Cuevas de Seriñá

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Las cuevas de Seriñá (en catalán coves de Serinyà) es un yacimiento arqueológico del Paleolítico, ubicado en Seriñá, en la comarca gerundense de Pla de l'Estany (España). Fue descubierto a finales del siglo XIX y se le consideró un lugar de asentamientos humanos estacionales y de enterramientos.[1]

El farmacéutico y prehistoriador español Pere Alsius i Torrent fue quien inició las excavaciones. Las principales cuevas que pertenecen al yacimiento son : cueva Reclau Viver, cueva l'Arbreda, cueva Pau y cueva del Mollet. Todas ellas forman parte del actual Parque de las cuevas prehistóricas de Seriñá.

El registro arqueológico y paleontológico va desde hace 200 000 años, con Homo heidelbergensis (se ha encontrado un molar juvenil) en la cueva del Mollet, pasando por Homo neanderthalensis (90 000 a 39 000) en la cueva de l'Arbreda, hasta hace 11 000 Homo sapiens sapiens (cuevas de l'Arbreda, el Reclau Viver y Pau).[2]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]