Día de Todos los Santos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Día de todos los santos»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Día de Todos los Santos
All-Saints.jpg
Todos los Santos, pintado por Fra Angélico.
Origen de la celebración Cristiano
Día de celebración Católicos: 1 de noviembre
Ortodoxos: el primer domingo después de Pentecostés
Lugar de celebración Internacional
[editar datos en Wikidata]

El Día de Todos los Santos es una solemnidad cristiana que tiene lugar el 1 de noviembre para las iglesias católicas de rito latino, y el primer domingo de Pentecostés en la Iglesia ortodoxa y las católicas de rito bizantino. No se debe confundir con la Conmemoración de los Fieles Difuntos.

En este día la Iglesia celebra fiesta solemne por todos aquellos difuntos que, habiendo superado el purgatorio, se han santificado totalmente, han obtenido la visión beatífica y gozan de la vida eterna en la presencia de Dios. Por eso es el día de «todos los santos». No se festeja sólo en honor a los beatos o santos que están en la lista de los canonizados y por los que la Iglesia celebra en un día especial del año; se celebra también en honor a todos los que no están canonizados pero viven ya en la presencia de Dios.

Es frecuente que este día las grandes catedrales exhiban las reliquias de los santos.

Historia[editar]

La Iglesia primitiva acostumbraba a celebrar el aniversario de la muerte de un mártir en el lugar del martirio. Frecuentemente, los grupos de mártires morían el mismo día, lo cual condujo naturalmente a una celebración común. En la persecución de Diocleciano, el número de mártires llegó a ser tan grande, que no se podía separar un día para asignársela. Pero la Iglesia, creyendo que cada mártir debía ser venerado, señaló un día en común para todos. La primera muestra de ello se remonta a Antioquía en el domingo antes de Pentecostés.

También se menciona este día en común en un sermón de san Efrén el Sirio en 373. En un principio, solo los mártires y san Juan Bautista eran honrados por un día especial. Otros santos se fueron asignando gradualmente, y se incrementó cuando el proceso regular de canonización fue establecido; aún, a principios de 411 había en el calendario caldeo de los cristianos orientales una «Commemoratio Confessorum» para el viernes. En la Iglesia de Occidente, el papa Bonifacio IV, entre el 609 y 610, consagró el Panteón de Roma a la Santísima Virgen y a todos los mártires, dándole un aniversario.

Gregorio III (731-741) consagró una capilla en la Basílica de San Pedro a todos los santos y fijó el aniversario para el 1 de noviembre. Gregorio IV extendió la celebración del 1 de noviembre a toda la Iglesia, a mediados del siglo IX.

Celebración[editar]

Cartel de Tosantos en Cádiz, España, de 2005. En esta ciudad andaluza es tradicional el disfrazar cada 31 de octubre los productos de los mercados: frutas, verduras, cochinillos, pescados, gallinas, etc.

España[editar]

En España, dentro de la tradición católica, se realiza una visita donde yacen los seres queridos que hayan fallecido, se les deja flores en las tumbas y se reza por ellos. Además, se suele comer los típicos dulces de las fiestas que son los huesos de santo y los buñuelos.

  • En Cádiz se celebra el 31 de octubre los Tosantos, disfrazando a los conejos, puercos y gallinas de los mercados de la ciudad; también se hacen muñecos con frutas, verduras y frutos secos que reflejan de modo crítico y humorístico la realidad social del año. Así como muchos políticos, personajes de la prensa rosa, gente del Carnaval de Cádiz, así como gente que ese año ha tenido un papel importante en Cádiz, España o incluso el mundo.
  • En regiones del norte como Galicia y Asturias era costumbre vaciar calabazas o nabos para decorarlas con caras. Coincide con la época de castañas (celebración del Magosto).

El día siguiente, Todos los Santos, la gente acude a llevar flores a todos los difuntos del pueblo.

Tanto en España como en México es costumbre representar Don Juan Tenorio la noche del Día de Todos los Santos.

Colombia[editar]

En Colombia más específicamente en Cartagena de Indias, se celebra el tintililillo, evento en el cual un grupo de chicos va de casa en casa pidiendo alimentos a través de cánticos para hacer un sancocho. En el departamento del Atlántico se celebra en esta fecha el día de los angelitos, festividad en la que los niños salen a pedir dulces durante el día. En Bogotá se realizan fiestas para infantes y adultos donde se reparten dulces mientras los asistentes se encuentran disfrazados.

Guatemala[editar]

En Guatemala, se realizan visitas a los cementerios dejando usualmente flores y a veces comida a los difuntos, se vuelan barriletes Gigantes en Sumpango y Santiago Sacatepéquez y se degusta el platillo llamado fiambre (combinación de embutidos y verduras). Además el pulique, iwaxte, caldo de gallina y pacaya son algunos de los manjares que se degustan. Es día de asueto nacional.[1]

México[editar]

Ofrenda en la explanada municipal de la ciudad de Nicolás Romero, Estado de México.

En México, las reminiscencias prehispánicas y el sincretismo religioso han dado origen a costumbres muy peculiares y distintas en cada provincia o pueblo, conservando empero la tradicional ofrenda.

Los habitantes del actual México realizaban un culto especial a sus difuntos durante el tiempo de cosechas, correspondiente al mes de agosto. Su intención era compartir con los muertos la alegría y los bienes materiales con que los había bendecido la diosa tierra. Dedicaban los primeros días del mes a los niños y los últimos a los adultos. Los muertos habitaban el Mictlán y habían olvidado muchas cosas. Para recordarles el camino a casa, sus familiares hacían caminos y arcos con flores de vivos colores como el cempazúchitl y utilizaban el agradable aroma del copal. La ofrenda casera contaba con los mejores alimentos y bebidas para que el difunto pudiera saciarse y soportar el hambre hasta el siguiente año.

La creencia anterior se modificó con la llegada de los misioneros católicos. La fecha de agosto se cambió por la del calendario cristiano. La mezcla de creencias prehispánicas y cristianas causó confusión en algunos y surgió la idea de que los «difuntos chiquitos» regresan a la tierra el día primero y los adultos al día siguiente.

Por eso, los cristianos de México, además de hacer sufragios (oraciones) ponen una ofrenda para rendir homenaje a sus difuntos y darle gracias a Dios por todo el bien que hicieron en esta Tierra. La ofrenda es un signo de la alegría eterna que gozan ellos y de la comunión que tendremos con ellos en la vida eterna.

Las ciudades en las cuales existe una mayor tradición acerca de estas celebraciones son Pátzcuaro, Janitzio, Tzintzuntzan, en el Estado de Michoacán, así como Ahuatepec (estado de México) y Ocotepec en el Estado de Morelos; en el panteón de Mixquic en la Ciudad de México; en Tempoal, Jáltipan, El Higo y Pánuco en el Estado de Veracruz, entre otras.

Bolivia[editar]

En Bolivia por la tradición católica se acostumbra a elaborar pan con formas de personas o Tantawawas, caballos, escaleras y una variedad de panadería, frutas y dulces organizados en una mesa para recibir y compartir con las almas de los difuntos que, según la creencia, llegan el 1 de noviembre al medio dia y permanecen hasta las 12:00 de la mañana del 2 de noviembre, posteriormente se visitan los cementerios para que la gente dé una oración de despedida para sus seres queridos y a cambio de éste se ofrece cierta cantidad de comida de la mesa de ofrenda en agradecimiento a las plegarias. Este último día es considerado feriado a nivel nacional.

Tradicionalmente también se procede a la colocación de velas y adornos florales en donde yacen los difuntos, en conmemoración a sus seres queridos.[2]

Filipinas[editar]

En Filipinas se celebra cada 1 de noviembre. Las personas, como siempre, se dirigen a los cementerios llevando flores, encienden velas y felicitan a sus seres queridos. Si no podían visitar, encendían las velas en frente de puerta de sus casas.

Chile[editar]

En Chile también se celebra cada 1 de noviembre. La gente lleva flores y velas para decorar el lugar donde yace el fallecido, y juguetes, remolinos de viento y otros artículos decorativos en el caso de ser niños. En algunos lugares del país se realizan cenas en honor a los muertos de la familia, para recordar y compartir con quienes se fueron. Ese día es feriado nacional.

Estados Unidos[editar]

En los Estados Unidos recientemente esta celebración se hizo conocer por la inmigración latinoamericana. El 1 y 2 de noviembre, los residentes hispanos de diferentes países, la practican y conservan estas tradiciones.

Canadá[editar]

En Canadá, la celebración se realiza principalmente en la provincia de Quebec y también es consecuencia de la inmigración de latinoamericanos en otras provincias.

Referencias[editar]

  1. Artículo 127, Código de Trabajo
  2. «Todos Santos En Bolivia». 

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]