Curva de Laffer

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
La curva muestra en abscisas los tipos impositivos posibles (t) y en ordenadas la recaudación fiscal (T) que se consigue a ese tipo impositivo. El máximo aparece en el centro por cuestiones de claridad, en una curva real podría estar desplazado a la derecha o a la izquierda. Aunque más posiblemente a la derecha.[1]

La curva de Laffer representa la relación existente entre los ingresos fiscales y los tipos impositivos, muestra cómo varía la recaudación fiscal al modificar los tipos impositivos. Fue difundida por el economista Arthur Laffer, aunque cinco siglos antes el estudioso andalusí Abenjaldún ya había teorizado sobre la relación entre los tipos impositivos y la recaudación, y también John M. Keynes unos pocos años antes.

En su curva, Laffer expresa que entre los 2 puntos, donde la recaudación es igual a 0, habrá un tramo ascendente con niveles bajos de impuestos y otro descendente con niveles más altos donde habrá un máximo de recaudación, y tanto a la izquierda como a la derecha de éste máximo la recaudación será menor que en el máximo. Encontrar los puntos de equilibrio donde los impuestos no perjudican una economía es muy complicado, depende de muchos factores y varía de un país a otro. Hallarlo es un objetivo deseable ya que permite a los gobiernos e instituciones saber si deben bajar o subir un impuesto para configurar una determinada política fiscal, que aumente recaudación al mismo tiempo que no ahogue a los contribuyentes.[2]

Explicación[editar]

La experiencia con diferentes tasas de impuestos en los Estados Unidos muestra que el mayor crecimiento de los ingresos fiscales se produjo cuando la tasa de impuesto sobre la renta superior estaba entre el 86 y el 90%.

Al representar los ingresos fiscales en relación con el tipo impositivo, si el tipo impositivo es cero, los ingresos fiscales serán también nulos. Si, por el contrario, los tipos impositivos son del 100%, los ingresos fiscales también se anularán, nadie ofrecería ni demandaría el bien en cuestión. Según Laffer, entre estos dos puntos extremos, los ingresos en función del tipo primero aumentarán para a continuación disminuir hasta llegar a cero. El fundamento matemático es el teorema de Rolle, en virtud del cual si el ingreso fiscal es una función continua del tipo impositivo, entonces tiene (al menos) un máximo (ya que se trata de una función siempre positiva) en un punto intermedio del intervalo, pero no necesariamente en el centro.

La curva de Laffer muestra que el incremento de los tipos impositivos no siempre conlleva un aumento de la recaudación fiscal y viceversa. La característica más importante de esta curva reside en que indica que cuando el tipo impositivo es suficientemente alto (t* en la gráfica adjunta), si se sube aún más, los ingresos recaudados pueden terminar disminuyendo. La disminución de la oferta del bien reduce hasta tal punto los ingresos fiscales que la subida del tipo impositivo no compensa la disminución de la oferta. Este fenómeno se denomina efecto Laffer, en honor al economista Arthur Laffer que hizo este gráfico a principios de la década de 1980.

Una menor tributación puede, si la economía se encuentra en el lado ascendente de la curva, aumentar la recaudación porque:

  • Incentivará la actividad, incluso empresas extranjeras podrán plantearse instalarse en ese país. De otra forma esta recaudación no se produciría.
  • Aumentará consumo debido al aumento de la renta.
  • Detraerá parte de la economía sumergida y el fraude.

Experiencias prácticas de la Curva de Laffer[editar]

Una reducción en el soporte superior impuesto sobre la renta en los Estados Unidos del 91% al 70% disminuyó el crecimiento de la economía, y cuando se redujo a 28% de crecimiento era casi inexistente.

Entre 2002 y 2012, el tipo aplicado en el Impuesto de Sociedades de Canadá pasó de niveles cercanos al 40% a tasas ubicadas en el entorno del 25%. Esta rebaja fiscal no se tradujo en una merma de ingresos, sino que mantuvo la recaudación por encima del 2,5% del PIB, con varios años superando la barrera del 3%. [cita requerida]

Los niveles de recaudación de Canadá en 2015 son muy superiores a los observados entre 1982 y 2002, dos décadas a lo largo de las cuales la fiscalidad aplicada a los beneficios empresariales se situaba en tasas superiores al 40%.[3]

Cuando Ronald Reagan se presentó a la presidencia de Estados Unidos en 1980, incluyó la reducción de impuestos en su programa. Sostenía que los impuestos eran tan altos que disuadían de trabajar a muchos ciudadanos y que una reducción de los tipos impositivos daría a los individuos incentivos suficientes para trabajar, lo que provocaría la mejora del bienestar económico y quizás incluso de los ingresos fiscales. Esta política económica se conoció como «economía de la oferta» puesto que trataba de incrementar la oferta de trabajo. Los hechos no acompañaron la conjetura de Reagan de que una reducción de los tipos impositivos elevaría los ingresos fiscales, sin embargo, sí se consiguió reducir el desempleo. Cuando se bajaron los impuestos, luego de ser elegido presidente de los Estados Unidos, el resultado fue una reducción de los ingresos fiscales en relación al PBI.[4]​ El impuesto sobre la renta disminuyó un nueve por ciento entre 1980 y 1984, aún cuando la renta media creció un cuatro por ciento. Sin embargo, se inició un periodo de fuertes déficits fiscales.[5]​ Esto se explica ya que durante el mandato de Ronald Reagan el Estado aumentó el gasto público y, en especial, el Gasto Público Militar para poner fin a la Guerra Fría. Por ello, aunque la actividad económica se vio estimulada y el desempleo se redujo hasta un 5% al final de la presidencia, el déficit fiscal no disminuyó.[6][7][8][9]

En otros países, como Suecia, en que los impuestos son mucho más altos, existen pruebas de que se ha producido el fenómeno de la curva de Laffer.[1]

La gran reforma fiscal del presidente Donald Trump en 2017 (la cual rige desde el 2018)[10]​ luego de iniciado su mandato, implementó una sustancial rebaja del impuesto de sociedades desde el 35% al 21%, así como una reducción del IRPF que quedó en los siguientes tramos del 12%, del 25%, del 35% y del 39,6%. Esta reducción en impuestos dio como resultado que empresas invirtieran una mayor parte de sus utilidades, hubiera un aumento de inversiones privadas y se empleara a una mayor cantidad de personas, lo cual contribuyó, en parte, a disminuir el desempleo en EEUU a niveles inferiores al 4% por primera vez en casi 2 décadas. Además la recaudación subió un 12% y la economía comenzó creciendo a una tasa del 2,3%, por encima del promedio del 1,9% registrado en los años de gobierno de Barack Obama.[11][12][13][14]

Opiniones de otros economistas[editar]

Según Paul Samuelson los ingresos fiscales disminuyeron considerablemente en relación con la tendencia observada tras las reducciones de los impuestos en la era Reagan.[15]

John Kenneth Galbraith ha criticado duramente la curva de Laffer:

«Partiendo de la circunstancia indiscutible de que si no se imponían gravámenes no se recogería ningún ingreso público y de que si los impuestos absorbían todos los recursos no se produciría ninguna renta, el profesor Laffer unió estas dos verdades indiscutibles con una curva a mano alzada que mostraba que, aumentando los tipos impositivos, el total de los recursos públicos primero aumentaría y luego caería. (...) En un ejercicio posterior de imaginación, el profesor Laffer pasó a sostener que la presión fiscal había superado en Estados Unidos el punto óptimo, obtenido, como ya dijimos, a mano alzada. (...) Es evidente que nadie en su sano juicio se tomó en serio la curva y las conclusiones del profesor Laffer. Hay que otorgarle, sin embargo, el mérito de haber demostrado que una manipulación justificativa, aunque evidente, podía ser de gran utilidad práctica. La reducción impositiva de la década de los ochenta fue, en no escasa medida, producto de la invención de Laffer.»[16]

El economista J.R. Rallo escribió, en referencia a la Curva de Laffer,[17]​ lo siguiente:

(...) De entrada, es evidente que la curva de Laffer sí es cierta: su veracidad sólo necesita de la existencia de un tipo impositivo que maximice la recaudación y de que ese tipo impositivo no sea el 100%. Al final, lo que nos dice Laffer es, simplemente, que la recaudación no es una función lineal de los tipos impositivos debido a que éstos, si bien influyen positiva y directamente sobre los ingresos fiscales, también lo hacen negativa e indirectamente por la vía de aniquilar bases imponibles. Quizá el asunto se entendería mejor si, en lugar de “curva de Laffer”, habláramos de “punto de saturación de Laffer”: aquel tipo impositivo cuyo incremento es incapaz de aumentar adicionalmente la recaudación. Quienes niegan la validez absoluta de los argumentos de Laffer deberían responder si, en su opinión, unos gravámenes del 85% (en IRPF, IVA, Sociedades…) permitirían incrementar los ingresos tributarios por encima de los niveles actuales. Obviamente, no. Ahora bien, los escépticos con Laffer sí tienen algo de razón cuando afirman que quienes apelan al economista estadounidense como argumento de autoridad para bajar impuestos asumen que las economías siempre se encuentran a la derecha de la curva, esto es, que siempre nos hallamos en una situación donde una minoración de la carga impositiva aumenta la recaudación. Y aquí, los defensores de la curva de Laffer caen en un error idéntico al de sus críticos: si éstos negaban que aumentando impuestos puedan terminar cayendo los ingresos, aquéllos se oponen a la posibilidad de que, bajándolos, las entradas del erario caigan. (...)

J R Rallo

Por su parte Milton Friedman afirmó que «If a tax cut increases government revenues, you haven't cut taxes enough» ("Si una reducción de impuestos aumenta los ingresos del gobierno, es que no se han reducido los impuestos lo suficiente"), aunque esto solamente tiene sentido entendiéndose que siempre se está en un punto donde el tipo impositivo es siempre superior al tipo impositivo óptimo.

Referencias[editar]

  1. a b Microeconomía intermedia de Hal R. Varian quinta edición página 290
  2. «Curva de Laffer». Economipedia. 31 de marzo de 2016. Consultado el 21 de junio de 2018. 
  3. Cruz, Diego Sánchez de la (21 de junio de 2015). «Canadá se monta en la Curva de Laffer: baja los impuestos y recauda más». Libre Mercado. Consultado el 21 de junio de 2018. 
  4. «Recaudación impositiva (% del PIB) | Data». datos.bancomundial.org (en inglés estadounidense). Consultado el 9 de agosto de 2018. 
  5. Principios de Economía de N Gregory Mankiw página 160
  6. «Curva de Laffer». Economipedia. 31 de marzo de 2016. Consultado el 21 de junio de 2018. 
  7. «Tax Cuts Work». www.theepochtimes.com (en inglés estadounidense). 5 de julio de 2018. Consultado el 9 de agosto de 2018. 
  8. Daily, Investor's Business (17 de octubre de 2012). «From JFK To Bush, Treasury Swelled After Tax Cuts | Investor's Business Daily». Investor's Business Daily (en inglés estadounidense). Consultado el 9 de agosto de 2018. 
  9. «EE.UU. - Tasa de desempleo». Investing.com Español. Consultado el 2018-11-12. 
  10. LatinAmerican Post (6 de diciembre de 2017), ¿Por qué los millonarios se oponen al recorte de impuestos?, consultado el 26 de junio de 2018 
  11. «Tax cuts: the Laffer Curve strikes again». MoneyWeek (en inglés británico). 19 de mayo de 2018. Consultado el 24 de junio de 2018. 
  12. elEconomista.es. «La reforma fiscal de Trump provoca un diluvio de aumentos salariales en EEUU - elEconomista.es». Consultado el 21 de junio de 2018. 
  13. «El desempleo en EE.UU. bajó a menos del 4% por primera vez desde 2000». CNN. 4 de mayo de 2018. Consultado el 21 de junio de 2018. 
  14. «¿Curva de Laffer en EEUU? Los ingresos fiscales suben un 12% tras la rebaja de Trump». Libre Mercado. 23 de junio de 2018. Consultado el 24 de junio de 2018. 
  15. Paul Samuelson, Microeconomía
  16. La cultura de la satisfacción, Ariel, Barcelona, 1992 ISBN 84-344-1406-6, pp 125-126.
  17. «Olvídense de Laffer». Juan Ramón Rallo. 30 de mayo de 2013. Consultado el 21 de junio de 2018. 

Bibliografía[editar]

  • Mankiw, N Gregory. Principios de Economía. Mc Graw Hill. ISBN 84-481-1422-1. 
  • Varian, Hal R. Microeconomía intermedia, un enfoque actual. Antoni Bosch editor. ISBN 84-85855-96-5. 
  • Samuelson, Paul S.; Nordhaus William D. Macroeconomía. McGraw-Hill. ISBN 84-481-0648-2. 

Enlaces externos[editar]