Dios y Ley vieja

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Escudo

Dios y la Ley vieja es la traducción del euskera de Jaungoikua eta Lagi zarra, también escrito como Jaun Goikoa eta Lege zarra. Es el lema que los hermanos Sabino y Luis Arana, fundadores del Partido Nacionalista Vasco (PNV), establecieron al asentar las bases del nacionalismo vasco a finales del siglo XIX, en 1895.[1]​ Procede del lema fuerista vascongado Jaungoicoa eta foruac (Dios y fueros). La expresión Lagi zarra (Ley vieja), en alusión a los fueros por los que se regían los territorios vasco-navarros, se empleó para diferenciarse de la terminología de connotación española (foruak).[2][nota 1]

Las siglas del lema Jaun Goikua eta Lege zarra son "JEL", de las que se derivan los apelativos jelkide y jeltzale (que se pueden traducir como "miembros del JEL") con los que son conocidos los militantes del Partido Nacionalista Vasco. La denominación euskera del partido es Euzko Alderdi Jeltzalea, utilizándose Jeltzalea (que se puede traducir como "partidarios del "JEL") en lugar de abertzale.[1]

Lema fuerista original[editar]

El lema nacionalista procede del lema fuerista Jaungoicoa eta foruac (Dios y fueros), también escrito como Jaungoikoa eta foruak y Jaungoicoa eta fueroac.[4][5]​ Este lema —reivindicado especialmente por neocatólicos, carlistas e integristas— fue popularizado por un discurso pronunciado so el árbol de Guernica en 1864 por Miguel Loredo, apoderado de la villa de Portugalete,[6][7]​ y por un folleto publicado en 1869 por el neocatólico[8]​ vizcaíno Arístides de Artiñano titulado «Jaungoicoa eta foruac: la causa vascongada ante la revolución española».[9]​ Durante la Tercera Guerra Carlista llegaría incluso a ser empleado por los republicanos federalistas para apartar a los fueristas del carlismo.[10]​ El lema fue utilizado también por la Asociación Euskara de Navarra.[11]

En el lema original Dios hacía referencia a la religión católica, de profunda implantación en las provincias vascongadas y Navarra, que se veía agredida por la legislación anticlerical del Sexenio Democrático, particularmente por la libertad de cultos, que se consideraba también una afrenta contra los fueros, puesto que ambos conceptos iban estrechamente ligados.[9]

Discrepancias en torno al lema[editar]

El carácter confesional que el lema Jaungoikoa eta Lege zarra lleva implícito ha sido cuestionado varias veces en el seno del Partido Nacionalista Vasco (única formación nacionalista vasca que lo ha venido manteniendo).

Ya en 1902 fue criticado por el doctor Madinabeitia y más tarde, en 1910, por un sector del partido que renegaba de la religión aconsejando a sus seguidores que fomentasen las ideas vascas dentro de una política encaminada a la república tal y como se publicó en el periódico El Liberal el 24 de febrero de 1910. Este sector del PNV consumó una escisión formando el efímero Partido Republicano Nacionalista Vasco dirigido por Pedro Sarasqueta, Segundo Izpicua y Francisco de Ulacia.[1]

En 1930 Comunión Nacionalista Vasca (procedente de la escisión de 1916), se vuelve a fusionar con el PNV (Aberri), principal mantenedor del lema del "JEL", pero una parte de de Comunión Nacionalista Vasca, más liberal, decide la no integración en el PNV formando Acción Nacionalista Vasca.[1]

En 1977 se produjo dentro del PNV otra discusión sobre el lema fundacional la cual se resolvió con la resolución del primer Congreso del partido tras la restauración democrática, que se celebró en Pamplona ese mismo año y que determinó:[1]

Euzko Alderdi Jeltzailea. Partido Nacionalista Vasco, fundado por Sabino Arana recibe su nombre del lema "Juangoikoa eta Lege Zarra", expresión que conjuga una concepción transcendente de la existencia con la afirmación de la Nación Vasca, cuyo ser político ha de expresarse a partir de la recuperación de la soberanía contenida en el Regimen Foral.

Notas[editar]

  1. En 1895 Sabino Arana escribió: «el lema de Bizkaya ha sido Jaungoikua eta Foruak, que nosotros hemos sustituido por Jaun-Goikua eta Lagi-Zarra, que significa lo mismo, pero es más euskérico que aquél».[3]

Referencias[editar]

  1. a b c d e Entrada de Jaun Goikua eta Lege zarra en la Enciclopedia General Ilustrada del País Vasco "Auñamendi"
  2. Guasch, Ana María (1985). Arte e ideología en el País Vasco: 1940-1980. Ediciones AKAL. p. 24. ISBN 84-7600-027-8. 
  3. Larronde, Jean Claude (1977). El nacionalismo vasco: su origen y su ideología en la obra de Sabino Arana-Goiri. Txertoa. p. 77. 
  4. Nombela, Julio (1911). Impresiones y recuerdos. p. 9. 
  5. El país vasco-navarro. 1 de enero de 1869. 
  6. «Moción presentada a las juntas generales de Guernica». El Pensamiento Español: 3. 18 de julio de 1864. 
  7. «Dios y Fueros: Párrafos de un discurso». Lau-Buru: 1. 5 de febrero de 1884. 
  8. Rubio Pobes, Coro (1 de julio de 1998). «El fuerismo en el último tercio del siglo XIX». Cuadernos de Alzate: revista vasca de la cultura y las ideas (19): 40. 
  9. a b de la Granja, José Luis; de Pablo, Santiago; Rubio Pobes, Coro (2011). Breve historia de Euskadi: De los fueros a la autonomía. Debate. p. 90. 
  10. Rodríguez-Solís, Enrique (16 de septiembre de 1872). «Laurac-Bat». La Iustración Republicana Federal (31): 401. 
  11. Entrada de Asociación éuskara de Navarra en la Enciclopedia General Ilustrada del País Vasco "Auñamendi"

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]