Baleares (crucero)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Crucero Baleares»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Baleares
Crucero Baleares (1936).jpg
El crucero pesado Baleares
Banderas
Zona sublevada
Historial
Astillero SECN Ferrol
Clase Clase Canarias
Tipo Crucero pesado
Iniciado 15 de agosto de 1928
Botado 20 de abril de 1932[1]
Asignado 28 de diciembre de 1936
Baja 6 de marzo de 1938
Destino Hundido en la Batalla del Cabo de Palos
Características generales
Desplazamiento • 10 000 t estándar
• 13 283 t a.p.c.
Eslora 193,90 m
Manga 19,52 m
Puntal 12,57 m
Calado 6,51 m
Blindaje • Cinturón blindado: 50 mm - 110 mm
• Cubierta: 25 - 110 mm
• Torres: 25 mm
Armamento • 8 cañones SECN de 203 mm en 4 torres
• 8 cañones de 120 mm, 4 por banda
• 12 tubos lanzatorpedos de 533 mm, 6 por banda
Propulsión • 8 calderas Yarrow
• 4 turbinas Parsons
• 4 hélices
Potencia 90 000 cv
Velocidad 33 nudos
Autonomía • 8000 millas a 15 nudos
• 4000 millas a 25 nudos
• 1235 millas a 33 nudos
Tripulación 800 hombres
Equipamiento aeronaves previstas 2 catapultas no instaladas
[editar datos en Wikidata]

El Baleares fue un crucero pesado de la Marina Española que formó parte de la Armada franquista durante la Guerra Civil Española. Era gemelo del Canarias, con el que conformaba la Clase Canarias. Los buques de esta clase eran en realidad una versión mejorada de la británica clase County. Resultó hundido durante la Batalla del Cabo de Palos, en marzo de 1938, tras ser torpedeado por destructores de la Armada republicana.

Construcción y características[editar]

Ordenada su construcción durante la dictadura del general Miguel Primo de Rivera, el Baleares fue puesto en grada el 15 de agosto de 1928 y su botadura tuvo lugar el 20 de abril de 1932. El navío fue construido por la Sociedad Española de Construcción Naval (SECN), que era una empresa subsidiaria de matriz británica Vickers-Armstrong. Es por esto que la SECN basara su diseño en los cruceros de la Clase County de la Royal Navy. La proclamación de la Segunda República en 1931 y las posteriores revisiones del programa de construcción de Primo de Rivera provocaron un considerable retraso en la construcción del buque. En julio de 1936, el Baleares todavía se hallaba amarrado en el puerto e incompleto.

Además de los planes originales, también estuvo prevista la instalación de dos catapultas equipadas con aviones Hawker Osprey, que serían modificados como hidroaviones. Sin embargo, el proyecto no llegó a prosperar.

Historial de operaciones[editar]

Poco después del inicio de la Guerra Civil Española, entró en servicio, encontrándose aún incompleto en diciembre de 1936, sin tener instalada todavía su cuarta torre de artillería. La torreta fue finalmente instalada durante el verano de 1937.[2]

En febrero de 1937, participa junto con los cruceros Canarias y Almirante Cervera en la batalla de Málaga. Bombardea a civiles que huían por la única salida del cerco de la ciudad -la carretera costera de Málaga a Almería- en el triste episodio que se conocerá como "La Desbandá" o la Masacre de la carretera Málaga-Almería. A pesar de todos los esfuerzos de Franco por ocultar lo acontecido, el médico canadiense Norman Bethune consiguió captar fotografías y narró su experiencia en The New York Times : “Contamos al menos 5.000 niños menores de diez años, miles de ellos descalzos… Decidimos volvernos y empezar a transportarlos para ponerlos a salvo” .[3] Se calcula que, junto con el resto de unidades, causó más de 3.000 víctimas civiles .[4]

Al amanecer del 25 de mayo de 1937, mientras escoltaba un petrolero entre la niebla, pasó entre los dos destructores republicanos de vanguardia y el grueso de la flota republicana, formada por dos cruceros y seis destructores, detectando sólo los primeros, a los que disparó sin consecuencias. El 12 de julio de 1937, frente a Valencia, se encontró con seis destructores republicanos que escoltaban dos mercantes, entablándose un corto combate.

En la mañana del 7 de septiembre de 1937, detectó cuatro mercantes republicanos escoltados por los cruceros Libertad y Méndez Núñez y seis destructores, frente al cabo Cherchell, en Argelia. Se entabló un desigual combate y logró alcanzar al Libertad, pero a su vez fue tocado por los disparos de éste, lo que produjo un peligroso incendio en el pañol de munición de 120 mm; a pesar de lo cual, consiguió que el convoy no llegase a la España republicana. Durante la batalla dos cargueros republicanos cambiaron de rumbo hacia el sur y encallaron cerca de Cabo Cherchel. Uno de ellos se perdió, mientras que el otro fue rescatado e internado por las autoridades francesas.[5]

La noche del 5 al 6 de marzo de 1938 el Baleares junto a su gemelo el Canarias y el crucero Almirante Cervera participaron en la protección de un convoy procedente de Italia. La flota franquista se encontró inesperadamente con la Armada republicana, entablándose un combate entre ambas flotas que pasaría a ser conocido como la batalla del Cabo de Palos. Hacia las 02:20 del 6 marzo, varios torpedos, posiblemente procedentes del destructor Lepanto, alcanzaron la zona central y el depósito de municiones del Baleares, causando importantes daños. Los daños fueron tan graves que provocaron el hundimiento del barco, que se empezó a hundir por la proa. Los destructores ingleses HMS Boreas y HMS Kempenfelt acudieron a ayudar al salvamento de los náufragos.[6] Rescataron a 435 hombres; otros 786 murieron o desaparecieron. El Contralmirante, Manuel Vierna Belando, y el comandante del navío, Isidro Fontenla Maristany, se encontraban entre los fallecidos.[7]

Durante el salvamento, aviones republicanos bombardearon los destructores ingleses, creyendo erróneamente que se trataba del Baleares, causándoles un muerto y cuatro heridos en el Boreas.[8]

En el cine[editar]

En 1940 se estrenó la película El Crucero Baleares, dirigida por Enrique del Campo y de marcado carácter propagandista.[9] Sin embargo, la película no consiguió el visto bueno de la armada; a sus requerimientos, para 1948 todas las copias existentes habían sido destruidas.[9]

Monumentos[editar]

 El monumento a los fallecidos en el Baleares, en Palma de Mallorca. Fotografía anterior a la reforma realizada en 2010 para adaptarse a la Ley de Memoria Histórica de España.
El monumento a los fallecidos en el Baleares, en Palma de Mallorca. Fotografía anterior a la reforma realizada en 2010 para adaptarse a la Ley de Memoria Histórica de España.

En Palma de Mallorca (Islas Baleares) se erigió un monumento en memoria de los fallecidos durante el hundimiento del buque. En la localidad vasca de Ondárroa, de donde procedían medio centenar de tripulantes, se levantaron dos monumentos en su honor, uno sobre el puerto y otro en el cementerio.

También se levantaron monumentos en Llerena (Badajoz), en el Museo Naval de Madrid, en San Sebastián y en Algeciras.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Botadura del crucero Baleares». ABC: 1. 23 de abril de 1932.  |obra= y |publicación= redundantes (ayuda)
  2. Aguilera, 1968, p. 95.
  3. http://laopiniondemalaga.es/especiales/ladesbanda/#quepaso
  4. Preston, Paul (2011). «5». El holocausto español. DEBATE. p. 252. 
  5. Alonso, 2006, pp. 81-82.
  6. Alpert, 1987, pp. 336-337.
  7. Alpert, 1987, pp. 334-335.
  8. «Combate del Cabo de Palos (6 de marzo de 1938)». Revista naval. 
  9. a b (Bentley, 2008, pp. 85-86)

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]