Día de los Derechos Humanos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Día de los Derechos Humanos
Eleanor Roosevelt and Human Rights Declaration.jpg
La Señora Eleanor Roosevelt de los Estados Unidos, presidenta del comité de redacción, sostiene la Declaración Universal de los Derechos Humanos en inglés.
Período de celebración 10 de diciembre
Lugar de celebración Día Internacional
[editar datos en Wikidata]

El Día de los Derechos Humanos se celebra cada 10 de diciembre, coincidiendo con la fecha en que la Asamblea General adoptó la Declaración Universal de Derechos Humanos, en 1948.

Día de los Derechos Humanos, 10 de diciembre[editar]

El Día de los Derechos Humanos se celebra todos los años el 10 de diciembre. "Se conmemora el día en que, en 1948, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Declaración Universal de los Derechos Humanos. En 1950, la Asamblea adoptó la resolución 423 (V), invitando a todo los Estados y organizaciones interesadas a que observen el 10 de diciembre de cada año como Día de los Derechos Humanos".[1]​ En esta ocasión el Día está dedicado al lanzamiento de una campaña de un año de duración para conmemorar el 50 aniversario de los dos pactos internacionales de derechos humanos: el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, que fueron adoptados por la Asamblea General el 16 de diciembre de 1996

Día de los Derechos Humanos 2017
La Declaración Universal de los Derechos Humanos comienza su 70º aniversario
Defendamos la equidad, la justicia y la dignidad humana
El Día de los Derechos Humanos se celebra cada 10 de diciembre, coincidiendo con la fecha en que la Asamblea General adoptó la Declaración Universal de Derechos Humanos, en 1948. Para celebrar el que será el 70 aniversario el próximo año, lanzamos hoy una campaña con la que queremos destacar la trascendencia de este documento histórico, que proclamó los derechos inalienables inherentes a todos los seres humanos, sin importar su raza, color, religión, sexo, idioma, opiniones políticas o de otra índole, origen nacional o social, propiedades, lugar de nacimiento ni ninguna otra condición.
La Declaración, cuyo borrador redactaron representantes de distintos contextos jurídicos y culturales de todo el mundo, expone valores universales y un ideal común para todos los pueblos y naciones. Además, establece que todas las personas tienen la misma dignidad y el mismo valor.
Gracias a este documento —que con sus versiones en 500 idiomas se ha convertido en el más traducido del mundo— y el compromiso de los Estados con sus principios, la dignidad de millones de personas se ha visto fortalecida, y se han sentado las bases de un mundo más justo. Aunque aún quede camino por recorrer para que las promesas que encierra se cumplan plenamente, el hecho de que haya perdurado en el tiempo es prueba inequívoca de la universalidad imperecedera de sus valores eternos sobre la equidad, la justicia y la dignidad humana.
La Declaración nos fortalece a todos y los principios que recoge son tan relevantes en la actualidad como lo fueron en 1948. Debemos luchar por nuestros propios derechos y por los del prójimo. Podemos pasar a la acción en nuestras vidas diarias para defender aquellos derechos que nos protegen y así fomentar la unión de todos los seres humanos.

¡Que se oiga tu voz!
Graba un vídeo mientras lees uno o varios de los 30 artículos que componen la Declaración de los Derechos Humanos en tu idioma y únete a la iniciativa de activistas, autores y líderes mundiales de los derechos humanos.

Lee la versión ilustrada de la Declaración

La asamblea general proclama la Declaración Universal de Derechos Humanos como ideal común por el que todos los pueblos y naciones deben esforzarse, a fin de que tanto individuos como instituciones, inspirándose constantemente en ella, promuevan, mediante la enseñanza y la educación, el respeto a estos derechos y libertades, así como el cumplimiento de sus obligaciones, y a su vez, mediante medidas progresivas de carácter nacional e internacional, se asegure su reconocimiento y aplicación universales y efectivos, tanto entre los pueblos de Estados Miembros como entre los de los territorios dispuestos bajo su jurisdicción.

Iguales y no discriminatorios[editar]

La no discriminación es un principio transversal en el derecho internacional de derechos humanos. Está presente en todos los principales tratados de derechos humanos y constituye el tema central de algunas convenciones internacionales como la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial y la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer. pts

El principio se aplica a toda persona en relación con todos los derechos humanos y las libertades, y prohíbe la discriminación sobre la base de una lista no exhaustiva de categorías tales como sexo, raza, color, y así sucesivamente. El principio de la no discriminación se complementa con el principio de igualdad, como lo estipula el artículo 1 de la Declaración Universal de Derechos Humanos: “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos”.[2]

Universales e inalienables[editar]

Considerando que una concepción común de estos derechos y libertades es de la mayor importancia para el pleno cumplimiento de dicho compromiso.

El principio de universalidad de los derechos humanos es la piedra angular del derecho internacional de los derechos humanos.

Dicho principio, ampliamente mencionado tanto en convenios, declaraciones y resoluciones internacionales sobre derechos humanos, dispone que todos los Estados tienen el deber, independientemente de sus sistemas políticos, económicos y culturales, de promover y proteger todos los derechos humanos, así como sus libertades fundamentales.

Los derechos humanos son también inalienables, puesto que no deben suprimirse salvo en determinadas situaciones y acorde a las debidas garantías procesales. Dado es el caso, cuando se ha de restringir el derecho a la libertad si un tribunal de justicia dictamina que una persona es culpable de haber cometido un delito.[2]

Días anteriores[editar]

Año Tema
2017 Defendamos la equidad, la justicia y la dignidad humana
2016 ¡Defiende hoy los derechos de los demás!
2015 «Nuestros Derechos. Nuestras libertades. Siempre»
2014 Derechos Humanos, 365 días al año
2013 20 años trabajando por tus derechos
2012 Mi voz cuenta
2011 Celebremos los Derechos Humanos
2010 Hazte oír, pon fin a la discriminación
2009 Vive la diversidad, termina con la discriminación
2008 Dignidad y justicia para todos
60º aniversario de la Declaración de Derechos Humanos
2007 Conmemoración del 60º aniversario de la Declaración
2006 Lucha contra la pobreza es obligación y no caridad
2005 La tortura y los esfuerzos que se realizan a escala mundial para combatirla
2004 Educación en derechos humanos
2003 Conozca sus derechos humanos
2002 Una visión que pueda ayudar a producir un nuevo equilibrio en las relaciones internacionales

Referencias[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]