Dakshina

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Dakshina (Sánscrito: दक्षिण, dakṣiṇa), significa "sur, sureño".[1]​ Sin embargo la palabra también se utiliza para hacer referencia al concepto tántrico del Camino de la Mano Derecha,[2]​ y al concepto veda de donación o recompensa por los servicios de un sacerdote, guía espiritual o maestro.[3]

Etimología y descripción[editar]

Como concepto veda, originalmente la donación consistía de una vaca (según Kātyāyana Śrautasūtra 15, Lāṭyāyana Śrautasūtra 8.1.2). El término proviene de esta práctica en el Rigveda, el femenino dakṣiṇā corresponde a una vaca capaz de tener terneros y proveer leche (una vaca prolífica, una vaca lechera).

Dakshina es personificada como una diosa junto con Brahmanaspati, Indra y Soma en los RV 1.18.5 y RV 10.103.8, y es el autor del RV 10.107 según Anukramani.

En la literatura posterior, en el Manusmrti y en el Ramayana, el término dakshina adquiere un significado más general equivalente a "gracias" o "regalo".

Gurudakshina[editar]

La dakshina de Ekalavya al ofrecer el pulgar de su mano derecha a su gurú.

Gurudakshina se relaciona con la tradición de pagarle al maestro o gurú luego de un periodo de aprendizaje o al completar la educación formal, o al guía espiritual.[4]​ Esta tradición recoge el reconocimiento, el respeto y el agradecimiento.[5]​ Es una forma de reciprocidad e intercambio entre el alumno y su maestro. El pago no debe ser necesariamente en moneda y puede ser una tarea especial que el maestro desea que el alumno lleve a cabo.

Dakshina en las historias indias[editar]

Existe un relato simbólico en el Mahabharata indio donde se discute el gurudakshina correcto e incorrecto, de la mano de un personaje llamado Ekalavya.[6]​ Este relato socio-mitológico se refiere a la pasión de un joven por aprender y dominar el arte de la arquería.

Ekalavya, deseoso de aprender arquería, se dirige a Dronacharya el mejor maestro de esas tierras. Drona le pregunta a Ekalavya porque es que desea aprender arquería. Ekalavya le responde que desea proteger y rescatar a los animales indefensos tales como ciervos y cervatillos de los lobos.[7]​ Drona se siente conmovido por las nobles razones de Ekalavya y por no ser competitivo, pero se niega a enseñarle a Ekalavya explicando que está muy ocupado y no puede tomar estudiantes, pero en realidad la razón es que no desea enseñarle a un estudiante de una familia que no son guerreros y desea evitar crear un competidor de su alumno Arjuna. Rechazado pero sin darse por vencido, Ekalavya regresa al bosque y construye una estatua de Drona para inspirarse, y luego aprende solo el arte de la arquería, practicando frente a la estatua. Luego de mucho practicar, Ekalavya se convierte en el mejor arquero de la zona. Luego de algunos años, Drona y sus alumnos observan con sorpresa en un bosque una proeza en el arte de la arquería desconocida por los alumnos de Drona. Investigan, y descubren que el responsable de dicha maravilla es Ekalavya. Drona le pregunta a Ekalavya quien le enseñó a ser tan buen arquero. Ekalavya le responde "tú, Drona a través de tu estatua". Drona le pregunta a Ekalavya si es que le va a dar gurudakshina. Ekalavya le responde afirmativamente. Drona le pide a Ekalavya le de el pulgar de su mano derecha, ante lo cual Ekalavya rápidamente se lo corta y se lo ofrece a Drona. Este gesto de dakshina deja incapacitado a Ekalavya.[8][9]

Tal como sucede con muchas historias en el Mahabharata, la historia es una parábola sobre la educación, el deseo personal de aprender, y lo que es un dakshina correcto e incorrecto. En la historia Mahabharata, luego del evento de la mano derecha gurudakshina, Drona duda y se pregunta si fue correcto exigir el dedo pulgar de Ekalavya,[10]​ Ekalavya consigue dominar nuevamente el arte de la arquería con solo cuatro dedos en su mano derecha, y usando su mano izquierda, con lo que se convierte en un guerrero formidable, es aceptado como rey, y le explica a sus hijos que la educación es para todos y que nadie debe cerrar las puertas de la educación a ningún ser humano.[11][12]

Referencias[editar]

  1. See entry for South, English-Sanskrit Dictionary, Spoken Sanskrit, Germany (2010)
  2. Bhattacharya, N. N. History of the Tantric Religion. Second Revised Edition. Manohar Publications, Delhi, 1999. ISBN 81-7304-025-7
  3. dakSiNa Cologne Digital Sanskrit Lexicon, Cologne, Germany (2006)
  4. गुरुदक्षिणा, Gurudakshina English-Sanskrit Dictionary, Spoken Sanskrit, Germany (2010)
  5. Radhakrishnan, L. J., & Rabb, H. (2010). Even in nephrology, gurudakshina is important, Kidney International, 78, 3-5
  6. Kakar, S. (1971). The Theme of Authority in Sociaal Relation in India. The Journal of Social Psychology, 84(1), 93-101
  7. Kailasam, T. P. (2007). Little Lays and Plays Pages from the Epic. Musings On Indian Writing In English, Vol. 3: Drama, 3, 40, Editor: N Sharda Iyer, ISBN 978-8176258012
  8. Shankar, S. (1994). The thumb of Ekalavya: Postcolonial studies and the" Third World" scholar in a neocolonial world. World Literature Today, 68(3), 479-487
  9. Nachimuthu, P. (2006). Mentors in Indian mythology. Management and Labour Studies, 31(2), 137-151
  10. Kumar, S. THE MAHABHARATA. HarperCollins Publishers India (2011), ISBN 978-93-5029-191-7
  11. Brodbeck, S. (2006). Ekalavya and Mahābhārata 1.121–28, International Journal of Hindu Studies, 10(1), 1-34
  12. Brodbeck, Simon (2004) 'The story of Ekalavya in the Mahabharata.' In: Leslie, J. and Clark, M., (eds.), Text, belief and personal identity: creating a dialogue, ISBN 9780728603639