Derecho a reparar electrónica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Café de reparación en Ámsterdam-Oeste.

El derecho a reparar electrónica hace referencia a la legislación que se pretende que permita a los consumidores la capacidad de reparar y modificar sus dispositivos de electrónica de consumo propios, donde de otra manera el fabricante de tales dispositivos requeriría al consumidor que utilizara únicamente los servicios que le ofrece. Al ser una preocupación global, el debate primario sobre el asunto ha sido centrado en los Estados Unidos y dentro de la Unión europea.

Unión europea[editar]

La aproximación al derecho a reparar también ha sido una preocupación más reciente en la Unión europea. Históricamente, Europa, particularmente Europa Occidental, ha preferido que la gente compre productos nuevos, en vez de que se reparen. Aun así, más recientemente la tendencia a hacer reparaciones por uno mismo a dispositivos, obtuvo apoyo en Europa Oriental y hacia la década de 2010 en los países Occidentales.[1]​ En julio de 2017, la Eurocámara aprobó recomendaciones de que los Estados miembros aprobaran leyes que dieran a los consumidores el derecho a reparar su electrónica, como parte de una modificación mayor de la Directiva de ecodiseño de 2009, que requirió a los fabricantes para que produjeran dispositivos más eficientes energéticamente y limpios. La capacidad de reparar los dispositivos se contempla por estas recomendaciones como medios para reducir residuos y el gran problema ambiental que originan .[2][3]

[4]

Referencias[editar]

  1. Gault, Matthew (14 de diciembre de 2018). «Protesters Are Slowly Winning Electronics Right-to-Repair Battles in Europe». Vice. Consultado el 1 de octubre de 2019. 
  2. [1]
  3. Matsakis, Louise (5 de julio de 2017). «The European Parliament Wants Europeans to Have the Right to Repair». Vice. Consultado el 1 de octubre de 2019. 
  4. Harriban, Roger (1 de octubre de 2019). «EU brings in 'right to repair' rules for appliances». BBC. Consultado el 1 de octubre de 2019.