Detox digital

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El detox digital o desintoxicación digital se refiere a un período de tiempo durante el cual una persona se abstiene de usar dispositivos electrónicos de conexión, como teléfonos inteligentes y ordenadores.[1]​ La clave de un detox digital radica en la educación y el entrenamiento. La desintoxicación digital permite crear el espacio y el tiempo para observar y reflexionar sobre nuestras formas de usar las herramientas digitales y sobre los efectos que están provocando en nosotros.[2]

Algunos de sus beneficios son: reducir el estrés, la fatiga y la adicción tecnológica, acabar con el FOMO (fear of missing out) o miedo a perdernos algo si desconectamos, incrementar los niveles de atención, aumentar el sentido de la realidad, mejorar las relaciones personales y profesionales, recuperar la sensación de control sobre nuestras vidas, mejorar la eficacia en todos nuestros ámbitos de actuación, proteger la privacidad y la libertad, contribuir a la reducción del control social masivo, la desigualdad y la precariedad laboral y desconectar para ‘reconectar’ con nosotros mismos, nuestros valores y con los demás.[3]

En un estudio realizado en Mind, el 95% de los entrevistados dijo que su estado de ánimo mejoró después de dejar sus teléfonos para pasar tiempo al aire libre, pasar de estar deprimido, estresado y ansioso a ser más calmado y equilibrado.[4]

Algo más del 50% de los jóvenes de 17 años se agobia si no tiene el móvil, un 12 por ciento de los adolescentes españoles abusan del móvil o de Internet. Y el 14% de los adolescentes reconoce estar enganchado a algún videojuego, aunque aún no se sabe cuántos de estos adolescentes terminarán siendo casos patológicos. En España según el Estudio realizado por el Observatorio Español de las Drogas y las Adicciones de la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre drogas en 2016, un 21% de los estudiantes de 14 a 18 años realizó un posible uso compulsivo de internet en España, lo que supondría una cifra estimada de aproximadamente 456.500 jóvenes. Esta prevalencia es 4,6 puntos porcentuales superior a la del año 2014.[5]

Los móviles se han convertido en algo imprescindible en estos tiempos. El 70% de las personas consultan sus teléfonos por la mañana, como máximo una hora después de levantarse; el 56% lo hace antes de ir a la cama. Lo mismo sucede aunque sea fin de semana o durante las vacaciones. El 44% de los usuarios de teléfono móvil indican que se sentirían muy ansiosos e irritables si no pudieran interactuar con sus teléfonos en un plazo de una semana.[6]

El exceso de uso de las nuevas tecnologías han provocado la aparición de neologismos para definir estos comportamientos como: nomofobia, ningufoneo o phubbing, tecnofilia, vibranxeaty, vamping y whatsappitis.

Referencias[editar]

[7]

  1. «digital detox | Definition of digital detox in English by Lexico Dictionaries». Lexico Dictionaries | English. Consultado el 11 de junio de 2019. 
  2. Levy, David M.,. Mindfulness digital : cómo aportar equilibrio a nuestras vidas digitales (Primera edición en esta colección edición). ISBN 9788416820382. OCLC 988580108. Consultado el 11 de junio de 2019. 
  3. «Los beneficios de hacer un ‘detox’ digital». La Vanguardia. 9 de noviembre de 2018. Consultado el 11 de junio de 2019. 
  4. «How Does Nature Impact Our Wellbeing?». Taking Charge of Your Health & Wellbeing (en inglés). Consultado el 11 de junio de 2019. 
  5. somos, Quienes. «Adicción a la tecnología». Fundación Belén. Consultado el 11 de junio de 2019. 
  6. Grock, John (2015). Adictos 2.0: Cómo prevenir y solucionar las adicciones a Internet y al móvil. ISBN 1517075696. 
  7. RitzyRadhika. "Digital Detox", Mumbai, 2 September 2019. Retrieved on 16 October 2019.