Dámaso de Barrenengoa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Dámaso de Barrenengoa
Información personal
Nacimiento 1828 Ver y modificar los datos en Wikidata
Orduña, España Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 1896 Ver y modificar los datos en Wikidata
Ciudad Real, España Ver y modificar los datos en Wikidata
Residencia Ciudad Real Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Empresario Ver y modificar los datos en Wikidata
[editar datos en Wikidata]

Dámaso de Barrenengoa (n. Orduña, Vizcaya; 1828 - f. Ciudad Real; 1896) fue un político e industrial español afincado en Ciudad Real. Nació en el seno de una familia muy humilde y perdió a su padre muy pronto.[1]

En 1856, Dámaso Barrenengoa, industrial procedente de tierras del norte, creó un establecimiento dedicado a ultramarinos y coloniales en Ciudad Real, fábrica de chocolates y tostadero de cafés de excelente calidad, Chocolates Barrenengoa. En las últimas décadas en que se mantuvo abierto figuraron como propietarios de la Casa Barrenengoa don Dámaso y don Juan Pérez Ayala.[2]

En 1864, Barrenengoa fue miembro de la Sección de Industria de la Junta Provincial de Agricultura, Industria y Comercio de Ciudad Real.[3]

Sus chocolates recibieron mención honorífica de la Exposición Universal de Londres (1862) y obtuvo la medalla de bronce en la Exposición Universal de París (1867).[4]

En 1869, Barrenengoa firmó el Pacto Federal Castellano en representación de la provincia de Ciudad Real.[5]​ Tres años después, Barrenengoa obtuvo acta de diputado en el Congreso de los Diputados por la provincia donde se había establecido, Ciudad Real, tras ser elegido diputado en las elecciones de 10 de mayo de 1873 ("Fue en el distrito de la capital donde el candidato apoyado por el Comité Republicano Federal (el comerciante e industrial Dámaso de Barrenengoa) lograba una victoria electoral más destacada, barriendo prácticamente a sus oponentes").[6]

En 1925, el escritor ciudadrealeño Francisco Rivas Moreno dedicó una biografía a Dámaso de Barrenengoa en Los grandes hombres de mi patria chica. El mismo autor, Rivas Moreno, en pleno debate sobre la Mancomunidad Castellana en 1918, se mostraba a favor de que Castilla se constituyera en región ("De absurda califico la afirmación de que Castilla no puede formar región porque carece de dialecto")[7]​ y fue autor de los artículos periodísticos El regionalismo castellano (1916 y 1917) y de la obra Propagandas regionalistas (1918).

Referencias[editar]

  1. RIVAS MORENO, Francisco. Grandes hombres de mi patria chica. El Escorial: Real Monasterio de El Escorial, 1925, pp. 56-57
  2. Comercios y Tiendas de Ciudad Real en la Primera Mitad del Siglo XX, http://www.ciudad-real.es/historia/comercio/index2.php?calle=15
  3. Junta Provincial de Agricultura, Industria y Comercio, Ciudad Real: memoria y resumen. Ciudad Real: Establecimiento Tipográfico-Literario de Rubisco, 1864, p. 4
  4. Medals and Honourable Mentions Awarded by the International Juries. London, International Exhibition, 1862, p. 76; ORELLANA, Francisco José. La Exposicion Universal de Paris en 1867 (...). Barcelona: Librería Manero, 1867, p. 597
  5. Investigaciones históricas, 1979
  6. VILLENA ESPINOSA, Rafael. El Sexenio Democrático en la provincia de Ciudad Real: economía, política y sociedad (1868-1874). Ciudad Real: Universidad de Castilla La Mancha, 1997, p. 479
  7. RIVAS MORENO, Francisco. El Regionalismo en La Mancha. Ciudad Real: Tip. El Progreso, 1918, p. 26. Francisco Rivas Moreno fue autor del texto castellanista Propagandas regionalistas (1918)