Cueva de Chaves

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Cueva de Chaves
 Patrimonio de la Humanidad (parte de «Arte rupestre del arco mediterráneo de la península ibérica», n.º ref. 874-547, 548 y 549) (1998)
Coordenadas 42°13′29″N 0°08′53″O / 42.224586111111, -0.14801111111111Coordenadas: 42°13′29″N 0°08′53″O / 42.224586111111, -0.14801111111111
Localización administrativa
País EspañaBandera de España España
División AragónBandera de Aragón.svg Aragón
Subdivisión HuescaFlag of Huesca (province).svg Huesca
Localidad Casbas de Huesca
Mapa de localización
Cueva de Chaves ubicada en Aragón
Cueva de Chaves
Cueva de Chaves
Ubicación (Aragón).

La cueva de Chaves fue un yacimiento neolítico situado en las proximidades de la localidad de Bastarás, municipio de Casbas de Huesca, provincia de Huesca, España. El yacimiento, considerado de los más importantes de España de la época junto al de la cueva de l'Or de Alicante, fue destruido de manera ilegal en 2007 por Victorino Alonso mediante unas obras que convirtieron la cueva en un abrevadero.[1]​ Había sido parte del conjunto del Arte rupestre del arco mediterráneo de la península ibérica declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1998 (ref. 874-547, 548 y 549).[2]

Descripción[editar]

La cueva de Chaves, con una superficie aproximada de 3300 m², albergaba un yacimiento arqueológico considerado como uno de los más importantes asentamientos neolíticos de la península ibérica. Dicho yacimiento fue descubierto por el arqueólogo Vicente Baldellou Martínez en la década de 1970, siendo este último el director de la excavación arqueológica. La cueva se hallaba dentro de una finca privada propiedad de la empresa Fimbas S. A. empleada como coto de caza.

Hasta el año 2007 la intervención arqueológica se había desarrollado fundamentalmente en una zona de 110 m², concretamente en una zona rectangular excavada donde eran claramente visibles los signos de intervención arqueológica. La existencia de losas de gran tonelaje en la cueva y el peligro que estas entrañaban habían impedido avanzar la investigación arqueológica en otras zonas de la cueva y las investigaciones tenían lugar anualmente en campañas de verano, a iniciativa de los arqueólogos, con la previa autorización de la Dirección General del Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón y la autorización de la empresa Fimbas.

Aunque la cueva de Chaves no había sido declarada de forma expresa como bien de interés cultural, se encontraba dentro del entorno de protección de las cuevas de Solencio I, II y III, con manifestaciones de pintura rupestre y declaradas como Bien de Interés Cultural conforme lo establecido en la Orden de 6 de octubre de 2003, del Departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón. Asimismo, la finca de Bastarás se encuentra incluida dentro del parque natural de la Sierra y Cañones de Guara y su zona periférica de protección, que a su vez son parte de la Red Natura 2000.

Destrucción y proceso judicial[editar]

En octubre de 2007 el empresario de origen leonés Victorino Alonso García, al mando de la explotación de la finca donde se encontraba la cueva, contrató la realización de unas obras en la cueva consistentes en el vaciado de sus losas y sedimentos, con el fin de nivelar el suelo de la cueva y colocar comederos y abrevaderos para la cría de cabras, así como de utilizar el material extraído para la construcción de un dique de contención de aguas cercano a la cueva. Dicha obra fue realizada sin comunicación ni autorización previa por parte del gobierno aragonés. Para la obra se empleó una retroexcavadora de gran tonelaje y se calcula que se extrajeron unos 2247 m³ de sedimentos, equivalentes a entre 3 y 4 metros de altura, depositándose estos en un barranco del entorno.

Por estos hechos, Victorino Alonso García fue condenado en noviembre de 2016 como autor de un delito sobre el patrimonio histórico a dos años y seis meses de cárcel y a abonar 25 490 805 € en concepto de indemnización al Gobierno de Aragón, debiendo Fimbas S. A. responder subsidiariamente de esta cantidad. Tras el recurso de la defensa, la Audiencia de Huesca falló en enero de 2018 reduciendo la condena de cárcel en seis meses por dilaciones indebidas en el proceso.

Referencias[editar]

  1. Sevillano, Elena G. (8 de enero de 2018). «Condenado el ‘rey de la mina’ por convertir una joya neolítica en un abrevadero de cabras». El País. Consultado el 14 de enero de 2018. 
  2. «Arte rupestre del arco mediterráneo de la Península Ibérica». UNESCO Culture Sector. Archivado desde el original el 9 de agosto de 2018. Consultado el 10 de julio de 2018. 

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]