Cuerpo extraño

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Cuerpo extraño
Foreign Body.jpg
Imagen endoscópica de un cuerpo extraño gástrico (cepillo de dientes)
Especialidad medicina de emergencia
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

Un cuerpo extraño (Latín: corpus alienum) es cualquier objeto procedente de fuera del cuerpo. Es un cuerpo o partícula de origen biológico o inerte, introducido voluntaria o involuntariamente en un lugar del organismo que no le corresponde.[1]

Localización[editar]

Los cuerpos extraños más asiduos se alojan en los ojos, los oídos, la nariz, la vía respiratoria, el tubo digestivo, la vagina y las heridas.

Etiología[editar]

Pueden ser insertados, deglutidos o inhalados por niños pequeños, por adultos con enfermedades neurológicas (con trastorno de la deglución, epilepsia, traumatismos craneales o intoxicaciones que disminuyan el nivel de conciencia) o con trastornos psiquiátricos o portadores clandestinos de drogas ilegales o por ancianos con alteraciones cognitivas.

Cuadro clínico[editar]

La sintomatología depende de la estructura anatómica dañada así como del recorrido y del asiento final del cuerpo extraño, aunque a menudo solo se observe una reacción inflamatoria inespecífica.

Diagnóstico[editar]

La presencia del cuerpo extraño se reconoce, de ordinario, a través de la exploración física, de un estudio de imagen o de una exploración endoscópica. Los estudios radiológicos sirven para visualizar y localizar los cuerpos extraños metálicos y radiopacos.

Tratamiento[editar]

Una moneda en el esófago.

En general, se precisa su extracción sin demora. En caso de que el cuerpo extraño contenga mercurio o plomo, debe de ser extraído lo más pronto posible para prevenir el envenenamiento por mercurio. Las pilas alcalinas de botón contienen un 45% de hidróxido potásico y pueden perforar el tubo digestivo, por lo que tienen que ser extraídas urgentemente.

El cuerpo extraño rara vez produce la muerte. Los introducidos en el aparato digestivo, a veces se expulsa de manera espontánea, generalmente con las heces.

Prevención[editar]

Se debe de evitar que los lactantes y niños pequeños tengan acceso a objetos que pueda introducirse en la boca; y procurar que no corran, lloren o se rían con comida en la boca.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]