Curación de contenidos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Curación de contenidos (en inglés content curation) fue acuñado por profesionales del mundo del marketing y actualmente ha trascendido a todo tipo de ámbitos públicos o privados. Responde a la necesidad de las empresas y organizaciones, de los profesionales, estudiosos y de los propios ciudadanos, de localizar, filtrar, modificar y distribuir, de forma segmentada, parte de la ingente cantidad de contenidos que se generan en Internet. El término hace referencia, por tanto, a la actividad que consiste en definir la temática que va a centrar nuestra búsqueda de información, localizar en las redes la más relevante y de interés respecto a la materia de que se trate, filtrarla, organizar y clasificar los datos filtrados, añadir valor, difundir y medir los resultados obtenidos entre la audiencia a la que van destinados[1]​.

Etimológicamente, la palabra "curador" procede del latín curator -oris[2]​. En inglés, el término se define como "cuidador de" y en dicho sentido se utiliza en América, referente al comisario de exposiciones que se conoce en España como curador de Exposiciones. De hecho, es en los museos dónde encontramos el origen de la actividad de curación ejercida por un comisario artístico.

En el diccionario de la Real Academia Española[3]​,el curador o curadora es quien tiene cuidado de algo, quien cura, o la persona nombrada para cuidar de los bienes o negocios de un menor o de quien no puede administrarlos por sí.

Orígenes y definición[editar]

Curar contenidos es un concepto especializado en un área que tiene muy limitados tanto su objeto de estudio como su ámbito de aplicación.[4]​.La curación de contenidos (también denominada curaduría de contenidos[5]​) no es un fenómeno nuevo aunque su aplicación en las estrategias de marketing del ámbito empresarial sí es muy reciente. Históricamente, museos y galerías de arte han utilizado esta técnica para seleccionar y exponer sus obras de la forma más ordenada y segmentada posible.

En los últimos años, a causa de la cantidad de información que los individuos reciben al estar constantemente conectados puede llevar a un problema que es cuando la abundancia de información recibida sobrepasa la capacidad de las personas para utilizarla, y genera intranquilidad y confusión. Por tanto, el ruido informacional es muy demandado por la sociedad que esta conectada entre sí y la curación de contenidos aparece como un metodo que se basa en la búsqueda, recopilación, filtración y selección de información sobresale en Internet para ser seguidamente difundida.[6]​ Otro inconveniente se encuentra en la web 2.0 para difundir conocimientos instantáneamente sin ningún tipo de filtro a la hora de comprobar la fiabilidad de la información ni la fuente de origen. Otra dificultad que se encuentra a la hora de compartir informaciones es que los mensajes y textos que se comparten hoy en día en redes sociales contienen una alta intencionalidad, por lo tanto le otorgan al mensaje un carácter subjetivo. Para evitar estos problemas es necesario que el curador de contenidos tenga en cuenta una serie de aspectos clave a la hora de analizar la información a analizar [7]​. Algunos autores recomiendan que se debe de escoger las herramientas concretas para tratar la información, valorar el tipo de receptor al cual se dirige principalmente el mensaje, debe ser un experto en la materia a tratar y conocer a la perfección las propiedades intelectuales y las licencias de información.[8]

El origen de la expresión "content curation" se suele situar en un artículo de Rohit Barghava de 2009.[9]​ Este artículo es un manifiesto donde se destaca que ante el crecimiento continuo de la información en Internet y el hecho de que los sistemas automatizados difícilmente pueden encontrar contenido de calidad, se necesitan profesionales expertos no en crear más contenidos, sino en dar sentido al contenido que otros han creado, encontrando, filtrando y compartiendo contenidos de calidad relevantes para sus usuarios / clientes. Su definición del curador de contenidos recogida en el mismo manifiesto dice que es alguien que encuentra, agrupa, organiza y comparte continuamente el mejor y más relevante contenido sobre un tema en línea.

Curar contenidos facilita a los usuarios de la red una información de calidad, ya que al introducir un término en el buscador de Internet se seleccionan miles de páginas de información de las cuales es muy difícil analizarlas en su totalidad por lo tanto es necesario que un especialista pueda determinar que resultados son los mas adecuados a la búsqueda. Por esta razón Bhargava define a los curadores de contenidos como las personas encargadas de seleccionar, organizar, analizar y compartir el contenido sobre un tema específico. Por otra parte su labor no solamente se centra en crear un nuevo contenido, sino darle forma y perfilar el contenidos que los demás usuarios generan. [10][11]

Fases de la curación de contenidos[editar]

Una de las definiciones por pasos explica el proceso de curación de contenidos, como una figura en espiral. Este modelo parte con una "conceptualización", iniciada con la planificación del trabajo a realizar; siguiendo con la "creación y recepción" en la que se trabaja en la creación de los metadatos y se establecen referencias para la obtención de información en función de aquellos. Luego encontramos la "Valoración y selección" que tiene por misión evaluar la información y escoger la que se desea mantener. Se sigue con el tema de la "Conversión" de los datos, los cuales se asignan a algún repositorio, siguiendo con la "Preservación" que tiene que ver con su cuidado (limpiado, validado y asignación de metadatos de preservación). En las etapas finales encontramos la etapa llamada "Almacenamiento" la que como su nombre lo señala, guarda la información siguiendo el consenso establecido. (Negre, Marín & Pérez Garcías,2013[12]​).

Para finalizar, se identifican las etapas de "acceso, uso y reuso", la cual asegura un uso posterior de los datos y la etapa "transformación" que nos indica el autor que es una reacomodación o recreación de la información a partir de la original. La cual se puede realizar de las siguientes maneras. (Bhargava 2011[13]​):

Metodología[editar]

La metodología que se utiliza para la curación de contenidos forma parte de un proceso de elaboración estructurado en las siguientes fases:

  • Contextualización: al objeto de determinar la materia a tratar en función de la curación y la estrategia que se va a seguir.
  • Selección de la información relevante y agregación del contenido:

Filtrado: de la información obtenida para depurarla.

Análisis: Tras el filtrado, se analizan los contenidos recopilados, para proceder a la elección y modificación de los seleccionados.

  • Incorporación de información de valor: es el momento clave de la curación en el que lo recopilado y destilado se mezcla, adicionándose ingredientes propios que pueden consistir en experiencias personales, datos complementarios, estilo de presentación etc..y que definen el toque personal de cada curador o curadora.
  • Difusión y Distribución del contenido curado: Una vez que hemos seleccionado y modificado los contenidos de interés para una audiencia determinada, será necesaria la distribución del resultado final, de forma inteligente y a través de aquellos canales de interés, para que las búsquedas relacionadas con el contenido en cuestión, sean efectivas y alcancen la audiencia seleccionada.
  • Medición de los resultados obtenidos: en función de los seguidores obtenidos, y de las opiniones y reacciones de los destinatarios del contenido curado. Es el momento del feedback.

Dentro de las diversas propuestas que presentan los autores de este ámbito se pueden señalar como referencia las de Robin Good,[14]​ Beth Kanter,[15]​ Eva Sanagustín[16]​ o el método de las 4S's de Javier Guallar y Javier Leiva.[17]​ Tomando este último como ejemplo, el procedimiento se estructura en cuatro fases:

  • Búsqueda de la información generalmente excesiva y desordenada que presenta internet sobre un tema
  • Selección de lo que es realmente relevante para el propósito de la curación
  • Caracterización de los contenidos seleccionados bajo los criterios que marque la forma de hacer del curador
  • Difusión del resultado final de forma inteligente, por canales adecuados y potenciando la vinculación con la audiencia

A estas cuatro fases habría que añadir una fase previa de diseño de la curación y una posterior de evaluación de la misma.

De todas las fases es la de caracterización o "sense making" la que aporta más valor añadido y hace patente más claramente el trabajo del curador de contenidos. Para llevar a cabo la caracterización hay diferentes técnicas. Por ejemplo, según Deshpande, las de extractar, retitular, resumir, citar, storyboarding y paralelizar.[18]


El ciclo curatorial[editar]

Wolff y Mulholland (2013)[19]​ y enumeran las etapas de un proceso curatorial usando contenido web. Éstas son:

  • Investigación: elección de un objeto de aprendizaje y definición de los límites de la tarea.
  • Selección y recopilación: filtrado de recursos para eliminar contenidos inadecuados, no pertinentes o irrelevantes.
  • Interpretación de contenido individual: identificación de los puntos salientes de cada material seleccionado.
  • Interpretación transversal: notas desde una perspectiva integral, encontrando las relaciones que vinculan contenidos y anotaciones.
  • Organización: del contenido y las anotaciones, con vistas al armado de un guión coherente que aborde el objeto de aprendizaje.
  • Narración: presentación a una audiencia a través de un medio.
  • Investigación / recuperación: proceso en el que la audiencia participa de una construcción narrativa colaborativa sobre la base del resultado previamente curado. Incluye una fase reflexiva, en la que el autor puede reescribir para mejorar su comprensión respecto del objeto.

Por otro lado, Bhargava, R. (2011) explica desde su punto de vista, 5 modelos de curación posibles en la creación o narración de la información nueva a partir de la original (The 5 models of content curation. Influential Marketing Blog. [20]​):

  1. Agregación: Consiste en reunir la información más relevante sobre un tema específico en una misma publicación o plataforma.
  2. Destilación: Se trata de analizar una o más informaciones para llevar a cabo una presentación más simple y unificada de las ideas principales con capacidad crítica.
  3. Elevación: Consiste en la identificación de tendencias y en su difusión en pequeñas piezas de información o posts en redes sociales
  4. Mashup: Consiste en la combinación de contenidos seleccionados para crear un nuevo contenido con un punto de vista más o menos original. Se considera parte del proceso creativo e indispensable para la innovación.
  5. Cronología: Procura establecer relaciones causa efecto sobre la base de reunir información histórica organizada para mostrar la evolución de un tema en particular y se exponen las relaciones causa efecto para identificar posibles patrones.Líneas de tiempo e infografías elaboradas por curación podrían corresponder a buenos ejemplos para esta modalidad.

Si bien los tres primeros puntos son similares a los modelos y metodologías presentadas, el punto 4 "Mashup" y 5 "Cronología" aportan a las propuestas anteriores dos técnicas nuevas.

El proceso conlleva una serie de pasos que el profesional que se encarga de recopilar y filtrar la información debe tener en cuenta.[21]

  1. Reconocer las necesidades. Antes de comenzar con la recopilación de información, las necesidades deben estar seleccionadas. [22]
  2. Búsqueda. Se trata de una búsqueda organizada, estableciendo las referencias y fuentes a tener en cuenta con la mayor calidad posible.
  3. Filtrado.A partir de toda la información encontrada, se debe de escoger aquellos textos que realmente aportarán valor añadido al contenido.
  4. Análisis. Consiste en generar un texto nuevo a partir de la información obtenida, incluso resolviendo dudas que no se respondieron en la información recopilada.
  5. Distribución. Una vez preparados y después de re-elaborar los contenidos para no crear textos repetidos, el cometido es compartir y seleccionar adecuadamente los canales de distribución.
  6. Medición. Después de realizar todo el trabajo debemos medir lo logros o errores obtenidos. El progreso será posible y se podrá obtener un mayor éxito en futuras ocasiones.

Beneficios de la curación de contenidos[editar]

La curación de contenidos ofrece múltiples ventajas debido a la cantidad de información que se puede encontrar en internet. [23]​ Como consecuencia, resulta necesario realizar un proceso de búsqueda mediante filtros que nos aporte un resultado óptimo según nuestra necesidad. Esto, es una de las mayores ventajas, ser un perfecto ejercicio de aprendizaje y descubrimiento de contenido de calidad. Otros beneficios que nos puede ofrecer son los siguientes:

  • Productividad, ya que nos facilita la búsqueda, sintetizando la información según nuestra necesidad. De esta forma, se agiliza el trabajo y se disminuye el esfuerzo, focalizando la tarea en lo que realmente es necesario, de forma cíclica donde el estudiante se encuentra en continua actualización de mejora de contenidos. [24]
  • Posicionamiento web, gracias a los contenidos de calidad que se pueden ofrecer, añadiendo un valor apropiado.
  • Networking, ya que se establecen relaciones con personas que comparten búsquedas semejantes así como con curadores de contenidos expertos. [25]
  • Branding o mejora de la reputación, aumentando el reconocimiento de la marca como consecuencia de la relevancia que adquiere por las personas que realizan la búsqueda.

Curador de contenidos: competencias profesionales[editar]

El curador de contenidos o content curator es un profesional que debe contar con una serie de habilidades para poder desempeñar las funciones definidas en su puesto de trabajo[26][27]​, entre las que se destacan:

  • competencias en gestión de la información: habilidades de búsqueda e identificación de fuentes relevantes y organización de grandes cantidades de información.
  • competencias en comunicación: saber trasladar los contenidos a un público determinado.
  • conocimiento de la temática o ámbito específico a curar: debe conocer bien el tema sobre el que hace la curación.
  • conocimiento de la web y el social media: conocer y estar actualizado sobre los diferentes productos y servicios que se encuentran disponible en la web y las redes sociales.
  • conocer las mejores formas de compartir esos contenidos nuevos con su comunidad.
  • capacidad de organizar toda esta información y  generar nuevos contenidos con valor añadido.

Se estableció la función y actuación del curador de contenidos, como el encargado de asesorar y analizar las informaciones más relevantes de las diversas tareas y planos de intervención. Otras posibles acepciones son: la persona encargada de presentar, organizar y compartir la información verificada sobre un hecho concreto. [28]

Diferencias con los "republicadores" de contenidos[editar]

Para comprender qué es lo que hace un curador es útil tener en cuenta también lo que no hace y sus diferencias con los profesionales que rellenan y republican contenidos. Robin Good[29]​ elaboró una lista para poder reconocer a estos últimos:

  • No agregan valor adicional: republican sin contribuir.
  • No editan: no contextualizan o redirigen a un público en particular.
  • No seleccionan: republican simplemente porque incluye ciertas palabras claves sin prestar atención al significado.
  • No filtran: no analizan el valor intrínseco o la relevancia para el tema específico.
  • Les importa más la cantidad que la calidad de lo que publica.
  • Buscan ahorrar tiempo y ser rápidos sobre todo: esto no es un problema pero sin duda va en contra de los objetivos de la curación.
  • Prefieren enfoques amplios antes que un enfoque temático fuerte y específico: tratan de abarcar un público lo más amplio posible.
  • No tienen una “tribu”: Debido a lo anterior no hay una sensibilidad ni afinidad con el público al cual comunican.
  • No tienen una voz personal.
  • No tienen un punto de vista: no toman una posición ni riesgos. No comentan.
  • No sintetizan las partes claves del contenido curado.
  • No utilizan un lenguaje constante, coherente y que unifique. Toman prestado el lenguaje usado en el contenido.

Herramientas[editar]

Existen en la actualidad numerosas herramientas que facilitan la obtención, filtrado y organización de información para compartirla con otros. Normalmente es una práctica muy extendida dentro del mundo empresarial, si bien, cada día más usuarios de Internet, utilizan esta técnica para hacer un uso de la información más eficiente. Estas herramientas también se han integrado rápidamente al ámbito educativo. Al meditar sobre este aspecto, dichas herramientas no solo facilitan la curación de contenidos que puede realizar el docente, también desarrollan competencias informacionales orientadas a actividades de investigación.[30]

Curación de contenidos educativos[editar]

El término “curador de contenidos” se usa también fuera del ámbito del marketing siendo muy aplicado a los profesionales que seleccionan contenidos educativos para las aulas. Este arista se desarrolla cada vez más en el contexto actual de crecimiento de internet dada la inmensa cantidad de recursos digitales disponibles que crece exponencialmente día a día.La curaduría viene a resolver la dificultad de conocer y procesar la cantidad de información disponible en formato digital orientando la búsqueda por parámetros de calidad a diferencia de los algoritmos de búsqueda orientados hacia lo cuantitativo. En este sentido son los conocimientos del curador y su capacidad de valorar los materiales disponibles, lo que asegura la calidad de este proceso y sus resultados.[31]​ Los curadores puedan observar su idoneidad como editores que re-piensan medios digitales, la gramática multimedia y la investigación mediatizada [32][33]​.

Coleccionista vs. Curador[editar]

En el campo educativo, un curador de contenidos se diferencia de un coleccionista ya que no solo selecciona y organiza material sino que además lo presenta con una nueva estructura estética, convirtiéndose así en mediador entre los autores y los destinatarios del material.

El curador de contenidos proporciona un valor agregado al coleccionista de contenidos, ya que sus elecciones son el producto final de la aplicación de un método que tamiza los diferentes materiales. Distintas habilidades y alcances se ponen en juego en los procesos que ambos realizan [34]​, de acuerdo a las investigaciones de Nancy White[35]​, podemos inferir que el proceso realizado por el curador está atravesado por el contexto, su interés final es el compartir su curaduría con otros que puedan seguir comentando y discutiendo ese contenido. Esta impronta personal, hace de este último, un nuevo material.

Docente como autor-curador[editar]

La curaduría de contenidos permite al educador producir materiales didácticos hipermediales. Existen dos estilos dentro de esta categoría [36]​:

  • Curaduría en materiales de tipo mural: más relacionada con el coleccionismo o la curaduría clásica, se utiliza comúnmente en los materiales de tipo mural. Allí la estructura creada otorga valor a los elementos seleccionados al disponerlos y organizarlos en pantalla pero no se modifica la experiencia de navegación de modo sustancial.
  • Curaduría en materiales de tipo instalación e instrumento: está vinculada a la "narración espacializada"[37]​ donde están presentes la nociones de escritura en el espacio, narración, discurso y, sobre todo, la dislocación de sentido. En los materiales de tipo instalación, la curaduría incluye la creación de una metáfora espacial de interacción para organizar el recorrido del estudiante. En los materiales de tipo instrumento, a la selección de materiales se le agrega el diseño de una estructura para articular elementos y el estudiante accede a los contenidos a través de la manipulación de los contenidos.

Fases de la curación en educación[editar]

  • Conceptualización: fase en la que el docente lleva a cabo un esbozo de los contenidos a recabar y con qué tipo de herramientas los hará.[38]
  • Creación y recepción: hace referencia a la organización de la estructura inicial.
  • Valoración y selección: punto en el que el docente emite una valoración sobre el contenido y decide qué información incluir.
  • Conversión: archivación organizada de aquellos contenidos relevantes.
  • Preservación: fase paralela temporalmente hablando, al proceso de conversión. Consiste en el casi inevitable almacenamiento de información (fase siguiente).
  • Almacenamiento: como bien se indicaba en las líneas anteriores, esta es una fase en la que toda la información de calidad se almacena para su uso posterior.
  • Acceso, uso y reutilización: fase posterior a la curación en la que se hace uso de la información ya organizada y curada.
  • Transformación: creación de nuevo contenido a partir de la información ya curada.
  • Almacenamiento de la curación.

Indicadores para la evaluación de sitios y recursos educativos en internet[editar]

Los indicadores son:[39]

  • Autoridad: Está dada por el responsable del sitio -puede ser una persona, un grupo de personas reunidas por un objetivo determinado, o una entidad-, su prestigio y las fuentes utilizadas.
  • Actualización: Se considera como aceptable que la última actualización del sitio no se extienda más allá de unos meses anteriores a la fecha de consulta, aunque se puede ampliar el criterio según el caso.
  • Navegabilidad: La facilidad que se le ofrece al usuario de ubicarse y moverse dentro del sitio.
  • Organización: Que el sitio se encuentre ordenado lógicamente y que cada segmento de información se relacione con los demás.
  • Selección de contenidos: Que los contenidos del sitio manifiesten especial cuidado en el tratamiento y el enfoque dado al desarrollo de un tema, tópico o teoría de un campo disciplinar o área del conocimiento.
  • Legibilidad: Responde a una buena combinación de colores, tamaños y tipos de letras, fondos e ilustraciones, que permita leer en la pantalla y navegar de una manera adecuada y atractiva.
  • Adecuación al destinatario: Los usuarios de Internet a quienes está dirigido el sitio web (niños, docentes, familias, etc.)

Beneficios de la curación de contenidos en educación[editar]

Los cambios constantes a los que se enfrenta la sociedad en referencia a las Tecnologías de la Información y la Comunicación afectan también al ámbito educativo, lo que supone un problema para los docentes a la hora de tratar la información debido al exceso de la misma, para ello es necesario emplear las técnicas de curación de contenido con el objetivo de realizar una búsqueda de información efectiva.[40]

Trasladar la curación de contenidos y sus técnicas, tales como, buscar, seleccionar, sintetizar y transmitir, implica los siguientes beneficios:[41]

  • Aprendizaje personalizado. El aprendizaje se centra en el alumno, frente a la técnica de memorización que presenta la enseñanza tradicional, puesto que es el encargado de llevar a cabo las tareas propias de la curación de contenidos: realizar la búsqueda de información conlleva seleccionar, contrastar y organizar la información necesaria que más se adapte a su objetivo. EL propio alumno hace el filtro de la información personalizando de este modo el aprendizaje.
  • Facilita la creación de recursos abiertos. Tanto los docentes como los alumnos son creadores de recursos con una estructura organizada en los que la fuente de procedencia es fiable.
  • Desarrolla la inteligencia colectiva. Compartir con los compañeros la información sobre las diferentes fuentes implica el desarrollo del espíritu crítico, a la vez que aprenden a trabajar cooperativamente mediante la técnica del debate, desarrollando habilidades como conversar, compartir y argumentar con un objetivo común.[42]

Referencias[editar]

  1. Guallar, Javier; Leiva-Aguilera, Javier (2013). El content curator. Guía básica para el nuevo profesional de internet. Editorial UOC. ISBN 978-84-9064-018-0. 
  2. «Etimología de la palabra». 
  3. «Real Academia Española». 
  4. Godoy Rodríguez, Carlos (2017). «Curación de Contenidos digitales: una nueva competencia para el docente del siglo XXI». Universidad Santander (UDES). 
  5. Odetti, Valeria (2012). Curaduría de contenidos: límites y posibilidades de la metáfora. Consultado el 6 de junio de 2018. 
  6. Herrera, Luz Edith (2017). «Las posibilidades educativas de la curación de contenidos: una revisión de literatura». Apertura 9 (2). 
  7. Juarez, Torres, Herrera, Diana, Carlos Arturo, Luz Edith (2017). «Las posibilidades educativas de la curación de contenidos: una revisión de literatura.». Apertura (Guadalajara, Jal.). 
  8. Guerra González, Jenny Teresita (2017). «El bibliotecario académico universitario como curador de contenidos digitales: precisiones conceptuales y prácticas». Biblioteca Universitaria. 
  9. Bhargava, Rohit. «Manifesto for the content curator: the next big social media job of the future?». Influentional Marketing Blog. 30 de septiembre de 2009. 
  10. Tirado, Mª José Romero (2016). «Iniciación a la curación de contenidos en la universidad: una experiencia en el área de psicobiología». Revista de Educación a Distancia. 
  11. https://www.fundeu.es/recomendacion/responsable-de-contenidos-mejor-que-content-curator/
  12. Negre, F; Marín, V.L.; Pérez Garcías, A (2013). «Estrategias para la adquisición de la competencia informacional en la formación inicial de profesorado de primaria». Consultado el 29 de octubre de 2019. 
  13. Bhargava, Rohit (31 de abril de 2011). «The 5 Models Of Content Curation». Consultado el 29 de octubre de 2019. 
  14. Good, Robin (29 de septiembre de 2010). «Real-Time News Curation - The Complete Guide Part 4: Process, Key Tasks, Workflow». Master New Media. 
  15. Kanter, Beth (4 de octubre de 2011). «Content curation primer». Beth's blog. 
  16. Sanagustín, Eva. «Content curation en 10 pasos». d+m, blog de Eva Sanagustín. 
  17. Leiva-Aguilera, Javier; Guallar, Javier (2014). Las 4S's de la content curation. Estudio de caso (1). [ebook]. 
  18. Deshpande, Pawan (13 de agosto de 2013). «6 Content curation templates for content annotation». Curata. 
  19. Wolff; Mulholland, Annika; Paul (2013). «Curation, Curation, Curation». Proceedings of the 3rd Narrative and Hypertext Workshop ACM. Consultado el 5 de junio de 2018. 
  20. Benito Crosetti,, Bárbara de; Darder Mesquida,, Antònia; Lizana Carrió,, Alexandra; Marín Juarros,, Victoria (2013). «Agregación, filtrado y curación para la actualización docente». Pixel-Bit. Revista de Medios y Educación, 2013, (42): 157-169. Consultado el 2018. 
  21. Ramos, Javier (18 de marzo de 2016). «Curación de contenidos: pasos, herramientas y consejos». Consultado el 29 de octubre de 2019. 
  22. Galán, José (22 de noviembre de 2017). «Cosas sobre el marketing online». Consultado el 29 de octubre de 2019. 
  23. Legañoa, María de los Ángeles (2018). «La curación de contenidos científicos: una herramienta para la gestión informativa en los docentes universitarios.». Revista Publicando 5 (14). 
  24. López, Miguel (24 de enero de 2017). «Curación de contenidos: definición, ventajas y herramientas». Consultado el 24 de octubre de 2019. 
  25. Herrera, Luz Edith (2017). «Las posibilidades educativas de la curación de contenidos: una revisión de literatura». Apertura 9 (2). ISSN 1665-6180. 
  26. «El content curator o el profesional de la desinfoxicación». 
  27. [El perfil del content curator «https://es.slideshare.net/jguallar/guallar-el-perfil-del-content-curator-2014»] |url= incorrecta (ayuda). 
  28. Blanco, Luis Ernesto (julio-diciembre 2013). «Gestión y curación de contenidos como herramienta para educadores y comunicadores.». Temas de comunicación 27. 
  29. What Makes A Great Curator Great? How To Distinguish High-Value Curation From Generic Republishing Master New Media. Consultado el 7 de septiembre de 2016.
  30. «La curación de contenidos científicos: una herramienta para la gestión informativa en los docentes universitarios». 
  31. «Curaduría de contenidos digitales en el bachillerato a distancia | Revista Mexicana de Bachillerato a Distancia». bdistancia.ecoesad.org.mx. Consultado el 9 de junio de 2018. 
  32. Posada, 2014
  33. TEMAS DE COMUNICACIÓN Nº 27, julio-diciembre 2013, pp. 107-123 Universidad Católica Andrés Bello, ISSN: 2443-4302
  34. «Understanding Content Curation – A Refresh». Innovations In Education (en inglés estadounidense). 17 de julio de 2017. Consultado el 11 de junio de 2018. 
  35. White, Nancy. «Nancy White on about.me». about.me (en inglés estadounidense). Consultado el 11 de junio de 2018. 
  36. ODETTI, Valeria (2016) "Materiales didácticos hipermediales: lecciones aprendidas y desafíos pendientes" en BÁEZ SUS, Mónica; GARCÍA, José Miguel (comp.) "Educación y tecnologías en perspectiva", Montevideo, Uruguay, FLACSO Uruguay. Disponible en: http://www.flacso.edu.uy/publicaciones/libro_educacion_tecnologia_2016/Garcia_Baez_Educacion_y_tecnologias_en_perspectiva.pdf
  37. Pacheco, Marcelo (2002): «Curaduría en las artes plásticas: ¿arte, ciencia o política?». Transcripción de la mesa redonda coordinada por Álvarez, Esteban y Tamara Stuby, realizada en la Alianza Francesa el 15 de julio de 2002. Disponible en http://www.elbasilisco.com/aftransseis4.htm
  38. Benito Crosetti, Bárbara, & Darder Mesquida, Antònia, & Lizana Carrió, Alexandra, & Marín Juarros, Victoria, & Moreno García, Juan, & Salinas Ibáñez, Jesús (2013) (2013). «Agregación, Filtrado y Curación para la acción docente». Revista de Medios y Educación (42): 157-169. 
  39. Cómo evaluar sitios y recursos educativos de Internet
  40. Legañoa Ferrá, María de los Ángeles (2018). «La curación de contenidos científicos: una herramienta para la gestión informativa en los docentes universitarios.». Revista publicando. 5. 
  41. Herrera, Luz Edith. «Las posibilidades educativas de la curación de contenidos: Una revisión de literatura.». Revista Apertura. 
  42. Godoy, Carlos (2017). Curación de Contenidos digitales: una nueva competencia para el docente del siglo XXI. Conference: I Congreso Latinoamericano de Investigación y Postgrado, At Lima, Perú

Enlaces externos[editar]