Cuidador de automóviles

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Un gorrilla (en España), un franelero (en México), un trapito (en Argentina), un wachiman (en Costa Rica), o formalmente cuida-coches o aparca-coches callejero, es una persona que se dedica a vigilar los coches aparcados en determinadas calles de grandes ciudades a cambio de una propina.

Ha habido diversas controversias por la extorsión encubierta a la que someten a los conductores, con robos o destrozos a aquellos que no han querido pagar la propina.[1]​ Para luchar contra éstos, algunos ayuntamientos como Granada han ordenado a los policías decomisar su recaudación.[2]​ Otros ayuntamientos son más permisivos con esta actividad considerada por algunos como mendicidad encubierta.[3]

Referencias[editar]

PAKO

Enlaces externos[editar]