Cultura de Belice

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Belice es un país de América ubicado en el extremo noreste de América Central. Limita al norte con México y al oeste con Guatemala y al sur el golfo de Honduras lo separa del país homónimo, motivo por el cual fue conocido anteriormente como Honduras Británica hasta adquirir su actual denominación en razón de la ciudad de Belice (la maya Holzuz) y el río en cuya desembocadura está edificada. Su capital es Belmopán y la ciudad de Belice, antigua capital del país, es la principal aglomeración urbana y además el principal puerto.

Idiomas[editar]

El idioma oficial de Belice es el inglés, pero los criollos (el grupo étnico más nutrido) hablan junto a éste su propio dialecto. El español es la lengua más utilizada en el Norte y en algunos pueblos occidentales. Así mismo existen minorías que se expresan en maya, chino, alemán menonita, libanés, árabe, hindi y garifuna (el idioma de los garinagu del distrito de Stann Creek).

Religión[editar]

La mayoría de la población profesa el catolicismo, y la influencia británica ha aportado una considerable y variada congregación protestante, incluyendo menonitas alemanes y suizos. La práctica maya del catolicismo se caracteriza por una fusión de chamanismo y rituales cristianos.

Gastronomía[editar]

Belice no ha desarrollado nunca una verdadera cocina nacional. Su gastronomía se ha inspirado en la británica, estadounidense, mexicana y caribeña. Sus ingredientes básicos son el arroz y las alubias, consumidos a menudo con pollo, cerdo, ternera, pescado o verdura; la leche de coco y los plátanos fritos añaden a los platos un sabor genuinamente tropical. Las recetas exóticas tradicionales incluyen la carne de armadillo, venado y paca frita, un roedor de color pardo similar a un conejillo de indias.

Mitología y leyendas mayas[editar]

Los mayas construyeron impresionantes templos siguiendo el movimiento de los cuerpos celestes. Aunque técnicamente se tratara de una cultura de la Edad de Piedra, también desarrollaron sofisticados sistemas matemáticos y astronómicos además de calendarios para medir el tiempo. Los españoles edificaron sobrias iglesias de piedra, pero la arquitectura moderna se basa en el estilo británico caribeño.

En su folclore, encontramos las leyendas de la Llorona, el Cadejo, la Sucia, el Tata Duende y la X'tabai.

Puede decirse le gusta el arte británico.

Véase también[editar]