Día Mundial de las Abejas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Día Mundial de las Abejas
Día de celebración 20 de mayo
Lugar de celebración Día Internacional

Para crear consciencia sobre la importancia de los polinizadores, las amenazas a las que se enfrentan y su contribución al desarrollo sostenible, la ONU declaró el 20 de mayo como Día Mundial de las Abejas. Las abejas y otros polinizadores -como las mariposas, los murciélagos y los colibríes-, permiten que se reproduzcan muchas plantas, entre ellas numerosos cultivos alimentarios.

Día Mundial de las Abejas, 20 de mayo[editar]

El 18 de octubre de 2017 la Asamblea General de las Naciones Unidas en la Resolución A/C.2/72/L.32 decide designar el 20 de mayo Día Mundial de las Abejas.[1]​ El 20 de mayo ha sido elegido para el día anual, pues coincide con la fecha del nacimiento de Anton Janša, quien en el siglo XVIII fue pionero en las técnicas modernas de apicultura en su país natal, Eslovenia –país que ha impulsado la celebración-, y reconoció a estos insectos por su habilidad para trabajar duramente y requiriendo a la vez muy poca atención.[2]

Dependemos de la supervivencia de las abejas

Las abejas y otros polinizadores, como las mariposas, los murciélagos y los colibríes, están, cada vez más, amenazados por los efectos de la actividad humana.

La polinización es un proceso fundamental para la supervivencia de los ecosistemas, esencial para la producción y reproducción de muchos cultivos y plantas silvestres. Casi el 90 por ciento de las plantas con flores dependen de la polinización para reproducirse; asimismo, el 75 por ciento de los cultivos alimentarios del mundo dependen en cierta medida de la polinización y el 35 de las tierras agrícolas mundiales. Los polinizadores no solo contribuyen directamente a la seguridad alimentaria, sino que además son indispensables para conservar la biodiversidad.

Para crear conciencia sobre la importancia de los polinizadores, las amenazas a las que se enfrentan y su contribución al desarrollo sostenible, las Naciones Unidas declararon el 20 de mayo como Día Mundial de las Abejas.

El objetivo principal es proteger a las abejas y a otros polinizadores para que puedan contribuir de forma significativa a resolver los problemas relacionados con el suministro de alimentos en el mundo y acabar con el hambre en los países en desarrollo.

Todos dependemos de los polinizadores y por ese motivo, es crucial controlar su declive y detener la pérdida de biodiversidad.

Compromiso con las abejas

La reciente pandemia de la nueva enfermedad por coronavirus (COVID-19) ha tenido repercusiones innegables en el sector apícola, ya que ha afectado a la producción, al mercado y, en consecuencia, a los medios de vida de los apicultores.

Antecedentes[editar]

Las abejas, mariposas y otros polinizadores tienen influencia sobre nosotros. Los alimentos que consumimos, como frutas y vegetales, dependen directamente de los polinizadores.

Necesidad de una diversidad de polinizadores[editar]

La mayoría de las 25.000 a 30.000 especies de abejas (Hymenoptera: Apidae) son polinizadores efectivos y, junto con polillas, moscas, avispas, escarabajos y mariposas, constituyen la mayoría de las especies polinizadoras. Pero la diversidad de los polinizadores y los sistemas de polinización es sorprendente.

Adaptación a climas cambiantes[editar]

Un grupo diverso de polinizadores, con diferentes características y respuestas a condiciones ambientales, es también la mejor manera de minimizar los riesgos provocados por el cambio climático.

Crisis de la polinización[editar]

Al reconocer las dimensiones de la crisis de polinización y su vinculación con la biodiversidad y la subsistencia humana, el Convenio sobre la Diversidad Biológica ha hecho de la conservación y el uso sostenible de los polinizadores una prioridad.

Cuidar a las abejas y otros polinizadores como lucha contra el hambre[editar]

En los agroecosistemas, los polinizadores son esenciales para la producción frutal, hortícola y forrajera; así como para la producción de semillas para el cultivo de tubérculos y fibras vegetales.

Acción Mundial[editar]

La celebración del Día Mundial de las Abejas tiene varios objetivos:

  • llamar la atención de la población mundial y de los políticos sobre la importancia de proteger a las abejas;
  • recordar que dependemos de las abejas y otros polinizadores;
  • proteger a las abejas y a otros polinizadores para contribuir de forma significativa a resolver los problemas relacionados con el suministro mundial de alimentos y eliminar el hambre en los países desarrollados;
  • detener la pérdida de biodiversidad y la degradación de los ecosistemas, y de esa manera contribuir al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]