Diseño de producto

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Diseño de producto es el proceso de crear nuevos productos para ser vendidos por una empresa.[1]​ Un concepto muy amplio, es esencialmente la generación y desarrollo de ideas de manera eficiente y eficaz a través de un proceso artesanal .[2]

En un acercamiento sistemático a la artesanía, diuctos conceptualizan y evalúan ideas convirtiéndolas en productos tangibles. El rol principal de un diseñador de producto es el combinar arte, y nuevos materiales con el propósito de crear nuevos productos para el uso humano o decorativo. Su función como diseñador ha sido facilitada por herramientas digitales que permiten al diseñador comunicar, visualizar, analizar y realmente crear nuevas tendencias artesanales, a diferencia de antiguos procesos que hubieran requerido un mayor número de mano de obra

El diseño de producto es a veces confundido (a veces se dice que es lo mismo) con diseño industrial y se ha relacionado con términos de servicios, software y de producto. Diseño Industrial está relacionado con convertir formas artísticas y funcionales, asociadas con diseño de arte y ergonomía, para la producción en masa de bienes. [3]​ El diseño de producto puede ser considerado una rama del Diseño Industrial a diferencia que un diseñador industrial se dedica a la producción en masa y a grandes coorporaciones. Otros aspectos del diseño de producto incluyen diseño estético.[4]

Proceso del diseño de producto[editar]

Existen varios procesos para el diseño de producto. El proceso mostrado a continuación, "The Seven Universal Stages of Creative Problem-Solving," escrito por Don Koberg y Jim Bagnell, permite a los diseñadores crear productos a partir de sus ideas. El proceso se enfoca en descubrir que es lo que se necesita, desarrollando lluvia de ideas, creando protomaquetas y generando el producto (si sus materiales propuestos se pueden adecuar al proceso de producción). Sin embargo, ese no es el final del proceso. Hasta ese punto, los diseñadores de producto aún necesitan poner en práctica la idea, haciendo el producto, evaluar su éxito y comprobar si no es necesario hacer algunas mejoras.

El proceso de diseño de producto ha experimentado varias etapas de evolución a lo largo de estos últimos años con la adopción de la impresión 3D. Tomando en cuenta que esta es una carrera nueva, no tiene más de 10 años, pero gracias a la variación con el diseño industrial (con más de 35 años en México), se usan objetos en común con diferentes metas. Es importante destacar que deben tener contacto constante con los diseñadores industriales a la hora de querer comercializar, ya que se requiere un amplio conocimiento de materiales, procesos de producción y sobre todo costos. Existen impresoras 3D pueden diseñar productos dimensionales e imprimirlos en 3D con un plástico poco funcional pero muy bien visto para protomaquetas. También existe la inyección de plástico, para esto se debe conocer los tipos de platicos, variaciones, limitantes, moldes y si se acopla al diseño propuesto por el diseñador de producto.

El proceso de diseño sigue una serie de pautas involucrando tres principales secciones:[5]

  • Análisis
  • Conceptualización
  • Síntesis

Las últimas dos secciones son revisadas muchas veces, dependiendo de cuantas veces el diseño debe ser revisado para ser mejorado. Esto es un proceso repetitivo, donde la retroalimentación es el principal componente.[5]​ como en todas las ramas del Diseño.

Tendencias en el diseño general[editar]

Los diseñadores de productos deben tener en cuenta todos los detalles: la forma en que las personas utilizan los objetos, productos defectuosos, los errores cometidos en el proceso de diseño y las formas en que las personas desean utilizar los objetos.[6]​ Muchos nuevos diseños fallarán y muchos ni siquiera llegaran al mercado.[6]​ Algunos diseños, eventualmente, serán obsoletos. El proceso de diseño puede ser frustrante, usualmente teniendo cinco o seis intentos para que el diseño quede de la mejor manera posible.[6]​ Un producto que falló en el mercado la primera vez, puede volver a ser introducido dos veces más.[6]​ Si continua fallando, el producto es considerado muerto, debido a que el mercado cree que es un fracaso.[6]​ La mayoría de los nuevos productos fallan, aunque sea una gran idea.[6]​ Todos los tipos de diseño de productos están claramente vinculados a la salud económica de los sectores manufactureros. La innovación proporciona gran parte del impulso competitivo para el desarrollo de nuevos productos, con la nueva tecnología a menudo requieren una nueva interpretación del diseño. Sólo se necesita un fabricante para crear un nuevo paradigma de productos para forzar al resto de la industria ponerse al día - alimentando aún más la innovación.[7]​ Los productos son diseñados para beneficiar a las personas de todas las edades y capacidades, sin excluir a cualquier grupo, mediante la extensión de la independencia y el apoyo a las cambiantes necesidades físicas y sensoriales que todos encontramos a medida que envejecemos.[8]

Notas[editar]

  1. http://www.rqriley.com/pro-dev.htm
  2. Morris, 2009, p. 22.
  3. Morris, 2009, p. 23.
  4. http://www.acrwebsite.org/search/view-conference-proceedings.aspx?Id=7824
  5. a b Koberg, J., & Bagnell J. (1991). The universal traveler: A soft systems guide to creativity, problem-solving and the process of reaching goals. W. Kaufmann. 
  6. a b c d e f Norman, D. (2002). The design of everyday things. (p. 29). New York: Basic Books.
  7. https://web.archive.org/web/20110815201628/http://www.designcouncil.org.uk/about-design/Types-of-design/Product-design/Future-trends/
  8. Pirkl, James J. (1994). Transgenerational Design: Products for an Aging Population. Nueva York: Vn Nostrand Reinhold. p. 24. ISBN 0-442-01065-6. 

Referencias[editar]

Fuentes Literarias
  • Archer, B. (1974). Design awareness and planned creativity in industry. Toronto: Thorn Press Limited. ISBN 0-85072-016-8. 
  • Hawker, Chris (2005). The Inventor's Mind: 10 Steps to Making Money From Inventions. Columbus: Trident Design. 
  • Hekkert, P., & Schifferstein, H. (2008). Product experience. Amsterdam: Elsevier Science Limited. ISBN 978-0-08-045089-6. 
  • Koberg, J, & Bagnell, J (1991). The universal traveler: A soft systems guide to creativity, problem-solving and the process of reaching goals. W. Kaufmann. ISBN 978-0-913232-05-7. 
  • Morris, R. (2009). The fundamentals of product design. AVA Publishing. ISBN 2-940373-17-5. 
  • Norman, D. (2002). The design of everyday things. Nueva York: Basic Books. ISBN 0-465-06710-7. 
  • Pirkl, James J. (1994). Transgenerational Design: Products for an Aging Population. Nueva York: Van Nostrand Reinhold. p. 24. ISBN 0-442-01065-6.