Dialecto berciano

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Portada del libro "Ensayos poéticos en dialecto berciano" (edición de 1861) de D. Antonio Fernández y Morales.

Dialecto berciano es el nombre genérico de las variedades dialectales tradicionalmente habladas en la comarca del Bierzo. Estas variedades forman parte del continuum dialectal romance del noroeste de la península ibérica, y tienen puntos en común con el asturleonés, el gallego y en menor medida, otras variedades romances.[cita requerida] Existen o existían variedades locales con su propia identidad, como por ejemplo, el habla de Bembibre (buecés), la de Toreno (toreniense) o la del Fornela de base asturleonesa y el Ancarés, el charro de Villafranca, la fala del Valle de Finolledo y las del Valle de Valcarce y la Merindad de Aguiar; las dos últimas forman parte del gallego oriental. El dialecto ancarés tiene similitudes con el berciano,[1]​ pero por falta de estudios académicos no se incluye como variante local de él.

Referencias escritas[editar]

La primera referencia escrita sobre el dialecto berciano viene de mano del canónigo Bernardo de Aldrete (siglo XVII), autor de "Origen y Principio de la Lengua Castellana", que se percató de la realidad lingüística del Bierzo mientras realizaba el Camino de Santiago, haciendo la siguiente observación: “los más políticos hablan bien el castellano pero los no tanto i mugeres el leonés que tira al gallego; verdad es que la vezindad i los muchos que passan de Galizia son la causa desto”.

A mediados del siglo XIX se publica el trabajo de Isidoro Andrés de Llano, "Recuerdo a Puentedeume en dialecto berciano" (1860, en la Revista Esla). En 1861, Antonio Fernández y Morales escribe a instancias de Mariano Cubí, coautor, en dialecto berciano: "Ensayos poéticos en dialecto berciano" considerado para el autor como forma dialectal berciana del idioma gallego. ("Entre el gallego i su dialecto berciano", "El Berciano es un sub-dialecto gallego", "si bien el berciano es un subdialecto gallego"...).

Actualmente estas variedades casi han desaparecido, perviviendo en muchas expresiones de uso cotidiano.[1]​ Se han recogido expresiones y vocabulario propio en diversos trabajos siendo de los más interesantes los realizados por Luís A. Pastrana y David López, a principios de la década de 1970, consistentes en nociones de la descripción de la morfología y sintaxis del dialecto, y un interesante diccionario de expresiones y palabras; también cabe mencionar la tesis doctoral de Manuel Gutiérrez Tuñón, "El Habla de El Bierzo", publicada en 1975.

Dificultad de clasificación[editar]

Francisco González González, se refiere al dialecto berciano, como el resultado de ser "batido" el Bierzo entre "fuegos dialectales de vanguardias próximas" y siendo el mismo Bierzo parapeto contra ellos y contra sus preponderancias. Éstas, tras estrellarse contra él primeramente y fundiéndose después, cuajarían con el tiempo un nuevo "producto" llamado dialecto berciano, que nunca fue uniforme, sino zonal. Asimismo nunca fue inamovible, ya que, siendo el Bierzo zona de paso para arrieros, peregrinos y caminantes, sus aportaciones se recogieron en el habla del Bierzo, lo que abundó en su singularidad. Lamentablemente las variantes locales prácticamente se han perdido.

Se ha considerado siempre a el Bierzo como un puente entre el gallego oriental[2]​ y el leonés, pero con caracteres propios muy diferenciados[3]​ que llevaron a definir ese habla del Bierzo como dialecto berciano en el siglo XIX, siendo encuadrada dentro del dominio lingüístico gallego por Antonio Fernández y Morales en 1861 y dentro del dominio lingüístico leonés por Ramón Menéndez Pidal, manifestando éste que la línea divisoria entre el leonés y el gallego se situaría entre las cuencas de los ríos Cúa y Sil. En 1934, Verardo García Rey, recoge el vocabulario del dialecto berciano en la publicación: "Vocabulario de El Bierzo", donde el autor explica que tras su trabajo de campo, resituaría la franja divisoria entre las hablas asturleonesas y las galaico-portuguesas ajustándola estrictamente al trazado dibujado por el curso del río Sil. Jesús García y García, en 1994, sitúa dicha franja desde el Alto Cúa hasta parte del municipio de Ponferrada (Dehesas, Fuentesnuevas).[3]

Mapa lingüístico actual de las provincias de Zamora y León.[4][5]


Mapa dialectal del dominio lingüístico asturleonés.[6]


Trazado de la frontera lingüística entre el leonés y el gallego[7]
Leonés Leonés de transición Transición Gallego de transición Gallego
Zona I Zona II
Localidades
Ancares / Fornela Chano Guímara Lumeras
El Bierzo Sancedo Lillo del Bierzo Fontoria San Miguel de Arganza Magaz de Arriba
La Cabrera Benuza Castroquilame Puente de Domingo Flórez
Sanabria San Ciprián Rihonor Pías
Isoglosas
-LL- ll l l
-L- l l ø
-NN- ñ n n
-N- ñ n ø
Ĕ, Æ, Ŏ diptongación adiptongación
S + yod queisu queišo
Presentes VĔNIO vengo veño

Referencias[editar]

  1. a b Cruce de Dialectos en el Habla de San Pedro de Olleros (LEÓN). ÁLVAREZ DÍAZ, ALFREDO. ISSN 0212-0534. Revista: Lletres Asturianes 61 (1996)
  2. Léxico y literatura de tradición oral en el entorno de Las Médulas. 2011. Fernando Bello Garnelo
  3. a b Pueblos y ríos bercianos: significado e historia de sus nombres (1994), Jesús García y García, ISBN 84-604-8787-3
  4. Seco Orosa, Ana (2001). «Determinación de la frontera lingüística entre el gallego y el leonés en las provincias de León y Zamora». Revista de Filología Románica (18): 73-102. ISSN 0212-999X. 
  5. Bautista, Alberto (2006). «Linguas en contacto na bisbarra do Bierzo». Ianua. Revista Philologica Romanica (6): 15-22. ISSN 1616-413X. 
  6. González i Planas, Francesc. Instituto de Estudios Románicos «Romania Minor». «Mapa de los dialectos asturleoneses». Archivado desde el original el 20 de diciembre de 2012. Consultado el 18 de noviembre de 2009. 
  7. VV.AA (2004). Congreso Internacional A Lingua Galega: historia e actualidade (1º. 1996. Santiago de Compostela). Instituto da Lingua Galega. p. 626. ISBN 84-96530-22-1. 

Enlaces externos y bibliografía[editar]