Kongō (1913)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Crucero de batalla Kongō (1913)»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Kongō
Kongo 1925-28.jpg
El Kongō entre 1925 y 1928
Banderas
Bandera del Imperio de Japón
Historial
Astillero Barrow-in-Furness, Inglaterra
Clase Kongō
Tipo Inicialmente: Crucero de batalla
Desde 1929: Acorazado
Autorizado 1909
Iniciado 1910
Botado 18 de mayo de 1912
Asignado 16 de agosto de 1913
Destino Hundido por torpedeamiento el 21 de noviembre de 1944.
Características generales
Desplazamiento • Original de 26 230 t
• Modificado 36 600 t
Eslora 222 m
Manga 31 m
Calado 9,7 m
Armamento • 8 cañones de 356 mm (4 × 2)
• 16 cañones de 152 mm (8 × 2)
• 8 cañones de 127 mm (4 × 2)
• 118 cañones automáticos de 25 mm antiaéreos
Propulsión • Turbinas de vapor
• 4 hélices de 3 palas
Velocidad 30 nudos (55 km/h)
Autonomía 9500 mn a 14 nudos
(17 600 km a 25 km/h)
Tripulación 1360
[editar datos en Wikidata]

El Kongō (金剛?) fue un buque de guerra pertenenciente a la Armada Imperial Japonesa durante la Primera y la Segunda Guerra Mundial. Fue el primer crucero de batalla de la clase Kongō y uno de los barcos más fuertemente armados de su época de construcción. Su diseñador fue el ingeniero naval británico George Thurston. Fue puesto en quilla en 1911, en Barrow-in-Furness, Reino Unido, por la Vickers Shipbuilding Company. El Kongō fue el último buque capital japonés construido fuera de Japón. Fue puesto en servicio formalmente en 1913 y patrulló frente a la costa china durante la Segunda Guerra Mundial.

El Kongō se sometió a dos reconstrucciones importantes. La primera comenzó en 1929, cuando la Armada Imperial lo reconstruyó para convertirlo en un acorazado: fortaleció su blindaje y mejoró su velocidad y potencia. En 1935, su superestructura fue completamente remodelada, su velocidad incrementada y se le equipó con catapultas de aviones e hidroflotadores. Al ser lo suficientemente rápido como para acompañar a la creciente flota de buques japoneses, el Kongō fue reclasificado como acorazado rápido. Durante la segunda guerra sino-japonesa, el Kongō operaba en la costa de China continental antes de ser desplegado en la Tercera División de Acorazados en 1941. En 1942 se embarcó como parte de la Fuerza Sur para prepararse para la batalla de Singapur.

El Kongō participó en un gran número de acciones navales en la Guerra del Pacífico durante la Segunda Guerra Mundial. Cubrió los desembarcos anfibios del ejército japonés en la Malasia británica (parte de la actual Malasia) y en las Indias Orientales Neerlandesas (actual Indonesia) en 1942, antes de enfrentarse a las fuerzas estadounidenses en la batalla de Midway y durante la Campaña de Guadalcanal. A lo largo de 1943, el Kongō permaneció principalmente en la laguna del atolón Truk (en las Islas Carolinas), el los distritos navales de Kure y Sasebo y también en las islas Lingga. Salió numerosas veces a responder los bombardeos que los portaviones estadounidenses realizaban en las bases japonesas dispersas por el Pacífico. En 1944 participó en la batalla del Mar de Filipinas y en la batalla del Golfo de Leyte, en la que hundió algunos buques norteamericanos. El Kongō fue torpedeado y hundido por el submarino USS Sealion mientras pasaba por el estrecho de Taiwán, el 21 de noviembre de 1944. Fue el único acorazado japonés hundido por un submarino durante la Segunda Guerra Mundial y el último acorazado hundido por un submarino en la historia.

Diseño y construcción[editar]

El Kongō fue el primer crucero de batalla de la clase del mismo nombre perteneciente a la Armada Imperial Japonesa, los que eran casi tan grandes, costosos y bien armados como acorazados, pero que cambiaron su blindaje por velocidades más altas. Ordenados el año 1910 por un proyecto de expansión naval, fueron diseñados por el ingeniero naval británico George Thurston.[1] Los cuatro cruceros de batalla de la clase Kongō fueron diseñados para adaptarse a las capacidades de los cruceros de las otras potencias navales de la época, de hecho, se les comparó con el acorazado británico (inicialmente turco) Plantilla:HSM. Su armamento pesado, cañones navales de 360 mm y su blindaje (que ocupaba cerca del 23,3% de sus 30 000 toneladas largas de desplazamiento), era muy superior al de cualquier otro buque capital japonés de la época.[2] [3]

La quilla del barco fue puesta en grada el 17 de enero de 1911, en Barrow-in-Furness, Reino Unido, por la Vickers Shipbuilding Company. Como aparecía en el contrato con la compañía, el primer buque de la clase fue construido en el Reino Unido, mientras que los otros se construyeron en Japón.[2] El Kongō fue botado el 18 de mayo de 1912 y trasladado a los astilleros de Portsmouth, donde comenzó a ser equipado a mediados de ese año.[3] Todas las partes usadas en su construcción fueron hechas en el Reino Unido.[2] Fue completado el 16 de abril de 1913.[2]

Armamento[editar]

La batería principal del Kongō consistió en ocho cañones navales de 360 mm montados en cuatro torretas dobles —dos a proa y dos a popa—.[1] Las torretas fueron comparadas por la Oficina de Inteligencia Naval de Estados Unidos como "similares a las torretas británicas de 380 mm",[4] pero con mejoras en la duración del flash. Cada uno de sus cañones principales podía disparar obuses de de alto poder explosivo o perforantes a una distancia de 35 km, con una velocidad de disparo cercana a dos proyectiles por minuto.[5] De acuerdo a la doctrina japonesa de desplegar buques más poderosos antes que sus enemigos, el Kongō y sus buques gemelos fueron los primeros en ser equipados con los cañones de 360 mm.[6] Sus cañones principales llevaban munición para 90 disparos, con una vida útil de aproximadamente 250 a 280 disparos.[4] En 1941 se añadieron distintos tintes al armamento perforante de los cuatro buques de la clase para distinguir los objetivos alcanzados, así, el tinte del Kongō fue de color rojo.[4]

La batería secundaria originalmente consistía en 16 cañones de 150 mm montados en casamatas individuales hacia el centro del barco,[3] ocho cañones de 74 mm y ocho tubos torpederos sumergidos de 530 mm.[1] Sus cañones de 150 mm eran capaces de disparar cinco a seis veces por minuto, con una vida útil de aproximadamente 500 disparos.[7] Estos cañones eran capaces de disparar tanto proyectiles antibuques como antiaéreos, aunque su posicionamiento hacía poco práctico este último tipo de disparo.[3] Durante su segunda reconstrucción, los viejos cañones de 74 mm fueron removidos y remplazados por ocho cañones de 130 mm. Estos cañones podían disparar de ocho a catorce veces por minuto, con una vida útil de 800 a 1500 disparos.[8] De los cañones del Kongō, los de 130 mm tenían la más amplia variedad de obuses: antiaéreos, antibuques y de iluminación.[8] El Kongō también fue armado con un gran número de ametralladoras antiaéreas de 25 mm. En octubre de 1944, el armamento secundario del buque cambió por ocho cañones de 150 mm, ocho cañones de 130 mm y 122 cañones automáticos Tipo 96 25 mm.[9]

Historia de servicio[editar]

1913-1929: Crucero de batalla[editar]

El 16 de agosto de 1913, el Kongō fue completado y asignado en la Armada Imperial Japonesa.[10] Doce días después salió de Portsmouth en dirección a Japón. Atracó en Singapur del 20 al 27 de octubre, antes de llegar al Arsenal Naval de Yokosuka el 5 de noviembre, donde fue puesto en Primera Reserva.[11] En enero de 1914 atracó en el distrito naval de Kure para chequear su armamento. El 3 de agosto de 1914, el Imperio alemán le declaró la guerra a Francia y la invadió a través de Bélgica, lo que desató el inicio de la Primera Guerra Mundial en occidente. Doce días más tarde, Japón le envió una advertencia al káiser Guillermo II para que retirase las tropas alemanas de su base es Tsingtao, China. Cuando el Imperio alemán no respondió, Japón le declaró la guerra el 23 de agosto y ocupó las antiguas posesiones alemanas en las islas Carolinas, las islas Palau y las islas Marianas.[11] El Kongō fue rápidamente desplegado al Pacífico Central para patrullar las líneas de comunicación marítimas alemanas. Regresó al puerto de Yokosuka el 12 de septiembre, y un mes después fue asignado a la 1.ª División de Acorazados. En octubre, el Kongō y su gemelo el Hiei

1929-1935: Reconstrucción en acorazado[editar]

1935-1941: Acorazado rápido[editar]

1942: Primeros servicios en la guerra[editar]

1943: Movimiento entre bases[editar]

1944: Combate y pérdida[editar]

Configuración del Kongō en 1944.

El Kongō fue diseñado por el británico George Thurston y construido entre en los astilleros Vickers Armstrong en Barrow-in-Furness, Inglaterra y bautizado con el nombre de una montaña situada en Osaka, en la provincia japonesa de Nara. El Kongō fue el primero de 4 cruceros de batalla de su clase y el único encargado a Inglaterra, sus buques gemelos que serían construidos en Japón con los planos cuasi-calcados serían el Hiei, el Kirishima y el Haruna. Al momento de entrar en servicio el Kongō fue el primer crucero de batalla del mundo armado con una artillería principal de 356 mm (14 pulg.). El Kongō fue asignado en Inglaterra el 16 de agosto de 1913 y en noviembre de ese año arribó a Japón.

El Kongō fue sometido a importantes modificaciones cuyo resultado fue ser reclasificado como acorazado. Dichas modificaciones se extendieron a toda la clase Kongō. Entre 1929 y 1931, el Kongō tuvo su primera reconstrucción como acorazado como resultado de las limitaciones de Tratado Naval de Washington, junto con los buques de su clase, renovando sus calderas, se les dotó de blindaje horizontal, ataguías y se le añadieron catapultas para tres hidroaviones Tipo 90. Posteriormente fue destinado a aguas de China y Corea.

La segunda reconstrucción se realizó entre 1935 y 1937, donde se le dotó de una potente planta propulsora que le permitió alcanzar los 30 nudos, y fue reclasificado como acorazado rápido y además su puente fue modificado al estilo pagoda, entre otras modificaciones. Terminadas estas modificaciones el Kongō volvió a aguas de la China para realizar operaciones de apoyo. Para entonces, Japón se había retirado del Tratado de Washington hacía 4 años y realizaba importantes modernizaciones a toda su flota de guerra.

Segunda Guerra Mundial[editar]

El Kongō fue asignado a la tercera división de acorazados de la Primera Flota, bajo el mando del capitán Koyanagi Tomiji junto con el resto de los buques de su clase. En noviembre las divisiones segunda y tercera fueron asignadas a la Segunda Flota bajo las órdenes del almirante Kondo Nobutake. La segunda flota fue asignada a aguas de la península de Malaya para apoyar las invasiones en Indochina a partir del 8 de diciembre de 1941, cuando habían comenzado las hostilidades con Estados Unidos, un día después del ataque a Pearl Harbor. En ese contexto buscó infructuosamente obtener contacto con la formación inglesa denominada Fuerza Z, que finalmente fue hundida por bombardero japoneses, perdiendo los británicos al HMS Prince of Wales y al HMS Repulse y un destructor.

El Kongō en 1931, después de su primera reconstrucción.

Permaneció en aguas de Indochina dando soporte a los desembarcos en el Golfo de Lingayen en Filipinas, apoyó en el desembarco en Palau y en las Indias holandesas. En febrero de 1942 arribó a la Bahía Staring, junto a la flota de Kondo, lugar de donde parten importantes operaciones de ablandamiento en las Indias orientales, las islas Christmas. Posteriormente la flota se dirigió a Camranh y posteriormente a Mako. En marzo de 1942, participó en la Incursión del Océano Índico en apoyo a la 1ª fuerza de portaaviones al mando de Chuichi Nagumo bombardeando y cañoneando el puerto de Colombo en Ceylan. Como resultado de la incursión, las fuerzas navales británicas fueron barridas del océano Índico y las tropas aliadas en Birmania quedaron sin apoyo.

En junio de ese mismo año participó en la Operación MI como parte de la 3ª división de acorazados adscrita a la 2ª fuerza de ataque que desemboca en la Batalla de Midway. En vista de los adversos resultados para los intereses japoneses, el Kongō junto a la 1ª división de acorazados recibió la orden avanzar a la máxima velocidad y cañonear la isla; sin embargo la orden fue revertida por el almirante Yamamoto y se retiró junto al resto de la flota. En agosto de 1942 mientas estaba en Kure fue dotado de un radar tipo 21 y de los nuevos proyectiles de doble propósito HE-tipo 3 Sanshikidan, el Kongō fue el primero en ser equipado con este tipo de armamento en forma experimental. Siempre como parte de la 3ª división de acorazados y como parte de la 3ª fuerza de ataque realizó operaciones en las islas Salomón cañoneando en la noche del 13 de octubre la base aérea de Herdenson Field en Guadalcanal en manos americanas junto al Haruna.

En septiembre participó en la Batalla Naval de Santa Cruz y posteriormente a mediados de noviembre en la primera y segunda Batalla Naval de Guadalcanal. En octubre de 1944 participó en la Operación Sho-I-Go (Victoria) como parte de la 1ª fuerza de ataque, denominada Fuerza A del Vice-almirante Takeo Kurita, zarpando desde Brunéi hacia las Bisayas Orientales en el archipiélago de las Filipinas. La Fuerza A en su camino recibió varios ataques de torpedo desde submarinos en el paso Palawan que causaron la pérdida de los cruceros Maya y Atago y en el mar de Visayan, el acorazado Musashi fue hundido por numerosos ataques aéreos.

Junto al Yamato, Haruna y Nagato tomó parte activa en las acciones de la batalla del Golfo de Leyte. Cañoneó al destructor americano USS Hoel (DD-533) y al portaaviones auxiliar USS Gambier Bay causándole importantes daños y que a la larga serían hundidos por la Fuerza A junto al USS Johnston. A cambio recibió daños menores por ataques aéreos provenientes de la aviación embarcada americana. La Fuerza A se retiró del escenario cuando las acciones parecían favorecer el ataque japonés sobre las fuerzas de apoyo americanas.

Hundimiento[editar]

El Kongō bajo ataque el 20 de junio de 1944, durante la batalla del Mar de Filipinas.

El 21 de noviembre de 1944, pasado la medianoche y formando parte de la 3ª división de acorazados y como parte de la 1ª fuerza de ataque es detectado por radar de superficie y luego torpedeado por el USS Sealion cuando cruzaba el estrecho de Formosa rumbo a Japón. El Kongō estaba a la cabeza de la formación junto al Nagato y Yamato, recibió tres impactos, dos de los cuales produjeron inundaciones en la sala de calderas y uno impactó a proa. Uno de los seis torpedos lanzados por el submarino hundió al destructor Urakaze.

A pesar de los daños recibidos el Kongō aún puede avanzar a 16 nudos, pero progresivamente comienza escorar y su velocidad decrece hasta detenerse totalmente casi dos horas después del ataque, su escora alcanza los 45º y finalmente da la vuelta sobre su costado, en ese instante su depósito de municiones estalla causando finalmente la pérdida de 1200 vidas. El USS Sealion es espectador del hundimiento cuando intentaba realizar un segundo ataque. Los restos del Kongō están en las coordenadas geográficas 26°09′N 121°23′E / 26.150, 121.383.

Véase también[editar]

Buques similares

Referencias[editar]

  1. a b c «Combined Fleet – Kongo class battlecruiser». Parshall, Jon; Bob Hackett, Sander Kingsepp, Allyn Nevitt. 2010. Consultado el 10 de septiembre de 2010. 
  2. a b c d Gardiner and Gray, 1980, p. 234
  3. a b c d Jackson, 2008, p. 27
  4. a b c DiGiulian, Tony (2009). «Japanese 14"/45 (35.6 cm) 41st Year Type». Navweaps.com. Consultado el 26 de febrero de 2009. 
  5. «Combined Fleet – 14"/45 Naval Gun». Parshall, Jon; Bob Hackett, Sander Kingsepp, and Allyn Nevitt. 2010. Consultado el 11 de febrero de 2009. 
  6. Jackson, 2000, p. 48
  7. DiGiulian, Tony (2010). «Japanese 6"/50». Navweaps.com. Consultado el 26 de febrero de 2009. 
  8. a b DiGiulian, Tony (2008). «Japanese 5"/40». Navweaps.com. Consultado el 26 de febrero de 2009. 
  9. Stille, 2008, p. 16
  10. Stille, 2008, p. 14
  11. a b Error en la cita: Etiqueta <ref> inválida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas cfrecord

Enlaces externos[editar]