Reina Regente (1888)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Crucero Reina Regente (1888)»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Reina Regente
El crucero protegido Reina Regente.jpg
Crucero protegido Reina Regente.
Banderas
España monárquica antes de 1931
Historial
Astillero James & George Thompson
Clydebank, Escocia
Clase Clase Reina Regente
Tipo Crucero protegido
Autorizado mayo de 1886
Iniciado 20 de junio de 1886
Botado 24 de febrero de 1887
Asignado 1 de enero de 1888
Baja 10 de marzo de 1895
Destino Hundido durante un temporal
Características generales
Desplazamiento 4664 t
5620 t apc
Eslora 97,3 m
Manga 15,4 m
Puntal 8,92 m
Calado 5,9 m
Blindaje Cubierta:
• 50 mm en la parte alta
• 75 mm en la zona inclinada
• 90 a 125 mm en calderas, máquinas y pañoles
Armamento • 4 cañones González Hontoria de 240 mm
• 6 cañones González Hontoria de 120 mm
• 6 cañones Nordenfelt de 57 mm
• 2 ametralladoras
• 5 tubos lanzatorpedos
Propulsión • 2 máquinas horizontales Thompson de triple expansión
• 4 calderas
• 2 hélices
Potencia 11 598 CV a tiro forzado
Velocidad 20 nudos
Tripulación 420 hombres
[editar datos en Wikidata]

El Reina Regente fue un crucero protegido construido por la ingeniería naval militar en España para la Armada en los astilleros de Thompson - Clydebank. Fue un barco pionero en muchos sentidos, pero el conjunto resultante no funcionó bien.

Historial[editar]

Perfil del Reina Regente con su aspecto en 1890.

Fue el primer crucero español de moderna factura del que dispuso la España de la Restauración, teniendo como armamento principal cuatro piezas individuales González Hontoria de 240 mm, lo que posiblemente, acabó costando su hundimiento al comprometer el peso de estas piezas en comparación con su desplazamiento la estabilidad del buque.

En septiembre de 1892, acudió a Génova como parte de la Escuadra de Instrucción para asistir a los actos del IV Centenario del Descubrimiento de América. En abril de 1893 partió hacia La Habana, donde recogió una réplica de la nao Santa María, para remolcarla hasta Hampton Roads, donde ambos buques participaron en una revista naval internacional.

Hundimiento del Reina Regente[editar]

El 9 de marzo de 1895 zarpó de Cádiz hacia Tánger el Reina Regente, en lo que sería su última misión, devolver la embajada del Sultán a Marruecos, cosa que realizó. El día siguiente amaneció con fuerte viento, cielo muy nublado y mar picado, pero su comandante, el capitán de navío Francisco Sanz de Andino, deseaba regresar de inmediato para poder acudir al día siguiente a la botadura del crucero acorazado Carlos V. Ya en aguas del estrecho, se vio parar al Regente y luego dar grandes bandazos en medio del temporal de fuertes vientos del S.O. En los días siguientes se emprendió la búsqueda con la esperanza de encontrarlo resguardado en algún puerto africano, pero la desgracia se confirmó días después, al encontrarse en las playas de Tarifa y Algeciras algunos restos del naufragio. Sus 420 tripulantes desaparecieron con el buque y sólo se salvó un marinero que quedó borracho en Tánger.[1]​ Una de las mayores pérdidas de vidas humanas en la Armada, con la excepción del hundimiento del crucero Baleares y donde está en primera fila en número de víctimas el Castillo de Olite con alrededor de 1476 personas fallecidas en el hundimiento.

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

  • Gil Hondurilla, Joaquín. El Crucero Reina Regente. ISBN 84-933793-1-X. 
  • Coello, Juan Luis; Rodríguez, Agustín R. Buques de la Armada Española a través de la fotografía (1849-1900). ISBN 84-95088-37-1. 

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]