Densidad de población

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Densidad demográfica»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Densidad de población mundial por km2 y por país, (2015)
Densidad de población mundial por km2 y por país (2006)

La densidad de población, denominada población relativa (para diferenciarla de la absoluta, la cual simplemente equivale a un número determinado de habitantes en cada territorio), se refiere al número promedio de habitantes de un país, región, área urbana o rural en relación a una unidad de superficie dada del territorio donde se encuentra ese país, región o área. F. J. Monkhouse la define como el promedio de habitantes por unidad superficial en un determinado territorio.[1] Y el Diccionario Rioduero de Geografía la define como el número medio de habitantes de un país que viven sobre una unidad de superficie (km2). Este número no refleja fielmente la realidad, ya que dentro de un mismo territorio existen normalmente grandes diferencias.[2]

Su fórmula es la siguiente:

Como a nivel mundial las áreas de las distintas naciones, regiones o divisiones administrativas se expresan mayoritariamente en kilómetros cuadrados, la densidad obtenida está comúnmente expresada en habitantes por km². No obstante, en algunos países, por ejemplo Estados Unidos, se suele utilizar más a menudo la milla cuadrada como unidad de superficie, por lo que en ellos la población relativa es normalmente expresada por medio de hab./mi²

Dentro de un mismo país, las regiones urbanas tienen una mayor densidad demográfica que las rurales. Sin embargo, en las comparaciones internacionales esto puede no ser siempre así. Por ejemplo, algunas zonas rurales de la superpoblada isla indonesia de Java tienen mayor densidad que algunas regiones urbanizadas de Europa, sobre todo, si comparamos algunas regiones urbanas con parte de su territorio poco poblado, con regiones rurales extensas de densidad elevada.

Los países o territorios más densamente poblados del mundo usualmente también son bastante pequeños y, en algunos, casos, se trata de ciudades-Estado. Entre ellos se encuentran Macao (región administrativa especial de China), Singapur, Hong Kong (otra RAE china), el pequeño principado europeo de Mónaco y algunas islas de las Antillas Menores, como Barbados y San Vicente y las Granadinas. Por otro lado, entre las naciones con mayor población absoluta se destacan por su densidad Bangladés, la India y Japón. En América Latina sobresalen Puerto Rico, El Salvador (la nación más densamente poblada del istmo centroamericano), Guatemala y Cuba.

La ciudad con mayor densidad de población en el mundo es Kowloon, en Hong Kong (China) con una población de 2 019 533 habitantes y una superficie de 47 km² (densidad de 43 033 hab/km² en 2006), seguida de Macao, también en China.

La ciudad amurallada de Kowloon que fue demolida en 1993, fotografía de 1989.

Hasta 1993, cuando fue demolida, existió dentro de Kowloon lo que se conoció como la Ciudad amurallada de Kowloon que tan solo en 0,026 km2 tenía una población de 50.000 habitantes, lo que suponía una densidad de casi 2 millones de habitantes por km2.

Las densidades demográficas y sus problemas[editar]

En sentido general, puede decirse que las mayores y grandes densidades de población de las grandes ciudades del mundo, presentan problemas distintos y hasta opuestos a los de las zonas rurales de emigración. Si en las ciudades se agudizan día a día los problemas urbanos típicos (vivienda, transporte, fuentes de trabajo, servicios urbanos, seguridad ciudadana, marginalidad, etc.), en el medio rural no se pueden desarrollar proyectos de desarrollo económico o de infraestructura por falta o escasez de mano de obra. En un libro de Ester Boserup[3] se señala que con el aumento de la población y de la producción agrícola, la concentración de la población en centros urbanos resulta prácticamente inevitable. Boserup también señala que el cambio tecnológico de la agricultura se produce al llegar a un punto crítico la tasa de densidad de población con lo cual, no sólo aumenta la concentración demográfica en las ciudades, sino que se modifica también la situación en el campo con el desarrollo técnico, el aumento de la producción y, sobre todo, la diversificación de la economía, con el inicio y crecimiento de empresas industriales y de servicios. La diferencia entre las dos opciones marca un proceso de cambio a nivel mundial que se ha venido produciendo en los pasados 100 a 150 años: la disminución de la población campesina por el éxodo rural obliga a los agricultores que quedan a adquirir más tierras (las de los emigrantes) que tendrán que poner a trabajar con el empleo de una mayor cantidad de máquinas (aumento del capital) y sobre todo, también los obligan a un cambio en los tipos de cultivo que les permitan una mayor productividad y un rendimiento por hectárea más elevado.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. F. J. Monkhouse Diccionario de términos geográficos. Barcelona: Oikos-tau ediciones, 1978, p. 137
  2. Diccionario Rioduero de Geografía, Ediciones Rioduero, Madrid (España), 1972, página 47.
  3. Boserup, Ester. Los determinantes del desarrollo en la agricultura. Madrid: Tecnos, 1967.

Enlaces externos[editar]