine.[31] Fue en este contexto que surgió la cadena televisiva ABC, que no sólo tendría que competir con otras cadenas ya consolidadas como CBS y NBC, sino también con los estudios de Hollywood. Así que, tras enterarse de la necesidad económica de Disney, optó por apoyarlo con un fondo de 500 000 USD[2] a cambio de la producción conjunta de un programa familiar que le sirviera a ABC como catapulta ante la audiencia. Era la primera vez que un productor de Hollywood llegaba a un acuerdo con una cadena televisiva. Respecto al programa, este llevó por título Disneyland e inicialmente iba a transmitirse por tres años, contando con un total de 26 capítulos por temporada, y su contenido incluiría cortos de dibujos animados y de imágenes reales, así como documentales acerca de la naturaleza.[37]

En agosto de 1953 Disney fundó otra empresa a la que denominó Disneyland Incorporated, que se encargó del diseño y del control de los «planes, modelos y otras propiedades del parque»,[6] [Nota 3] y a la cual se incorporaron empleados de WED Enterprises y Disney Productions. Disney acuñó el término «imagenieros», por la contracción gramatical de las palabras «imaginación» e «ingeniería», para referirse a los diseñadores del parque y sus atracciones[38] [4] [39] que tenían a su mando a consultores, arquitectos e ingenieros civiles, mecánicos y eléctricos.[8] Algunos de los principales involucrados en esta fase fueron Marvin Aubrey Davis,[40] Joe Fowler[32] y C. V. Wood, este último como director del proyecto.[13] Aproximadamente en este período el parque fue renombrado a «Disneyland», de manera homónima a la serie de ABC. Desde el comienzo los imagenieros compararon la construcción del parque con la instalación de un set cinematográfico,[41] y para el diseño a escala de algunos edificios utilizaron la perspectiva forzada.[Nota 4] [8] Por su parte, Disney se mantuvo ocupado con el diseño de un carrusel que había importado de Canadá —que acabaría siendo el King Arthur Carrousel de Disneyland— y con el de un par de locomotoras de vapor que transportarían a los visitantes por los alrededores del parque.[9] Al igual que unos años antes, Broggie fue el responsable del diseño de estos nuevos modelos.[6] Durante ese tiempo algunas empresas comenzaron a contactar a Disney para expresarle su interés en la producción de atracciones que les permitieran promover la marca comercial ante los visitantes. Algunas de estas fueron American Motors Corporation, que aportó 45 000 USD para una sala de cine denominada Circarama; y Ritchfield Oil que invirtió la misma cantidad para Autopia.[13]

Fotografía en donde Disney (en el centro) aparece mostrando los planos de Disneyland a algunos funcionarios gubernamentales de Anaheim, entre ellos el alcalde Charles Pearson, en diciembre de 1954.

El modelo definitivo mostraba al parque dividido en varias áreas temáticas, de manera similar a la Chicago Railroad Fair. El acceso público era un camino que conducía directamente al castillo de la Bella Durmiente, y a partir de ahí el visitante podía elegir cualquiera otra de las áreas disponibles.[32] Este diseño era inédito en un parque de diversiones hasta entonces, y Disneyland es considerado como precursor de los parques temáticos.[42] Las áreas originales del parque eran Main Street U.S.A —ambientada en Marceline, Misuri, un pueblo estadounidense de los años 1890,[27] con edificios y tiendas de productos situadas a lo largo de la vía de acceso del parque—, Adventureland —que Disney definió como «la maravilla del propio diseño de la naturaleza», con un pueblo de ambiente Tahitiano—, Frontierland —ambientada en la cultura estadounidense del siglo XVIII—, Fantasyland —hogar de algunos personajes animados de Disney— y Tomorrowland —espacio dedicado a la tecnología futurista—.[9] Otra área iba a estar inspirada en Chinatown, sin embargo fue descartada por Disney.[41] Para ofrecer hospedaje a los turistas Disney incluyó en los planes la construcción de un hotel de 650 habitaciones ubicado en la parte posterior de Disneyland, en una superficie de 121 405,5 m2, que contaba además con piscinas y canchas de tenis.[9] [Nota 5] Finalmente se planteó que el estacionamiento del parque tuviera una capacidad inicial para 12 000 vehículos.[9]

La construcción de Disneyland comenzó el 12 de julio de 1954,[9] y Disney dio a conocer que estaría listo para su inauguración al año siguiente, en julio de 1955.[8] Durante las siguientes semanas se removió el naranjal y se preparó el terreno según los planos del parque. Para dar forma a algunas colinas, fueron necesarios 267 594,2 m3 de tierra,[8] y se excavaron otros puntos para crear cavidades y formar ríos y lagos, llenados con millones de galones de agua.[9] Después de acondicionar el terreno, se asfaltaron las calzadas y se construyeron las distintas estructuras y edificios de cada área temática.[9] [Nota 6] [43] En octubre de 1954 ABC empezó a transmitir la serie Disneyland,[43] en la que difundieron documentales como Operation Undersea —sobre la producción de la cinta Veinte mil leguas de viaje submarino y que obtuvo un Emmy—, y que sirvió a Disney como plataforma para dar a conocer el diseño y atracciones que tendría Disneyland además de mantener informada a la audiencia sobre el progreso de su construcción.[2] [7] [Nota 7]

Día de la dedicatoria e inauguración (1955)[editar]

El éxito de la serie televisiva aumentó la expectativa del público estadounidense respecto a Disneyland.[43] Tres meses antes de su apertura miles de personas acudieron al sitio en obras para presenciar el progreso de la construcción,[13] en la que participaron 2300 empleados.[44] Algunos empresarios de otros parques de atracciones del país estaban escépticos de que el proyecto de Disney pudiera funcionar,[12] pensando que sería un fracaso.[11]

Si bien el parque aún no estaba completamente terminado,[35] Disney le pidió a C. V. Wood que enviara invitaciones a 29 agencias informativas, así como a empleados del gobierno y de sus estudios de animación, inversores y celebridades de Hollywood para que asistieran al parque el domingo 17 de julio, un día antes de su apertura al público en general. En total se enviaron entre 15 000 y 20 000 pases de admisión.[11] Con un costo de diecisiete millones de dólares estadounidenses[7] [44] y un total de 18 atracciones,[44] Disneyland fue inaugurado oficialmente ese día.[35] Aunque solamente se anticipaba la asistencia de los invitados por Disney, en realidad acudieron 35 000 personas debido a que varias falsificaron los pases de admisión o treparon el cerco perimetral.[13] [11] Para evitar aglomeraciones en la única puerta de ingreso que había[12] solo se permitió la entrada de grupos reducidos de personas cada veinte minutos.[13]

Vista panorámica de Disneyland en 1956.

La ABC transmitió la inauguración en directo en un programa especial, el Dateline: Disneyland,[42] que tuvo una duración en total de 94 minutos.[45] La cobertura del evento fue catalogada como «la mayor concentración de equipo de grabación por parte de una sola cadena de televisión»,[45] [11] y un total de noventa millones de televidentes vieron la emisión.[46] Este día fue conocido después como el «día de la dedicatoria»[12] ya que Disney dio un discurso de bienvenida en el que incluyó la siguiente dedicatoria:[Nota 8]

A cuantos entren en este maravilloso lugar: ¡bienvenidos! Disneyland es su mundo. Aquí, la edad revive los gratos recuerdos del pasado y los jóvenes podrán apreciar el desafío y la promesa del futuro. Disneyland está dedicada a los ideales, a los sueños y a los acontecimientos difíciles que han forjado a los Estados Unidos, con la esperanza de que sea una fuente de alegría e inspiración para todo el mundo.

—Traducción de la dedicatoria de Walt Disney exclamada durante la inauguración de Disneyland.[47]

Conforme iba transcurriendo el día se presentaron algunos problemas que afectaron a la inauguración. Por ejemplo, las fuentes de agua potable y algunas atracciones no funcionaron adecuadamente, hubo una fuga de gas que llevó al cierre momentáneo de Fantasyland y algunos restaurantes no pudieron satisfacer la alta demanda por parte de los consumidores. A lo anterior se sumó la temperatura de 37,7 °C en Anaheim ese día,[12] que provocó que se fundiera el asfalto en algunos sectores de Main Street U.S.A, dificultando el paso a las personas.[35] [11] [48] Tiempo después Disney reconoció que ese día fue «desastroso»,[30] varios medios coincidieron en calificarlo como «una decepción».[48] y se lo conoció como el «domingo negro de Disneyland».[11] [35] [12] [Nota 9]

Al día siguiente, lunes 18 de julio, se llevó a cabo la inauguración al público en general.[10] [Nota 10] En su primera semana, 161 657 personas visitaron el parque.[13] El horario original era de 10 de la mañana a las 11 de la noche,[44] y la cuota de entrada era de un dólar para los adultos y cincuenta centavos para los niños menores de doce años.[44] Las atracciones tenían un costo adicional que variaba entre diez y veinticinco centavos cada una, mientras que el estacionamiento costaba veinticinco centavos. En el primer año, tuvo 3,6 millones de visitas,[13] lo que supuso ingresos para Disney de diez millones de dólares.[49] A comienzos de 1957 se habían registrado diez millones de visitantes,[13] de los cuales alrededor de un 40 % no procedían del estado de California.[11] La popularidad del parque llegó a tal grado que, apenas un par de años después de haber sido inaugurado, ya era considerado como uno de los principales destinos turísticos de Estados Unidos,[13] y Disney Productions mejoró su situación financiera a partir de 1955, año en el que duplicó sus ingresos obtenidos un año antes.[50] [13]

Primera década: nuevas atracciones y adición de audio-animatronics (1956-1965)[editar]

Disney Productions continuó produciendo largometrajes animados en los siguientes años, tales como 101 dálmatas (1961) y The Sword in the Stone (1963), mientras su fundador buscaba nuevas formas de entretenimiento para Disneyland.[46] Poco después de su apertura se estableció un sistema de boletos de admisión al parque que permitían visitar distintos grupos de atracciones y eran identificados por letras —A, B, C, D y E—.[13] En el verano de 1956 se llevó a cabo el primero de los espectáculos pirotécnicos en Disneyland que desde entonces se realizan regularmente para conmemorar algunas festividades como el día de la Independencia de los Estados Unidos y la Navidad.[51] En 1958 apareció el barco de tres mástiles Columbia —una réplica del Columbia Rediviva, primer barco estadounidense en circunnavegar el globo terráqueo—, y se expandieron algunas otras atracciones como fuera el caso de Autopia. Comenzó también la construcción del Disneyland Monorail System,[50] que después de su estreno pasaría a ser el primer servicio de transporte diario en monorraíl en el país,[33] así como el primero en el hemisferio occidental de la Tierra;[14] además de llevarse a cabo los primeros desfiles, que de forma idéntica al espectáculo pirotécnico, siguen realizándose desde entonces para celebrar algunas festividades.[52] Los ingresos de Disneyland ese año fueron de 13,4 millones de dólares.[50]

A la izquierda, fotografía del Disneyland Monorail System, primer servicio diario de transporte en monorraíl en occidente.[33] En la otra imagen, un grupo de visitantes a bordo de la montaña rusa Matterhorn Bobsleds.[53]

A pesar de haber sido una de las ideas originales que había tenido Disney para el Mickey Mouse Park,[20] no fue hasta 1961 que los empleados comenzaron a utilizar disfraces de los personajes animados de la empresa, los mismos que fueron diseñados por Bill Justice, y que permitieron relacionarse de una forma más directa con los visitantes.[54] En esa década se introdujo la montaña rusa Matterhorn Bobsleds, la primera en utilizar acero tubular en su estructura y que marcó un hito en el desarrollo de futuras atracciones de este tipo en el mundo.[53] [14] WED Enterprises continuaba al frente del desarrollo de nuevas atracciones, y uno de sus principales intereses en esa época era la incorporación de un sistema de robots «audio-animatronics» en algunas atracciones. Estos muñecos, que para funcionar usaban válvulas neumáticas, aparecieron por vez primera en la atracción Enchanted Tiki Room, inaugurada en junio de 1963.[33] Ese año Disneyland registró ingresos por veinticuatro millones de dólares.[55] Al año siguiente, Disney presentó en la Feria Mundial de Nueva York cuatro atracciones que tenía en mente añadir luego al parque. Entre ellas estaba «It's a small world», un paseo en bote por el interior de un edificio con numerosos muñecos audio animatronics, que fue una de las exhibiciones más concurridas del evento. Dos años después, esta atracción fue abierta al público en el parque.[56]

En 1964 Disney adquirió un terreno en Florida de 111 km² por cinco millones USD, donde quería construir un segundo parque temático —Magic Kingdom—, cuyo diseño era muy similar al de Disneyland.[18] En su momento catalogado como el «proyecto de construcción no gubernamental más grande» de la historia, este nuevo destino turístico contaría con espacios acuáticos aledaños al parque de diversiones. Fue inaugurado en octubre de 1971 y, al igual que el parque original, Magic Kingdom continuó expandiéndose con nuevas atracciones en los siguientes años.[57] Hasta 1965, una década después de su apertura, Disneyland había generado un total de doscientos millones de dólares estadounidenses[49] y lo habían visitado un total de cincuenta millones de personas.[46] Ese año contaba con 47 atracciones y su superficie se había ampliado a un total de 1 214 055 m².[58]

Muerte de Disney, apertura de nuevos parques y rediseño de Disneyland (1966-2001)[editar]

Tras la inauguración del área temática «New Orleans Square» inspirada en la ciudad de Luisiana, en julio de 1966,[41] Disney fue diagnosticado de cáncer de pulmón, probablemente causado por su tabaquismo y su salud fue decayendo gradualmente hasta su muerte el 15 de diciembre, a los 65 años de edad.[59] Su hermano, Roy O. Disney, tomó su lugar al frente de Disney Productions y se encargó de inaugurar el parque de Florida en 1971, año en que falleció.[40] Pese a la ausencia de los Disney, Disneyland continuó extendiéndose en los años venideros: en 1966 y 1967 se estrenaron las atracciones Pirates of the Caribbean y Haunted Mansion, respectivamente, que desde su misma inauguración han resultado muy populares entre los visitantes,[53] además de servir de inspiración para los largometrajes The Haunted Mansion y Pirates of the Caribbean: The Curse of the Black Pearl, ambos de 2003.[53]

Vídeo de aproximadamente 3 minutos de duración que muestra algunas de las atracciones y espectáculos de Disneyland a mediados 1993.

En 1971 la compañía Oriental Land firmó un contrato con Disney para invertir de manera conjunta en la construcción del primer parque Disney fuera de EE.UU., Tokyo Disneyland, que posee un diseño similar al de Disneyland.[60] En marzo del año siguiente fue abierta al público el área temática Bear Country —luego renombrada como Critter Country—,[61] la cual tuvo un costo de ocho millones de dólares y cuya superficie había sido utilizada antes por una atracción alusiva a la cultura indígena estadounidense.[62] A finales de la década de 1970, se agregaron tres montañas rusas: Space Mountain (1977), Matterhorn Bobsled (1978) y Big Thunder Mountain Railroad (1979); estas dos últimas cuentan con un diseño reminiscente del Cervino y del parque nacional del Cañón Bryce, respectivamente.[63] [64] En julio de 1980, para conmemorar el 25.° aniversario de Disneyland se realizaron varios eventos especiales que incluyeron un desfile, nuevos espectáculos pirotécnicos y una fiesta de 25 horas de duración, además de ponerse a la venta boletos de admisión que permitían visitar ilimitadamente las distintas atracciones del parque durante las celebraciones, así como algunos productos relacionados con el festejo.[65] Hasta enero de 1981, el parque había sido visitado por 200 millones de personas,[66] cifra que se incrementó a 250 millones en agosto de 1985,[Nota 11] lo cual le llevó a ser reconocido con un récord Guiness como el parque de diversiones más visitado en la historia.[67] Cabe señalar que, en cuanto a su calendario operativo, a partir de febrero de ese año estuvo abierto diariamente al público durante todo el año; anteriormente cerraba los lunes y martes durante la temporada baja de asistencia.[68]

Desde mediados de los años 1980 Michael Eisner, nuevo director ejecutivo de The Walt Disney Company, puso en marcha una serie de iniciativas que pretendían hacer de Disneyland una estación turística, y que se prolongaron hasta principios de los años 2000. En primer lugar se remodeló la superficie aledaña al parque temático[19] y se adquirió un par de hoteles —el Disneyland Hotel, operado hasta entonces por Wrather, en 1988;[69] y el Pan Pacific Hotel en 1995, propiedad de la japonesa Tokyu Corp., de 502 habitaciones y construido en 1984. Disney Company lo nombró originalmente Disneyland Pacific Hotel, y en 2001 cambió su nombre a Disney's Paradise Pier Hotel—.[70] Hasta ese año, continuaron añadiéndose nuevas atracciones en Disneyland como Star Tours —el primer simulador existente en un parque de diversiones e inspirado en la serie cinematográfica Star Wars, cuya popularidad llevó a la incorporación de atracciones similares en otros parques—[71] y Splash Mountain —un recorrido en bote con forma de tronco hueco por un río artificial —,[72] [73] en 1987 y 1989 respectivamente, además de inaugurarse el área temática Mickey's Toontown (1993) inspirada en la película ¿Quién engañó a Roger Rabbit? (1988).[53] A principios de 1995 el equipo de imagenieros comenzó a trabajar en el diseño de un segundo parque californiano situado justo frente a la entrada de Disneyland, Disney California Adventure.[Nota 12] Su construcción comenzó dos años después y se inauguró en febrero de 2001. Disney Company invirtió también en la construcción de un tercer hotel en el área, Disney's Grand Californian Hotel, que abrió sus puertas en 2001, al igual que el sector comercial Downtown Disney —ubicado en medio del acceso a Disneyland y Disney California Adventure—. El proyecto, luego conocido como Disneyland Resort, incluyó la incorporación de palmeras en las avenidas aledañas, el asfaltamiento de esas mismas avenidas y la apertura de un nuevo estacionamiento con capacidad para 10 250 automóviles.[19] En 1996 el parque Disneyland recibió a 15,3 millones de visitantes, cifra récord de asistencia desde los años 1980;[74] [75] sin embargo, en los siguientes años de esa década la cantidad de visitantes disminuyó hasta los 14,25 millones registrados en 1998[75] y los 13,4 millones en 1999; en cambio, el parque de Florida registró la mayor cantidad de visitas en ese período desde su apertura.[76]

Celebración del 50.° aniversario y actualidad (años 2000 y 2010)[editar]

En la parte superior, fotografía del castillo de la bella durmiente decorado como parte de los eventos del 50° aniversario; abajo, vista panorámica de Disneyland en 2004.

Con motivo de los atentados terroristas en Estados Unidos de 2001 disminuyó la cantidad de visitas a los parques de diversión del país.[77] [78] Ese año Disneyland recibió a 12,3 millones de personas.[79] Por otra parte, desde su inauguración Disney California Adventure no tuvo la aceptación esperada por la compañía: en 2005 fue visitado por 5,8 millones de personas[80] y, casi una década después, en 2012, tuvo 7,8 millones de visitantes.[14]

En 2005, para conmemorar el 50.° aniversario de la inauguración de Disneyland y promocionar los demás parques Disney construidos, Disney Company invirtió 163 millones de dólares[77] en una campaña denominada «Happiest Homecoming on Earth», con una duración prevista de 18 meses,[81] y que consistió en la exhibición de collages de fotografías que formaban las imágenes de los personajes animados del estudio.[Nota 13] [81] la producción de un nuevo desfile —Disney's Parade of dreams—, un espectáculo de eventos pirotécnicos —Remember...Dreams come true— y cortometrajes sobre la historia de Disneyland, además de la remodelación de algunas atracciones como Space Mountain y la decoración del parque con elementos alusivos al aniversario.[82] Los demás parques Disney también celebraron el aniversario de Disneyland mediante la campaña «Happiest Celebration on Earth».[83] [84] En 2005 Disneyland fue visitado por 14,5 millones de personas; de acuerdo con la publicación American Business, el quincuagésimo aniversario del parque temático influyó en el aumento de las visitas a otros parques de atracciones como Universal Studios.[85]

A finales del mismo año 2005 se inauguró Hong Kong Disneyland en China.[86] Al año siguiente Disney puso en marcha un nuevo programa para Disneyland titulado «Year of a Million Dreams», mediante el cual obsequiaron comida, boletos de admisión y hospedajes gratuitos a algunos visitantes.[87] Una de las atracciones incorporadas en esta década fue Finding Nemo Submarine Voyage, inspirada en el largometraje animado Buscando a Nemo (2003).[88] Desde la culminación en 2008 del Year of a Million Dreams, la compañía ha llevado a cabo otros programas anuales similares. Por ejemplo, en 2009 se celebró el evento «What Will You Celebrate?» durante el cual los visitantes pudieron entrar gratis a las instalaciones del parque en las fechas de sus cumpleaños,[89] en 2010 se permitió la entrada sin costo a todos los voluntarios que acreditaran su participación en algún programa caritativo determinado por Disney,[90] en 2011 estuvo vigente el programa «Let the memories begin» en donde se exhibieron fotografías de los visitantes en la atracción It's a small world y en 2012, como parte del «One more Disney day», el parque permaneció abierto al público determinados días durante 24 horas, además de que se obsequió con viajes y hospedajes en los hoteles Disney a algunos visitantes.[91] Este último año, con un registró total de 15,9 millones de visitantes, fue el segundo parque de diversiones más visitado durante el año en todo el mundo solo superado por Magic Kingdom —17,5 millones de visitas—.[14] [92]

En 2015 se conmemoró el 60.º aniversario «diamante» de Disneyland y, con motivo de ello, se llevó a cabo la remodelación de algunas atracciones, como Haunted Mansion y la montaña rusa Matterhorn Bobsleds, y la producción de nuevos espectáculos pirotécnicos.[93] A mediados de este mismo año el Senado del Estado de California declaró el 1 de junio como el «Día de Disneyland»[94] como reconocimiento al complejo turístico de California que, desde su inauguración en 1955, había sido visitado por más de 700 millones de personas, [95] [96] además de haber generado ingresos para el condado de Orange por un importe anual de 5 mil millones USD y administrar un programa altruista en favor de más de 4 millones de familias californianas.[97]

Áreas[editar]

Disneyland está dividido en áreas temáticas,[15] a las que también se les conoce en español como «tierras».[98] [99] [100] Está diseñado en forma de rueda[101] cuyo buje es el castillo de la Bella Durmiente, desde el que salen radialmente avenidas a cada una de las demás áreas. Al principio había cinco regiones —Main Street U.S.A, Adventureland, Frontierland, Fantasyland y Tomorrowland—,[Nota 14] a las cuales se sumaron otras tres posteriormente: New Orleans Square, Critter Country y Mickey’s Toontown.

El complejo vacacional posee una superficie total de 2 063 897 m2,[102] de los cuales el parque Disneyland ocupa 343 982,25 m2 —16,7 %—.[1] [14] Existen más de 60 atracciones distribuidas en cada una de las áreas temáticas.[103]

Main Street U.S.A[editar]

Es la vía de acceso del parque. Sus edificios presentan un diseño victoriano similar al que tenían los de Marceline, Misuri en los años 1890,[27] ciudad estadounidense en donde Disney vivió durante su infancia. Otra influencia para las construcciones fue Fort Collins, Colorado, lugar en donde creció Harper Goff que también colaboró en el diseño del área temática, junto con Disney y Marvin Davis. Cuenta con una plaza, un ayuntamiento, una estación de bomberos, una estación de tren, una sala de cine donde se proyectan cortometrajes animados así como varias tiendas.[104] A lo largo de la vía transitan algunos vehículos antiguos, un tren y una carroza tirada por caballos. Al final de Main Street U.S.A se encuentra el Castillo de la Bella Durmiente.

Cabe agregar que aquí está el apartamento en donde Disney se alojaba cuando visitaba Disneyland, durante su construcción y después de su inauguración. Está ubicado en la planta superior del departamento de bomberos y no se permite el acceso al público.[105] Otro elemento característico del área es la estatua de bronce que muestra a Disney agarrado de la mano con Mickey Mouse, esculpida por Blaine Gibson en 1993. Gibson también contribuyó en las atracciones Pirates of the Caribbean y Haunted Mansion.[106]

Adventureland[editar]

Disney concibió Adventureland a partir de sus exitosos documentales de la naturaleza True-Life Adventures, grabados entre las décadas de 1950 y 1960.[107] Si bien contiene elementos alusivos a las culturas y selvas de Polinesia, África e India,[103] el equipo de Disney Imagineering añadió varios elementos imaginarios con el fin de recrear «tierras exóticas y viajes extraños». En las edificaciones también aparecen elementos tomados de la arquitectura colonial española.[108] El diseño del área busca crear un ambiente misterioso, intrigante y romántico, de acuerdo a Disney.[109]

Sus atracciones son Jungle Cruise, un recorrido en barco de vapor por varios ríos; Indiana Jones Adventure, inspirada en el personaje Indiana Jones; Tarzan's Treehouse, una casa en árbol similar a la mostrada en Tarzán (1999); y Enchanted Tiki Room, donde se ofrecen espectáculos con figuras animatrónicas. Para la atracción Jungle Cruise, el imageniero Billy Evans diseñó un nuevo ecosistema a manera de «selva Hollywoodense», acorde al deseo de Disney. Bill recurrió a varios métodos imaginativos, como traer semillas de contrabando en los elásticos de los calcetines y plantar naranjos con la parte superior de las raíces expuestas para que parecieran mangles. Disney decidió situar esta selva en la parte occidental de Disneyland para aprovechar algunos eucaliptos que crecían en esta zona. Varias especies de plantas presentes en el área son únicas en toda la región sur de California.[110]

Frontierland[editar]

Basada en la trilogía de capítulos producidos para la serie Disneyland que tratan de la vida de Davy Crockett,[111] Frontierland se inspira en los ambientes del Viejo Oeste, los cowboys y los acontecimientos de la historia estadounidense del siglo XIX que permitieron la expansión hacia el Oeste, desde la compra de la Luisiana hasta la fiebre del oro de California.[112] [103] En esta zona hay un río artificial, «Ríos de América», alrededor de una isla. Disney diseñó personalmente este paraje basándose en la novela Las aventuras de Tom Sawyer, del escritor Mark Twain. Los visitantes pueden recorrer Ríos de América en un barco de vapor,[40] o en el barco de triple mástil conocido como Columbia, que es una réplica del Columbia Rediviva.[50] En cuanto a la isla, denominada Pirate's Lair on Tom Sawyer Island, posee elementos que recrean la aventura de Tom Sawyer y Huck Finn como piratas.[113] La montaña rusa Big Thunder Mountain Railroad —ambientada en una mina—, el rancho Big Thunder Ranch, una galería de tiro con arco y el evento pirotécnico nocturno Fantasmic! forman parte de las atracciones y espectáculos.

Fantasyland[editar]

Diseñada primordialmente para niños,[7] Fantasyland se basa en los largometrajes animados de Disney y en los cuentos de hadas[114] y su concepto es la fantasía.[103] Sus edificios y decoraciones tienen rasgos medievales,[114] con elementos arquitectónicos característicos de países europeos como Francia y Alemania.[115] Por ejemplo, el castillo de la Bella Durmiente está inspirado en el castillo alemán Neuschwanstein.[116]

La mayoría de sus atracciones hacen referencia a algún personaje animado de Disney, como Pinocho, Peter Pan, Blanca Nieves, Dumbo y Alicia en el país de las maravillas. Destacan It's a small world —un recorrido en bote que lleva a los visitantes a conocer distintas culturas del mundo, equipado con figuras animatrónicas—, el King Arthur Carrousel y la montaña rusa Matterhorn Bobsleds. También es posible visitar el interior del castillo de la Bella Durmiente, el cual está decorado acorde al guion gráfico de la película homónima.[116]

Tomorrowland[editar]

Fue la última en construirse de las cinco áreas temáticas concebidas originalmente por Disney Imagineering.[117] Si bien su concepto principal es el futuro,[103] varias de sus atracciones hacen referencia a innovaciones tecnológicas del siglo XX,[118] en particular los viajes espaciales y algunos progresos científicos que Disney consideró que habrían de ser alcanzados en 1986.[119]

Entre sus atracciones están Autopia —una autopista de circuito cerrado en la que los visitantes conducen automóviles—, Buzz Lightyear Astro Blasters —basada en Toy Story (1995)—, el monorraíl Disneyland Monorail que recorre el perímetro del recinto, Finding Nemo Submarine Voyage —inspirada en Buscando a Nemo (2003)—, Innoventions —donde se exhiben innovaciones tecnológicas—, la montaña rusa Space Mountain —cuyo recorrido simula un viaje espacial— y Star Tours —concebida a partir de la franquicia Star Wars—.

New Orleans Square[editar]

Está ambientada en la ciudad Nueva Orleans y su Barrio Francés,[41] con zonas que representan la ciudad durante los años 1850, poblada de piratas y mujerzuelas.[120] Alberga únicamente dos atracciones: The Haunted Mansion —un recorrido por una casa embrujada— y Pirates of the Caribbean.

Critter Country[editar]

Inicialmente era un sector del parque dedicado a la cultura indígena estadounidense.[62] Posteriormente, lo denominaron «Bear Country» por la atracción Country Bear Playhouse, construida a principios de los años 1970. El nombre actual proviene de una cita de la película Canción del sur (1946) —en la que se basan los personajes que aparecen en la montaña rusa acuática Splash Mountain—, que reza: «Where the folks are closer to the critters and the critters are closer to the folks» o «donde la gente está más cerca de los animales, y los animales más cerca de la gente».[61] El área reproduce rasgos de la vida silvestre y de los bosques del norte estadounidense.[61]

Sus tres atracciones son: Davy Crockett's Explorer Canoes —que ofrece un recorrido a los visitantes alrededor de la isla de Frontierland—, The Many Adventures of Winnie the Pooh —inspirada en la cinta homónima estrenada en 1977— y Splash Mountain —una montaña rusa de agua—.

Mickey's Toontown[editar]

Está diseñada a manera de ciudad en la que habitan varios personajes animados de Disney, entre ellos Mickey, Minnie Mouse, Goofy y el pato Donald.[121] Varios de sus elementos provienen de la película ¿Quién engañó a Roger Rabbit? (1988).[53] Además de las casas de los personajes, cuyo interior puede visitar el público, Mickey's Toontown cuenta con una montaña rusa, Gadget's Go Coaster, y el recorrido Roger Rabbit's Car Toon Spin.

Espectáculos y el club 33[editar]

Fotografía del espectáculo de fuegos pirotécnicos de Disneyland, en 2006.

En el transcurso del año se realizan en Disneyland diversos espectáculos musicales y de efectos especiales, que pueden variar si se conmemora una festividad especial, como es el caso del espectáculo de fuegos artificiales que tiene lugar todas las noches frente al castillo, y cuyo concepto cambia en el independencia estadounidense, en Halloween —el evento se denomina «Halloween Screams»—, en Navidad —«Believe... In Holiday Magic»— y en Año Nuevo —«New Year's Eve»—.[51] También diariamente se llevan a cabo desfiles de carros alegóricos y empleados disfrazados, que pretenden transmitir la sensación de «una fiesta sencilla y espontánea que hace que los visitantes sonrían y bailen».[122] [123] En algunos eventos, los visitantes interactúan directamente con los empleados disfrazados, y otros se realizan en escenarios instalados para una audiencia específica, como es el caso de Fantasmic!, que se lleva a cabo por las noches en la isla de Frontierland, y donde se representa una batalla de Mickey Mouse y sus aliados contra los villanos de distintos filmes de la empresa.[124]

En New Orleans Square existe un establecimiento denominado «Club 33» cuyo acceso está restringido a miembros. Consiste en un restaurante y bar de lujo que Disney concibió para reunirse con algunos ejecutivos interesados en invertir en Disneyland. Su inauguración ocurrió en mayo de 1967, y desde entonces es el único lugar del parque en donde se vende alcohol.[125] Los miembros, entre los que se cuentan celebridades del espectáculo y políticos,[126] deben pagar una cuota de ingreso y esperar un cierto tiempo para que su membresía sea aceptada por la empresa. En 2012 se sabía de la existencia de quinientos socios y otras ochocientas personas en lista de espera.[126]

Filosofía de trabajo[editar]

Antes de la inauguración del parque, Disney contrató a Van Arsdale France para que capacitara al futuro personal de Disneyland.[127] Para France (1912-1999), con una formación en artes liberales y una experiencia laboral en el área de relaciones industriales de distintas empresas estadounidenses,[128] era fundamental introducir una «forma de desarrollar [las habilidades de] las personas»,[127] que garantizase un «equilibrio en la ciencia y el arte»: la ciencia representada por la creación y el mantenimiento de las atracciones y edificios del parque, y el arte por la atención y el trato de los empleados a los visitantes.[129] Desarrolló un programa de liderazgo con un temario centrado en la innovación, la educación y el entretenimiento —Disney College Program—,[130] [131] y para difundirlo propuso la creación de la Disney University.[127] «Walt se dio cuenta que sería necesario establecer una organización educativa en donde se impartiese su filosofía, para asegurarse de que sus empleados comprendieran cuál era su objetivo: la felicidad del visitante», de acuerdo a Valerie Oberle, exdirectora de la institución.[131]

El programa de capacitación consta de dos fases: en la primera, denominada «fase de orientación», se le explica al futuro empleado la filosofía de trabajo de la empresa y todos los aspectos relacionados con el parque. La segunda consiste en una formación práctica en el puesto de trabajo, donde realiza sus funciones en el parque bajo la supervisión y coordinación de otros empleados con mayor experiencia. Cada trabajador está preparado para realizar cualquiera de las distintas actividades que realizan los demás compañeros, con el fin de poder ocupar un nuevo puesto en caso de abrirse una vacante.[132]

Fotografía de unos empleados de Disneyland en 2009.

El hecho de que Disneyland haya sido pensado como un set de cine desde su concepción,[41] [7] [27] ha contribuido a que los empleados usen terminología del cine o del teatro para referirse a los espectáculos, las instalaciones y a los visitantes. Las actividades que conllevan una interacción con el público son catalogadas como «labor de escenario» —del original «on stage»—, mientras que aquellas que no suponen un contacto directo con los visitantes reciben la descripción «entre bastidores» —«backstage»—. A su vez, los empleados son considerados por la empresa como «miembros del reparto» —«cast members»—, la expresión utilizada para el grupo de actores que participan en una producción audiovisual.[132] Cuando los miembros del reparto realizan una labor de escenario, adoptan el rol de «animadores» de la «audiencia»,[129] y como tal deben realizar sus funciones con «energía y teatralidad», de tal manera que proporcionen una experiencia placentera a los visitantes.[129]

Boletos de admisión y datos de asistencia[editar]

Hasta 1959 la cuota de entrada a Disneyland era de un dólar por adulto, y de cincuenta centavos por cada niño menor de doce años de edad.[44] Ya en el interior, había que adquirir boletos por cada atracción.[133] [134] Posteriormente, se estableció un sistema en el las atracciones estaban divididas en grupos designados por las letras «A», «B», «C», «D» y «E», con un boleto diferente para cada grupo; el precio dependía del grupo, aunque en un inicio ninguno excedía a un dólar. Los más costosos eran los del grupo E, al que pertenecían los juegos catalogados como «emocionantes». Una vez utilizado el ticket, el visitante debía comprar otro para acceder de nuevo a las atracciones del grupo.[135] Los empleados se percataron de que este sistema era ineficiente y costoso,[136] provocaba largas filas en la taquilla que a veces duraban varias horas,[135] y requería un empleado en cada atracción solo para verificar y marcar cada ticket usado.[135]

Fotografía de un boleto de admisión a Disneyland en los años 1970, en el cual pueden observarse los cupones por letras que aludían a distintos grupos de atracciones.

En 1982 Disney Company introdujo un nuevo boleto denominado «Disneyland Passport»[135] que incluía, además de la entrada al parque, el acceso ilimitado a todas las atracciones durante un día. Ese año, su precio era de 10,25 USD para adultos, 9 USD para adolescentes y 8,25 USD para niños de entre tres y once años de edad.[133] Desde entonces, el precio ha aumentado de forma significativa: a finales de 1990, el boleto costaba 27,50 USD por adulto y 22,50 USD por niño,[137] en 2005 el precio para adultos era de 56 USD[134] y en 2010, 76 USD, mientras que el infantil subió hasta los 68 USD.[138] Existen pases anuales, «multidías» y «Park Hopper» —estos últimos incluyen la admisión a Disney California Adventure—, «Magic Morning» —con los cuales los visitantes pueden ingresar al parque antes de que abra al público en algunos días específicos de la semana— y «Southern California City Pass» —que además de Disneyland, es válido en otros parques de diversiones en California—.[139] Otro tipo de boleto es el «Fast Pass», comercializado a partir del año 2000, y que permite el acceso a las atracciones evitando las colas en las filas de espera.[140] En ocasiones excepcionales, debido a la cantidad de visitantes, Disney ha interrumpido la venta de boletos durante cierto tiempo de la jornada.[141] También ha llegado a cerrar prematuramente por sobrecupo de asistencia.[142]

En cuanto al horario del parque, el día de la dedicatoria cerró a las 7:15 de la tarde, y al día siguiente, en su apertura al público en general, abrió a las 10 de la mañana.[143] Durante el primer año, el horario de apertura era de 10 de la mañana a 11 de la noche[44] y, diez años después, el parque abría en verano desde las 9 de la mañana hasta las 12 de la noche.[144] De acuerdo al sitio web oficial de Disneyland, el horario de atención al público cambia cada mes, dependiendo de las condiciones meteorológicas y de la cantidad estimada de visitas;[145] por lo general, abre entre las 8 y las 10 de la mañana, y cierra entre las 8 y las 12 de la noche.[145] Originalmente se contemplaba que el parque de atracciones abriese seis días a la semana; sin embargo, desde 1985, ha estado abierto todos los días del año.[143] Antes de ese año se cerraba los lunes y martes durante la temporada baja.[67] Anualmente, el mayor número de visitas se da entre mediados de mayo y septiembre. En cuanto a los registros históricos de asistencias, en su primera semana fue visitado por poco más de 161 000 personas,[13] con un promedio de 20 000 asistentes al día.[44] Al término de su primer año en funcionamiento, había recibido a 3,6 millones,[13] cifra que se triplicó dos años después,[13] con una media de 50 000 asistentes al día.[146] En 1965, se estima que 52 millones de personas habían ingresado al lugar.[144] Un total de 11,5 millones de personas acudieron en 1980,[144] cifra récord de asistencia desde su apertura,[74] superada más de una década después, en 1996, cuando fue visitado por 15,3 millones.[75] Para su 30.º aniversario, había recibido a 250 millones de personas, por lo que se le reconoció con un récord Guiness como el parque de diversiones más visitado en la historia.[67] Hasta 2012, la cifra total excedió los 600 millones de turistas.[1]

En ocasiones excepcionales, Disney ha cerrado el parque antes de lo programado; la primera vez ocurrió en 1963, a manera de luto por el asesinato del entonces presidente estadounidense John F. Kennedy. En 1970 se desalojó el parque debido a unos manifestantes hippies que ingresaron a las instalaciones para protestar por la guerra de Vietnam.[147] En 1983, cerró por una serie de tornados y tormentas eléctricas que azotaron California,[148] y en 1985, para organizar los festejos del trigésimo aniversario de su inauguración.[149] El 11 de septiembre de 2001 cerró de inmediato tras los atentados terrorista contra Estados Unidos, presuntamente ante el temor de que el parque fuera también el blanco de un ataque.[150]

Impacto cultural[editar]

Imagen en la que se aprecia la estatua de Walt Disney y Mickey Mouse, detrás de la cual aparece el castillo de la Bella Durmiente.

Aunque Disney ya era célebre en la industria del cine por sus exitosas producciones animadas, «Disneyland consolidó su nombre ante las generaciones futuras». Millones de personas de distintos países han visitado el parque, razón por la cual es considerado como una «meca turística».[16] Antes, el negocio de los parques de diversiones en EE.UU parecía estar dominado por meros intereses comerciales; quienes invertían en este tipo de entretenimiento lo hacían pensando en ofrecer varias atracciones al público a un bajo costo,[151] y no se preocupaban por mantener limpias o en orden las instalaciones.[5] A diferencia de estos, Disney desarrolló un concepto a «un nuevo nivel de intensidad: fusionó la mercadotecnia y la publicidad con el entretenimiento, y la fijó [esta estrategia] como su eje de operaciones [...] Transformó los productos de Disney en atracciones turísticas»,[151] e influyó para que los empresarios comenzaran a involucrarse más en la gestión y operación de sus parques.[152]

Auto antiguo en Disneyland.

El programa televisivo Disneyland, producido por Disney y ABC, fue un factor crucial para que el parque tuviera éxito desde sus primeros años,[7] sumado al creciente consumismo y a los avances tecnológicos en la industria del entretenimiento.[15] The Walt Disney Studios estaba en una situación financiera delicada[5] [2] y estos proyectos le permitieron obtener mayores ganancias[7] —en 1950 sus ingresos eran de seis millones de dólares; a finales de esa década, la cifra aumentó a setenta millones, de los cuales una parte importante provenían de la taquilla de Disneyland—,[16] [31] además de aumentar la popularidad de Mickey Mouse[7] y revelar una nueva oportunidad de negocios para los estudios, que hasta entonces solamente producían películas o cortos para el cine. A raíz del éxito inicial obtenido, ABC produjo otro programa titulado The Mickey Mouse Club,[2] en donde participaban niños conocidos como «mousequeteros»,[153] que repitió la buena aceptación que tuvo su predecesor, especialmente ante la audiencia infantil. La participación de Disney en el sector televisivo atrajo el interés de otros estudios de Hollywood así como de otras empresas que nunca antes habían producido un programa televisivo: vieron en esta plataforma una nueva manera de atraer la atención de sus consumidores, y por ende de generar más ingresos.[37] [7] De acuerdo al Museum of Broadcast Communications, «la recreación de la cultura estadounidense [de Disney] por medio de la estrategia de mercadotecnia dual de los Disneyland [el programa y el parque], forjó nuevos modelos [de negocios] en la cultura de Estados Unidos, al permitir enlazar de manera inextricable a la televisión con las industrias del cine y del entretenimiento».[2]

Disney creó más que un [simple] lugar artificial. [...En Disneyland] presentó una imagen simplificada de la región, que reafirmó las creencias populares sobre la geografía histórica del hemisferio occidental. Podrían ignorarse esas ideas populares, pero lo haríamos bajo nuestro propio riesgo: como las novelas de diez centavos y los programas del Salvaje Oeste que se originaron en el siglo XIX, dichas creencias sustentan el pasado de la región como un elemento mitológico importante en la cultura estadounidense.
——Richard V. Francaviglia, historiador y geógrafo estadounidense.[154] [155]

Disney buscó «ofrecer [en Disneyland] condiciones que regularmente no se encuentran en un parque de diversiones, y mucho menos en la vida real», recurriendo a la «fantasía e imaginación».[16] Esta noción de que la perfección sólo puede presentarse en un entorno apartado de la realidad ha sido objeto de crítica, especialmente al omitir en sus áreas temáticas algunos acontecimientos polémicos de la historia estadounidense para mostrar únicamente los sucesos patrióticos.[16] Según explica John Henge, uno de los diseñadores de Disneyland: «creamos el 'realismo Disney', una especie de utopía en la que incorporamos todos los elementos negativos e indeseables [para convertirlos] en elementos positivos. Hicimos un mundo al que [los visitantes] van para disfrutar ese sitio que a cada uno le gustaría imaginar [que existe]».[134] La escritora e historiadora Karal Ann Marling comentó al respecto que Disneyland «personificó el ideal suburbano de la era de la posguerra [...] era un escenario más limpio, confortable y resonante en Estados Unidos, una especie de utopia pre-EPCOT».[156] Posteriormente, otros empresarios empezaron a darle más importancia a la limpieza y el orden de sus parques.[157] «La apariencia, color y textura en cientos, y luego miles, de nuestras ciudades y pueblos nunca serán igual [que antes]. Mejoraron. [...] Al igual que los victorianos, Disney nos trajo obsequios de lugares lejanos, castillos grandes y calles en las cuales felizmente [podríamos] perdernos», en opinión del escritor Ray Bradbury.[74] El concepto novedoso de dividir el parque en áreas temáticas representa ahora un «modelo [a seguir] en cualquier lugar del planeta susceptible de recibir visitas turísticas [...] un microcosmos ordenado e inofensivo, subyugante, centrado en recrear un tiempo ilusorio interminable. [Hecho] a la medida para la familia».[17] Sobre esto, la escritora Beth Dunlop resaltó en su libro Building a Dream: The Art of Disney Architecture: «la arquitectura idealizada por Disney puede catalogarse como sentimental, profunda, encantadora, o desafiante. A veces, todos esos rasgos [están presentes] en un solo edificio [del parque]. En cualquier caso, siempre resulta algo cinematográfico, es una arquitectura que posee la cadencia de una película». Por citar un ejemplo, el castillo de la bella durmiente es catalogado como un «ícono» en la cultura infantil estadounidense.[7] En agosto de 1955, la revista Life comentó sobre Disneyland: «podría ser más de lo que cualquier niño podría soportar ... fácilmente, podría ser catalogado el parque de diversiones más ambicioso del planeta», mientras que la publicación Los Angeles Times hizo alusión al parque, un día después de su inauguración, de la siguiente manera: «Había una vez un mágico lugar de fantasía que existe en la imaginación de los niños, que se hizo realidad el día de ayer».[158]

Arriba, la estación del tren ubicada en la entrada a Disneyland; abajo, algunos empleados de Disney disfrazados como personajes animados de la empresa.

Disneyland «redefinió los conceptos de vacaciones familiares y entrenamiento para los empleados», asimismo permitió el auge de la industria hotelera y los complejos turísticos.[15] Incorporó programas de capacitación para sus empleados en la denominada Disney University similares a planes académicos,[127] e impulsó el desarrollo de nueva tecnología por medio del equipo Disney Imagineering, responsable de los audio-animatronics,[33] de la primera montaña rusa con estructura de acero tubular,[53] y del sistema para reducir el impacto ecológico de sus espectáculos pirotécnicos.[51] Antes de la creación de Disneyland, entre las décadas de 1930 y 1940, la industria de los parques de diversiones en EE.UU estaba en una situación de declive,[152] y la notoriedad de este nuevo destino turístico motivó a otros empresarios a invertir en el desarrollo de sus propios proyectos,[7] o a remodelar algunos antiguos, según fuese el caso.[151] Varios de estos adoptaron características muy similares a las de Disneyland,[151] y entre estos pueden mencionarse Storybook Forest, en Pensilvania, Noah's Incredible Adventure en Wisconsin,[7] y Six Flags Over Texas, en cuya edificación participó C. V. Wood, director del equipo de construcción de Disneyland.[159] [160] Hasta 1993, de acuerdo a la revista Amusement Business, existían más de 700 parques de diversiones tan sólo en EE.UU, y tenían una afluencia de más de 225 millones de personas al año entre todos.[151] Debido al auge de este nuevo sector turístico, el condado de Orange —donde ese encuentra Anaheim— se convirtió en un destino internacional.[161] De una población inferior a 15 000 habitantes en 1950, la cifra de residentes de la ciudad llegó a 104 000 una década después. Y en los próximos veinte años este promedio continuó aumentando de forma gradual, hasta triplicarse. La cantidad de hoteles en la ciudad se incrementó de forma notable: de 87 que había en 1950, ya eran 12 000 en 1980.[16] Dada su importancia en la economía de la ciudad, el gobierno municipal ha llevado a cabo iniciativas para mantener en buen estado las calles y alcantarillas aledañas al parque,[162] así como para proporcionar nuevas formas de transporte que simplifiquen el traslado de los turistas al parque,[163] con la intención de aumentar la afluencia.

Desde su inauguración y hasta 2015 más de 700 millones de personas han acudido a Disneyland Resort.[95] De acuerdo al informe Global Attractions Attendance Report, publicado por AECOM y Themer Entertainment Association, Disneyland fue el segundo parque de diversiones más visitado del mundo en 2012, solamente superado por Magic Kingdom en Florida.[14] Entre sus visitantes célebres se encuentran mandatarios políticos, actores, cantantes y deportistas de distintos países. El expresidente de EE.UU, Ronald Reagan lo describió como «un lugar que ha captado la imaginación y el afecto [...y] un lugar que ha servido de anfitrión y embajador de buena voluntad para millones de visitantes del exterior [del país]».[158] Si bien los costes de admisión y de alimentos o bebidas pueden resultar elevados para algunos visitantes[157] —en 2013 el boleto de admisión de un día para un adulto costaba 90 USD—, para la agencia informativa Associated Press este «valor notable» queda justificado por la calidad del entretenimiento y de las atracciones que ofrece.[164] Por otra parte, han ocurrido algunas manifestaciones y huelgas en el parque,[48] así como accidentes y muertes de empleados y visitantes a causa de fallos mecánicos en algunas atracciones o por problemas de salud.[165] [166] Generalmente el personal de Disneyland trata este tipo de situaciones con discreción para evitar investigaciones policíacas, un tema que ha llegado a ser objeto de controversia en la prensa.[167] En 2002 la revista estadounidense Forbes calificó los parques de Disney existentes hasta ese momento como algunos de los mejores del mundo.[168] El parque cuenta con una estrella especial en el Paseo de la Fama de Hollywood, en conmemoración a sus primeros cincuenta años de existencia.[169] El sitio web Glassdoor, que recopila opiniones de empleados en Estados Unidos sobre las compañías en que laboran, catalogó en 2014 a Disney Company como una de las 50 «mejores empresas para trabajar», haciendo énfasis en los parques temáticos de la marca en todo el mundo.[170]

The Walt Disney Company, a través de su división Walt Disney Parks and Resorts y con el apoyo de Walt Disney Imagineering, ha coordinado la construcción de otros parques similares a Disneyland en todo el mundo, con su correspondiente complejo turístico: Walt Disney World Resort, Tokyo Disney Resort, Disneyland Paris, Hong Kong Disneyland Resort y Shanghai Disney Resort. En 2012, la franquicia de parques de Disney fue la más visitada de ese año, con un total de 126 479 000 de visitantes.[14] Al cabo del tiempo, la compañía expandió su interés empresarial a otras áreas, lo cual dio origen a un «imperio de entretenimiento»,[31] y comenzó a invertir en su propia línea de cruceros —Disney Cruise Line—, en el complejo deportivo ESPN Wide World of Sports —en donde se realizan eventos atléticos—,[171] en el sector televisivo —al invertir en su propio canal, Disney Channel, desde 1983—,[172] en la radio —Radio Disney— y en la producción discográfica —Walt Disney Records—, entre otros productos y servicios.[157] Hasta el año 2000, un tercio de las ganancias de The Walt Disney Company provenían de los ingresos obtenidos por las visitas a sus distintos parques temáticos.[140]

Notas[editar]

  1. En 1837 este lugar era conocido como Rancho de San Juan Cajón de Santa Ana, propiedad de Juan Pacífico Ontiveros. Cuando Disney eligió esta región para construir Disneyland a partir de la investigación de Buzz Price, la familia Domínguez, descendientes de Pacífico Ontiveros, eran los propietarios del terreno. Véanse «HEADLINE HISTORY Orange County 1946 to 1962». Obra de OC Almanac, consultado el 9 de marzo de 2014, y la guía The Story of Disneyland (1955). Diseñada y producida por Western Printing y editada por The Walt Disney Company.
  2. Otro beneficio importante que obtuvieron los acreedores de WED Enterprises consistió en el 10 % de autoría comercial de un total de 26 películas, entre ellas Mary Poppins. La naciente empresa mantuvo conflictos de interés con The Walt Disney Productions. Como resultado, el uso comercial del nombre de Walt Disney nuevamente pasó a ser de Disney Productions, y WED Enterprises debió cambiar su nombre, por lo que pasó a denominarse «Retlaw Enterprises». Posteriormente, tras la inauguración de Disneyland, compró a la familia Disney —propietaria de la empresa— los derechos por el uso de la marca en algunas de las atracciones del parque, como The Disneyland Railroad, con 818 461 acciones. Eventualmente, Disney Productions cambió su nombre a The Walt Disney Company, y Retlaw pasó a ser The Walt Disney Family Foundation. Véase «How Walt Disney Used WED Enterprises, Inc. as a Private Family Holding Company», publicado por Joshuakennon.com, y consultado el 7 de marzo de 2014.
  3. Disneyland Incorporated estaba conformada en su inicio por ejecutivos de The Walt Disney Productions, que adquirió un 34,4 % del capital; de Western Publishing, que tenía un 13,7 % del capital; por WED Enterprises, con 17,2 % del capital; y por ABC, con el porcentaje restante —ABC vendió sus acciones en 1960 a los demás socios—. En total, los cuatro inversores aportaron 1,5 millones USD para la construcción de Disneyland. Véase la página 245 de Barrier, Michael (2007). The Animated Man: A Life of Walt Disney, editado por University of California Press. ISBN 978-0-520-94166-3, así como la página 62 del ejemplar de Billboard de julio de 1960, editado y publicado por Nielsen Business Media, Inc. ISSN 0006-2510. Consultado el 12 de marzo de 2014.
  4. La perspectiva forzada se define como la «ilusión de profundidad y distancia creada artificialmente en decorados construidos en áreas limitadas o en decorados en miniatura». Para más información, consúltese la página 408 de Konigsberg, Ira (2004). Diccionario técnico Akal de cine, volumen 3. ISBN 978-84-460-1902-2.
  5. Jack Wrather, amigo de Disney, invirtió en la construcción del hotel donde se hospedarían los visitantes de Disneyland. Por medio de un acuerdo, junto con Bonita Wrather, obtuvo la autorización para usar la marca comercial «Disney» en el hotel por 99 años. Su inauguración ocurrió en octubre de 1955, y contaba originalmente con 104 habitaciones. Véanse las páginas 89-90 de Disney and His Worlds (1995), escrito por Alan Bryman y publicado por Psychology Press. ISBN 978-0-415-10376-3; The Walt Disney Company, «This Day in History: Disneyland Hotel Opens in 1955». Consultado el 15 de marzo de 2014.
  6. Para la construcción de Disneyland se necesitaron 4600 m3 de madera, 92 903 m2 de asfalto y 3822,7 m3 de hormigón. Véase Gabler (2006), pp. 508-14. Consultado el 30 de marzo de 2015.
  7. Disneyland estuvo en emisión por la cadena ABC de manera ininterrumpida hasta 1983 con un total de 34 temporadas. Es catalogado como uno de los programas más longevos emitidos en horario central estadounidense en una misma cadena televisiva. Véase «Disneyland», por TV.com, consultado el 7 de marzo de 2014.
  8. Disney dio el discurso a las 2:30 p.m., hora local de Anaheim. Véase el artículo «Disneyland throws big bash for 30th», publicado por el periódico Bangor Daily News, el 17 de julio de 1985. Puede accederse a la información en línea en este enlace. Consultado el 8 de abril de 2014.
  9. Debido al «domingo negro», Disney y los empleados del parque se centraron poco después a mejorar los aspectos que habían constituido un problema para los visitantes en la inauguración. Ofrecieron también comidas en el parque a algunos reporteros y sus respectivas familias y recorridos por las instalaciones, para así contar con mejores reseñas en los medios. Véase «Disney called opening day 'Black Sunday'», publicado por el periódico The Free Lance-Star, el 18 de julio de 1985. Puede accederse a la información en línea en este enlace. Consultado el 23 de marzo de 2014
  10. Unas 6000 personas acudieron desde las 2 de la madrugada, hora local de Anaheim, del 18 de julio para ingresar al parque. El primer visitante, Dave MacPherson, tenía 22 años de edad y obtuvo un pase vitalicio para visitar Disneyland, al igual que Michael Schwartner y Christine Vess, los primeros menores de edad en entrar. Véase «"Disney' first customer still uses his lifetime pass"», publicado por Disneydreamer.com con información original del diario Salt Lake Tribune, del 18 de julio de 1955. Consultado el 11 de marzo de 2014.
  11. Disney premió con un automóvil Cadillac, algunos vuelos y boletos de admisión gratuitos así como hospedajes sin costo en sus hoteles al visitante número 250 millones. Como parte de sus festejos en conmemoración del 30.º aniversario de su inauguración, a partir de entonces, y durante ese año, regaló automóviles a cada visitante que fuese el número 30 000, 300 000 y 3 millones. Para determinar el número de visitantes, Disneyland cuenta con un dispositivo contador electrónico en su entrada. Véanse los artículos «Disneyland throws a year-long party», publicado por el periódico The Deseret News el 13 de enero de 1985. Información disponible en este enlace. Consultada el 15 de marzo de 2014; y «3-year-old boy wins Cadillac, lifetime pass to Disneyland», publicado por el periódico Eugene Register-Guard el 25 de agosto de 1985. Información disponible en este enlace. Consultada el 10 de abril de 2014.
  12. The Walt Disney Company empezó a planificar, en julio de 1990, el diseño y construcción de un parque acuático en Long Beach, California que sería denominado «Port Disney». Sin embargo, esta propuesta no progresó y, al año siguiente, la empresa se interesó en la edificación de un parque ubicado frente a la entrada de Disneyland, cuyo diseño sería evocador del parque Epcot Center, segundo parque de Disney en Florida. Su nombre original era Westcot. Si bien este tampoco fue construido, la iniciativa del segundo parque Disney en California sí prosperó y unos años después se inauguró Disney California Adventure. Véase la nota informativa «Proposed expansion would double Disneyland», publicada por el periódico The Milwaukee Journal el 9 de junio de 1991. Información disponible en este enlace. Consultado el 15 de marzo de 2014.
  13. Disney anunció una convocatoria abierta al público en general para que quien así lo deseara enviara, ya fuese por vía electrónica o por paquetería, alguna fotografía suya de alguna visita a Disneyland. La empresa seleccionó las distintas imágenes enviadas y montó con ellas murales en los que se apreciaban las imágenes de distintos personajes animados del estudio. Este programa fue titulado «Happiest Faces on Earth», y las fotografías estuvieron en exhibición en ambos parques de Anaheim durante la campaña Happiest Homecoming on Earth. Véase el artículo «Disneyland wants your photo memories for the Happiest Faces on Earth», publicado por el periódico Daily News, el 2 de septiembre de 2004. Puede accederse a la información en línea en este enlace. Consultado el 16 de marzo de 2014.
  14. Entre 1957 y 1961 existió otra llamada Holidayland, la cual podía ser arrendada por los visitantes para celebrar alguna fiesta o evento especial. Véase Disney History Institute. «Holidayland: The Least Photographed Land in the Park» (en inglés). Consultado el 23 de marzo de 2014.

Fuentes[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c d e «Disneyland Resort Fact Sheet - 2012». The Walt Disney Company (en inglés). Consultado el 29 de junio de 2015. 
  2. a b c d e f g h i j «Disneyland». Emmytvlegends.org (en inglés). Consultado el 7 de marzo de 2014. 
  3. a b Preszler, 2003, pp. 18-19
  4. a b c d e f g h i «The Genesis of Disneyland». The Walt Disney Family Museum (en inglés). Consultado el 8 de marzo de 2014. 
  5. a b c d e f g h i j k l «Dreaming of Disneyland: How Walt arrived at his idea of a theme park». The Walt Disney Company (en inglés). Consultado el 7 de marzo de 2014. 
  6. a b c d e f g h i j k l Barrier, 2007, pp. 209-45
  7. a b c d e f g h i j k l Jackson y West, 2010, pp. 25-33
  8. a b c d e Mannheim, 2012, pp. 34-55
  9. a b c d e f g h i j k Guía The Story of Disneyland (1955). Diseñada y producida por Western Printing y editada por The Walt Disney Company. Consultada el 8 de marzo de 2014.
  10. a b «"Disney' first customer still uses his lifetime pass"». Salt Lake Tribune (en inglés). Consultado el 11 de marzo de 2014. 
  11. a b c d e f g h Marling, 1996, pp. 87-102
  12. a b c d e f «Fake Tickets, Scorching Heat: Inside Story of Disneyland’s Disastrous Debut». Wired (en inglés). Consultado el 11 de marzo de 2014. 
  13. a b c d e f g h i j k l m n ñ Gabler, 2006, pp. 524-37
  14. a b c d e f g h «2012 Global Attractions Attendance Report». AECOM (en inglés). Consultado el 17 de marzo de 2014. 
  15. a b c d Browne y Browne, 2001, p. 236
  16. a b c d e f Etulain y Universidad de Nuevo México, 2004, pp. 357-59
  17. a b El País, 2012
  18. a b Mann y Roberts, 2012, p. 524
  19. a b c Sandler, 2007, pp. 33-
  20. a b c d e f g «The Walt Disney Studios History». The Walt Disney Company (en inglés). Consultado el 8 de marzo de 2014. 
  21. a b Finler, 2003, p. 319
  22. a b c d Robb, 2014
  23. «The Chicago Railroad Fair». Howstuffworks.com (en inglés). Consultado el 8 de marzo de 2014. 
  24. «The Henry Ford Museum and Greenfield Village (The Edison Institute)». Michigan.gov (en inglés). Consultado el 8 de marzo de 2014. 
  25. Smith y Clark, 1999, p. 72
  26. a b c d e f g Mason, Katie (diciembre de 1998). «Disneyland: From Dream to Reality». Animation World Magazine (en inglés). Consultado el 8 de marzo de 2014. 
  27. a b c d Gabler, 2006, pp. 485-500
  28. Peri, 2008, p. xiii
  29. «Big dreams and miniature trains– The Disneyland Story». Signaltribunenewspaper.com (en inglés). Consultado el 12 de abril de 2014. 
  30. a b Rodríguez, 2006, pp. 8-10
  31. a b c d e Goethals, Jones Sorenson y MacGregor Burns, 2004, pp. 347-48
  32. a b c d e «Historic Construction Projects». Generalcontractor.com (en inglés). Consultado el 8 de marzo de 2014. 
  33. a b c d e Watts, 2013, pp. 411-19
  34. «How Walt Disney Used WED Enterprises, Inc. as a Private Family Holding Company». Joshuakennon.com (en inglés). 20 de junio de 2013. Consultado el 7 de marzo de 2014. 
  35. a b c d e Barrier, 2007, pp. 251-58
  36. Hillstrom y Hillstrom, 2007, pp. 243-44
  37. a b c «Disneyland». TV.com (en inglés). Consultado el 7 de marzo de 2014. 
  38. «Interview with Walt Disney Imagineering Legend Marty Sklar on Creating Magic Kingdoms». Adventuresbydaddy.com (en inglés). Consultado el 8 de marzo de 2014. 
  39. «North Carolina State University entry "The Mind of Molly Mouse" wins Best in Show for Disney Imagineering's 2012 ImagiNations competition». NC State Engineering (en inglés). Consultado el 12 de abril de 2014. 
  40. a b c Burnes, Viets y Butler, 2002, pp. 47. 150
  41. a b c d e Mannheim, 2012, pp. 16-32
  42. a b Beeton, 2005
  43. a b c Gabler, 2006, pp. 508-14
  44. a b c d e f g h Edición especial Walt Disney´s Magic Kingdom, publicada por el periódico Independent Press-Telegram, el 17 de julio de 1955, con la autorización de The Walt Disney Productions. Consultada el 10 de marzo de 2014. Esta edición afirma que había 20 atracciones en total para cuando Disneyland fue inaugurado, sin embargo de acuerdo al sitio web oficial del Disneyland Resort, realmente eran 18 atracciones las que tenía el parque en su apertura. Véase «Disneyland Resort», publicado por The Walt Disney Company y consultado el 26 de marzo de 2014.
  45. a b Extracto del reportaje «Fabulous Disneyland to open tomorrow», publicado por el periódico británico The Times el 16 de julio de 1955. Consultado el 11 de marzo de 2014.
  46. a b c Krasniewicz, 2010, p. xiii
  47. Disneyland (Programa de televisión). American Broadcasting Company. 
  48. a b c Artículo «Disney called opening day 'Black Sunday'», publicado por el periódico The Free Lance-Star, el 18 de julio de 1985. Puede accederse a la información en línea en este enlace. Consultado el 23 de marzo de 2014.
  49. a b Schwartz, 2009, p. 251
  50. a b c d Nielsen Business Media, Inc., 1959, p. 65
  51. a b c «Fireworks at Disneyland Park - History». The Walt Disney Company (en inglés). Consultado el 11 de marzo de 2014. 
  52. Nielsen Business Media, 1960, p. 43
  53. a b c d e f g «Theme Park History: A short history of Disneyland». Themeparkinsider.com (en inglés). Consultado el 11 de marzo de 2014. 
  54. «Why For: Disney theme park character costumes throughout the years (no fooling)». Jimhillmedia.com (en inglés). Consultado el 11 de marzo de 2014. 
  55. Artículo «Disneyland Has Not Deteriorated With Its 10 Years», publicado por el periódico Sarasota Herald-Tribune, el 29 de diciembre de 1964. Puede accederse a la información en línea en este enlace. Consultado el 10 de abril de 2014.
  56. Cotter y Young, 2008, pp. 85-86
  57. Nielsen Business Media, 1971, p. D9
  58. Artículo «Great Entertainer Walt Disney Dies», publicado por el periódico Palm Beach Daily News, el 16 de diciembre de 1966. Puede accederse a la información en línea en este enlace. Consultado el 16 de marzo de 2014.
  59. Gitlin, 2010, pp. 85-86
  60. Clavé, 2007, p. 139
  61. a b c «TOURISM/LEISURE TIME : Disneyland's Bear Country to Get New Name to Match Its Critters». Los Angeles Times (en inglés). Consultado el 13 de marzo de 2014. 
  62. a b Artículo «'Bear Facts' Starts to Show At New Disneyland Feature», publicado por el periódico Laurence Daily Journal-World, el 12 de abril de 1972. Puede accederse a la información en línea en este enlace. Consultado el 13 de marzo de 2014.
  63. Marsh, 1994, p. 40
  64. Wills, 2012, p. 197
  65. Artículo «Disneyland to mark its 25th anniversary», publicado por el periódico Eugene Register-Guard, el 25 de mayo de 1980. Puede accederse a la información en línea en este enlace. Consultado el 15 de marzo de 2014.
  66. Información disponible en la página 757 del volumen 160 de la revista National Geographic, publicada por National Geographic Society en 1981. Consultada el 15 de marzo de 2014.
  67. a b c Guiness, 1993, p. 92
  68. «Disney history: California Adventure opens». Ocregister.com (en inglés). 29 de enero de 2014. Consultado el 15 de marzo de 2014. 
  69. «This Day in History: Disneyland Hotel Opens in 1955». The Walt Disney Company (en inglés). 5 de octubre de 2010. Consultado el 15 de marzo de 2014. 
  70. «Disney Acquires Pan Pacific Hotel in Anaheim : Real estate: The new Disneyland Pacific Hotel is bought from a Japanese firm for a reported $36 million.». Ocregister.com (en inglés). 12 de diciembre de 1995. Consultado el 15 de marzo de 2014. 
  71. Futrell, 2002, p. 18
  72. Sperb, 2012, p. 178
  73. «Splash Mountain». Walt Disney Company. Disney.es. Consultado el 20 de julio de 2015. 
  74. a b c Artículo «Disneyland throws big bash for 30th», publicado por el periódico Bangor Daily News, el 17 de julio de 1985. Puede accederse a la información en línea en este enlace. Consultado el 8 de abril de 2014.
  75. a b c Artículo «Disney World more popular than Disneyland», publicado por el periódico Manila Standard, el 31 de diciembre de 1997. Puede accederse a la información en línea en este enlace. Consultado el 16 de marzo de 2014.
  76. Artículo «Mishaps aren't slowing theme park attendance», publicado por el periódico Daily News, el 18 de diciembre de 1999. Puede accederse a la información en línea en este enlace. Consultado el 16 de marzo de 2014.
  77. a b Artículo «Disney plans global ad for its theme parks», publicado por el periódico Sarasota Herald-Tribune, el 30 de diciembre de 2004. Puede accederse a la información en línea en este enlace. Consultado el 16 de marzo de 2014.
  78. Artículo «Theme-park attendance declined in past year», publicado por el periódico The Free Lance-Star, el 23 de diciembre de 2001. Puede accederse a la información en línea en este enlace. Consultado el 16 de marzo de 2014.
  79. Artículo «Large theme parks suffer in 2001», publicado por el periódico Ocala Star-Banner, el 22 de diciembre de 2001. Puede accederse a la información en línea en este enlace. Consultado el 16 de marzo de 2014.
  80. Artículo «Disney to overhaul latest theme park», publicado por el periódico St. Petersburg Times, el 18 de octubre de 2007. Puede accederse a la información en línea en este enlace. Consultado el 16 de marzo de 2014.
  81. a b Artículo «Disneyland wants your photo memories for the Happiest Faces on Earth», publicado por el periódico Daily News, el 2 de septiembre de 2004. Puede accederse a la información en línea en este enlace. Consultado el 16 de marzo de 2014.
  82. Artículo «Events to mark the Disneyland anniversary», publicado por el periódico Lodi News-Sentinel, el 6 de mayo de 2004. Puede accederse a la información en línea en este enlace. Consultado el 16 de marzo de 2014.
  83. «Disneyland celebra su 50 aniversario». El Siglo de Torreón. 10 de marzo de 2005. Consultado el 16 de marzo de 2014. 
  84. Artículo «Join the biggest celebration in Disney history - before it's history!», publicado por el periódico The Free Lance-Star, el 3 de noviembre de 2005. Puede accederse a la información en línea en este enlace. Consultado el 16 de marzo de 2014.
  85. Artículo «Attendance rises at top 50 amusement parks», publicado por el periódico Toledo Blade, el 26 de diciembre de 2005. Puede accederse a la información en línea en este enlace. Consultado el 16 de marzo de 2014.
  86. Artículo «Disney open newest theme park in Hong Kong», publicado por el periódico The Argus-Press, el 8 de septiembre de 2005. Puede accederse a la información en línea en este enlace. Consultado el 16 de marzo de 2014.
  87. Artículo «Disney 'Dreams' continue», publicado por el periódico The Tuscaloosa News, el 14 de octubre de 2007. Puede accederse a la información en línea en este enlace. Consultado el 16 de marzo de 2014.
  88. «Finding Nemo subs debut at Disneyland». Themeparkinsider.com (en inglés). 11 de junio de 2007. Consultado el 16 de marzo de 2014. 
  89. Artículo «Disney holds Miley sweet 16 bash», publicado por el periódico Herald Journal, el 8 de octubre de 2008. Puede accederse a la información en línea en este enlace. Consultado el 16 de marzo de 2014.
  90. «Disney offers free pass to parks for volunteers with 'Give a Day, Get a Disney Day'». Nydailynews.com (en inglés). 29 de septiembre de 2009. Consultado el 11 de julio de 2015. 
  91. «Let the Memories Begin at Disney World and Disneyland». Themeparks.about.com (en inglés). Consultado el 17 de marzo de 2014. 
  92. «2013 Global Attractions Attendance Report». AECOM (en inglés). Consultado el 2 de mayo de 2015. 
  93. «Disneylandia da anticipo de la Fiesta Diamante por su 60 aniversario». Excelsior.com.mx. Consultado el 4 de junio de 2015. 
  94. «Declaran el 1 de junio como el Día de Disneyland». Televisa. Consultado el 4 de junio de 2015. 
  95. a b «Disneyland Resort Fact Sheet - 2015». The Walt Disney Company (en inglés). Consultado el 2 de mayo de 2015. 
  96. «Congreso de California declara el 1 de junio como Día de Disneyland». NOTIMEX, Agencia de Noticias del Estado Mexicano. Notimex México. 1 de junio de 2015. Consultado el 19 de julio de 2015. 
  97. «ACR-75 Disneyland Day.(2015-2016)». California Legislative Information (en inglés). 1 de junio de 2015. Consultado el 26 de julio de 2015. 
  98. Universidad de Texas, 1999, p. 105
  99. Universidad de California, 2003, p. 156
  100. Elmundo.es (en inglés) «DISNEYLAND PARÍS Fantasía en la almohada». Consultado el 10 de julio de 2015.
  101. Moore, Bob. «Constuction of Disneyland and Walt Disney World». Historic Construction Proyects. Consultado el 12 de julio de 2015. 
  102. «Disneyland Resort Fact Sheet - 2008». The Walt Disney Company (en inglés). Consultado el 18 de marzo de 2014. 
  103. a b c d e «2010 Disneyland Park: Fact Sheet». The Walt Disney Company (en inglés). 15 de diciembre de 2010. Consultado el 25 de marzo de 2014. 
  104. Francaviglia, 1996, pp. 146-55
  105. «Diane Disney Miller Remembers Dad: Walt's Secret Disneyland Apartment, His Passions & More (PHOTOS)». Huffington Post (en inglés). 2 de julio de 2012. Consultado el 23 de marzo de 2014. 
  106. «Blaine Gibson, Disney Legend Behind 'Pirates' And 'Haunted Mansion,' Dies At 97». The Huffington Post (en inglés). 7 de junio de 2015. Consultado el 11 de julio de 2015. 
  107. «Adventureland». OCregister.com (en inglés). Consultado el 11 de julio de 2015. 
  108. «Memories of the Magic Kingdom: Adventureland». Examiner.com (en inglés). 16 de octubre de 2010. Consultado el 25 de marzo de 2014. 
  109. Brode y Deyneka, 2012, p. 25
  110. «It’s a Jungle Out There: The History of Jungle Cruise Horticulture». The Walt Disney Company (en inglés). Consultado el 26 de marzo de 2014. 
  111. Jones Jr., 2001, p. 148
  112. «Frontierland». The Walt Disney Company. Consultado el 26 de marzo de 2014. 
  113. «Pirates invade Tom Sawyer Island». OCregister.com (en inglés). Consultado el 11 de julio de 2015. 
  114. a b Philips, 2011, pp. 73-74
  115. «Fantasyland». The Walt Disney Company. Consultado el 28 de marzo de 2014. 
  116. a b «Sleeping Beauty Castle». The Walt Disney Company. Consultado el 28 de marzo de 2014. 
  117. «‘Tomorrowland’ Disney History: Traveling Through The Theme Parks Past For A Glimpse Into The Future». Ibtimes.com (en inglés). 19 de mayo de 2015. Consultado el 11 de julio de 2015. 
  118. «Look and Feel, Test and Adjust: Disney in Shanghai». Tor.com (en inglés). 26 de febrero de 2014. Consultado el 29 de marzo de 2014. 
  119. Pinsky, 2003, p. 84
  120. Artículo «New Successes For Walt in Disneyland, Films», publicado por el periódico The Deseret News, el 27 de julio de 1966. Puede accederse a la información en línea en este enlace. Consultado el 29 de marzo de 2014.
  121. OCregister.com (en inglés). «Disney history: Mickey's Toontown opens». Consultado el 11 de julio de 2015.
  122. «Review: 'Soundsational' parade combines whimsy with whacky at Disneyland». Los Angeles Times (en inglés). Consultado el 30 de marzo de 2014. 
  123. «Mickey's Soundsational Parade». The Walt Disney Company (en inglés). Consultado el 30 de marzo de 2014. 
  124. «Fantasmic!». The Walt Disney Company (en inglés). Consultado el 30 de marzo de 2014. 
  125. «Disneyland set to reopen exclusive Club 33 after extensive expansion». Los Angeles Times (en inglés). Consultado el 11 de julio de 2015. 
  126. a b «What It's Like To Hang Out At Disneyland's Super Exclusive, $10,000-A-Year Private Club». Business Insider (en inglés). Consultado el 15 de julio de 2014. 
  127. a b c d «Disney University Program Recap». Thedisneyproject.com (en inglés). 20 de diciembre de 2013. Consultado el 1 de abril de 2014. 
  128. «Van France». D23.com (en inglés). Consultado el 31 de julio de 2014. 
  129. a b c Lipp, Doug. «Disney U». The Walt Disney Company (en inglés). Consultado el 1 de abril de 2014. 
  130. «Overview». The Walt Disney Company (en inglés). Consultado el 27 de julio de 2014. 
  131. a b (Yearout y Miles, 2001, pp. 193-94)
  132. a b «Inside Disney U». Trainingmag.com (en inglés). 29 de julio de 2013. Consultado el 1 de abril de 2014. 
  133. a b Artículo «Disneyland rearranges ticket policy», publicado por el periódico Star-News, el 17 de junio de 1982. Puede accederse a la información en línea en este enlace. Consultado el 7 de abril de 2014.
  134. a b c Artículo «Disney: 'A symbolic... utopia'», publicado por el periódico Eugene Register-Guard, el 18 de julio de 2005. Puede accederse a la información en línea en este enlace. Consultado el 7 de abril de 2014.
  135. a b c d Baker, 2006, pp. 191-
  136. Smart, 1999, p. 103
  137. Artículo «Disneyland to hike ticket prices», publicado por el periódico Eugene Register-Guard, el 4 de noviembre de 1990. Puede accederse a la información en línea en este enlace. Consultado el 7 de abril de 2014.
  138. «Disney parks raising ticket prices». CNN.com (en inglés). 4 de agosto de 2010. Consultado el 7 de abril de 2014. 
  139. «Boletos». The Walt Disney Family Museum. Consultado el 7 de abril de 2014. 
  140. a b Artículo «Disney's theme parks have gone from risky venture to major revenue source», publicado por el periódico Philippine Daily Inquirer, el 21 de julio de 2000. Puede accederse a la información en línea en este enlace. Consultado el 13 de abril de 2014.
  141. Artículo «Overcrowded Disneyland twice stops ticket sales», publicado por el periódico Lodi News-Sentinel, el 29 de diciembre de 2000. Puede accederse a la información en línea en este enlace. Consultado el 7 de abril de 2014.
  142. Artículo «Disneyland Closes Due to Overcrowding», publicado por el periódico Ocala Star-Banner, el 30 de diciembre de 1984. Puede accederse a la información en línea en este enlace. Consultado el 10 de abril de 2014.
  143. a b Nielsen Business Media, Inc., 1955, p. 53
  144. a b c Artículo «Disneyland Promises Many New Adventures», publicado por el periódico Times Daily, el 13 de marzo de 1966. Puede accederse a la información en línea en este enlace. Consultado el 8 de abril de 2014.
  145. a b «When To Visit - Planning Center - Disneyland Resort». The Walt Disney Company (en inglés). Consultado el 8 de abril de 2014. 
  146. Nielsen Business Media, Inc., 1956, p. 83
  147. Artículo «Disneyland is Closed By Hippies», publicado por el periódico The Free Lance-Star, el 8 de agosto de 1970. Puede accederse a la información en línea en este enlace. Consultado el 8 de abril de 2014.
  148. Artículo «Twisters, rain rip California», publicado por el periódico The Bulletin, el 1 de marzo de 1983. Puede accederse a la información en línea en este enlace. Consultado el 8 de abril de 2014.
  149. Artículo «Disneyland parties on 30th anniversary», publicado por el periódico The Bulletin, el 17 de julio de 1985. Puede accederse a la información en línea en este enlace. Consultado el 8 de abril de 2014.
  150. «What Was It Like at Walt Disney World on 9/11». Huffington Post (en inglés). 9 de julio de 2011. Consultado el 8 de abril de 2014. 
  151. a b c d e Davis, 1997, pp. 21-22
  152. a b Smith y Kraig, 2013, p. 65
  153. «Hoy en infancias tristes: Ryan Gosling, mousequetero clase B». Yahoo!. Consultado el 31 de marzo de 2014. 
  154. Slatta, 2001, pp. 125-28
  155. «Francaviglia, Richard V.». Unevadapress.com (en inglés). Consultado el 2 de abril de 2014. 
  156. Mcconachie, 2005, p. 175
  157. a b c Ritzer, 2010, pp. 3-5
  158. a b Strodder, 2015
  159. Niles, Robert (19 de junio de 2013). «Theme Park History: A short history of Disneyland». Themeparkinsider (en inglés). Consultado el 31 de marzo de 2014. 
  160. «C. V. Wood Jr., Who Pioneered Large Theme Parks, Is Dead at 71». The New York Times (en inglés). 16 de marzo de 1992. Consultado el 31 de marzo de 2014. 
  161. «A Brief History of Orange County California». Orangecountyhistory.org (en inglés). Consultado el 31 de marzo de 2014. 
  162. «Disneyland-Area Rehab OKd : Tourism: Anaheim planners adopt $172-million plan to erase decay. It is called key to Disney's proposed $3-billion resort. Council action is next». Los Angeles Times (en inglés). Consultado el 31 de marzo de 2014. 
  163. «Anaheim considers Disney-area streetcars». Ocregister.com (en inglés). Consultado el 31 de marzo de 2014. 
  164. «Disneyland Admission Price Increase: One-Day Adult Ticket Now Costs More Than $90». The Huffington Post (en inglés). 6 de marzo de 2013. Consultado el 2 de abril de 2014. 
  165. «Diez tragedias en casi 50 años de Disneyland Park». Rpp.com.pe. 17 de julio de 2012. Consultado el 2 de abril de 2014. 
  166. «Disneylandia: un muerto tras un accidente en una montaña rusa». Lanacion.com.ar. 5 de septiembre de 2003. Consultado el 2 de abril de 2014. 
  167. Artículo «A darker side», publicado por el periódico The Spokeman-Review, el 29 de enero de 1999. Puede accederse a la información en línea en este enlace. Consultado el 10 de abril de 2014.
  168. «The World's Best Amusement Parks». Forbes (en inglés). 21 de marzo de 2002. Consultado el 3 de abril de 2014. 
  169. «Disneyland». Sitio web oficial del Paseo de la Fama de Hollywood (en inglés). Consultado el 3 de abril de 2014. 
  170. «Best Places to Work - Glassdoor’s Employees’ Choice Awards 2014». Glassdoor.com (en inglés). Consultado el 8 de abril de 2014. 
  171. «ESPN Wide World of Sports Complex». The Walt Disney Company (en inglés). Consultado el 2 de abril de 2014. 
  172. «History of Disney Channel». Examiner.com (en inglés). Consultado el 2 de abril de 2014. 

Bibliografía[editar]

En español
  • El País (2012), Mujeres y hombres, El País Selección, ISBN B008RAU622 
En inglés
  • Baker, Ronald J. (2006), Pricing on Purpose: Creating and Capturing Value, John Wiley & Sons, ISBN 9780471784296 
  • Barrier, Michael (2007), The Animated Man: A Life of Walt Disney, Simpson Book in the Humanities, University of California Press, ISBN 9780520941663 
  • Beeton, Sue (2005), Film-Induced Tourism, Channel View Publications, ISBN 9781845412982 
  • Brode, Douglas; Deyneka, Leah (2012), Myth, Media, and Culture in Star Wars: An Anthology, G - Reference, Information and Interdisciplinary Subjects Series, Scarecrow Press, ISBN 9780810885127 
  • Browne, Ray Broadus; Browne, Pat (2001), The Guide to United States Popular Culture, Popular Press, ISBN 9780879728212 
  • Burnes, Brian; Viets, Dan; Butler, Robert W. (2002), Walt Disney's Missouri, Kansas City Star Books, ISBN 9780971708068 
  • Clavé, Salvador Anton (2007), The Global Theme Park Industry, CABI, ISBN 9781845932107 
  • Cotter, Bill; Young, Bill (2008), The 1964-1965 New York World's Fair: Creation and Legacy, Arcadia Publishing, ISBN 9780738557458 
  • Davis, Edward B. (2011), Hidden Dimensions of Work, Xlibris Corporation, ISBN 9781462853243 
  • Davis, Susan G. (1997), Spectacular Nature: Corporate Culture and the Sea World Experience, University of California Press, ISBN 9780520209817 
  • Etulain, Richard W.; Universidad de Nuevo México (2004), Western Lives: A Biographical History of the American West, UNM Press, ISBN 9780826334725 
  • Finler, Joel Waldo (2003), The Hollywood Story, Film Studies, Wallflower Press, ISBN 9781903364666 
  • Futrell, Jim (2002), Amusement Parks of Pennsylvania, Amusement Parks Series, Stackpole Books, ISBN 9780811726719 
  • Gabler, Neal (2006), Walt Disney, Images of America, Random House LLC, ISBN 9780307265968 
  • Gitlin, Martin (2010), Walt Disney: Entertainment Visionary, Essential Lives Set 4, ABDO Publishing Company, ISBN 9781617852480 
  • Goethals, George R.; Jones Sorenson, Georgia; MacGregor Burns, James (2004), Encyclopedia of leadership: A-E, Volumen 1, SAGE, ISBN 9780761925972 
  • Guiness, Mess (1993), The Guinness Book of Records, Guinness Superlatives 
  • Hillstrom, Kevin; Hillstrom, Laurie Collier (2007), The Industrial Revolution in America - Overview/Comparison, Industrial Revolution in America Series, ABC-CLIO, ISBN 9781851097197 
  • Jackson, Kathy Merlock; West, Mark I. (2010), Disneyland and Culture: Essays on the Parks and Their Influence, McFarland, ISBN 9780786487455 
  • Jones Jr., William B. (2001), Classics Illustrated: A Cultural History (2 edición), McFarland, ISBN 9780786488407 
  • Krasniewicz, Louise (2010), Walt Disney: A Biography, Greenwood biographies, ABC-CLIO, ISBN 9780313358302 
  • Leebron, Elizabeth; Gartley, Lynn (1979), Walt Disney: a guide to references and resources, A Reference Publication in Film, G. K. Hall, ISBN 9780816180042 
  • Mann, Richard; Barry, Roberts (2011), Essentials of Business Law and the Legal Environment (11 edición), Cengage Learning, ISBN 9781133188636 
  • Mannheim, Steve (2012), Walt Disney and the Quest for Community, Design and the Built Environment, Ashgate Publishing, Ltd, ISBN 9781409487180 
  • Marling, Karal Ann (1996), As Seen on TV: The Visual Culture of Everyday Life in the 1950s, Harvard University Press, ISBN 9780674048836 
  • Mcconachie, Bruce A. (2005), American Theater in the Culture of the Cold War: Producing and Contesting Containment, 1947-1962, Studies Theatre Hist & Culture, 1, University of Iowa Press, ISBN 9781587294471 
  • Marsh, Carole (1994), California Rollercoasters!, Carole Marsh California Bks, Carole Marsh Books, ISBN 9780793352371 
  • Nielsen Business Media, Inc. (1956), Billboard, Nielsen Business Media, Inc., ISSN 0006-2510 
  • Nielsen Business Media, Inc. (1959), Billboard, Nielsen Business Media, Inc., ISSN 0006-2510 
  • Nielsen Business Media, Inc. (1960), Billboard, Nielsen Business Media, Inc., ISSN 0006-2510 
  • Nielsen Business Media, Inc. (1971), Billboard, 83, Nielsen Business Media, Inc., ISSN 0006-2510 
  • Peri, Don (2008), Working with Walt: Interviews with Disney Artists, Univ. Press of Mississippi, ISBN 9781604739183 
  • Philips, Deborah (2011), Fairground Attractions: A Genealogy of the Pleasure Ground, A&C Black, ISBN 9781849664912 
  • Pinsky, Michael (2003), Future Present: Ethics And/as Science Fiction, Fairleigh Dickinson Univ Press, ISBN 9780838639245 
  • Preszler, June (2003), Walt Disney: A Photo-illustrated Biography, Capstone, ISBN 9780736822268 
  • Ritzer, George (2010), Enchanting a Disenchanted World: Continuity and Change in the Cathedrals of Consumption, Pine Forge Press, ISBN 9781412975810 
  • Robb, Brian J. (2014), A Brief History of Walt Disney, Hachette UK, ISBN 9781472110725 
  • Rodríguez, Robert (2006), The 1950s' Most WantedTM: The Top 10 Book of Rock & Roll Rebels, Cold War Crises, and All American Oddities, Potomac Books, Inc, ISBN 9781612340302 
  • Sandler, Corey (2007), Econoguide Disneyland Resort, Universal Studios Hollywood: And Other Major Southern California Attractions Including Disney's California Adventure, Econoguides Series, Globe Pequot, ISBN 9780762741670 
  • Schwartz, Richard Alan (2009), The 1950s, Eyewitness History Series, Infobase Publishing, ISBN 9781438108766 
  • Slatta, Richard W. (2001), The Mythical West: An Encyclopedia of Legend, Lore, and Popular Culture, ABC-CLIO E-Books, ABC-CLIO, ISBN 9781576071519 
  • Smith, Dave; Clark, Steven (1999), Disney: the first 100 years, Hyperion, ISBN 9780786864423 
  • Smith, Andrew; Kraig, Bruce (2013), The Oxford Encyclopedia of Food and Drink in America, Volumen 1, Oxford University Press, ISBN 9780199734962 
  • Sperb, Jason (2012), Disney's Most Notorious Film: Race, Convergence, and the Hidden Histories of Song of the South, University of Texas Press, ISBN 9780292749818 
  • Strodder, Chris (2015), The Disneyland Book of Lists, Santa Monica Press, ISBN 9781595808264 
  • Universidad de Texas (1999), National Hispanic news, Universidad de Texas 
  • Universidad de California (2003), Mundo ejecutivo, Universidad de California 
  • Watts, Steven (2013), The Magic Kingdom: Walt Disney and the American Way of Life, University of Missouri Press, ISBN 9780826273000 
  • Wills, John (2012), US Environmental History: Inviting Doomsday, Edinburgh University Press Series, ISBN 9780748622634 

Enlaces externos[editar]