Cuento policíaco

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El cuento policial es un género literario que agrupa las narraciones breves de hechos ficticios o reales, o directamente con criminales y con la justicia, generalmente teniendo como tema principal la resolución de un misterio, la persecución de un delincuente, o temáticas similares. El cuento puede ser clásico o negro:

  • Clásico: Un detective sagaz se encarga de la investigación detectivesca y policial. Suelen ser crímenes con aspecto de irresolubles; con una ambientación más señorial y con una gran confianza en el pensamiento racional como método de indagación.
  • Negro: la división entre buenos y malos de los personajes se difumina.

Tipos de cuentos policiales[editar]

El cuento policíaco tiene muchos tipos o clases:

Clásico[editar]

Un difícil asesinato tiene lugar y el detective lo resuelve gracias a sus dones deductivos. Los detectives suelen ser: excéntricos, inteligentes y brillantes; se relacionan "con la alta sociedad"; y toman la investigación como un reto a la inteligencia. Son intelectuales que aplican métodos racionales, principios científicos y técnicas modernas basadas en muchos conocimientos.

Negro[editar]

El detective trabaja por un sueldo, solitario y pone en riesgo su vida. Se ven involucrados en cuestiones como zonas marginales; el detective avanza a lo brusco, lo contrario al clásico.

De problema[editar]

de suspenso[editar]

El relato se presenta en un ambiente oscuro, desconocido, peligroso y tenebroso, en donde se concretan casi siempre asesinatos en medio de la trama y dando un efecto de terror.

De giane Toti[editar]

Es un tipo de policial italiano, donde muestra nada más que asesinatos, muertes y suicidios, el detective es un principiante y el delincuente/asesino es, generalmente, un hombre que escapó de la cárcel.

para el 1 punto.[editar]

Pistas[editar]

== Escena del crimen ==.

Hipótesis[editar]

Es una teoría que realiza el investigador o algún otro personaje de la historia sobre la resolución del caso. A lo largo del caso generalmente se elaboran más de una, y pueden ser casi iguales entre sí o muy variadas. Puede que el criminal sea obvio, en ese caso se realiza un interrogatorio y sobre la base de las pistas lo puede atrapar.

Investigación[editar]

La investigación es el proceso que lleva a cabo el detective para resolver el caso. En este proceso generalmente:

  • Busca pruebas.
  • Interroga a los testigos, a los sospechosos y a la víctima.
  • Revisa la escena del crimen y los alrededores en busca de pistas.
  • Analiza las pistas.
  • Comprueba las hipótesis.
  • Resuelve el caso.

El Clásico[editar]

El cuento policíaco clásico se caracteriza por presentar un enigma. El que investiga el enigma es el detective (puede ser profesional o aficionado), que es quien reúne los indicios o pistas que permiten resolver el caso.

Uno de los cuentos policíacos más conocidos en todo el mundo son los de Arthur Conan Doyle, que tienen como protagonista a Sherlock Holmes, detective muy audaz que resuelve misterios y enigmas junto con su compañero, el doctor Watson.

Notas y referencias[editar]

Véase también[editar]