Croqueta

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Plato de croquetas con ensalada
Croqueta casera
Croqueta de forma redonda.
Croquetas crujientes de Jamón y Cecina, las de jamón en forma de cubo y las de cecina redondas, servidas calientes sobre papel absorbente.

La croqueta es una porción de masa hecha con un picadillo de diversos ingredientes, la cual ligada con bechamel se reboza en huevo y pan rallado, y por último se fríe en aceite abundante.[1]​ Suele tener forma redonda u ovalada.

Preparación[editar]

La base de las croquetas[2]​ suele ser de bechamel, que siempre se mezcla con otros ingredientes en cantidad abundante, típicamente trocitos de jamón, pollo picado o pescado, y a menudo, además, con algunas verduras hervidas y aplastadas con un tenedor. Se pueden hacer croquetas de cualquier ingrediente o cualquier mezcla de ellos: espinacas con pasas, jamón cocido, cecina, queso, gambas...

Primero, hay que cocinar el ingrediente o los ingredientes principales de la croqueta, por ejemplo el pollo y las verduras. Seguidamente se mezcla con jamón picado o cecina y una bechamel espesa, que a continuación se deja enfriar. Se toman porciones (una cucharada sopera, aproximadamente) de pasta y se les da forma, a menudo ovalada, rodándola entre las dos manos o con la ayuda de dos cucharas. [3]

A veces, pero no siempre, se enharinan primero y se sacude la harina sobrante. Se bañan en huevo batido y se cubren siempre generosamente con pan rallado. Después se fríen en una sartén con abundante aceite muy caliente, hasta que estén doradas. Finalmente se escurre el aceite sobrante sobre una rejilla o sobre papel absorbente.

El aceite debe ser abundante y estar muy caliente para que se forme una capa fina e impermeable a su alrededor, de manera que no entre aceite en el interior pero el exterior sea crujiente. Las croquetas se pueden conservar en el congelador, bien sea antes o después de fritas.

Origen[editar]

El origen de la elaboración de las croquetas se localiza en España. Se tiene constancia de que el cocinero francés Antonin Carême, conocido como el “rey de los chefs y el chef de los reyes”, fue quien las introdujo en las cocinas nobles entre mediados del siglo XVIII y principios del XIX tras haberlas servido en uno de sus banquetes bajo el nombre de croquettes à la royale.

Una de las curiosidades es su origen etimológico, ya que proviene de la palabra francesa croquer, que significa crujir y de su diminutivo, “croquette”.

Este plato nace en una época de hambruna en la que la harina era abundante. Se elaboraban para aprovechar la carne sobrante de los cocidos y estofados.

Variantes[editar]

Existen diferentes variantes de las croquetas dependiendo del contenido, que suele consistir en taquitos de jamón, bacalao, etc. son conocidas en gran parte del mundo y casi cualquier gastronomía tiene alguna variante: en la cocina japonesa se denominan Korokke (コロッケ), en la cocina neerlandesa kroket. En la cocina alemana, la cocina italiana y la belga son muy populares las de patata. También se hacen croquetas sin bechamel, usándose en estos casos otras masas tales como patata hervida, boniato, arroz.

En Argentina una preparación que a veces se confunde con la de la torrija es la de croqueta. En efecto, en Argentina se llaman croquetas (por lo crocantes) a unos bollos casi al modo de albóndigas fritas preparados con arroz o con acelga o espinacas previamente hervidos y luego aglutinados con huevo batido antes de ser fritos en una sartén. Suelen ser parte del plato principal, siendo frecuentemente acompañadas con ensaladas.

Reconocimiento[editar]

El 16 de enero se celebra el "Día Internacional de la croqueta" [4]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Diccionario de la Lengua Española (2019), s. v. croqueta
  2. «Historia de las croquetas». Consultado el 14 de agosto de 2018. 
  3. «Propiedades nutricionales de las croquetas». Consultado el 1 de septiembre de 2015. 
  4. -Día internacional de la Croqueta www.diariodejerez.es

Enlaces externos[editar]