Cuestión de Pirara

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La Cuestión de Pirara [1] [2] o Disputa del Pirara es el nombre de una disputa territorial de 33.200 km² a principios del siglo XX en lo que actualmente es parte del estado brasileño de Roraima y parte del suroeste del Territorio de Guyana (o en la Guayana Esequiba según el punto de vista venezolano).

Después del Laudo Arbitral de 1899[3] que otorgó la mayor parte del territorio Esequibo reclamado por Venezuela a la Guayana Británica, el Reino Unido propuso un nuevo laudo pero esta vez para delimitar su frontera con Brasil, en territorio del Esequibo después reclamado por Venezuela.

El Arbitraje de 1904 dividió el territorio de Pirara entre Brasil y la Guayana Británica, la parte asignada a los británicos es reclamada por Venezuela como parte de la Guayana Esequiba.

En el año de 1835 el explorador de origen alemán Robert Schomburgk estuvo en la región realizando el levantamiento de la geografía física de la Guyana Interior para el gobierno inglés y envió a Londres varios relatos contando la casi inexistencia de la soberanía portuguesa sobre el territorio de Roraima, por lo que sugirió a los ingleses que ocupasen algunas áreas con el objetivo de establecerse definitivamente.

La corte inglesa y la opinión pública expresó gran aprobación por el relato de Schomburgk y se decidió enviar un misionero protestante llamado Thomas Yound. Yound llegó a la región del Pirara y convirtió algunos indígenas a la religión protestante. También les enseñó el idioma inglés e izó el pabellón británico en suelo roraimense.

El presidente de la provincia de Pará, el general Soares de Andréia ordenó que el comandante del Fuerte de ese entonces, el capitán Ambrósio Aires y el fraile José Santos Inocentes instaran al misionero a retirarse de la región; Yound cumplió la exigencia llevándose con él a los indígenas que había evangelizado en su religión.

La tentativa de dominio de la región por parte de los ingleses no terminó ahí y a partir de 1840 comenzó una gran controversia de delimitación cuando el explorador Robert Schomburgk dibujó un mapa, que posteriormente envió a Inglaterra, que mostraba la región del Tacutu, del Mau y parte del Surumu como propiedad de tribus indígenas, el cual envió a Londres. Con este mapa Schomburgk también estableció una nueva frontera entre el Imperio del Brasil y la Guyana estableciendo como límite los ríos Cotingo y Surumu.

El mapa llamó la atención de la opinión pública británica, la cual pasó a exigir que las sugerencias cartográficas hechas por Schomburgk fueran acatadas por el gobierno inglés. En ese momento, la presencia brasileña en la región estaba en decadencia debido a la presencia de la familia real portuguesa en el sur, sin embargo el gobierno de Pará protestó en Belem ante el cónsul británico, y luego, el gobierno brasileño hizo lo mismo en Londres por medio del embajador en esa ciudad. Estas protestas hicieron desistir temporalmente al gobierno inglés de la apropiación definitiva de esas nuevas tierras. En 1842, fue recibida en Londres una recomendación brasileña para que el área en disputa (La región de Rupununi) entrara en arbitraje neutral.

El Reino Unido estuvo de acuerdo en entrar a un arbitraje, pero no renunció a sus derechos sobre la zona en disputa. Esta disputa diplomática se prolongó hasta el año de 1898, en que Brasil aceptó la propuesta de los ingleses de someter la decisión del arbitraje a un gobierno imparcial, para lo que se escogió al gobierno italiano. El abogado Joaquim Nabuco fue el defensor de los intereses brasileños ante la corte de Víctor Manuel III,[4] encargada de la decisión final. Nabuco defendió a Brasil con el argumento de la supremacía lusófona en la región que presentó en dieciocho volúmenes de material probatorio recopilado por Nabuco.

En el año de 1904[5] [3] la decisión fue tomada por el rey italiano: 19.630 km² serían entregados a Inglaterra (pasaron a ser territorios de la Guyana, hoy reclamados por Venezuela como parte de la Guayana Esequiba), y 13.570 km² fueron asignados a Brasil, estableciendo definitivamente el límite de los dos países en la región. A pesar de esto, los argumentos del gobierno brasileño, en cabeza de Nabuco no fueron en vano, pues sin esta defensa, el área perdida hubiese sido casi del doble del tamaño definitivo.

Con este arbitraje, Inglaterra obtuvo acceso a las aguas del río Amazonas por los ríos Ireng y Tacutu.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Menck, José Theodoro Mascarenhas (2009-01-01). A questão do Rio Pirara (1829-1904) (en portugués). Fundação Alexandre de Gusmão. Consultado el 2015-07-25. 
  2. Videira, Antonio Augusto Passos; Heizer, Alda (2014-04-03). Ciência, civilização e república nos trópicos (en portugués). Mauad Editora Ltda. ISBN 9788574786285. Consultado el 2015-07-25. 
  3. a b Section, Great Britain Foreign Office Historical (1920-01-01). North, Central, and South America (en inglés). H.M. Stationery Office. Consultado el 2015-07-25. 
  4. Lira, JosÉ Ferreira De (2015-05-28). Arbitragem, A JustiÇa Privada. (en portugués). Clube de Autores. Consultado el 2015-07-25. 
  5. Pinto, Luís Flodoardo Silva (2002-01-01). As missões orientais: epopéia jesuítica no sul do Brasil (en portugués). Editora AGE Ltda. ISBN 9788574971339. Consultado el 2015-07-25.