Discos Fuentes

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Discos Fuentes Edimúsica S. A
Antonio fuentes b.jpg
Fundación 28 de octubre de 1934
Fundador(es) Antonio Fuentes
Distribuidor Discos Fuentes
País Flag of Colombia.svg Colombia
Localización Calle 15 # 35 a - 68, Lomas de Castropol, Poblado, Medellín
Discos Fuentes
[editar datos en Wikidata]

Discos Fuentes Edimúsica S.A. es una empresa discográfica colombiana pionera de la industria fonográfica en Colombia y una de las más antiguas de América Latina, fundada por el señor Antonio Fuentes. Discos Fuentes, desde 1934, ha conformado uno de los catálogos más amplios e importantes del mundo de la música hispana del continente. En sus estudios se gestó gran parte de la cultura musical del país y muchos de los artistas que iniciaron su carrera con esta marca hoy son referentes, entre ellos Guillermo Buitrago, Pedro Laza y sus Pelayeros, Adolfo Echeverría, Andrés Landero, Alejandro Durán, Juancho Polo Valencia, Bovea y sus Vallenatos, Los Corraleros de Majagual, La Sonora Dinamita, Fruko y sus Tesos, Joe Arroyo, Pastor Lopez, The Latin Brothers, Rodolfo Aicardi, Gustavo Quintero, Los Embajadores Vallenatos, Los Chiches Vallenatos, Los Titanes, Los Diplomáticos, Los Tupamaros, Los Ocho de Colombia, Los Teen Agers y el propio Antonio Fuentes, por mencionar algunos.

Historia[editar]

Fue fundada por Antonio Fuentes (Cartagena, mayo 18, 1907 - †Medellín, mayo 28, 1985) y en 1960 trasladó sus instalaciones a la ciudad de Medellín. La compañía se destacó ante la industria por sus constantes innovaciones: primera en implementar el sonido estéreo (1960), pionera en producir el primer variado nacional con 14 Cañonazos Bailables (1961), inició la producción de video clips nacionales para lo cual construyó sus propios estudios de televisión (1989), y fue la primera que comercializó su catálogo en formatos como el casete y el CD. Sus producciones de karaoke y MP3 también se convirtieron en ejemplo para la industria nacional e internacional.

Empecemos por explicar algunos de los cambios y avances más importantes en su historia.

En 1932, Antonio Fuentes había fundado su emisora y empezó por romper esquemas, ir contra la corriente. Para él era más importante rescatar la música de su tierra o la que interpretaba con su guitarra hawaiana, que llenar los espacios de su emisora con música clásica –de la cual fue un gran aficionado-, o copiar el discurso de algún líder internacional y retransmitirlo en su estación. A los dos años concretó el sueño de trabajar con músicos locales y después de obtener los equipos que tenía disponibles en esa época, inició sus primeras grabaciones. Sus primeras fijaciones fueron Dos almas y Deuda al reverso. Después grabó Doble cero de Lucho Bermúdez y La vaca vieja de Clímaco Sarmiento. Con estas primeras producciones es que se convirtió en el pionero de la industria fonográfica para el país.

En esa época (19341954) Guillermo Buitrago fue una de sus grabaciones antológicas. También aparecieron artistas de la talla de Bovea y sus Vallenatos, Julio César Sanjuan «Buitraguito», Esther Forero, José Barros, Charlie Figueroa y La Sonora Malecón Club, Los Trovadores de Barú, Lucho Bermúdez y sus vocalistas Matilde Díaz y Bobby Ruiz, Orquesta Emisora Fuentes y Pedro Laza –que alcanzó a grabar con Daniel Santos-, por mencionar algunos.

Su traslado a Medellín: una de las primeras motivaciones que tuvo Antonio Fuentes para trasladar su próspero negocio fue la influencia de su esposa, la antioqueña Margarita Estrada, quien suponemos deseaba estar cerca de su familia. También influyó el que la ciudad de Cartagena empezara a destacarse por su turismo, mientras que Antioquia, y en especial su capital, Medellín, impulso su industria, dando pie a un reconocimiento que aún se mantiene en muchos rincones del mundo, el llamado empuje antioqueño. Las grandes compañías del país nacieron o se asentaron en esta región y la industria del entretenimiento también lo hizo.

Ejemplo claro de este boom fue la radio ya que Medellín se convirtió en la meca de las principales cadenas. Por supuesto el matrimonio entre la radio y la industria del disco siempre estuvo presente. En consecuencia, la llamada Tacita de Plata, también fue la meca de los productores fonográficos.

En 1954, Discos Fuentes se instaló en el barrio Colón de Medellín. En este mismo año presentó su primer catálogo impreso, con unos 500 títulos y varias licencias que ya representaba.

Por supuesto, Antonio Fuentes ya era un reconocido productor fonográfico y su empresa lideraba la producción musical. Las grabaciones las hacía alquilando espacios en estudios locales y en sus propios estudios, en el barrio Manga de Cartagena. Durante esta temporada (19541960), algunas de las legendarias voces que se vincularon a su organización fueron Alejo Durán, Calixto Ochoa, el dueto Bowen y Villafuerte, El Caballero Gaucho, El Dueto de Antaño, el Indio Duarte y la Sonora Cordobesa, por mencionar algunos.

Antonio Fuentes impulsó, hasta su muerte, la producción musical de la compañía y su enfoque artístico. Aunque siempre contó con el apoyo incondicional de su esposa, legó los aspectos administrativos y legales a distintos profesionales, papel que luego asumieron sus hijos. 

Nueva sede: el crecimiento de la empresa los obligó a buscar una nueva sede, y gracias a su esposa e hijos iniciaron la construcción de una planta más técnica, con mayor espacio para un estudio de grabación, planta de producción, bodegaje y áreas creativas y administrativas. El resultado fueron dos edificios en un terreno en las cercanías del aeropuerto Enrique Olaya Herrera de Medellín. En 1960 la estaban inaugurando, con un estudio de grabación especialmente acondicionado y todo lo necesario para la duplicación de fonogramas.

Las obras musicales: antes no se tenía conciencia de la necesidad de controlar y administrar las obras. Por esta razón Discos Fuentes en detrimento de la propia compañía y principalmente de los autores e intérpretes, estaba perdiendo los derechos por la explotación comercial que terceros hacían de sus creaciones. El 4 de agosto, en 1965, junto con su familia, se fundó la Editora Internacional de Música Ltda. -Edimúsica-, sociedad que desde esa época, administró y comercializó los derechos autorales de los creativos que confiaron en su gestión.

Una vez protocolizada la sociedad con sede en Medellín se inició la labor de reorganizar el catálogo, registrar las obras apropiadamente, legalizar contratos con los autores y realizar los contactos necesarios a nivel nacional e internacional para tener un control acertado sobre las obras. Dos años duró esta historia, luego de los cuales la compañía, filial de Discos Fuentes, empezó a dar sus frutos, entregándoles amplios beneficios principalmente a los autores.

Con el tiempo, la compañía continuó adaptándose los cambios del negocio musical y produciendo incontables éxitos. Para muchos se convirtió en la época dorada de Discos Fuentes (19611978), y a esta bonanza contribuyeron artistas de la talla de La Sonora Dinamita, Adolfo Echeverría, Afrosound, Alfredo Gutiérrez, Andrés Landero, Aníbal Ángel, Aníbal Velásquez, Clímaco Sarmiento, Colacho Mendoza, Gabriel Romero, el Grupo Miramar, Gustavo Quintero y Los Graduados, Joe Arroyo, Juan Nicolás Estela, Juancho Polo Valencia, Fruko, Karool, La Integración, Los Corraleros de Majagual y sus estrellas, Los Diplomáticos, Los Pamperos, Los Pico Pico, Los Yetis, Montecristo, Edmundo Arias, Pedro Jairo Garcés y Los Golden Boys, Peregoyo y su Combo Vacaná y Rodolfo Aicardi, entre otros. 

Es importante mencionar que artistas internacionales como Celio González, Alfredo de Angelis, Armando Moreno, El Chato Flórez, Joe Rodríguez y el ya mencionado ídolo del pueblo, Daniel Santos, lograron hacer varias grabaciones para la compañía. 

En las siguientes décadas grandes ídolos de la música, iniciaron o consolidaron sus carreras artísticas ante los micrófonos de Discos Fuentes. Basta mencionar artistas de la talla de Banda la Bocana, Carlos Arturo, Dolcey Gutiérrez, Estados Alterados, Joseíto Martínez, Kraken, Los Alegres Parranderos, Los Chiches Vallenatos, Los Embajadores Vallenatos, Los Nemus del Pacífico, Los Ocho de Colombia, Los Titanes, los Tupamaros, Hernán Rojas y Los Warahuaco, Orquesta La Sabrosura, The Latin Brothers y muchos más. 

En la década del noventa la industria global sufrió una gran crisis y el nuevo siglo trajo consigo un radical cambio en la forma de comercializar la música. Discos Fuentes inició la transformación desde sus bases para llevar su valioso catálogo musical, que fácilmente alcanza los 45.000 fonogramas, y sus nuevas producciones a la era digital y a la amplia oferta de plataformas en internet, telefonía celular y demás avances tecnológicos.

Los nuevos rumbos que debió tomar la compañía también implicaron el cambio de su sede. Las antiguas instalaciones en donde antes se producían elepés y casetes, en donde funcionaron sus estudios de audio y video, ya no eran necesarias. El 16 de enero de 2016, la compañía abrió sus oficinas en el barrio El Poblado, de Medellín.

Sus momentos más importantes[editar]

  • 1934 Antonio Fuentes fundó su compañía el 28 de octubre de 1934, en Cartagena. Así se convirtió en pionero de la industria fonográfica en Colombia.
  • 1960 Fue el primero en presentar el sonido estéreo en Colombia y en lograr publicar catorce canciones en un long play. Así se creó 14 Cañonazos Bailables, el primer variado musical del país, un álbum que se convirtió en modelo para que todos los productores presentaran lo mejor de sus repertorios en las festividades de fin de año.
  • 1965 Fundó la Editora de Música Internacional, Edimúsica, con el fin de proteger, administrar y comercializar las obras musicales. 
  • 1970 Inició la producción del cartucho del 8-tracks y del casete.
  • 1987 Inició la grabación digital en 32-tracks y la producción de disco compacto.
  • 1988 Consiguió los derechos para explotar a perpetuidad los sellos Seeco y Gema en Colombia. Con ello pudo comercializar las principales grabaciones de Roberto Ledesma, de Guillermo Portabales de La Sonora Matancera y de sus estrellas, entre otros.
  • 1989 Construyó un estudio especializado en la realización de videoclips se convirtió en la primera compañía colombiana en comercializar videos musicales en VHS.
  • 1990 Compró los catálogos de Discos Tropical y Estudio 15.
  • 1993 Inició digitalización y restauración de su catálogo con el sistema CEDAR, único en Colombia para la época, e inauguró un complejo de audio profesional con tres estudios de grabación.
  • 1994 Compró los derechos del sello Parnaso, especializado en música romántica de grandes baladistas de los años 60 y 70, para explotarlo en Colombia
  • 1995 Presentó al mercado el primer laserdisc dedicado a difundir la música tropical.
  • 1996 Adquirió el sello Curro. Modernizó el estudio de video con la adquisición de un equipo no lineal de edición y el montaje de una unidad móvil. Y se convirtió en el primer productor colombiano en publicar su página web.
  • 1997 Adquirió el sello Araucano. Creó el primer Enhanced –funciona como cd de audio y multimedia-, dedicado a la música bailable, la salsa, el merengue y la cumbia, y publicó su primer catálogo interactivo con este formato.
  • 1998 Se inició la producción de la serie Pistas musicales para cantar como...
  • 2000 Creó su primer portal de servicios en la web con los siguientes dominios: Presentación corporativa y de servicios, http://ww.discosfuentes.com; tienda virtual, http://ww.discotiendalatina.com, y emisora on-line: http://ww.lacheverisima.com.
  • 2002 Presentó su primer DVD musical con el nombre de Hard salsa dura.
  • 2003 Se fusionó con su editora y empezó a llamarse Discos Fuentes Edimúsica S. A. Publicó su primer audio libro con el título de Abriendo el corazón. Compró el sello Machuca. Publicó el primer MP3 legal, con una recopilación de 100 grandes éxitos de Celia Cruz, y el primer karaoke en DVD.
  • 2005 Integró todos sus servicios en la web –presentación corporativa  y de servicios, tienda virtual y emisora on-line- en un solo dominio, http://www.discosfuentes.com.
  • 2006 Lanzó su primer producto dedicado a los contenidos para móviles en el que ofreció ring tones de diverso tipo.
  • 2008 Creó el sello Global Entertainment Music, línea que se especializó en comercializar shows en vivo y conceptos musicales en estuches de lujo y ediciones limitadas. Inicio la administración de importantes sellos editoriales: EMC, Ediprom, Reditem, HAF Producciones, Jornan Records, Galaxia Musical, Reynaldo Armas, Corazón Latin Publishing, Surco y Barrios Productions. Además adquirió el catálogo autoral de Ediprom, la editora de la casa disquera Victoria. Incursionó en la producción del karaoke multiplexado, un sistema que permite suprimir la voz guía cuando el usuario que se entretiene con el karaoke canta y activarla cuando éste deja de cantar.
  • 2015 Vendió sus antiguas instalaciones a la empresa Leonisa y entregó a la comunidad de Medellín valiosos patrimonios a través de donaciones a instituciones representativas. Varios de los equipos para el procesamiento de audio ya obsoletos fueron donados a la Universidad de San Buenaventura. El Instituto Metropolitano de Medellín, recibió una gran discoteca contenida en elepés y discos compactos, además de una biblioteca especializada en música. Y la Biblioteca Pública Piloto recibió su archivo fotográfico en formatos de papel y transparencias. Discos Fuentes se cuidó de proteger su gran catálogo musical y aún continúa con el proceso de su digitalización, para garantizar su perfecta preservación.
  • 2016 El 16 de enero estrenó su nueva sede en el barrio El Poblado de Medellín, la cual fue adecuada perfectamente para responder al nuevo modelo de negocio de la música y a sus constantes y cambiantes retos. Acogiendo el resurgimiento del elepé en el mundo, presentó el volumen 56 de 14 Cañonazos Bailables en este formato.

[editar]

En su catálogo general hay más de 45.000 obras referencias que abarcan los ritmos con mayor acogida en Colombia y Latinoamérica. Hoy continúa comercializando su catálogo y produciendo nuevos éxitos, entre los que se destacan grandes aciertos en la música popular, el vallenato, la música tropical, la salsa y los géneros urbanos. Un ejemplo de la acogida que tienen sus nuevas producciones está reflejado en la nueva programación de 14 Cañonazos Bailables vol. 56, álbum en el que participaron importantes artistas que hoy lideran la sintonía.

Como representantes del vallenato están Daniel Calderón y Los Gigantes, La Gente de Diomedes, Ósmar Pérez y Los Chiches Vallenatos, y El Binomio de Oro. La expresión urbana está con Mike Bahía, Pipe Calderón y Ken-Y, Alkilados con Ñejo, Lucas Bloom, Oco Yajé y Lucas Arnau. En la salsa están Willy García y John Dennis; la rumba tropical la imponen Los Hermanos Medina y Son de Ovejas, y la música popular con Paola Jara y Francy, Jhonny Rivera y Jessi Uribe.[1] [2]

Referencias[editar]

  1. Discos Fuentes. «Página web de Discos Fuentes». Consultado el 3 de diciembre de 2016. 
  2. Peláez Ofelia y, Jaramillo Ocampo Luis Felipe (1995). Discos Fuentes Ltda., ed. Colombia musical... una historia, una empresa. Medellín, Colombia: Discos Fuentes Ltda. p. http://www.discosfuentes.com. ISBN 958-95296-2-3. 

Véase también[editar]