Cum Multa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Cum Multa
Encíclica del papa León XIII
8 de diciembre de 1882, año V de su Pontificado
C o a Leon XIII.svg

Cronología
Auspicato Concessum Emblem of the Papacy SE.svg Supremi Apostolatus Officio
Documentos pontificios
Constitución apostólicaMotu proprioEncíclicaExhortación apostólicaCarta apostólicaBreve apostólicoBula

Cum Multa (o De animorum concordia inter hispanos procuranda) es una carta encíclica de 1882 del papa León XIII[1]​ acerca de la discordia política originada entre distintos grupos católicos en España.

El conflicto se había producido principalmente entre dos grupos: el sector integrista del carlismo —representado principalmente por el diario El Siglo Futuro de Cándido Nocedal— y la Unión Católica liderada por Alejandro Pidal. Los nocedalistas se oponían frontalmente al régimen liberal de la Restauración, mientras que los pidalinos eran partidarios de integrar a los católicos en el régimen y realizar en él una política católica posibilista.[2]

En su carta, el romano pontífice lamentaba las tensiones y divisiones políticas entre los católicos españoles, así como la falta de reverencia debida a los obispos. Denunciaba dos errores en extremos opuestos: el de quienes defendían la separación entre la Iglesia y el Estado y el de quienes identificaban el catolicismo con un único partido político (en alusión al partido carlista). La encíclica elogiaba asimismo a los españoles como pueblo católico, recordándoles que en el pasado habían derrotado a moros, herejes y cismáticos, y les exhortaba a defender la pureza de la fe manteniendo al mismo tiempo la disciplina.[3]

El enfrentamiento se había producido también entre la propia jerarquía eclesiástica, habiéndose significado, por ejemplo, los obispos de Osma, de Tarazona, de Badajoz, de Urgel y de Canarias en favor del carlismo, mientras que el cardenal de Toledo o el obispo de Zamora lo habían hecho en favor de la Unión Católica de Pidal.[4]

Con la encíclica Cum Multa, el nuevo nuncio de la Santa Sede, Mariano Rampolla, trató de acabar con la polémica, para lo cual consultó a los obispos que no se habían decantado por ningún bando.[4]​ Se determinó que la polémica estaba circunscrita a las provincias de Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla y Tarragona, además de algunas zonas rurales en las que la prensa nocedaliana era muy leída. El informe señalaba asimismo que existía un compromiso masivo de los jesuitas y del clero regular con el integrismo carlista.[4]

La encíclica no lograría terminar con las divisiones y enfrentamientos políticos entre los católicos españoles.[3]​ De hecho, tras la publicación de la encíclica, las disensiones se agudizarían.[4]

Referencias[editar]

  1. «Cum Multa» Biblioteca Electrónica Cristiana Consultado el 15 de febrero de 2018
  2. Robles Muñoz, Cristóbal (1987). «La Cum Multa de León XIII y el movimiento católico en España (1882-1884)». Hispania sacra (CSIC). vol. 39 (79): 300. 
  3. a b Cárcel Ortí, Vicente (2009). «5. León XIII y las polémicas entre los católicos españoles». Historia de la Iglesia: III. La Iglesia en la época contemporánea. Ediciones Palabra. p. 164. ISBN 978-84-9840-290-2. 
  4. a b c d Hernández Fuentes, Miguel Ángel (2016). «3.3. La encíclica Cum Multa (1882)». En defensa de los sagrados intereses: Historia religiosa de la diócesis de Zamora durante la restauración (1875-1914). Ediciones Universidad de Salamanca. pp. 646-647. ISBN 978-84-9012-581-6. 

Enlaces externos[editar]