Cueva del Tesoro

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Cueva del Tesoro
Bien de Interés Cultural
Cueva del Tesoro 2.jpg
Sala de los Lagos
Localización geográfica
Situación Bandera de Rincón de la Victoria.svg Rincón de la Victoria
Flag Málaga Province.svg Málaga
Localización administrativa
País(es) Flag of Spain.svg España
Características
Geología Caliza
Bocas 1
Longitud interior 500 m.
Condiciones de visita
Acceso De 10:30 a 13 y de 16:30 a 19:00.
Coordenadas 36°43′11″N 4°17′51″O / 36.719728, -4.297629Coordenadas: 36°43′11″N 4°17′51″O / 36.719728, -4.297629
Otros datos
Sitio web Página oficial
[editar datos en Wikidata]
Cueva del Tesoro ubicada en Provincia de Málaga
Cueva del Tesoro
Cueva del Tesoro (Provincia de Málaga)

La Cueva del Tesoro (antiguamente Cueva del Higuerón)[1]​ es una de las tres únicas cuevas de origen submarino que se conocen en el mundo y la única en Europa. Está situada en el municipio de Rincón de la Victoria, a unos 15 km. de la ciudad de Málaga. Se encuentra excavada en un promontorio de naturaleza caliza formando un acantilado a orillas del mar Mediterráneo. Se cree que su formación se produjo en torno a la época jurásica.

Su nombre procede de una leyenda sobre un tesoro de la realeza almorávide, encontrado según se cuenta, en el interior de la cavidad.

Con posterioridad, y gracias de nuevo a los movimientos isostáticos, emergieron del fondo del mar los terrenos calizos que se encontraban en los extremos de la plataforma de sedimentación y que no habían sufrido la erosión, ya que habían quedado debajo del agua. Estos dos extremos son las escamas (restos de anteriores composiciones geológicas) calizas de El Cantal y de Comares. Ambas son el último reducto de los terrenos calizos en esta zona.

La plataforma de abrasión, o rompeolas de El Cantal actual se encuentra bajo un acantilado calizo que emergió del mar gracias a los movimientos isostáticos a los que se ve sometida la costa. Al repetirse varias veces este movimiento, podemos observar la existencia de antiguos acantilados y plataformas.

Fue declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en 1985.[2]

Historia de la cueva[editar]

Leyenda del tesoro de los cinco reyes[editar]

Esta leyenda hace referencia al tesoro de los cinco reyes de la dinastía almorávide, cuyo último rey, Tesufín ibn Ali, habría muerto en la plaza de Orán en el año 1145, a manos de los almohades, tras embarcar el tesoro real rumbo a Al Ándalus. Los rastros de este tesoro se perdieron, y fue Fray Agustín de Milla y Suazo, natural de Orán, quien en el siglo XVII recogió la leyenda en su manuscrito, aún inédito, titulado Historia Eclesiástica y Secular de Málaga y su Obispado, en el que señala como lugar de enterramiento del tesoro a la cueva del Higuerón. Esta historia fue recogida más tarde en la obra Conversaciones Malagueñas, publicada en 1789 por Cristóbal Medina Conde, bajo el seudónimo de Cecilio García de la Leña. Según esta obra, fue utilizada la Cueva del Higuerón (actual Cueva del Tesoro) en el año 86 a. C. por Marco Craso para refugiarse durante 8 meses en los que fue perseguido por Mario y Cinna. Un grupo formado por 17 hombres de reconocido valor se introdujeron en la cueva para buscar el famoso tesoro, y salieron aterrados, convencidos de haber visto “... Estampada la figura de un animal extraordinario, que algunos a pesar de su miedo, y perturbación de los sentidos, calificaron de caimán, u otro animal semejante”; y cuando ya salían “... Entre las huellas confusas de sus calzados, advirtieron había una como de pies desnudos, que cada uno de ellos ocupaba más sitio que el ancho y largo de dos pies de los nuestros...” . En una de las salas laberínticas de la gruta se puede observar una formación rocosa que, con imaginación, se podría identificar con la forma de un gigantesco camaleón.

El profesor Laza Palacio encontró durante sus excavaciones un candil de cerámica en el que se habían introducido 6 monedas de oro almorávides, de la época de Alí ibn Yusuf. Su interpretación, después de conocer que para algunas tribus saharauis, herederas de las tradiciones almorávides, el número 6 es de gran valor mágico y supersticioso, aquel tesoro fue ocultado intencionadamente junto a una de las bocas de acceso a la cueva, como parte de un ritual mágico de ocultación del tesoro.

La leyenda se completa con la intervención de aquel personaje, llamado Antonio de la Nari, natural de Suiza, que pasó casi 30 años buscando el legendario tesoro de los cinco reyes mahometanos, abriendo con dinamita galerías y pasadizos, y que murió en 1847 en una de sus explosiones.

Los datos más antiguos que tenemos de la Cueva del Tesoro y de la leyenda de los Cinco Reyes se remontan al siglo XVIII.

Sala de los Lagos.

Salas[editar]

1* Sala de la Virgen

2* Zona de pinturas rupestres

3* Galerías laberínticas

4* Sala del Volcán

5* Sala de los Lagos

6* Sala de Marco Craso

7* Sala de Noctiluca


Restos arqueológicos[editar]

En 1918, visita la Cueva del Suizo el abate Breuil y nos deja una descripción de la misma en un artículo de la revista «L'Anthropologíe», tomo XXXI, titulado Nouvelles cavernes ornées paleolithiques dans la province de Málaga. Describe restos de pinturas rupestres que relaciona con las pinturas de signos rojos de la Cueva de la Pileta de Benaoján.

Los trabajos arqueológicos han sido desarrollados por Manuel Laza y Simeón Giménez Reyna en una zona muy pequeña de la cueva en la sala antes mencionada. Los suelos aparecieron revueltos y muy difíciles de adecuar a una estratigrafía. Se supone que todo está revuelto por antiguos buscadores del tesoro como el mítico suizo.

Los restos aparecidos en estas excavaciones, de los que se puede observar una muestra en el Museo Arqueológico Nacional, en Madrid, los clasificamos en los siguientes grupos:

  • Cerámica: Son numerosos vasos y fragmentos correspondientes al llamado Neolítico de las cuevas.
  • Industria lítica: Son numerosas las piezas de sílex aparecidas. Destacamos la punta de flecha clasificada por el profesor Luis Pericot como solutrense.
  • Restos humanos: Abundantes también. Destacamos dos cráneos completos.
  • Restos de animales: Hay gran abundancia de ellos. Destacamos un conchero y un hueso fósil de bisón (Paleolítico Superior).

Cómo llegar[editar]

Existe una parada de autobús con la misma denominación, también conocida por el Cantal, servida por las siguientes líneas de autobuses interurbanos adscritas al Consorcio de Transporte Metropolitano del Área de Málaga.

Línea Trayecto Recorrido y Horarios Plano de Línea
M-160
Málaga-Rincón de la Victoria-Cotomar Recorrido y Horarios Plano
M-161
Málaga-Totalán Recorrido y Horarios Plano
M-163
Málaga-Los Rubios Recorrido y Horarios Plano
M-166
Los Rubios-Torre de Benagalbón-Rincón de la Victoria-Teatinos Recorrido y Horarios Plano
M-260
Málaga-Vélez-Málaga (por Torre de Benagalbón) Recorrido y Horarios Plano
M-261
Málaga-Benagalbón-Moclinejo Recorrido y Horarios Plano
M-262
Málaga-Benagalbón-Almáchar Recorrido y Horarios Plano
M-361
Moclinejo-La Cala del Moral Recorrido y Horarios Plano
M-362
Málaga-Nerja (por Torre de Benagalbón) Recorrido y Horarios Plano
M-363
Málaga-Torrox (por Torre de Benagalbón) Recorrido y Horarios Plano
M-364
Málaga-Periana (por Torre de Benagalbón) Recorrido y Horarios Plano
M-365
Málaga-Riogordo (por Torre de Benagalbón) Recorrido y Horarios Plano

Referencias[editar]

  1. País, Ediciones El (18 de agosto de 2011). «Reportaje | Misterios en la Cueva del Tesoro». EL PAÍS. Consultado el 12 de junio de 2017. 
  2. «Base de datos Patrimonio Inmueble de Andalucía». www.iaph.es. Consultado el 16 de febrero de 2017. 

Bibliografía[editar]

  • Giménez Reyna, S. (1946). Memoria Arqueológica de la Provincia de Málaga hasta 1946.
  • Laza Palacios, M. (1962). La Cueva del Tesoro.
  • Giménez Reyna, S. y Laza Palacio, M. (1964). Informe de las excavaciones en la Cueva del Higuerón o Suizo.
  • Pérez de Barradas, J. (1968). Los primitivos pobladores de la Costa del Sol.
  • Laza Palacios, M. (1988). El hombre que creía saber dónde había un tesoro.
  • Pérez Berrocal, J.A. y Moreno Wallace, L. (1988). Guía de las cuevas de Málaga.
  • López Moreno, J.B. (1989). Proyecto interdisciplinar sobre la Cueva del Tesoro y su entorno.

Enlaces externos[editar]