Cuando Hitler robó el conejo rosa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda


Cuando Hitler robó el conejo rosa es un libro de literatura juvenil creado por la autora alemana Judith Kerr. Tiene carácter autobiográfico y narra cómo una niña alemana de origen judío, Anna, realiza un viaje por diferentes países, huyendo de la ferocidad de los nazis, que han ganado las elecciones en Alemania. Judith Kerr obtuvo en 1974 el premio Deutscher Jugendliteraturpreis por este libro.

Argumento[editar]

Anna es una niña alemana de nueve años (doce al final de la novela), de origen judío. En los momentos en los que se narra la historia, los nazis están a punto de ganar las elecciones en su país, por lo que la familia debe huir a Suiza. La familia se compone de los padres de Anna (su padre es un prestigioso periodista muy admirado en su país, pero también muy buscado por los nazis por sus ideas políticas, abiertamente opuestas a las de los nazis) y de su hermano Max, un niño dos años mayor que ella, apasionado del fútbol y con pocas ganas de estudiar, y una niñera muy amorosa y querida en la familia, Heimpi.

En Suiza, se instalan en el Gasthof Zwirn, una humilde pensión de un pueblo cercano a Zurich. Allí, la vida en general es más bien campestre, muy distinta de la vida de ciudad de Berlín, y Anna hace amistad con Vreneli, Roesli y Franz, además de con un niño pelirrojo que parece haberse enamorado de ella, lo que durante algún tiempo le crea problemas con Vreneli, ya que ella también tenía sentimientos por aquel niño. Anna celebra su décimo cumpleaños con una fiesta muy aburrida, esto la entristece mucho ya que, al ser su primer cumpleaños de dos cifras, quería que la fiesta fuera especial, pero al final sí le parece especial. La familia de Anna se enfrenta al rechazo de los nazis hacia ellos, cuando una mujer les prohíbe a sus hijos jugar con Anna y Max debido a que ellos son judíos. Luego, la familia recibe la visita de la abuela de los niños, acompañada por su molesto perro Pumpel, visita que acaba con un triste final cuando un día Pumpel es encontrado muerto.

Pero las cosas no les van bien allí, por lo que, luego de un breve período de prueba en el que el padre y la madre deciden sólo ellos a París, dejando a los niños hospedados en el Ghastof Zwirn, durante el cual, por si fuera poco, los niños se enteran de que Hitler le ha puesto precio a la cabeza de su padre, se marchan a París. En la capital francesa, los niños no se adaptan bien al idioma: por ello, la madre contrata a mademoiselle Martel, una institutriz que les ayuda a dominar el francés. Tras algunos meses con la tutora, ambos asisten a dos colegios diferentes, y en el suyo Anna conoce a Colette, quien se convierte en su mejor amiga en Francia.

A la vez, los padres de Anna se hacen amigos de los Fernand, unos agradables franceses que les ayudan en los aspectos domésticos, puesto que la madre de Anna no está acostumbrada a llevar la casa sola y el padre tampoco les confiere mayor importancia. Anna y su madre van a visitar a la tía abuela Sarah, pariente de la madre de Anna, quién al enterarse de las dificultades económicas que enfrenta la familia, regala a Anna una buena cantidad de telas para que puedan hacerle ropa nueva a Anna, lo que disgusta al padre de Anna ya que lo ve como una señal de que son considerados pobres. Luego de celebrar el catorce de Julio, la familia va de vacaciones a Suiza, al Gasthof Zwirn; a su regreso, Anna enfrenta dificultades para que le vaya bien en los estudios, debido principalmente a su falta de dominio total del francés, esto cambia cuando adquiere el hábito de hablarlo y escribirlo con fluidez. Luego, Anna se enfrenta examen académico francés de alto nivel, logrando no sólo salir aprobada del mismo, sino también un premio del alcalde de París a raíz de que una redacción que hizo para el examen fue considerada como excepcionalmente buena. Sin embargo, a partir de entonces todo se complica: si bien Anna y Max se van adaptando progresivamente al idioma francés y progresando notablemente en sus estudios, como nadie quiere publicar los artículos del padre de Anna, este no puede ganar prácticamente nada de dinero, ocasionando que la familia pase por duros momentos económicos; el padre de Anna se ve obligado a escribir guiones de cine y a mandarlos a Inglaterra. Allí, un director acepta hacer una película sobre la base de uno de los guiones del padre de Anna, ofreciendo pagar mil libras, pero el mismo día la familia recibe el duro golpe de la muerte del tío Julius, un hombre amigo del padre de Anna que amaba los animales, y se quitó la vida tomándose un bote de pastillas para dormir, ya que un día, bajo el régimen totalitario de Hitler, le prohibieron la entrada en el zoo debido a que uno de sus parientes era judío. Además era muy querido por la familia.

La historia acaba con el viaje de la familia a Londres, en busca de un futuro mejor.

Es de lectura recomendado a partir de doce años: se propone como lectura en muchos institutos de enseñanza secundaria de España, ya que contiene interesantes referencias a hechos históricos del holocausto.