Depilación láser

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La depilación láser es un método de depilación que existe desde 1994 basado en la eliminación del vello de forma permanente mediante la emisión lumínica del láser, por lo cual, es un tipo de Fotodepilación. En 1958 se descubrió el láser, y poco después, en 1994, se desarrolló el Láser Rubí de alta potencia con aplicación para depilación. Este Láser Rubí, sólo podía ser utilizado en pieles muy claras por su baja longitud de onda y existía el peligro de producir alguna quemadura, por lo que actualmente es un sistema en desuso. Con el paso del tiempo y gracias a los avances tecnológicos, se han desarrollado otros sistemas como Laser Alejandrita, Laser Diodo y Laser Neodimio-Yag, eficientes en la eliminación del vello y seguros.

Funcionamiento[editar]

La depilación láser se basa en la eliminación del vello de forma permanente. El vello contiene melanina, que es lo que le da color. Cuando el haz de luz, con una determinada longitud de onda e intensidad, interacciona con el vello, la energía lumínica aplicada es absorbida por la melanina transformándose en calor. Esto es lo que se conoce como fototermólisis selectiva, produciéndose la destrucción del bulbo piloso sin afectar a los tejidos adyacentes. Como el láser sólo actúa sobre las zonas oscuras por la melanina, no es eficaz para el vello blanco o muy claro.

El vello tiene un ciclo del crecimiento compuesto por 3 fases: Anágena, donde el vello empieza a crecer, Catágena y finalmente Telógena donde el vello se cae. Pues bien, la depilación láser solo es susceptible de eliminar los vellos en fase anágena, donde el bulbo está engrosado y la absorción de luz es alta y se puede destruir el folículo piloso.

Tipos de Laser[editar]

Láser de diodo
Depilación láser

Existen varios tipos de láser usados para la depilación, dependiendo de la longitud de onda en la que emiten, actuarán mejor sobre un tipo de vello u otro.

  • Láser Rubí, emite la luz a una longitud de onda de 695 nm, especialmente indicado para pieles muy claras Actualmente en desuso por su poca versatilidad y riesgos de quemadura.
  • Láser Alejandrita, emite la luz a una longitud de onda de 755nm, es un láser que se puede utilizar en casi todos los tipos de pieles y de vellos, siendo especialmente efectivo en pieles blancas o de tono medio.
  • Láser Diodo, trabaja a una longitud de onda de 810 nm, es también un láser versatil, que se suele emplear para pieles más oscuras, con fototipo superior a III. El láser soprano es un tipo de láser diodo con un sistema de funcionamiento a rafagas transmitiendo menores energías durante varios pulsos en la misma zona.
  • Láser Neodimio-Yag, con una longitud de onda de 1064 nm, se usa para pieles bronceadas o muy oscuras o Fototipo V.

Cuanto más clara sea la piel podremos obtener resultados más rápidos ya que las potencias siempre podrán ser mayores.

Tratamiento[editar]

Antes del tratamiento se rasura el vello de la zona a tratar y dependiendo del tipo de piel y del vello del paciente se ajustan los parámetros para obtener los mejores resultados.

El paciente y el operador deben ponerse gafas de protección y es conveniente utilizar un sistema de crioterapia o enfriamiento para minimizar el dolor y el enrojecimiento posterior de la zona.

Al final del tratamiento es aconsejable el uso de cremas hidratantes para calmar la zona tratada.

Resultados[editar]

La depilación láser es un método de depilación permanente del vello, es decir, el vello eliminado no vuelve a crecer y es normal que se necesiten una media de 7 sesiones para eliminar la mayor parte del vello en la zona corporal. Existe un porcentaje del vello que queda con poca melanina y el mismo no es posible de eliminar.

La depilación láser está muy influenciada por las hormonas tanto en hombre como mujer y en el área facial se produce un crecimiento de vello nuevo de forma muy común y en algunos casos en el cuerpo durante gran parte de nuestra vida por lo que en estas zonas no es posible la eliminación total y definitiva del mismo y es común la realización de sesiones posteriores al tratamiento para eliminar el nuevo vello.

Efectos Secundarios y Contraindicaciones[editar]

Existen pocos riesgos en la Depilación Láser que hay que conocer, para evitar posibles complicaciones ligadas a irritaciones dermatológicas, se recomienda que se realice con láser médico y profesionales que garanticen las máximas medidas de seguridad.[1]

La Depilación Laser está contraindicada durante el Embarazo, Lactancia, en pacientes bajo medicación fotosensibilizante [2] y en pacientes que hayan estado expuestos al sol o radiación UVA y que su nivel de pigmentación sea alto.

Referencias[editar]

  1. Elmundo. «Riesgos de la Depilación Láser». «Los Riesgos del Depilado Láser». 
  2. «Informe: Tratamientos de depilación con láser - Textos científicos SEME». S.E.M.E. Consultado el 6 de agosto de 2016.