Discusión:Nefilim

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El texto de este artículo aparece en http://ar.groups.yahoo.com/group/ATALAYA_DESPERTAD/message/316, pero ha sido copiado de Wikipedia: Nefilim es el original. Mercedes(Gusgus) mensajes 09:16 24 feb 2008 (UTC)

Eso no es cierto. Hacerca del tema de los nefilim las revistas Atalaya y Despertad únicamente se basan en la Biblia y no en fuentes seglares como Wikipedia.--201.132.86.139 (discusión) 02:43 22 ago 2008 (UTC)

El termino "Nephilim" no es una palabra hebrea sino aramea ("Nephilin"). Su traducción es efectivamente "gigantes", y ese es el sentido que se le da al texto bíblico ("Nephilim, hijos de Anak, de la raza de los gigantes", libro de los números).

Recomiendo ver el artículo arameo.--resped 21:45 11 jun 2006

¿Que base hay para decir que es una palabra aramea? --Sptecnico82 (discusión) 19:53 9 abr 2013 (UTC)

Nephilim no es una palabra aramea, sino hebrea. En los rollos del mar muerto hay fragmentos en arameo del libro de Enoch, pero el texto del Génesis está en el Masorético en hebreo antiguo. La palabra Néfilim es una palabra hebrea de raíz hebrea (véase el Diccionario hebreo de Strong). Saludos. Rubén Betanzo S. (discusión) 00:56 11 feb 2014 (UTC)

Gigantes[editar]

En la Biblia al decir "hijos de Dios" no se refiere a los ángeles. Los hijos de Dios son los que conocían a Dios y cumplían sus preceptos, como Noé y su descendencia. Estos se relacionaron y desposaron a mujeres paganas.

Se escribió que los mormones creen que los gigantes provendrían del linaje de Set que se mezcló con las hijas de Caín. Esto es un error, la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los últimos Dias(mormones) creen que los hijos de Noé, por su justicia, fueron llamados hijos de Dios y que tuvieron descendencia, y las hijas de ésta descendencia eran bellas y se desposaron con los hijos de los hombres, o sea los que no escuchaban a Dios y lo habían rechazado. De éstas uniones no aprobadas por Dios, nacieron los varones de renombre, no gigantes, de la antigüedad (Perla de Gran Precio/Moisés 8:13-17).

Con referencia a las hijas de los hijos de Noé, la Biblia no menciona nada acerca de mas personas en la famila de Noé a excepción de Noé, su esposa sus tres hijos y sus tres esposas. (Génesis 7:6) Posteriormente, cuando se les ordena llenar la tierra, no se les llama "hijos de Dios", ni tampoco se les llama gigantes a sus descendientes. (Génesis 9:1) --Sptecnico82 (discusión) 16:19 9 abr 2013 (UTC)

Se nombran abajo pueblos como los rafaitas, etc, como nefilim. Es un error, los nefilim murieron todos en el diluvio Universal y no hubo excepciones. Esta en la Biblia. La tradicion judia no identifica a los rafaitas ni a ningun pueblo con los nefilim. Algun filonazi ha metido aqui sus garritas --201.213.158.131 (discusión) 21:39 29 ago 2009 (UTC)

Gracias por los aportes sobre este tema. Sobre este mismo asunto, últimamente se han pasado e-mails conteniendo imagenes de esqueletos gigantes que supuestamente están relacionados con los Nefilim. Ha investigado Wikipedia sobre esto? Alguien tiene certeza de si estas excavaciones son están relacionadas?

Esas fotografías y esqueletos de Nefilim que dices, al igual que las excavaciones chinas que supuestamente encontraron el Arca de Noe en Turquía etc., se tratan de fraudes financiados por grupos evangelistas cristianos (como el grupo propietario del parque temático sobre el Arca de Noe en Honk Kong) mucho más interesados en engañar y hacer creer a la gente sus mentiras que en contar la verdad de los hechos.

Con referencia a las hijas de los hijos de Noé, la Biblia no menciona nada acerca de mas personas en la famila de Noé a escepción de Noé, su esposa sus tres hijos y sus tres esposas. (Génesis 7:6) Posteriormente, cuando se les ordena llenar la tierra, no se les llama "hijos de Dios", ni tampoco de les llama gigantes a sus descendientes. (Génesis 9:1) — El comentario anterior sin firmar es obra de Sptecnico82 (disc.contribsbloq).

Bnei Elohim[editar]

¿Quiénes fueron los “hijos de Dios”? ¿Eran hombres que adoraban a Dios, y llamados "Hijos de Dios" para distinguirlos de la humanidad inicua (Hijos de los hombres) en general? La Biblia da a entender que su unión con las hijas de los hombres resultó en un avivamiento de la maldad en la tierra, de tal forma que al fin solo Noé y su familia fueron los únicos que tuvieron el favor de Dios. (Gé 6:9; 8:15, 16; 1Pe 3:20.)

Pero surgen varias preguntas. Dado que el Evangelio de Juan dice que hemos llegado a ser "Hijos de Dios" solo por la sangre de Cristo ¿Por qué medio se llamaría "Hijos de Dios" a humanos imperfectos de manera tan anacrónica? Segundo, si esos “hijos de Dios” fueron tan solo hombres ¿por qué sus descendientes llegaron a ser "gigantes" y “hombres de fama”? También podría hacerse la pregunta: ¿por qué mencionar su matrimonio con las hijas de los hombres como algo especial? El matrimonio y el nacimiento de niños había tenido lugar por más de mil quinientos años. ¿Acaso nos imaginamos que Dios exigía el celibato en sus siervos antes del Diluvio? ¿O tal vez creemos que el mnadato de no casarse con gente de otra religión, que Dios solo reveló después a Israel, ya existía anacrónicamente en los días de Noé?

Por otro lado la expresión hebrea "bnei Elohim" (hijos de Dios) es usada en la Biblia como sinónimo de "ángeles" (Job 1:6 y 38:7). Igualmente la expresión "Hijos de los hombres" (bnei adam, bar enach) es solo una forma de decir "humanos" (1samuel 15:28; Job 16:21; 25:6; 35:8; Salmo 8:4; 144:3; 146:4; Jeremías 50:40; Ezequiel 2-48; Daniel 7:13, etc.). ¡Y LA SEPTUAGINTA DEL CÓDICE ALEJANDRINO TRADUCE "BNEI ELOHIM" EN GÉNESIS 6:4 COMO "ÁNGELES"!

Pedro apoya este punto de vista cuando habla de “los espíritus en prisión, que en un tiempo habían sido desobedientes cuando la paciencia de Dios estaba esperando en los días de Noé”. (1Pe 3:19, 20.) No, no se refiere a las almas descarnadas de los humanos desobedientes, sino a los ángeles caídos. También Judas escribe acerca de “los ángeles que no guardaron su posición original, sino que abandonaron su propio y debido lugar de habitación”. (Jud 6.), y en el versículo siguiente dice que los habitantes de sodoma fornicaron en exceso "IGUAL QUE LOS ANTERIORES", ¿y quienes son esos "anteriores" que mencionó Judas? Los ángeles. Si esos ángeles, que menciona Judas abandonaron su debida morada ¿Adonde se fueron? A la tierra, y si dice que "fornicaron en exceso" ¿Con quienes y cuando? Pues, Génesis 6:4 es el único pasaje que calza con lo descrito tanto por Pedro como por Judas ¿Como podría un ángel, que es esencialmente un ser espiritual, copular con hembras humanas? Los ángeles tenían el poder de materializarse en forma humana, y algunos lo hicieron para llevar mensajes procedentes de Dios, como los que visiitaron a Abraham, y hasta comieron y bebieron con él. (Gé 18:1, 2, 8, 20-22; 19:1-11; Jos 5:13-15.) Pero la morada propia de los espíritus es el cielo, y los ángeles tienen allí posiciones de servicio a Dios. (Da 7:9, 10.) El abandonar esta morada para habitar en la tierra y dejar su servicio asignado a fin de tener relaciones carnales, era una rebelión contra las leyes de Dios y una perversión.

La Biblia dice que los ángeles desobedientes son en la actualidad “espíritus en prisión”, que han sido arrojados “en el Tártaro” y se les ha “reservado con cadenas sempiternas bajo densa oscuridad para el juicio del gran día”. (1Pe 3:19; 2Pe 2:4; Jud 6.) Los Nefilim-Giborim, producto de esas uniones, no eran hombres de fama para Dios, puesto que no sobrevivieron al Diluvio, como Noé y su familia. Eran “nefilim”, o sea, "hacían caer", eran derribadores, tiranos que sin duda propiciaron que empeoraran las condiciones de violencia en la tierra. Rubén Betanzo S. (discusión) 01:11 11 feb 2014 (UTC)

El estado de la cuestión entre los eruditos[editar]

נְּפִלִים “Néfilim” (plural), “los caídos” o “los que hacen caer”. El diccionario Strong dice: “H5303 נְפִיל nefı̂yl o נְפִל nefíl; de H5307 (נָפַל nafál: raíz primaria; caer); propiamente, derribador, i.e. patán o tirano: gigante”. La Septuaginta traduce esta expresión como γίγαντες y la Vulgata dice “Gigantes”.

La expresión “Hijos de Dios” es traducida en la Septuaginta Griega del Códice Alejandrino, custodiado en el Vaticano, siglo V D.C. como: “Ángeles”.

Comentario de la Santa Biblia de Martín Nieto dice al pie de página en Génesis 6:1-8: “La promiscuidad de misteriosos seres celestes con las hijas de los hombres denota el alto grado de corrupción alcanzado por la humanidad. Es verosímil que el autor sagrado haya querido dejar constancia, en estas líneas, de un intento de la raza humana por conseguir una raza superior (¿gigantes, héroes, semidioses?). Tales pretensiones trastocan el orden de la creación, provocando una ruptura profunda entre Dios y los hombres”. (Martín Nieto, Evaristo. R. P. La Santa Biblia. Ed. San Pablo. Madrid. 1967).

La nota de la Biblia Reina Valera de 1995 dice: “a 6.2 Los hijos de Dios: Algunos intérpretes consideran que se trata de seres divinos o celestiales (ver Job_1:6; Job_2:1; Job_38:7; Sal_29:1; Sal_89:7); otros piensan que son hijos de la línea piadosa de Set, o de las familias gobernantes (cf. Sal_82:6). La primera interpretación toma en cuenta una creencia común entre los pueblos de la región, acerca de una raza de gigantes que habrían nacido de la unión antinatural de seres sobrenaturales con mujeres. Aunque el relato bíblico contiene aspectos oscuros, su intención es afirmar una vez más la incontenible expansión del pecado en el mundo y la corrupción creciente del género humano. Véanse 1Pe_3:20 nota m ; Jud_1:6 n”. (Biblia de Estudio “Reina-Valera”. Sociedades Bíblicas Unidas, 1995).

La nota de la Biblia “El libro del Pueblo de Dios”, declara: “1-4. EI relato bíblico retoma una leyenda popular, que habla de unos seres sobrehumanos llamados "gigantes". Antiguamente se creía que esos gigantes habían existido alguna vez sobre la tierra, y su origen se explicaba por la unión de seres celestiales (los "hijos de Dios") con mujeres terrenas (las "hijas de los hombres"). Sin pronunciarse sobre la realidad histórica de este relato mitológico, el autor inspirado se vale de él para ilustrar -como podría hacerlo una parábola- la corrupción creciente de la humanidad. Esta intención aparece de manera explícita en los versículos siguientes (5-6), que expresan el pesar de Dios por la incontenible expansión del pecado en el mundo”. (Biblia “El Libro del Pueblo de Dios”. Ediciones Paulinas, 1985).

La nota de la Biblia Torres Amat dice: “[2] Por hijos de Dios entienden los santos padres los hijos de Set, que siguieron la piedad de su padre; y por hijas de los hombres las que descendían de Caín, perversas como el padre”. (Torres Amat, Felix. “La Sagrada Biblia”, De la Vulgata Latina al Español. Imprenta de don Miguel de Burgos. Madrid, 1832.)

La nota de la Biblia de Jüneman dice: “2 b. Ángeles inferiores, antropomorfos. c. Aquellas hijas superiores eran de belleza sobrehumana; de modo que aquellos semiángeles, prevaricando, decayeron de su estado, eligiendo cada cual para sí la más bella; enlace de que nació la segunda raza de gigantes y héroes; aquellos super-hombres de que está llena la tradición antigua”. (Jünemann Beckschaefer, Guillermo, Pbro. “La Sagrada Biblia”. 1992).

La nota de la Biblia de las Américas dice: “Hijos de Dios. Algunos sugieren que esta expresión se refiere a seres angélicos (cp. Job 1:6; 2:1; 38:7; Sal 89:7) y que Judas 6 se refiere a este evento, así como 1 P 3:19–20 y 2 P 2:4. Pero si los ángeles no se casan, como declara Jesús (Mt 22:29, 30), sería difícil que aquí hijos de Dios se refiere a ángeles. Algunos consideran que los hijos de Dios son los hijos de Set, y que las hijas de los hombres son las hijas de Caín. Así que la diferencia entre los de Dios y de los hombres es una de piedad y rectitud y no de ser superhumanos o humanos”. (“La Biblia de las Américas”. Ed. The Lockman Foundation. Anaheim, California. 1997).

La nota de la Biblia “Dios Habla Hoy” dice: “a 6.2 Los hijos de Dios: es decir, los seres divinos o celestiales como los mencionados en Job_1:6; Job_2:1; Job_38:7; Sal_29:1; Sal_89:7. Con toda probabilidad este pasaje recoge una tradición muy antigua, que los israelitas tenían en común con otros pueblos vecinos, y que se refería a una legendaria raza de gigantes. Según esa tradición, aquellos gigantes habían nacido de la unión antinatural de unos seres sobrenaturales, llamados aquí hijos de Dios, con mujeres humanas. Aunque el relato bíblico contiene muchos aspectos oscuros, su intención, en este contexto, es afirmar una vez más la incontenible expansión del pecado en el mundo y la corrupción creciente del género humano. Véanse 1Pe_3:20 nota m; Jud_1:6 n”. (Biblia “Dios Habla Hoy”. Sociedades Bíblicas Unidas. 1994).

La misma Versión de la Biblia dice en el comentario de 1 Pedro 3:20 y Judas 1:6: “m 3.20 Una tradición judía refería el texto de Gén_6:1-4 a los ángeles que se pervirtieron desobedeciendo a Dios. Siguiendo el orden del relato en Gn, Pedro relaciona este episodio con el diluvio”. “h 6 2Pe_2:4. Probable alusión a Gén_6:1-4. En el libro de Henoc (véase Jud_1:14-15 n.) se escribe detalladamente sobre el castigo de los ángeles a los cuales parece referirse el citado pasaje (cf. Gén_6:2)”. (La Biblia, Versión “Dios Habla Hoy”. Sociedades Bíblicas Unidas, 1993).

La nota de la Biblia de Nuestro Pueblo dice: “Como si se tratara de una interrupción en la lista de descendientes de Adán, nos encontramos con este relato elaborado sobre una antigua creencia en una raza especial de gigantes que, según la leyenda, provienen de la unión de los «seres celestiales», hijos de Dios, con las hijas de los seres humanos.

El análisis crítico de la historia que desarrollan estos capítulos enfoca ahora los comportamientos negativos de los humanos que han traído como consecuencia la aparición del mal en el mundo. Este relato, patrimonio cultural de algunos pueblos antiguos vecinos de Israel, sirve al redactor para describir otro flagelo que sufrió el pueblo, los hijos de la prostitución sagrada, práctica muy común en todo este territorio del Cercano Oriente. Los descendientes de estas uniones reclamaban unos privilegios especiales que por supuesto no tenían, pero que ellos hacían valer como legítimos, lo cual traía como consecuencia más opresión y empobrecimiento al pueblo. Este relato también puede reflejar el recuerdo doloroso de las injusticias cometidas por la familia real. Recuérdese que el rey era tenido como el «hijo de Dios»; podemos suponer que sus hijos reclamaban muchos privilegios que representaban una pesada carga para el pueblo, otra actitud totalmente contraria al plan divino de justicia y de igualdad”. (Schökel, Luis Alfonso. “La Biblia de Nuestro Pueblo”. Biblia del Peregrino. Ediciones Mensajero. 2011).

La Biblia Comentada, de los profesores de Salamanca, dice en el comentario de este pasaje: “Sobre la expresión “hijos de Dios.” la mayor parte de los Padres se inclina por la opinión propuesta por Julio el Africano, según la cual los “hijos de Dios” serían los descendientes de Set, mientras que las “hijas de los hombres” serían las descendientes de Caín (Es la opinión de San Crisóstomo, Hom. 22 in Gén. 2:3: PG 53,187.190; Agustín de Hipona le sigue: Quaest. 3 m Gén.: PL 34,349; San Cirilo Alej., Glaph. in Gén. 1:2: PG 69,54-55; 76,953. San Jerónimo duda, Haebr. Quaest., 6,2: PL 23,996.).

En este supuesto desaparecería la dificultad relativa a alusiones míticas de la opinión anterior. Pero en el texto bíblico no hay restricción alguna al hablar de las hijas de los hombres (v.1), y, por otra parte, el contexto favorece la interpretación de “hijas de la humanidad” en general, expresión paralela a la anterior, “cuando comenzaron a multiplicarse los hombres...,” sin restricción alguna. Nada en el contexto alude a una contraposición de setitas y cainitas, base de esta interpretación. Por eso nosotros suscribimos el juicio de A. Clamer: “La solución de la dificultad habrá de buscarse en el carácter de cita que presentan los primeros versículos del capítulo 6. Dan la impresión, en efecto, de no ser más que un relato mutilado, del que ciertos rasgos son por ello más o menos comprensibles, sobre todo los versículos 3 y 4. Se puede suponer que pertenecen a una tradición popular que representaba el diluvio como la aniquilación de una raza de gigantes brutales y orgullosos. A causa de su fuerza sobrehumana, la imaginación popular les atribuía un origen igualmente sobrehumano. No siendo, pues, la obra personal del autor del Génesis, son reproducidos por él tal como los ha encontrado, y la manera como los introduce en su texto deja entender que hay una cita implícita que responde a las condiciones para permitir el recurso a esta manera de interpretar” (Clamer, Abert. “La Sainte Bible, traduit et commenté par A. Clamer”: “Génese”. Ed. Letouzey et Ané ,1953. p.176.).

Eusebio veía en este pasaje bíblico el origen de las leyendas griegas sobre los gigantes y titanes, los cuales provenían de las relaciones entre las divinidades y las mujeres” (Euseb., Praeparat. Evang. 5,4. Algunos autores traen a colación ciertas creencias popu-ires aún existentes entre los beduinos sobre las posibles relaciones sexuales entre los djin o genios demoníacos y las mujeres; cf. J. A. Jaussen, Coutumes Palestinienncs I (Naplouse) p.230-234; J. Chaine, o.c., p.103). (“Biblia Comentada”, Profesores de Salamanca, texto de Nacar Colunga. Editorial Católica S. A. 1961).

La Enciclopedia Judaica castellana define el término Néfilim como: “Nefilim, ángeles caídos, identificados con los gigantes que eran progenie de los hijos de Dios y de mujeres terrestres (Gen. 6:1-4). Según el Talmud, el nombre nefilim proviene de nafal (caer). Los apócrifos y seudoepígrafes, particularmente Enoj y Jubileos, contienen muchos detalles sobre los nefilim e indican como nombres de sus jefes Azazel, Semiasa y Satanael. Son maestros en magia negra, que enseñan a las mujeres, y tratan de seducirlas. También son hábiles artífices”. (“Enciclopedia judaica castellana”. Eduardo Weinfeld., et al. Editorial Enciclopedia Judaica Castellana. México, D. F. 1950. Tomo VIII. Página 106). Esta Enciclopedia también aplica el concepto de “Ángeles” a Génesis 6:4: “Hijos de Dios (Gen. 6, 4)… Las menciones más antiguas que el Pentateuco hace de los ángeles son sin duda restos de relatos de una época politeísta. Así, la unión de los hijos de Dios con las hijas de los hombres en el Génesis. (“Enciclopedia judaica castellana”. Eduardo Weinfeld., et al. Editorial Enciclopedia Judaica Castellana. México, D. F. 1950. Tomo I. Página 309).

La Enciclopedia Católica, bajo el apartado Ángeles explica: “La declaración (Gén. 6,1) de que los "hijos de Dios" se casaban con las hijas de los hombres se explica de la caída de los ángeles, en Henoc VI-XI, y en los códices D, E, F y A de los Setenta dice frecuentemente, por "hijos de Dios", oi aggeloi tou theou. Desgraciadamente, los códices B y C son defectuosos en Génesis 6, pero es probablemente que ellos, también, lean oi aggeloi en este pasaje, pues constantemente traducen así la expresión "los hijos de Dios"; cf. Job 1 6; 2,1; 38,7; pero por otro lado, véase Sal. 2,1 y (89)88,7 (los Setenta). Filón sigue a los Setenta al comentario sobre este pasaje (en su tratado "Quod Deus sit immutabilis". Para la doctrina de Filo sobre los ángeles vea "De Vita Mosis", III,2; "De Somniis", VI; "De Incorrupta Manna", I; "De Sacrificiis", II; "De Lege Allegorica", I, 12; III, 73; y para la opinión sobre Génesis 6,1 vea San Justino, Apol. II, 5. Debe además señalarse que la palabra hebrea nephilim, que es traducida como gigantes en 6,4, puede significar "los caídos". Los Padres generalmente lo refieren a los hijos de Set, el linaje escogido”. (Enciclopedia católica. Ed. The Encyclopedia Press, 1913. [1]) Rubén Betanzo S. (discusión) 01:20 11 feb 2014 (UTC)

"Otras opiniones no judeocristianas"[editar]

Estimados, ningun libro o texto formal apoya lo expuesto en la seccion "Otras opiniones no judeocristianas" por lo que deberia eliminarse-

Nefilím y Refaím[editar]

Nefilím y Refaím parecen ser dos cosas diferentes, seria apropiado investigar al respecto para no generar confusión. --Sptecnico82 (discusión) 16:23 9 abr 2013 (UTC)

Enlaces rotos[editar]

Elvisor (discusión) 00:24 25 nov 2015 (UTC)

Dudas razonables[editar]

Veo que después de 5 años la situación no la tenéis clara porque no se ha cerrado la discusión. Pero recapitulando y sin entrar en nombres de lenguas ya muertas hay algunas cosas poco claras para mi, si los hijos de dios son ángeles si son varones y tienen sexo masculino ¿ para qué lo necesitan ? A no ser que también existan ángeles femeninos de los que no se menciona nada y entre ellos pueblen el cielo y se multipliquen en el. Si los Angeles tienen sexo también tienen libido porque eso va unido a utilizarlo, como no tienen hembras de su especie lo harán con las hijas de los hombres, por tanto mujeres humanas y eso trae consecuencias, los dota con sexo pero les prohíbe utilizarlo¿ no es un poco raro ? Por tanto ¿ porque dios crea a la especie humana con sexos diferenciados y a Los Angeles NO ? además todos los textos antiguos se pierden en las traducciones, se pega, se corta, se añade, se quita a placer sin contar con el tiempo en el que se transmitió todo oralmente y no quedó plasmado en piedra o tablas de arcilla y aunque eso se hubiera materializado es posiible que dichos restos no se puedan descifrar porque pertenecen a tiempos de Noé y a saber que idioma hablaba Noé seguro que no era arameo ni lo hablaba Eb3fjk (discusión) 14:02 18 jun 2020 (UTC)

Cuestiones de fondo[editar]

Este artículo parece que lo ha escrito alguien cercano a las creencias hebreas actuales, o a algún grupo de bautizados aparte de las iglesias claramente apostólicas: romana, ortodoxas, armenia. La frase introductoria sobre el origen: '...unión antinatural entre ángeles malvados (demonios) ​ ​y mujeres humanas,...', es simplemente imposible, los demonios no tienen cuerpo, no pueden procrear, quedan leyendas como las de Lilith, la aseveración que hay en la red de que el ADN mitocondrial del 'Bigfoot' sea de una mujer humana con la que esa especie se cruzó hace unos 15 mil años, difíciles de explicar, pero no hay duda posible sobre la imposibilidad de que los demonios y seres sin cuerpo procreen, tengan descendencia. El tema es de interés marginal en la vida del creyente, desde el punto de vista de la vida cristiana, que es Caridad, merece muy poca atención. Salud +

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días[editar]

El objetivo que propongo para esta discusión es mejorar el contenido en la sección de esta denominación. Juanota Discusión 21:06 10 jun 2021 (UTC)Juanota Discusión 21:07 10 jun 2021 (UTC)

Obtener la información principal de este tema del libro canónico de esta denominación (Libro de Moisés del libro: La Perla de Gran Precio, me parece excelente porque es información canónica de ellos y aclara el pasaje.
Considero que el tema debería comenzar en esta sección explicando que ninguno de los libros canónicos de esta denominación deja en su publicación el término Nefilim ni ninguno similar. Es un término que no aparece en sus escrituras, solo aparece el término "gigante" en el versículo 4, en español (Versión RV SUD 2009), ni la RV 1960, ni la RV Gómez, ni en la KJ (King James) en inglés 1611. Solo en la versión de los Testigos de Jehová. En la versión KJ+(con referencias al diccionario Strong de Hebreo y Griego) aparece la expresión nephîyl o nephil relacionada como talador, matón, tirano pero traducida como: Gigante.
Ni el texto canónico de esta denominación ni el de los Testigos de Jehová relaciona realmente a estos gigantes con los hijos de las hijas de los hijos de los Dioses con los hijos de los hombres, ya que indica (el texto) que dichos gigantes existíeron en esa zona antes y después de dichas procreaciones. @Juanota Juanota Discusión 21:35 10 jun 2021 (UTC)