Destrucción de la Mina Marga Marga y Barco en Concón

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Desastre de Concón[1]
la Guerra de Arauco
Fecha Primeros días de agosto de 1541[1]
Lugar Concón, Valparaíso, Flag of Chile.svg Chile
Resultado Victoria mapuche
Destrucción de la mina y de un barco español
Beligerantes
Flag of Cross of Burgundy.svg Imperio español Ancient mapuche flag.svg Mapuches
Comandantes
Capitán Gonzalo de los Ríos Caciques Tangalongo y Chigaimanga[2]
Fuerzas en combate
15 soldados españoles
100 yanaconas
Desconocidas
Bajas
Muerte de todos los españoles y yanaconas, menos de Gonzalo de los Ríos y Juan Valiente Desconocias
[editar datos en Wikidata]

La destrucción de la mina Marga Marga y de un barco sucedió en agosto de 1541 en Concón, Región de Valparaíso, como parte de la Guerra de Arauco, que enfrentaba a españoles y mapuches.

El plan mapuche[editar]

La mina Marga Marga no contenía gran cantidad de oro, pero lo que producía le bastaba a los hombres de Valdivia.

Entonces, los mapuches tendieron un gran plan: se mostraron leales y les ofrecieron a los hispánicos 1500 hombres y 500 mujeres para trabajar en la mina. Los europeos rechazaron las mujeres de la oferta pero aceptaron que trabajen en sus minas los hombres.

Pero un día de agosto Valdivia recibió una carta de Alonso de Monroy, teniente general. Le habían denunciado una conspiración, en la cual figuraban personas de importancia, concertada para asesinar a Valdivia, apoderarse del oro y del buque en construcción y huir en él. Valdivia partió para Santiago con seis hombres a caballo. Antes de irse, ordenó a sus fuerzas que se mantengan día y noche armadas, ya que desconfiaba de los indígenas, y puso al mando al capitán Gonzalo de los Ríos.

En ese tiempo, se hallaba en construcción en el puerto de Concón un barco, para evitar la caminata por el desierto de Atacama.

La sublevación[editar]

Un día, los indígenas, al mando de Tangalongo y Chigaimanga, se sublevaron durante la noche. A esto le siguió la matanza de doce o trece españoles, varios esclavos negros que trabajaban como carpinteros y numerosos yanaconas. Los únicos que sobrevivieron a esta masacre fueron el capitán Gonzalo de los Ríos y el soldado Juan Valiente, de origen africano.

Mientras tanto, los mapuches incendiaron el barco y se robaron el oro. Los dos sobrevivientes fueron a Santiago a contarle lo pasado a Valdivia.

Consecuencias[editar]

Al escuchar lo ocurrido, el pueblo de Santiago se aterrorizo, incluyendo a Valdivia. Este le echo la culpa de lo pasado por el descuido de los españoles, que desatendieron su recomendación de no abandonar las armas. Góngora Marmolejo afirmaba que fue una sorpresa.

También se temía que la sublevación fuese general. Lorenzo Núñez dice:

La noche que llegó la triste nueva a esta ciudad acudieron todos en armas.

Lorenzo Núñez

Entonces, Valdivia partió a Concón con cuarenta hombres. Vio que lo que decían los sobrevivientes de la masacre era verdad. Culpó y capturó como rehenes a varios caciques que suponía cómplices en el asalto. Luego se dirigió a Santiago, ya que no había ánimos en Valdivia y sus hombres para investigar más a fondo lo que había pasado.

Referencias[editar]

Fuentes[editar]