Cueva de las Bestias

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Cueva de las Bestias
Bestias11.JPG
Seres humanos bailando, flotando y nadando alrededor de unas bestias
Localización geográfica
Situación Gobernación del Nuevo Valle
Localización administrativa
País(es) EgiptoFlag of Egypt.svg Egipto
División(es) Governadorat de Wadi al-Jadid.png Nuevo Valle
Características
Longitud interior 17 m
Altura libre máxima 3 m
Hallazgos
Descubrimiento 2002
Condiciones de visita
Acceso Solo con permiso militar y acompañado por policía.
Coordenadas 23°39′12″N 25°09′35″E / 23.653419444444, 25.159688888889Coordenadas: 23°39′12″N 25°09′35″E / 23.653419444444, 25.159688888889
Mapa(s) de localización
Cueva de las Bestias ubicada en Egipto
Cueva de las Bestias
Cueva de las Bestias
Ubicación (Egipto).

La Cueva de las Bestias es un abrigo natural que conserva una de las representaciones de arte rupestre más espectaculares del neolítico en el desierto del Sahara.

Geografía[editar]

El abrigo se encuentra en el Wadi Sora al sur de la meseta de Gilf Kebir en el extremo suroeste de Egipto limítrofe con Sudán y Libia, más exactamente en el desierto Líbico. El lugar está deshabitado hoy en día y forma parte de la zona más árida del Sahara.

Descubrimiento[editar]

El abrigo fue descubierto en el año 2002 por los arqueólogos Massimo y Jacopo Foggini y Ahmed Mestikawi, razón por la que también es nombrado cueva Foggini-Mestikawi o cueva Foggini. En el año 2010 científicos de la universidad de Köln llevaron a cabo un exhaustivo registro del abrigo y denominaron el lugar cueva Wadi Sora II.

Historia y paleoclima[editar]

Las pinturas se realizaron hace aproximadamente 7000[1]​ años en los albores del neolítico. En aquella época el Sahara estaba todavía húmedo. Testimonio de aquel período es un lago holoceno, hoy desaparecido, al pie del abrigo. Al terminarse el Óptimo Climático del Holoceno hace 6000 años, las precipitaciones cesaron,[2]​ los habitantes se marcharon y el Sahara se quedó desierto y en gran parte deshabitado tal como lo conocemos hoy.

Descripción de las pinturas[editar]

El abrigo contiene un panel de 17 m de largo y 3 metros de alto con más de 5000 figuras pintadas sobre todo en rojo, pero también en amarillo, blanco y negro representando manos y pies en negativo, grupos de hombres y unos animales mitológicos teriántropos y acéfalos, denominados bestias a las que el abrigo debe su nombre. Aunque el símbolo de las manos en negativo se suele encontrar en muchas cuevas del globo, las bestias se encuentran solo en el Wadi Sora. Las pinturas están muy bien conservadas y representan diferentes temas parcialmente pintados superpuestos. Unos grabados en bajorrelieve rematan el abrigo. Las manos negativas están estarcidas y forman el estrato más antiguo mientras las pequeñas figuras blancas y los grandes individuos en amarillo son de creación más reciente dando fe de un uso prolongado del abrigo.

Las bestias son las protagonistas, muchas de las cuales han sufrido ataques de mutilación ya en tiempos prehistóricos. Rodeadas de seres humanos, destacan por su forma y su tamaño. Tienen una cola larga y un cuerpo de felino con patas en forma de pie humano o de animales. Aunque sin cabeza parecen devorar o escupir seres humanos.

Algunas están envueltas en una suerte de red dorada.[3]

El abrigo está sembrado de grupos de seres humanos bailando, flotando o nadando,[4]​ no siempre relacionados con las bestias: En la parte inferior de la izquierda, aprovechando una grieta natural, aparecen por encima de la misma un grupo de personas manteniendo una honda en las manos levantadas. Por debajo de la grieta hay otro grupo de tamaño más pequeño con una mano levantada mirando hacia un lado.

Repartidos por todo el abrigo hay fauna silvestre: un elefante, avestruces, antílopes y jirafas. Las figuras del abrigo forman parte de un mundo mítico cuyo simbolismo aún no sabemos descifrar.

Galería[editar]

Figuras amarillas sobre grupos de hombres bailando.
Detalle de una bestia.
Varios grupos de hombres sobre manos estarcidas.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Le Quellec/Flers 2005, p.VI.
  2. Linstädter/Kröpelin 2004 determinaron que primero cesaron las precipitaciones monzónicas y luego las mediterráneas provocando la desecación de la zona.
  3. A raíz de excavaciones realizadas en el sur-este de Turquía Lewis-Williams/Pearche 2009 han llegado a la conclusión de que la “referencia a un inframundo subacuático” (p.126) y figuras acefálicas y teriantrópicas (pp.130-132) son iconografías del neolítico incipiente.
  4. Algunas escenas pueden llegar a aparecer banales pero enseguida se ven desmentidas por la proximidad de las bestias (Le Qellec/Flers 2005, p.90).

Bibliografía[editar]

  • Kuper, Rudolph et al. (realización) (2013). Wadi Sura - The Cave of Beasts. Heinrich-Barth-Institut. 
  • Le Quellec, Jean-Loïc; Flers, Pauline et Philippe (2005). Du Sahara au Nil. Peintures et gravures d'avant les pharaons du Sahara au Nil. Soleb Fayard. ISBN 2-213-62488-7. 
  • Lewis-Williams, David; Pearche David (2009). Dentro de la mente neolítica. Akal S.A. ISBN 978-84-460-2843-7. 
  • Linstädter, Jörg; Kröpelin, Stefan (2004). «Wadi Baht Revisited: Holocene Climate Change and Prehistoric Occupation in the Gilf Kebir Region of the Eastern Sahara, SW Egypt». Wiley Periodicals Inc. 
  • Watrin, Luc; Saad, Khaled; Honoré, Emmanuelle (2008). «The headless Beasts of Wadi Sura II Shelter (WG21) in the Western Gilf El Kebir: New data on Prehistoric Mythologies from the Egyptian Sahara.». Tenth International Congress of Egyptologists.University of the Aegean Rhodes. 

Enlaces externos[editar]