Cueva de Covalanas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Cueva de Altamira y arte rupestre paleolítico del norte de España
UNESCO logo.svg Welterbe.svg
Nombre descrito en la Lista del Patrimonio de la Humanidad.

Cueva de Covalanas.jpg
Entrada a la cueva.

EspañaLoc.svg
Cueva de Covalanas

Coordenadas 43°14′45″N 3°27′08″O / 43.2457, -3.45213Coordenadas: 43°14′45″N 3°27′08″O / 43.2457, -3.45213
País Flag of Spain.svg España
Tipo Cultural
Criterios i, iii
N.° identificación 310
Región Europa y
América del Norte
Año de inscripción 1985 (IX sesión)
Año de extensión 2008
[editar datos en Wikidata]

La Cueva de Covalanas es una cavidad ubicada cerca de Ramales de la Victoria, Cantabria, en España. Su acceso se encuentra a unos 700 m de la carretera N-629, en una pared formada por el río Calera. Está incluida en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde julio de 2008, dentro del sitio «Cueva de Altamira y arte rupestre paleolítico del Norte de España» (en inglés, Cave of Altamira and Paleolithic Cave Art of Northern Spain).[1]

La cueva es una de las que componen la zona arqueológica de Ramales, que conforman una unidad de acuerdo con su cronología, tipología y situación y definen un aspecto destacado de la cultura cántabra.

Fue descubierta, como tantas otras en la zona, por Hermilio Alcalde del Río y Lorenzo Sierra, en el año 1903. En 1906 se hacen las primeras publicaciones, firmadas únicamente por Alcalde del Río, y 5 años más tarde, en 1911, se hacen nuevos escritos, ésta vez firmados por los dos descubridores y por Henri Breuil. La cueva pronto se hizo famosa, y en 1924 es declarada Monumento Nacional. En la actualidad sigue siendo estudiada por la Universidad de Cantabria.

Réplica del panel de las ciervas (Parque de la Prehistoria de Teverga).

La cueva como tal tiene un gran abrigo por boca, y desde ahí surgen dos galerías prácticamente paralelas. La de la derecha -según se baja- es la que contiene las manifestaciones rupestres que han hecho famosa a la cueva. Desde el punto de vista espeleológico esta galería no tiene apenas formaciones, y por tanto carece de interés en líneas generales.

La galería de la derecha contiene un gran número de figuras rojas, entre las que predominan las ciervas, de diversos tamaños y orientadas tanto hacia dentro como hacia fuera de la cueva. La técnica para realizarlas, por lo general, es el tamponado. Además de las casi 20 ciervas, hay un caballo, un reno, algunas partes de animales sin identificar como una cabeza o un dorso y algunos signos cuyo significado se desconoce.

Acceso a la Cueva en un abrigo rocoso.

Visita[editar]

La cueva está abierta al público general, en grupos limitados a site personas como máximo, y cuenta con un servicio de guía.

Referencias[editar]

  1. «Cave of Altamira and Paleolithic Cave Art of Northern Spain» (en inglés). UNESCO Culture Sector. Consultado el 17 de febrero de 2013.